Las pastas y dulces de La Signoria

1032

lasignoria
por Mariana y punto

Conocía de pasada este restorán porque está casi en la esquina de Bellavista con Loreto; tiene pinta más de salón de té, me parecía, y de hecho sabía que uno de mis dulces favoritos (sfoglia, una especie de masa de palmera pero más blanda, rellena de chocolate o crema pastelera, y que venden en el Mesié Quiltro y en el Diván) lo hacían ahí.

Hasta que con mi amiga carodu se nos ocurrió ir a probar sus pastas un día domingo a la hora de almuerzo. El mesero, muy amable e histriónico, nos convenció de tomar un jugo de piña-albahaca (tenía razón: era muy rico, y además el local no tiene patente de alcoholes); después seguimos con unas muy ricas y necesarias bruschettas (tostadas con tomate, aceite de oliva y, en este caso, berenjenas), para terminar con las pastas como plato de fondo.

La carta del día estaba anotada en una libreta, por lo que me imagino que la van cambiando, pero ese día elegimos unos ravioles de betarraga con salsa de nuez y roquefort (fabulosos), y unos sorrentinos de alcachofa y prosciutto (muy ricos, aunque menos impactantes que los ravioles).

Me quedé con muchas ganas de volver a probar la lasagna y otras pastas, y también recomiendan mucho los pasteles y dulces, aunque difícilmente pueda evitar no volver a caer en la sfoglia para el momento del postre. Para quienes no conciban almorzar sin una copa de vino, en los comentarios de TripAdvisor leí que puedes llevar tu propia botella y pagar 3 lucas por el descorche.

La Signoria está en Bellavista 211, tel. 2 813 65 91.

21 COMENTARIOS

  1. Recuerdo que fue hace mas de tres años (no recuerdo hace cuanto tiempo atras) ya escribieron sobre este lugar… por ustedes llegue y desde ese momento lo frecuento
    cuando hablaron del lugar no dieron nombre sino que dieron las indicaciones precisas y exacta de como ubicarlo… es bueno refrescar la memoria…. pero este es un post repetido y fome no como el anterior.
    igual siguen en mi rutina.. y como las adoro tenia q decirlo

  2. Yo fui, entré, me senté, esperé varios minutos, al menos unos 10, nadie se acercó pesé a que nos vieron llegar y sentarnos, así que luego de unos minutos nos fuimos…. ni nos pescaron… Ni siquiera un “hola, los atendemos luego”…

Dejar una respuesta