¿Hasta cuándo usamos el concepto de mejor amig@?

1025

amigos
por magdalena

A veces me da risa cuando hablo de mi mejor amiga o mi mejor amigo, porque nunca pensé que después de los 30 seguiría usando esa expresión. Y es que, aunque por un lado me suena a concepto infantil, no puedo dejar de nombrar así a quienes son para mí esas personas, y cuando se las presento a alguien más, muchas veces digo su nombre y agrego que son mis mejores amigos.

Eso sí, creo que hay grandes diferencias entre el mejor amigo y la mejor amiga. Desde mi punto de vista la mejor amiga cuando uno ya es adulta no es como la de adolescencia, porque no sólo es la compañera de carretes u horas eternas por teléfono, sino que es alguien que simplemente está ahí, y yo me siento muy muy afortunada de contar con esa persona, con la que además te conoces tanto que ya le sabes perfecto los gustos, las mañas, los momentos en que necesita más apoyo, cuándo dar o no dar consejos, etc. Y claro, cuando son amigas hace muchos años, están las mil historias compartidas, lo que es muy rico, porque es como tener un testigo de tu vida: de los momentos buenos, malos, las patinadas, las épocas que borrarías, las buenas y malas noticias, los pololeos, separaciones, vacaciones, fin de las pegas, nacimiento de los hijos, etc.

Yo por mi parte nunca me he considerado una gran amiga, por eso me sorprendo mucho de lo incondicionales que son conmigo. No soy muy buena para llamar para preguntar cómo están, y hablo muchísimo de mí misma y mis problemas -mega latera- además a veces no pesco mucho sus cumpleaños, no le achunto con los regalos, no soy buena acompañando en los momentos malos, soy mamona con mis parejas y a veces prefiero quedarme regaloneando que acompañar a un carrete, pero es muy muy bacán sentir que igual me quieren así, aunque esté llena de pifias.

Respecto del mejor amigo, nunca tuve uno hasta pasados los 30. Antes tuve algunos amigos hombres, pero supongo que estar en un colegio femenino y estudiar una carrera en que la gran mayoría eran mujeres, no permitieron que tuviese tanto contacto con hombres como para tener un amigo íntimo. Pero hace unos años en el trabajo conocí a mi gran gran amigo, a quien había visto mil veces, porque estudiaba lo mismo que yo, pero con quien nunca había coincidido (de hecho él no sabía de mi existencia). Y aunque lo adoro con todo mi corazón, la relación que tenemos no tiene nada que ver con la que tengo con mis amigas. De hecho lo siento mucho más como un hermano mayor (que nunca tuve), porque nos hueviamos mutuamente todo el tiempo, pero a la vez me cuida y me regalonea. Es gay, así que nada de sentimientos románticos de por medio.

Supongo que este post es para darles las gracias por ser tan cariñosos conmigo, por hacerme sentir tan afortunada y porque mi vida sería mucho más triste si no los tuviera cerca. Me encanta que después de los 30 pueda seguir hablando de mis mejores amigos, presentarlos así con la gente nueva y que hasta mis hijas sepan quiénes son los que ocupan ese rol para mí.

8 COMENTARIOS

  1. En cortito no tengo certeza de quien es mi mejor amigo o amiga. Si tengo amigos y los trato como tales, con cariño, respeto y trato de darles el tiempo que merece toda relacion humana. La verdad siento poca o nula diferencia entre amistad con hombres o mujeres, al final me hago amigo de la persona, y si hay confianza con esa persona le puedo contar lo que me alegra el dia, lo que me da miedo, lo que me angustia, tirarle la talla, hablar de quien me gusta, y uso los mismos garabatos, digo las mismas tonteras y trato de ser el mismo con mis amigos en gral, sean hombres o mujeres y si a alguien no le gusta como soy facil, esa persona no es mi amiga. Y mis amigos actuales en mi vida son de hace como 16 años atras, hombres o mujeres y los he conocido por distintos circulos sociales. y son pocos los amigos amigos, no creo que superen las 10 personas tal vez

  2. Yo no tengo mejores amigos/as……a veces me hacen falta. En el colegio tenía a mi mejor amiga, pero la vida nos ha cambiado y aunque mantenemos contacto, siento que ya no la conozco y que no es alguien a quien pueda confiar TODAS mis cosas….es una persona muy distinta a mi y ya no hay esa cosa de piel, no sabemos ni que conversar cuando nos vemos!

    Voy encontrando amigas en mis trabajos por ejemplo, pero si dejo de trabajar en el mismo lugar que ellas, no hay mucho que nos una

  3. Yo tengo mi mejor amiga de toda la vida, éramos prácticamente siamesas, en verdad el complemento perfecto. Pero hemos tomado caminos tan distintos que ya ni nos vemos, nuestros gustos son opuestos, lo que lo dificulta aún más porque no nos llama la atención hacer las mismas cosas. Hemos tenido hasta conversaciones casi que de terapia de pareja, como para buscar hacer algo en común, pero me da lata tener que forzar nuestra amistad que siempre había sido espontánea, onda “meant to be”. Yo voy a sus cosas y ella va a las mías, pero siempre hay una que no está cómoda, como que no es su espacio. Es triste pensar que ya no podemos ser las partners que éramos antes. De todas maneras yo la amo, la banco al infinito y la seguiré presentando como mi mejor amiga siempre, porque en el fondo sé que cuento con ella aquí y en la quebrá del ají.

  4. Que penita las historias de arriba, yo sí tengo a mi mejor amiga de la vida, la adoro, amo su patio, me iría a vivir ahí y adoro a toda su familia. Tenemos 30 y 27 y aún nos tiramos a la cama a ver películas y a comer cochinadas y hablar estupideces como siempre o temas más inteligentes a veces… tenemos conversaciones serias, muy serias sobre gases y cosas asquerosas. Quizás ya no tenemos los mismos gustos u opiniones sobre muchos temas, ambas crecimos, pero hay respeto por los espacios y personalidad de la otra. Es lo bonito! Te quiero Robert!

  5. Tengo mi mejor amiga de la vida, no me imagino sin ella en verdad, no tenemos memoria de cuándo nos conocemos, porque nacimos con 3 días de diferencia, ella un 19 y yo el 23 de octubre, fuimos vecinas, nuestras familias son amigas, entonces pasamos toda la infancia juntas, yo no tengo hermanas pero ella es mi hermana de la vida!! Se llama Karin y yo Karina, fuimos amigas desde guaguas, fuimos al colegio juntas, de kinder a 4 medio, después nos separamos porque nos fuimos a estudiar a ciudades distintas, pero siempre estuvimos en contacto por msn y cada fin de semana largo batíamos la legua, nos íbamos a ver a las ciudades donde vivíamos y ahora vivimos relativamente cerca, ella en Til Til y yo en Santiago, siempre inventamos panoramas y la pasamos súper. Aunque no nos vemos con la frecuencia de antes, aún somos muy parthners, incluimos a mi marido y a su pololo y lo pasamos la raja juntos. Aún tenemos largas conversaciones y nos reímos de las miles de historias en común que tenemos, ya son 32 años de amistad!! Es mi madrina de matrimonio, ella estaba tan feliz cuando me casé!!! para mí es familia.
    Qué pena leer los comentarios de más arriba 🙁 yo sé lo que es tener una mejor amiga y nunca voy a dejar de decirle así, porque eso somos.

      • De entrada no concuerdo que hablar de “mejor amiga”sea infantil, mi mamá tiene 70 años y tiene su mejor amiga, con todas sus letras.
        Con mi mejor amiga también fuimos vecinas, compañeras de colegio y nacimos con pocos dias de diferencia… de hecho nuestras mamás se conocieron porque llegaron a vivir al mismo lugar y como estaban embarazadas se dio la amistad entre ellas y por añadidura nos criaron juntas… sus hermanos son como mis propios hermanos.
        Ahora con familias, hijos y trabajos nos vemos menos, no hablamos casi por telefono porque yo tengo fobia a hablar por telefono, pero siempre sabemos lo que le pasa a la otra y sabemos que si algo heavy viene la otra va a estar ahi.
        Encontre tan triste el tono del post, mega egoista.. agradecer porque se recibe cariño pero sin corresponderlo… lo encuentro tan egoista que ni lo mencionaría.

  6. Yo tengo mi muy mejor amiga, hace ya 20 años, mi socita, nos conocimos en liceo y desde ahí hemos pasado bastantes cosas y aunque hemos vivido en distintas ciudades igual no hemos perdido el contacto. Obviamente ya no nos vemos tan seguido como antes, pero cuando nos juntamos lo pasamos la raja, aunque sea solo viendo a nuestros hijos jugar. Me siento afortunada de tenerla a mi lado, ella estuvo en mi matrimonio, nacimiento de mis hijos y en todos los momentos importantes y yo igualmente, en los de ella.

Dejar una respuesta