Alguna vez fui un machito cazador

1817

image
por Francisco Rojas, Observatorio Contra el Acoso Callejero

Era fácil. Cosa de repetir e insistir, en algún momento algo bueno tenía que ocurrir. Hacer una tarea tan burda tenía que tener algún sentido. Con el tiempo, algo no me fue haciendo sentido, algo entre lo enseñado y lo practicado fallaba. Quizás el problema era yo, por no ser lo suficientemente hombre, pero a mis amigos -bastante más machitos que yo, porque jugaban a la lucha libre y eran campeones para la pelota- tampoco parecía resultarles. Sin embargo, ellos no se veían contrariados. Es más, parecían disfrutarlo, como si se tratase más de un juego de niños que del intento de agradar a una niña al decirle un comentario al aire.

Eran tiempos de ser jóvenes y estúpidos, bastante estúpidos. Más aún cuando se trataba de mujeres. Era difícil saber qué hacer, así que había que echar mano a lo que tenías más cerca: tus amigos, tan perdidos como tú. Y todo terminaba en un montón de teorías y mitos, basados en el consumo cultural: películas, series de televisión, libros, juegos y algún consejo trasnochado del tío de alguien. Todo parecía reducirse a decirle cosas bonitas a una mujer y tomar lo que quisieras cuando ella “pareciera ceder”. Suena fuerte, pero así es.

Todos los consejos de seducción que recibí en mi adolescencia apuntaban a lo mismo: “atontar y tomar”, cual cazador con su presa. “Le robai un beso”, en una acto de dominación y salvajismo. “Tómala cerca y cuando dude, te la agarrai”, donde importaba poco el otro (u otra). “Y cuando esté media curá, te la llevai a la pieza”, porque tú eres el cazador, nadie le pregunta a la presa su opinión.

Parecía que hacíamos lo correcto: era lo que nos habían enseñado. Aún así, todo era muy confuso, considerando que, además, muchas veces la cacería resultaba en fracasos. “Voy al baño y vuelvo”, podía ser el más doloroso de ellos, porque era el más rotundo NO que podíamos recibir. Al parecer, lo que nos habían enseñado no era del agrado de ellas. Nos consolábamos repitiendo que les gustaba hacerse las difíciles. Hasta que en un momento decidí abandonar a los viejos maestros y cruzar la vereda. Por suerte, con tantos fallos también había aprendido a hacer amigas.

Lo más interesante que descubrí es que ellas tampoco tenían muy claro cómo era la cosa. Al parecer, su rol de presa nunca las tenía muy cómodas. También había muchas incongruencias en lo que ellas aprendían. Una situación llamó en especial mi atención: hay cosas que a ellas les molestan. Era increíble, me di cuenta que ser insistente no era la puerta de entrada correcta a nada. Seguirlas por la discoteque parecía tener el efecto contrario del que buscábamos. A veces, simplemente, y a pesar de lo que creíamos, no querían ser joteadas o estar con un hombre, se bastaban con ellas mismas o estando con sus amigas.

De un momento a otro, entendí que “la presa” también era una persona. Ellas no estaban y no están allí para nosotros, a pesar de lo que creíamos y siguen creyendo algunos machos. Sin embargo, todo el mundo -incluso ellas mismas- repiten constantemente que sí, hasta el punto de ceder por obligación o bancarse el mal rato para callado. La presa es una persona, así ya no es tan bonito ser un cazador.

26 COMENTARIOS

  1. eeem y llegaste hasta adulto pensando en burradas como que una mujer es una presa?, que debes acosarla? que es bueno aprovecharte de una mujer cuando esta borracha lo que en otros paises es un delito. Al menos supongo que hoy eres un poco menos saco de weas, pero personajes como tu denigran mi genero. Yo jamas he sido conquistador, creyendo que el mundo esta ahi para que yo lo pisotee y lo consuma y nunca he pensado en las personas como objetos desechables, que pena la cantidad de mujeres traumadas que debes haber dejado en el camino, llenas de odio y rencor con los hombres por pelotud0s como lo fuiste tu. La verdad da verguenza ajena leer algo como esto, es como el tipico relato del perro zorron, y lo mas triste de todo que existen tantos especimenes asi. Ademas hablaste solo del pasado y lo penca que eras, no me queda claro que tipo de relacion tienes hoy en dia con las mujeres y si realmente aprendiste como tratarlas

    • que bueno! me alegro mucho por ti, no todos nacimos entendiendo el patriarcado, ni cuestionandonos el modelo heretonormalista heredado. Algunos aprendimos en el camino, entendimos lo enfermo que es todo, hemos cambiado y tenemos la capacidad de entender que seguiremos errando, estudiando y aprendiendo y cada vez que se pueda, enseñar a los demás de nuestra experiencia, tu sigue siendo un ejemplo de todo, yo no soy ejemplo de nadie.

      un abrazo.

      • Quizas de niño aprendiste que robar era choro y de pailon te diste cuenta que estaba mal, quieres un trofeo por eso?
        Tal vez tus padres te enseñaron a golpear a tu pareja o humillarla en publico y a los 40 cachaste que eso estaba mal, quieres un aplauso por tu cambio?
        O simplemente pasaste su vida buscando “presas” faciles porque no eras suficientemente hombre para vertelas con una mujer sobria y en sus cinco sentidos, preferias alguien vulnerable, que pudieras abusar facilmente de ella y ser el “campeon” porque te acostaste con alguien que buena y sana JAMAS hubiera salido con un cretino como tu. Y ahora de adulto eres distinto. Realmente crees que mereces aplausos, como no te das cuenta en el fondo que fuiste un ser despreciable y miembro de un monton de ratas que tratan mal a las mujeres, las humillan, las maltratan, abusan sexualmente de ellas cuando estan borrachas digno para ir a la carcel y ahora vienes y publicas eso como para ser “oh mirenme soy tan bueno” que facil es ganarse el publico asi. Pa la otra cuenta que de hasta hace un año toqueteabas a las escolares y que como cambiaste ahora vengan las gatitas a ti a aplaudir la gran evolucion.

        La verdad me quedan las serias dudas si respetas a las mujeres como estrategia para conquistarlas o si realmente te averguenzas de quien fuiste y que no hay nada que justifique lo que paso y que aceptas las criticas a lo que fuiste sin intentar buscar excusas baratas.

        Fuiste despreciable, y no, ni de lejos todos los hombres nacimos siendo asquerosas ratas que maltratan a las mujeres, y no hay merito alguno en tratar con respeto a las mujeres, es LO MINIMO, osea si tu no golpeas o matas a los homosexuales debemos ponerte en un pulpito? Hiciste cosas rancias a morir y toda critica tomatela tal cual, no justifiques tus actos, nada justifica que abuses sexualmente de alguien borracho, nada justifica que vieras a las mujeres como presas y como vulgar jote las persiguieras e incomodaras una y otra vez sin respetar su metro cuadrado. Yo no soy nadie digno de aplausos, simplemente soy parte de los hombres que desde chicos aprendi a respetar al resto y eso no me convierte en ningun super heroe, osea si no robo me tienen que poner en un altar anda!

        • La verdad es que por suerte entendí esto a los 20, no alcanze a violar a nadie (y efectivamente concuerdo contigo en que la lógica del macho cazador es parte de una cultura de la violación) y si bien la columna es un relato sobre mi experiencia asumes caí en las dinámicas señaladas. Las interesante es que te construiste de mi todo un imaginario de flaite, zorron, violador y un montón de atrocidades que no tienen sustento, no sobre mi relato al menos. (Aunque sí sobre la cultura de violación imperante)

          También es singular que intentes capitalizar en ti el ideario de igualdad en lugar de eso, aporta y aconseja, ahora sólo leo reproches, si de verdad te interesa ayudar, te invito a un café, conversamos, escribes algo o me ayudas a entender como poder educar al respecto, por que efectivamente aún hay machitos cazadores dando vuelta, que nunca entendieron y creo que es más importante empujarlos a una nueva conciencia de respeto, que putearlos por lo que ya han hecho.

        • Amigo macho beta no entendió nada. Cuéntame de tu crianza, de tus amigos, de tu círculo.
          He ahondado y convivido con diversos grupos de personas de distintas clases sociales y enseñanzas, y el macho cazador lo he encontrado en todos lados, incluyéndome. La mayor parte que deja de seguir este modelo de patriarcado lo hace en el camino, creciendo y dándose cuenta que todos somos personas y nadie debe “cazar” al otro (tanto hombres e incluso, algunas mujeres, que también crecen en un medio donde el esperar ser cazadas es una manera de “aumentar su ego”, si ese chico te viene a “jotear” eres atractiva para el sexo opuesto).
          Agradezco la sinceridad de la columna, que más allá de buscar “aplausos” como dices tú macho beta, muestra la gran realidad en la juventud chilena, un modelo que, a pesar nuestro, sigue perpertuándose.

          • Lo que pasa es que macho beta nació sabiendo… porque su ‘yoyoismo’ siempre le permite contar historias personales donde él termina siendo el mejor ser humano perfecto porque erró/seequivocó/Aprendió a una edad muy temprana..
            Esta bien el debate… pero con mucho más que labia en las palabras

    • Macho Beta, no es necesario ser tan agresivo, atacar al que es distinto a ti es violento, actitud también es muy del patriarcado no te parece?, yo creo que el testimonio del ex-cazador es sumamente honesto. Eso es coraje, aprender, cuestionarse y cambiar para ser mejor. espero que ya los machos evolucionen, tal como lo ha estado haciendo Francisco.

    • ¿Y por qué tanta mala onda? qué bien por tí que te enseñaron desde chico a respetar. A él no, y solito se dio cuenta, ¿qué es lo que te pica?. Yo encuentro super bien eso, siento que valida nuestra lucha por la igualdad, más que escuchar a alguien que creció así. No te creas mejor que nadie porque tuviste la suerte de recibir una educación más respetuosa, eso es muy arrogante. Este artículo lo encuentro super útil para hacer entender a los hombres a los que todavía no les cae el alcachofazo, y para entenderlos a ellos también, por qué hacen lo que hacen, qué es lo que piensan.

  2. Que buen post. Me encantó la sinceridad y el punto de vista distinto.

    Crecí rodeada de mujeres, con muchas tías, abuela, hermanas, primas. Sólo mi papá era el hombre que tenía como referencia y mi papá era bacán Veía muchas películas animadas de príncipes y chick flick, por tanto tenía una concepción muy errada del hombre. y me imagino que no fui la única. Mientras de niña y adolescente buscaba un príncipe, enamorarme, todo rosa…..los cabros (la mayoría, no todos) buscaban un atraque, agarrarse una mina. Después uno aprende, igual como tú lo hiciste.

    Bacán tu relato y qué manera de escribir leseras este macho beta. Nunca logra reflexionar sobre lo escrito, dispara según lo que él cree que entendió, tanta ira en sus comentarios.

  3. tengo una duda
    Los machitos casadores son capaces de mentir deliberadamente?, por ejemplo, decirle a una mina que la aman, sin amarla o quererla sólo para agarrarsela?
    que terrorifico…

    • yoyoyo si, y lo mas patetico que le juran amor eterno a los cinco minutos de conocerlas y si les falla o esta demasiado sobria la mujer para caer en esa bobada, van y le dicen el mismo cuento chino a otra y otra, hasta que encuentren una lo suficientemente borracha o inocente para caer en aso tan patetico.

    • Creo que eso es una capacidad inherente al ser humano, más allá del género, lo realmente terrorífico es el ideario de amor que poseemos tantos hombres y mujeres, y su excesiva valoración cultural.

      lo realmente terrorífico es que eso pueda funcionar, “el amor es el opio de las mujeres” dice Kate Millet

      • Que sexista eso de que el amor es el opio de las mujeres, el amor es para todos, para hombres que aman a sus mujeres, para mujeres que aman a sus hombres, para mujeres que aman a otras mujeres y obviamente hombres que aman a otros hombres.

        Lo malo que algunas personas confunden amor, con una fantasia rosa de que si alguien te ama te tiene que regalar rosas, decirte cursilerias, comprarte chocolates y peluches, andar uñiñi todo el dia y vivir a la sombra de otro y eso es una forma cultural sexista de ver el amor.

        • A nosotros nos enseñan que el héroe, luego de su aventura, encontrara el amor esperándolo.
          A ellas les enseñan que deben esperar a que el héroe llegue.

          ¿de verdad crees que el problema del constructo amor es igual para todo? ¿vas a defender la construcción social de las relaciones de parejas en el amor?. también el relato amoroso es inequitativo

          tío déntrese

          • Yo defiendo y valoro el amor como animal mamifero que soy, el respeto a los de mi especie animal, a otras especies y el medio ambiente donde.dichas.especies conviven
            Yo no defiendo la construccion cultural sexista de lo que algunos creen que es el amor, estructura rigida de hombre vs mujer.

            Al mundo le falta mucho amor, lo que sobra son ideas bobas.de.lo que es el.amor construidas desde lo que algunos creen q es la naturaleza.del hombre y de la.mujer y mas encima creen que dichas dinamicas de roled de genero deben ser por siempre iguales
            Y mientras mas te leo mas sexista te encuentro, con el tipico prejuicio 1diota que los hombres somos malos y hayque educarnos para respetar a las mujeres y ellas.son pobres victimas, presas q solo deben huir o cuidarse todo el tiempo, mirada paternalista machista

        • y esa forma cultural sexista de ver el amor ha sido un opio para las mujeres, pregúntaselo a disney…
          ey, aquí todos hemos sido criados mas menos en la misma sociedad, que nuestros padres fueran un poco mas o menos conscientes de la cultura de la violación, el patriarcado, el capitalismo, etc
          demás que al mundo le falta amor, y no estoy contra a lo que quieres decir ‘macho beta’, pero tu forma odiosa de expresarte demuestra que aun no dominas a ese macho que quiere ser un dominador, te pones beta, pero quieres ser alfa, no por lo que dices, si no cómo lo dices, cachai?
          yo creo que es super valorable saber mirar atrás y parada en el hoy decir “estaba equivocada y demás que no era mi culpa, sólo me enseñaron de esa forma”, que siento es la intención de quien escribió la columna.
          No conviertan esto en una pelea personal, deberíamos unirnos todxs contra lo que está claro que nos molesta y nos hace mal, que son las desigualdades y las faltas de respeto causadas social, económicamente, por género, etc etc… no nos desviemos 🙂

  4. A mí me trataron de enseñar que mi respeto como mujer dependía de mi virginidad. Jamás un hombre me faltaría al respeto por ser virgen. Demás está decir que desde los 12 me faltan al respeto y fui virgen por harto rato. Menos mal que me costó creerme ese cuento. Si yo respetaba a los demás sin importar un detalle como este, ¿por qué el resto no lo iba hacer? Y gracias a esa ridícula concepción de derecho (por ejemplo “estoy en mi derecho de cruzar por donde quiero”, o “estoy en mi derecho de exigirte que me cambies el billete”) que todos manosean para justificar cuanta tontera se les ocurre, me doy cuenta que de lo único que nos preocupamos es de satisfacer nuestro ego, en vez de responsabilizarnos de nuestros actos e intentar actuar a conciencia, vivir en paz y sin juzgar al otro. !Debería toda la gente a tu alrededor enaltecerte por el cambio que has hecho¡ Para otros es tan difícil darse cuenta de lo errados que estaban que cada vez que pueden tener ese cambio para mejor, hay que celebrarlo. Claramente no todos tuvimos la buena fortuna de tener gente clever preocupada de nuestra crianza o ser tan lúcidos en nuestra niñez para darnos cuenta de las leseras que querían inculcarnos (como otros que pasan tan en “buena onda” a comentar o trolear). Puede sonar un poco pedante de mi parte, pero felicitaciones, gente como tú me hace creer que vamos por buen camino, que podemos alejarnos de toda esa crítica malintencionada y ese constante malvivir de preocuparse por lo que hace o dice el resto y a veces tergiversar todo para conveniencia propia. Saludos

  5. Muy buena columna, honesta sobre todo, el patriarcado nos oprime a todos, lo importante es que cuando sintamos esa incomodidad mental y la critica sobre las acciones surjan, las oigamos y hagamos algo al respecto. <3

  6. Si una persona cree que ya no puede aprender nada, que no puede transformarse en alguien mejor, que se tire de un balcón de una vez! La vida no tiene propósito si no buscamos intentar ser siempre la mejor versión de uno/a mismo/a. Quien cree que nació sabiendo, pobre sujeto, hay tanta cosa linda y buena por aprender, por incorporar, qué lata que se cierre a hacerlo y que además juzgue a otres por querer ser mejores.

    Pancho, felicitaciones por esta columna. Y como te he dicho ya, gracias por la empatía y por mostrar a través de tu propia experiencia, que todes tenemos la capacidad de crecer.

Dejar una respuesta