Perfidia y No soy Lorena: cine chileno en distintos estilos

1008

image
por Galia

En el primer día de la décima versión de Sanfic, tuve la oportunidad de ver dos películas chilenas; una desconocida, y otra, la más comentada de este festival. Me refiero a “Perfidia” y “No Soy Lorena”.

“Perfidia” es una película B, dirigida por Lucio Rojas, donde se vislumbra una película más chica, con una locación, dos personajes, y con una historia de terror extraña. Laura y Rubén son una pareja de amantes que se encuentra después de 15 años, y se escapan a una cabaña por un fin de semana, ella dejando a su familia para estar con su amante, y él ofreciendo el mejor fin de semana del mundo. El tema es que a través de diálogos cortos, muy simples, se entiende que esta pareja de amantes está en su peor momento, y no se justifica la razón por la que se escapan si no tienen tantas ganas de estar juntos. Luego la historia toma ribetes paranormales, escalofriantes y extraños, dónde aparecen seres monstruosos para dar vuelta este fin de semana y convertirlo en una cacería en un bosque oscuro con seres acechando a los protagonistas y una ola de sucesos extraños que nunca logran justificarse. Es una película muy anichada, más cercana al género del terror que lo que promete, una historia de amor de una pareja que tienen una larga y significativa historia juntos, pero que se ve envuelta en una serie de sucesos paranormales.

Muy distinta es la historia de la película de Isidora Marras “No Soy Lorena”, protagonizada por Loreto Aravena. Es una historia muy común para los chilenos en general, la burocracia, la atención deficiente, el servicio al cliente nefasto, y todo lo que conlleva la mala gestión de los empleados públicos. La historia parte con llamadas incesantes a Olivia (L. Aravena) donde se le avisa que tiene una deuda en una casa comercial. El tema es que ella no es Lorena, la persona que tiene las deudas. Luego esas llamadas se multiplican y las insistencias se vuelven insoportables. Olivia trata de investigar la situación, ver qué pasa, porque siempre la llaman preguntando por Lorena Ruiz, alguien que ella no conoce y que obviamente no corresponde a su identidad. La situación va escalando hasta tornarse insoportable, desencadenando una serie de situaciones que son muy chilenas, donde se hace una fuerte crítica al vacío legal del sistema de cobranzas y de las deficiencias del servicio público chileno. Todo esto está relatado de manera brillante donde las identidades se confunden, así como la realidad y la ficción. Todo se mezcla de una manera muy bien lograda, y la historia conmueve por sus diversas capas, donde las emociones se conjugan con las trancas del sistema y como esto afecta la vida diaria.

Finalmente esa es la gracia del cine chileno, que cada vez tiene una filmografía más prolífica, donde hay una variedad de temas, historias, géneros y estilos, para todos los gustos. En este caso son dos historias totalmente diferentes, una actual, real, conocida y donde se hace fácil la identificación, en el caso de No Soy Lorena; y la otra, Perfidia, una historia más sobrenatural, extraña, asociada al género del terror, género que tiene una sólida base de fanáticos que se pueden llegar a encantar con esta película.

Perfidia: Chile, 2014, 72` Digital. Dirección: Lucio Rojas. Elenco: Iñigo Urrutia, Catherine Mazoyer. La dan de nuevo este domingo 26 a las 21.15 horas en el Cine Hoyts Parque Arauco.

No Soy Lorena: Chile, 2014, 95`, DCP, Dirección Isidora Marras, Elenco: Loreto Aravena, Matías Oviedo, Paulina García. Vuelven a darla este viernes 24 a las 18.30 horas en el Cine Hoyts Parque Arauco.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta