Alejandra Yáñez, la actriz soñada de Alejandro Fernández Almendras

1109

alejandrayanez
por Mariana y punto

La protagonista de los tres largometrajes de Alejandro Fernández Almendras se llama Alejandra Yáñez, creció en el campo, viene de Chillán, cuando joven modeló ropa Tricot, casi logró cantar en Sábado Gigante, estudió para ser inspectora, fue peluquera, mamá, hasta que un aviso en el diario La Discusión le cambió la vida.

Alejandra Yáñez terminó protagonizando las premiadas Huacho, Sentados frente al fuego y Matar a un hombre, se ha convertido en la mejor actriz que Alejandro Fernández pudo haber soñado para sus películas, ha viajado a festivales de cine en Cannes, San Sebastián y Bangkok, y ha actuado en cortometrajes de otros directores jóvenes.

“En este minuto estoy trabajando como auxiliar de servicio en un colegio, como asistente de educación en media”, cuenta unos días después del estreno en Chile de su última película, Matar a un hombre, ganadora de Sundance y la película que representará a Chile en los premios Goya y los Oscar. Y mientras la película se exhibe en cines de todo Chile, Alejandra Yáñez sigue viviendo en Chillán, porque aunque le gustaría actuar todos los días, ahí está su vida.

¿Cómo conociste a Alejandro Fernández?
Yo fui al primer casting que hizo Alejandro Fernández en Chillán para Huacho; vi un aviso en el diario La Discusión, en un pueblo chico como es allá no se da habitualmente una cosa así po, entonces igual era como aprovechemos la oportunidad de ver qué pasa. Llevé a probar a mi hijo en realidad, en ese tiempo tenía 11 años, y bueno ahí me dijeron que tenía que participar yo porque mi hijo era menor de edad y era la única forma en la que él podía participar. Yo dije “qué voy a hacer” y el director de casting me dijo es una prueba de cámara, te vamos a sacar unas fotos y listo.

¿Cómo fue cuando te llamaron?
Yo como que no la creía, me dijeron que el director me quería conocer y yo dije ya, para mí era toda una aventura, la verdad es que era de sueño, decía qué voy a hacer yo ahí pero igual estaba feliz, quería vivir la experiencia. Así que ahí me encontré con Alejandro Fernández, me hizo una pequeña entrevista, probamos el guión y todo y al parecer le gusté cómo lo hacía. Bueno de ahí pasaron unos días y me dijeron que había quedado seleccionada y que era la protagonista de la película, de Huacho, cosa que yo no concebía, no entendía, no coordinaba, decía pero cómo no entiendo, protagonista y todo, yo pensé que protagonista era protagonizar algún papel pero no el papel principal, me entiendes? Porque yo nunca había participado en algo así entonces para mí era como de sueño.

¿Te dio pudor protagonizar una película sin ser actriz profesional?
Fuimos unos días de ensayo a conocer los lugares de locación, pero yo todavía no la creía decía “será verdad? qué está pasando aquí… “, la cosa es que el primer día empezaron conmigo a grabar, la escena comenzó cuando yo me levantaba de la cama, y yo me senté en la cama y me empecé a arreglar el pijama y Alejandro me dijo “no po Ale, se supone que aquí no hay nadie, que estás tú sola, así que si tú te quieres arreglar algo tienes que hacerlo antes”, y ahí yo recién me metí en el personaje así como en verdad me di cuenta de que estaba metida en un proyecto y que era algo que tenía que hacerlo bien, y fue maravilloso, y ahí como que me lancé, como que fue fácil para mí.

¿Cómo fue cuando te viste por primera vez en pantalla?
Fue tremendamente emocionante; no la vi en Chile por primera vez, la vi en Cannes. Alejandro decía cuando estábamos grabando la peli “bueno si esto va bien vamos a viajar a Europa” y yo decía nooo, no lo creía. Y cuando él me llamó para que fuéramos al Festival de Cannes no lo podía creer, era un sueño para mí, era de película. De hecho yo nunca había viajado en avión, fue maravilloso. Allá la vimos por primera vez y me emocioné, lloré en la sala y todo. Además a mí me encantó actuar, es como mi pasión hoy día, si pudiera hacerlo todos los días, lo haría.

aledaniel

¿Antes habías actuado alguna vez?
En el colegio siempre en todo participaba, y también en una ocasión andaba en Concepción, tenía 18 años y en un pasillo alguien me dice “¿te gustaría modelar una ropa Tricot?” ah yapo dije yo, y después me llevaron a otro evento por una pasarela; y una vez estuve en el matinal de Valdivia fui a peinar a una novia también, porque además fui peluquera. Pero de ahí a actuar y hacer lo que hice, nunca lo había soñado.

¿Qué actrices han sido tus referentes?
Siempre he admirado a la Claudia Di Girolamo, la encuentro topísima, actúa muy bien. Y la otra que me gusta mucho-mucho es la Tamara Acosta.

¿Ahora que ya has hecho tres largometrajes te enfrentas de forma distinta a la filmación?
Sí, con más seguridad; no me quiero creer el cuento ni nada, me considero una persona súper humilde, agradecida de dios y de la vida esta oportunidad que me ha dado, pero me siento como consagrada, que soy capaz de esto y mucho más. Además he hecho varios cortos con otros directores; he estado en un corto de una directora española, he estado con directores chilenos, un corto que se llama “La última lluvia del verano”, “Cambio de casa”, “Sandrino” que es de Camila Luna…

Te ha tocado viajar mucho con las películas de Alejandro Fernández…
Sí, estoy muy agradecida de las personas que se han puesto en mi camino… El lugar que más me llamó la atención y me deslumbró en muchas cosas fue Bangok. Fui sola. El Alejandro no podía ir y yo a último minuto me estaba arrepintiendo y me dijo “no, esta es la oportunidad de tu vida Ale” y en realidad todos me decían lo mismo; estuve allá 3 días y conocí mucho, un lugar donde se hacía mucha ficción, como deslumbrante pa mí, que se haya bajado un telón invisible y de la nada aparecía un río, embarcaciones navegables, ¡de la nada! Estaban haciendo una recreación de una película donde trabajaban elefantes ponte tú, cosas así, era maravilloso po. Cuando llegué a Tailandia llegué sola, nadie me entendía nada, llegué al hotel, me descoloqué, me tiré en la cama y dije “qué chucha estoy haciendo aquí! Esto es una locura”, finalmente la Embajada de Chile mandó una secretaria y ella me orientó un poco hasta que llegó la intérprete. Pero al principio estaba descolorada; emocionada pero a la vez “qué hago aquí”.

¿Cuando chica soñabas con ser actriz?
Siempre quise estar en la tele. Escribí a Sábado Gigante muchas veces para ir a cantar, y en una ocasión salí llamada para ir a cantar y todo pero la carta llegó ponte tú después de la fecha en que estaba citada, porque yo vivía en un pueblo chico donde las cartas había que ir a buscarla al correo y todo un cuento… así que nada, quedó hasta ahí nomás.

¿Tu hijo finalmente actuó?
Sí, fue extra en Huacho. Ahora se siente orgulloso de mí, tiene 18 años.

11 COMENTARIOS

  1. :O

    Me mataste con la historia de Alejandra. La próxima película de Alejandro Fernández debiera ser la vida de Alejandra actuando en las películas de Alejandro Fernández.

  2. La Ale es una increible persona, Actriz sin titulo, sin estudios de actuación pero que lo lleva en la sangre definitivamente… o sea y que tanto atados hacemos con eso… es cosa de mirar al norte ver en estados unidos el 90% de los actores de sus peliculas… no es actor… O sea ale… nada de pensar en menos… eres grande… una excelente mujer, madre de dos hijos… y quienes tenemos la suerte de compartir en el set contigo, te estimamos mucho!!! un abrazo

  3. Tan talentosa, que bueno que zancada, se da el espacio de entrevistar gente así, me parece maravilloso que den a conocer la historia de Alejandra.

Dejar una respuesta