Un encuentro con Kevin Johansen y Liniers

129

kevinJ1
por Lala

El miércoles pasado fue el primer concierto de la gira que trae nuevamente a Kevin Johansen, The Nada y Liniers a Chile. La primera parte de mi encuentro de fan –y reportera–  con ambos fue en la conferencia de prensa en el edificio Telefónica. Ahí, en el piso 31 –desde donde se veía lo que quedaba de Santiago debajo de la capa horrible de contaminación– estaba la prensa esperando a los argentinos.

Llegaron relajados, con sueño después de la siesta, pero de muy buen humor. No había tenido la oportunidad de verlos en este contexto y la verdad es que me parecieron súper simpáticos. Son muy cómplices, se terminan las frases, bromean, se ríen y se nota que a esta altura son bien amigos.

Johansen recordó su primer concierto en Chile, hace 10 años, en el Teatro Oriente: “nos sorprendimos mucho porque el promotor en ese momento nos decía ‘cuidado, que el público chileno puede ser un poco parco, un poco seco, pero los van a recibir bien’ y eso me había asustado. Salimos y de verdad es que la gente cantaba las canciones. Nos hicieron sentir como en casa, por eso arrancar la gira acá tiene lógica”.

Así que, entre bromas, estuvieron 40 minutos conversando con la prensa, sacándose fotos, Liniers firmó Macanudos y partimos raudos a acreditarnos al Nescafé de las artes. Cuando entramos todo valió la pena. El show es realmente hermoso. Es como si estuvieras con unos amigos en el living de tu casa, cantando, riendo y pasándolo bien.

En esta pasada, incluyeron canciones como El círculo, Desde que te perdí, No voy a ser yo, Mc Guevera’s o Ché Donald’s, La hamaca, Logo, Cumbiera intelectual, y hasta un cover de David Bowie (Modern Love). La sorpresa, al menos en el concierto del miércoles, es que un hombre, Boris, se subió al escenario para pedirle matrimonio a su novia Paulina. Además de todos los “awww” del público, se llevaron un hermoso dibujo de Liniers y Anoche soñé contigo, dedicada.

Fueron más de dos horas de música, realmente disfruté mucho las intervenciones de Liniers, sus bailes y la buena onda sobre el escenario. Envidia aparte para las chicas que subieron a bailar y los que agarraron los dibujos convertidos en avioncito. Yo, al menos, me quedo con unas fotos y un besito de Kevin Johansen.

La celebración de la década de música de Johansen seguirá el 6 de diciembre, cuando regresen al festival Despierta en el Parque Padre Hurtado (ex Intercomunal de La Reina). Ahí también se presentará la banda española Chambao y estará la Feria Verde con talleres y charlas. La entrada en preventa cuesta $20.000 a través de Ticketek. Las versiones anteriores del festival han traído a Jorge Drexler, Nano Stern, Gepe, León Gieco y Pedro Aznar, entre otros. Acá la invitación del mismísimo Kevin: 

6 COMENTARIOS

  1. Kevin es un seco… soy de Temuco y tuve el agrado de verlo cuando vino en 2010… y el show con Liniers es la raja! Más rato me repito el plato ya que viene hoy 😀

  2. estuo buenisimo! yo lo vi el viernes! lo que mas me gusta es lo sencillo que es! buena música, increible cantautor! tiene su sello. para no perdérselo.

  3. Muy agradecida del encuentro con kevin, the nada y liniers.
    Esta fusion perfecta del arte hace olvidar todo y no nesecitar nada mas lo pase genial kevin es barbaro y liniers un macanudo jajaja

  4. Quinta vez que veo a Kevin y no me canso…. Esta vez en valpo, en la universidad santa María, genial. Además verlo con Liniers en el escenario es fenomenal; muy relajados, divertidos, los dibujos de Liniers le dan otro toque!! Es que es muy simpaticooooo, el viernes 15 firmo libros en la Liberia catalonia y es un amor de hombre………………
    Si debo decir que extrañe el resto de la banda The Nada en el escenario…
    Grandessssss!

    • Estuvieron bacanes, cachondos, macanudos, también fui el sábado y viste la mina que le chanturró el medio beso? que seca, rey de reyes o reina(?)

Dejar una respuesta