The Killing: el último adiós

1374

por Eleonora

*Este post contiene spoilers. Muchos muchos spoilers*

¿Hay alguien que siga viendo The Killing? Me parece que muchos la han abandonado. Quedamos pocos de los que la seguíamos fielmente. ¿Por qué se fueron? Sí, yo sé que fue terrible que la primera temporada terminara sin que supiéramos quién había matado a Rosie Larsen. Sé que la segunda temporada fue rara. Sé que era difícil interesarse por una serie condenada a morir, más de una vez. Pero desertores, déjenme decirles: ustedes se la perdieron.

La cuarta y final temporada de The Killing fue tan hermosa y perfecta como el ave fénix que renace desde las cenizas para alzarse volando hacia el cielo de las series perfectas. (Tan buena que hizo sacar lo más poético de mí para describirla, ¿cacharon?). Se estrenó el 1º de Agosto por Netflix, compañía que la salvó de su segunda cancelación para darle la temporada final que se merecía. Con 6 capítulos que podían verse de corrido. Sin parar. Imposible resistirse y en una tarde larga la empecé y la terminé.

Para los fieles que nos quedamos con Linden y Holder, y para los que no pudieron aguantarse y ya vieron la cuarta temporada, acá mis impresiones:

– ¿Un poco fome el caso nuevo en el que se centró la serie o no? Personalmente sentí que era muy predecible la conclusión, siempre supe que había sido Kyle. Tenía careloco el pendejo, no hay nada que hacerle con la careloco. Simplemente sentí que no tenía tanto peso como el caso de Rosie o los asesinatos del Flautista. Aún así, presentaba nuevos personajes interesantes, especialmente el de la Coronel Rayne. Era un espejo de Linden y la ayudó a cerrar su ciclo, y a profundizar más en el tema de las maternidades no típicas.

– Bacán que apareciera Jack más grande, y que se sanara un poco ese tema de Linden siendo mala mamá. Sí, seguía siendo igual de mala mamá en verdad, pero Jack ya estaba grande, y la entendió. Siento que esa relación quedó redondita, cerradita.

– Hablando de eso, me gustó también la aparición de la mamá de Sarah. Caché que la maternidad y su complejidad es un tema que aparece fuerte a través de la serie. La mamá de Rosie cuando deja a sus hijos porque no podía más, la propia Sarah con Jack, la mamá de Kallie, la mamá de Sarah. Puras mamás cuáticas.

– Me encantó el suspenso de que estuvieran toda la temporada cada vez más cerca de cachar a Holder y a Linden. Francamente no sé cómo no se les empezaba a caer el pelo o algo así con tanto stress. Fue bacán verlos episodio tras episodio cada vez más perseguidos, más fuera de sí. Al límite (shia).

– Cuático eso que pasaba con Linden, de que había matado al hombre que amaba. Porque el tipo era malo, re malo, sí. Pero hasta los más malos no son malos todo el tiempo, y Linden lo amaba al malo. Y lo tuvo que matar. Pero aún así lo quería, se notaba. Me gusta eso de la serie, de que no hay malos y buenos, somos todos gente medio buena y medio mala.

– Me gustó como se resolvió el tema de Skinner. Me ENCANTÓ que volviera Darren Richmond a solucionar el tema. Se sintió como que quedaba cerradito todo el ciclo de la serie. Además que no sonaba como un recurso rebuscado falso, obvio que a la ciudad no le sirve que su policía esté así de corrupta, así que mejor quedarse callado. Me hizo pensar en quizás cuántas cosas han sido escondidas así.

– Ya, el final. EL FINAL. Francamente, no me esperaba ese final. Nunca pensé que una serie como The Killing iba a terminar en una onda romántica, y estoy TAN FELIZ de que haya terminado así. Yo siempre fui de esas que estaba esperando que Holder y Linden se pegaran un encontrón. De las que se emocionaron cuando casi se dieron un beso en la tercera temporada.

Ahora entiendo que ése no era el momento, que en ese momento Holder sólo necesitaba consuelo, y Linden era más una figura maternal que otra cosa. Ahora entiendo que necesitaban que pasara tiempo para que los dos cacharan que su relación era especial, de esas que no se dan muchas veces en la vida. Amé todo lo que le dijo Linden, eso de que su hogar era él y ella en ese auto, fumando. Porque al final, DE ESO se trata The Killing. De ellos dos. Y la cara de Holder mirándola onda “pucha que te demoraste pero igual estoy acá y te estaba esperando”. Loco, lo amé. Sentí que era la perfecta manera de cerrar la serie. En una onda más positiva, con la esperanza que después de tanto asesinato, tanta perversión, tanta locura y tanta oscuridad por la que tuvieron que pasar: finalmente se habían encontrado, ya más tranquilos, más iluminados. Listos para verse de verdad.

Ay que lindo es el amor y que lindos son Holder y Linden. Los voy a extrañar. Pero me quedo feliz imaginándolos juntos. Peleando, conversando, fumando, hablando lo justo y lo necesario. Mientras afuera llueve, obvio.

12 COMENTARIOS

  1. GRAN FINAL, también amé que se sólo se tratara de ellos dos. Boniiito.
    Y bien pobre el caso de Kylen, sentí que era una excusa para manterlos ocupados mientras se descubría qué paso Skinner, y aparecián todas las conversaiones profundas sobre ser padres.
    “Yo´, Linden” ♥

  2. Que serie mas increible! Fantastico final, todo tenia sentido, se sentia como si no hubiera pasado tiempo desde el ultimo episodio de la temporada 3. Pero debo admitir que mi relación favorita era Holder y Bullet! Sus Oh Snaps y sus habladas re-guetto. Fue un genial hermano grande con Bullet, es lejos lo que mas extrañaré!

  3. Amé el final y cada una de las cosas que describiste. La conversa FINAL fue el mejor final romántico inesperado de la vida, pasé del “se van a quedar juntos????” al “Linden salta y abrazalo por favorrrrr” . Y el otro detalle es que se notara tanto la diferencia de porte que tienen, eso lo hacía aún más adorable todo.

  4. Absolutamente de acuerdo! Acabo de ver el último capítulo, hace 10 minutos y aún sigo feliz y triste. Los voy a extrañar. Me encantó ver a Sarah iluminada, sonriendo, rosadita jaja y a Holder (con ese cuello bacán que tiene), mirándola y escuchándola y sanito, sin drogas.

    Qué bueno que los dos dejaron sus pegas. Nadie puede “estar bien” rodeada de tanta shit, de tantas muertes y cosas oscuras.

    Igual quería el besooo! aunque quizás habría chacreado el final. En fin. Fue PERFECTO. El mejor final que esta serie podría haber tenido.

  5. acabo de terminar la serie (batiendo mi propio record en dos semanas) y concuerdo plenamente con todo lo que dijiste, en especial con lo inesperado del final entre linden y holder. Si me parecio un poco fome el caso final, pero olvide todo con las ultimas escenas.
    mencion a la eterna lluvia de Seattle.

  6. Amé el final!!!!Amé todo eso que se dio entre los dos y que yo creo que todas esperamos que pasara durante toda la fucking serie!!!
    Amé la serie entera en verdad 🙂

Dejar una respuesta