Las escenas: la deportación en Babel

757

babel
por Fernanda Fierro

He visto la película de Alejandro González Iñárritu en distintas etapas y estados de ánimo, pero siempre logra causarme un alto grado de desesperanza con la vida. En especial la historia de Amelia (Adriana Barraza) la niñera de la pareja interpretada por Brad Pitt y Cate Blanchett.

La escena en que está frente a las autoridades de la aduana contando todo lo que ha hecho por los hijos de sus patrones, además de salvarles la vida en pleno desierto, que los ha criado desde que nacieron, alimentado, ha jugado con ellos y que incluso ha estado mucho más con ellos que con sus propios hijos, es desoladora.

Porque ¿de qué sirve todo lo bueno que ha hecho? De nada. Las buenas intenciones de Amelia no le ayudan, es cruelmente deportada sin que importe nada de lo que ha vivido y sacrificado.

Si hay una forma de resumir “Babel” sería que todo lo que podría salir mal, definitivamente va a salir mal. Sin importar lo bueno que hagamos, ni la injusticia, ni las ganas de un final esperanzador. Porque así de terrible y brutal puede ser la vida a veces.

2 COMENTARIOS

  1. Recién hace 2 semanas ví por primera vez ésta película. Peliculaza.

    Desde la parte en que ella, con los niños y su sobrino quieren cruzar de vuelta la frontera a EE.UU. se me apretaba la guata, y cómo sigue su historia, uf! Con su historia y final sólo pensaba en un concepto: prejuicio e ignorancia en su máximo nivel.

Dejar una respuesta