La Panadera: panes ricos al por mayor

1093

image
por Claudio

Desde del verano me llamaba la atención un pequeño local, que dos jóvenes pintaban afanosamente de color pastel, en la calle Condell casi llegando a Marín. Hace un par de semanas, me encontré con “La Panadera”, un muy buen dato para los que amamos el pan en todas sus formas y variedades.

Para ser un país que ha crecido en base a hallullas y marraquetas (o pan batido, pan francés o el nombre que tenga en su lugar de origen), al menos en Santiago, existen cada día hay menos panaderías que tengan pan fresco, con trabajadores dentro, sacando y metiendo latas de masa recién hecha.

Nuestras vidas se han acostumbrado –pobremente- a esos panes congelados o a esas marraquetas de supermercado que no merecen el nombre de pan; y que a las tres horas de haber sido compradas quedan tan duras, que servirían para cavar un hoyo en el patio.

Desde hoy, los amantes del pan (con gluten, con amor, con miga, crujiente y oloroso) tenemos a “La Panadera” y para hacer esta recomendación probé todos sus panes: el de molde (que me duró una semana, intacto); el de tomate ajo (que lo serví de entrada con queso de cabra, aceite de oliva y una pequeña ensalada); el de aceitunas verdes (que no alcancé a servirlo porque me lo comí todo, con lágrimas en los ojos); el de queso con merkén (ideal para el aperitivo). Con la fugazza, calientita y una copa de vino tinto, miré el partido de Chile en el mundial; con el pan de curry me hice un sándwich de pollo y mostaza; y con el de campo, acompañé una sopa de tomates, el día que llovía.

Y como también tienen dulces, he aprovechado mis idas para probar una tarta de manjar y coco, pan brioche (para mantequilla y mermelada de damascos) y una tajada de queque de chocolate que me compré una vez para el camino.

Aparte del pan, lo que más me gusta de este local, es que detrás de la idea está una mujer joven: Francisca Leyton (27 años), que se atrevió a dejar su trabajo -la pastelería del hotel W- y montar su propio negocio. Una idea que todos tenemos que apoyar. Absolutamente recomendable.

La Panadera
Condell 1097, Barrio Italia
Santiago
De lunes a sábado
Twitter: @lapanadera_cl

16 COMENTARIOS

  1. bacán! me aburrió el pan envasado y de supermercado, se suma a mis datos de pancito fresco natural y hecho en casa : )

  2. Pucha, en mi caso vi las fotos en instagram y fui muy motivada a encontrar Rollitos de Canela y Brownies. Lamentablemente no tenían rollitos de canela y brownies sólo quedaba uno. Fugazzas tampoco habían. Sé que están empezando y aún deben calcular el movimiento de público, pero fue triste que estuvieran tan desprovistos y las expectativas generadas por las fotos en instagram, se esfumarán.

    Ojalá agarren vuelo. Le daré una nueva oportunidad más adelante.

  3. Fui ayer después de haber visto esta entrada, es verdad que no les quedaban tantas cosas (fui un poco antes de las 7pm) pero creo que eso igual no es malo porque quiere decir que todo está fresco, que no hay nada de ayer. Compré un brownie y un pan queso merkén y ambas cosas estaban muuuy ricas así que espero poder ir algún día más temprano para encontrar más cositas!

Dejar una respuesta