Cosmetiquero: rubores líquidos, PosieTint y Watercolour

584

blush
por aleyjets

Desde que probé el PosieTint de Benefit me enamoré de los rubores líquidos. Desde que descubrí el mundo del rubor, no lo he abandonado. Soy súper pálida y desde siempre he tenido las ojeras bien marcadas, por lo que el comentario de “¿estás bien? te ves enferma”, es un clásico, por lo que el rubor, más que cualquier otro elemento de maquillaje logra darme un look más “sano” o por lo menos darle vida al rostro.

Partí usando un Mac que tenía mi mamá, y cuando se acabó me atreví con el kit de Benefit “Feelin’ Dandy”. Lo compré por que venía con el rubor Dandelion, que era rosadito y lindo, el High Beam y el Posie Tint, más un gloss de labios. Salía a mejor precio que comprarme el rubor solo (¡viva Benefit y sus kits que te permiten probar las cosas!). Con ese kit, más que nada, me enamoré del PosieTint.

El mundo del rubor líquido no es fácil. Me costó encontrar la técnica ya que son bastante pigmentados y si no se trabajan con rapidez quedan súper marcados. Al principio lo ponía directo sobre las mejillas y difuminaba con los dedos, pero sentía que perdía mucho producto así. Luego de pasar un rato en internet me di cuenta que recomendaban aplicar directo sobre las mejillas y difuminar con una brocha, particularmente con la brocha que se usa para las bases líquidas. Ahí mastericé la técnica hasta que se me acabó.

Buscando un efecto similar, fue que llegué al favorito de las bloggeras de belleza, el Watercolour de Daniel Sandler. Hablaban maravillas, de su duración, de la pigmentación etc. Además de su precio, ya que por 15 mil pesos (no necesariamente una ganga) competía bastante bien comparado con las otras ofertas. Después de debatir que color quería (el Cherub que es el más comprado lo encontraba muy claro, pero era difícil acertar desde internet), me decidí por el color Flush, que vendría a ser un poco más oscuro que el Cherub. Lo encargué por Asos y a las dos semanas llegó. Al principio me sorprendí del tamaño, era enano, pero aefectivamente como mencionaban las bloggeras “con un poco se llega muy lejos”. Al poner unas pequeñas gotas sobre la brocha se trabaja súper bien.

A pesar de que son difíciles de domar, por su duración y pigmentación los rubores líquidos se han convertido en mis favoritos.

14 COMENTARIOS

  1. Qué buena! No tuviste problemas en que te llegara a la casa? Lo que pasa es que yo he encargado maquillajes, y es un trámite desaduanarlos.

      • el problema no es la aduana, es correos de chile, las cosas que llegan por courier pasan sopladas, incluso cuando les toca inspeccion aduanera, pero correos de Chile… uf…. icono de la inoperancia y de culpar a la “aduana” de su ineficiencia para gestionar las internaciones. (de hecho los patudos hasta hablan de “la bodega de la aduana” y aduana ¡no tiene bodega! sino que ellos deben presentar papeles antes inspectores o gestionar la revisión.)

  2. Yo tengo uno líquido de Inglot, que compré en Falabella. En el envase no se veía tan lindo, pero al probarlo me encantó. Deja un efecto de “velo de color” (como me dijo la asesora) y se ve muy natural, además de durar harto. Por meses me costó usar otro…porque el Inglot era demasido lindo para cambiarlo 🙂

  3. Que buena, yo tb tengo el problema de ser palida, un dia fui sin maquillaje al trabajo y una paciente me dijo “se siente bien, tiene cara de enferma”

  4. falto una foto aplicandolo con la brocha para las que todavía nos ponemos el posie tint con los dedos tengo el mismo set y viene de todo lo que también me encantó es el iluminador ..soy muy blanca y los rubores e iluminadores me dan un poquito de salud en el rostro

Dejar una respuesta