The Punk Singer, el documental sobre Kathleen Hanna

215

image
por Punky Martínez

A la música punk y portavoz feminista Kathleen Hanna le iba estupendamente bien cuando todo se vino abajo. Su primera banda exitosa, Bikini Kill, ya había cumplido su ciclo y ella decidió armar otra: Le Tigre. No podía irle mejor. La banda recibía excelentes críticas y a la gente le gustaba. Además, Kathleen había encontrado el amor con Adam Horovitz (integrante de Beastie Boys) con quien posteriormente se casó el año 2006, luego de casi una década juntos. Todo parecía fantástico hasta que empezó a sentir algunos malestares físicos sin razón aparente, pero que aumentaron a tal nivel, que tuvo que desaparecer de la escena musical sin dar mayores explicaciones, en parte porque no las tenía, pero también porque se sentía avergonzada de estar así, imposibilitada y sin saber qué le estaba pasando.

Durante años los médicos no lograban dar con un diagnóstico concreto para su enfermedad y la situación sólo crecía junto con su angustia. Cuando al fin supo que padecía la Enfermedad de Lyme, una infección transmitida por garrapatas que se define como una enfermedad multisistémica –dado que ataca el sistema nervioso, la piel, los ojos, el corazón y las articulaciones–, ya había perdido demasiado tiempo de tratarse correctamente y la enfermedad estaba instalada.

Para alguien que ama lo que hace, tener que detenerse porque tu cuerpo no es capaz de seguirte el ritmo puede ser la peor de las pesadillas, pero apenas pudo Kathleen retomó The Julie Ruin, uno de sus proyectos musicales. Por temas de salud las giras están detenidas, pero fue capaz hacer algunas presentaciones, de afrontar la enfermedad y seguir haciendo lo que le gusta.

Personalmente, no soy fan de ninguna de las bandas de Kathleen. Sí me gusta mucho Le Tigre pero, siendo sincera, me quedé pegada viendo este documental más que nada porque estas cosas le pueden pasar a cualquiera y se aprende mucho viendo a alguien quebrarse de una forma tan honesta y entregando este material para que todos podamos verlo, ver cómo es el día a día de una incertidumbre para luego recibir una pésima noticia. Uno tiende a pensar que a la gente exitosa podría afectarle menos, total, ya hicieron el “check”, ya les fue demasiado bien, “tendrán más recursos para arreglarlo” o “ella es súper power y seca, obvio que se la puede” son cosas que uno piensa muy a la ligera, pero los recursos materiales y económicos no sirven en todos los casos y cuando un desastre llega así de fuerte se ve todo negro. Entonces, la lección que deja este documental es la de saber pararse otra vez y si bien las cosas nunca serán iguales, debemos encontrar una manera de seguir. Al menos esa es la sensación que me dejo a mí.

3 COMENTARIOS

  1. yo lo fui a ver al cine arte alameda, y lo encontré genial!!! aunqe no te guste su música el docu aborda cosas como el feminismo, sus fanzines (encuentro qe es la parte mas entrete jajaja), lo caótico de esa época, su amistad con cobain, esas cosas lo hacen super interesante! veanloo! 🙂

Dejar una respuesta