Pharrell, el chico de moda

218

image
por Claudio

Todos se han rendido a sus pies: las editoriales, las casas de moda, las marcas de diseño de mobiliario, las galerías de arte y los diseñadores fashion. Es Pharrell, el chico de moda, el que causa estragos en las alfombras rojas. Este nuevo rey Midas de la música pop extiende sus brazos para convertir en oro poleras, cuadros, sillones, libros y quizás cuántas cosas más.

Entras a la librería del centro Reina Sofía en Madrid y en el mesón principal está el libro de Pharrell de la prestigiosa editorial Rizzoli. De tapa dura y disponible en seis colores, cuenta con la colaboración de Jay Z, Kayne West, Nigo y de la infalible Anna Wintour. El libro reúne su trabajo creativo con Louis Vuitton, Moncler, Marc Jacobs, el artista KAWS y los arquitectos Zaha Hadid y Masamichi Katayama/Wonderwall.

Pones un pie en París, quieres comprar ropa para la primavera, pasas por Uniqlo (detrás de la Ópera Palais Garnier o en el barrio Le Marais) y te encuentras con la colección de poleras y accesorios diseñados por Pharrell: su mensajes, su estilo, su filosofía de vida por solo 20 euros.

image

Un poco más caros, sin duda, son los cuadros o esculturas que seleccionó para la galería Perrotin donde ofició de curador de arte. Grandes nombres como Marina Abramovic & Ulay, Valérie Belin, Tracey Emin, Takashi Murakami, Yoko Ono, Jean-Michel Othoniel, Terry Richardson, Cindy Sherman, Andy Warhol, Tom Wesselmann, son parte de la muestra seleccionados por el cantante.

Decides escapar, tomar un avión y refugiarte en una isla griega. En medio del mar Egeo, pides una copa de vino y de pronto por los parlantes, sientes los primeros acordes. El volumen sube, es Happy, el himno de esta temporada. Sin quererlo tus dedos siguen el ritmo y en un abrir y cerrar de ojos, estás bailando. No puedes escapar, es Pharrell cantando, así, feliz.

4 COMENTARIOS

  1. Antes me caía mal, porque siempre tenía apariciones en los videos de raperos, aunque ni cantara. Pero por algo estaba, quizá tenía algo que ver con la producción. Ahora no me parece una cara de moda sólo porque salga hasta en la sopa, porque hace años que lo conozco. De que probablemente ahora tenga además de visibilidad, más conocimiento de su talento, es otra cosa.

  2. Sé que mi comentario es cero aporte, pero me cae pésimo, él y su ridículo sombrero.
    Además la maldita canción Happy fue entrete las 100 primeras veces, ahora ya simplemente es molesta.

Dejar una respuesta