La tierna fama del Tarro

524

tarromilo
por Jo M.

Me demoré harto (“harto” en tiempos de internet, es decir, menos de una semana) en ver el famoso video en que un niño apodado Tarro se sacaba la chucha en bicicleta. La verdad es que lo había evitado porque pensaba que era un video tipo Jackass, pero me sorprendí gratamente cuando finalmente me decidí a buscarlo para ver exactamente de qué era lo que todos comentaban en Facebook.

La sacada de chucha era sólo el clímax de un video de más de 4 minutos donde un grupo de amigos jugaba en el barrio a saltar obstáculos en bicicleta y a relatarlos como si se tratara de un gran evento deportivo. Y me encantó que fuera algo tan sencillo como amigos jugando y un final gracioso.

El video recordaba lo fácilmente que uno se podía entretener cuando cabro chico, los amigos de infancia, el salir a la calle o al pasaje o hasta al estacionamiento del edificio y hacer de ese espacio una cancha de juego y fantasía.

Ayer apareció un comercial grabado por Milo, llamado “la revancha del Tarro”, y de nuevo me sorprendí con que a mis amigos que lo compartieron en Facebook no les molestara que esto fuera para una marca o quién sea. Apreciaban lo mismo, supongo, que aprecio yo al verlo; qué increíble ser cabro chico y que alguien gaste recursos en hacer un video preciosamente filmado, pro, donde veas como una realidad bacán esa fantasía que disfrutas todos los días con tus amigos del barrio.

24 COMENTARIOS

  1. Me encanta, me gusta ver que aún hay niños que se entretienen con cosas tan básicas como la bicicleta y que juegan comunicándose, en patota y me trajo de vuelta a la infancia, a quién no le pasó? yo aún tengo un par de cicatrices por alguna lesera que se me ocurrió hacer. Grande Tarro.

  2. Me pasó parecido, pura nostalgia con el Tarro, creo que nunca me saqué la cresta cuando chica, pero hacía cosas muy niña como pasteles de barro bien decorados con hojas en la plaza, ir a patinar con una amiga y con el personal stereo colgado de la pretina del pantalón creyéndonos la raja, todo muy en la onda de los 90´s o bailar en el piso encerado de mi casa como “(8) agujetas color de rosa!! (8)”.

    Aunque siempre pasa que cada generación siente nostalgia por su infancia cuando ve la infancia de la época actual, le pasó a nuestros padres, abuelos y a todos hacia atrás.

  3. Me encantó el comercial, siento que es muchísimo más efectivo ver a gente REAL como la mayoría de los niños, divirtiéndose con la bicicleta y que se sacan la chucha de vez en cuando. No es necesario que sean siempre niños rubios perfectos para que la publicidad sea buena.

    • Lo malo de todo es que les pagaron a cada uno 200 mil pesos, o sea, un robo. Qué rabia cómo abusan de los más pobres. Si usted se hace famoso, por favor no deje que abusen y aproveche su fama. Como dijeron por ahí: la fama es emífera ajaj

  4. Me encanta el tarro y sus friends por lo mismo, porque me traen recuerdos hermosos, pura nostalgia de años tan simples! Y me encanta que, a pesar de estar inundados en tecnología, estos niños siguen representando la simpleza que todos añoramos.
    Grande cabros!!

    • Lloré de la risa y emoción al ver el video del Tarro y sus amigos, después al ver los memes y todo eso. Lo terrible es que algo tan normal como niños jugando, se haya vuelto noticia, porque al parecer los niños ya no juegan así ni tienen ese nivel de imaginación.
      Yo tengo un hermano de 17 años que vive pegado a una pantalla (teléfono, tablet, computador, tele, etc) jamás salió a la calle a jugar con otros niños ni a una pichanga ni andar en bicicleta…. entonces me emocionó ver niños jugando como los de antes. Notables todos, especialmente el relator. Y qué pillos los creativos de Milo, de aprovechar eso. Pero qué desgraciados, en pagarles tan poco. Y participa harta gente en el comercial ¿serán los compañeros del colegio? cuando lo vi, pensé que enconces Milo les había pedido a la gente del colegio participar a cambio de dotar al colegio de equipamiento deportivo o algo así, pero sin aprovecharse de ellos.

      • Yo vivo en condominio y en el verano están todos los niños en la calle con sus bicis y hay un grupo de cabros de 10 a 15 años que pichangean todos los días y bien entrado el invierno. Las de veces que tengo que sacar pelotas del patio, porque tienen como 5 entonces cuando ya perdieron las 5 me las piden todas de una. También es chistoso ver a las niñas de esa edad, que siempre están como luciéndose frente a los peloteros y estos ni las pescan.

  5. Me encanta. Lo que lanzo a la fama al tarro y sus amigos fue lo impactante de descubrir que aun existen niños que juegan como niños normales, sin estar pegados al pc todo el dia.

  6. Bien por lo creativos de Milo que atinaron altiro. Si bien 200 lucas no es mucho, debe haber sido uno o dos días de grabación y eso es lo que otras personas ganan en un mes. El Tarro se hizo famoso por un video de youtube, está bien que aproveche sus 15 segundos de fama, tan bueno para criticar que es el chileno, yo digo bien por los niños y por Milo que rescata las costumbres chilenas y no cae en el típico comercial gringo.
    Y este comercial aumenta la fama del Tarro, de ahí sacará más lucas pituteando.

Dejar una respuesta