Cómplices de tatuaje

494

image
por Fernanda Fierro

Recuerdo claramente que en mi adolescencia lo más hardcore como símbolo de “soy joven y hago lo que quiero con mi cuerpo” era con suerte un piercing que ibas a hacerte en patota con tus amigas después de clases, porque en grupo dolía menos obviamente. Ese aro generalmente se quedaba en la parte superior de la oreja, en la nariz o si eras mucho más arriesgado en la ceja. Pero finalmente era sólo eso, un aro que podías sacarte y ponerte cuando quisieras.

Ahora en cambio ese símbolo se trasladó a los tatuajes, cada vez es más fácil y accesible marcar tu piel de por vida (si es que no recurren al láser) a la edad que se te ocurra. Hay muchos más lugares, diferentes precios y entre mis cercanos últimamente siempre hay alguien que conoce a un tatuador, lo que ayuda para pedir consejos de todo tipo y no terminar con algún símbolo que signifique algo nada que ver con lo que querías.

Lo que no cambia es la necesidad de un cómplice, alguien que te acompañe y te tome la mano mientras sufres, que te ayude a escoger el diseño o en algunos casos simplemente alguien a quien contarle, porque es tu gran secreto y nadie puede saber que te tatuaste, sobre todo cuando eres más chico y tus papás te darán el sermón de la vida.

Personalmente no tengo ningún tatuaje porque mi temor a las agujas es más fuerte que todo, pero sí me ha tocado ser cómplice de tatuaje ajeno. Por un lado ha sido entrete ayudar a buscar diseños o el mejor lugar del cuerpo para lucirlo, lo fome es ayudar a ocultarlo.

Ustedes tienen tatuajes o han sido cómplices?

26 COMENTARIOS

  1. Encuentro que los tatuajes son súper personales: el diseño, el significado, el lugar etc, o sea, la decisión es completamente tuya, pero el día “D” es bacán que alguien te apañe y te tome la mano, porque ese día no lo vas a olvidar nunca.
    Yo me tatúo mañana y lo haré en mi casa, como una especie de ritual.
    Lo que no haría jamás es mandarme un “Billy Bob”

  2. Yo tengo tres tatuajes, hace mas menos dos semanas me hice el ultimo, no son muy grandes, en las tres ocasiones he ido con amigos y una de ellas con mi hermano ademas… necesitaba compañía para el sufrimiento jajaja… aunque ahí me di cuenta de que en verdad no duelen mucho los tatuajes.
    También he sido cómplice de un ex, con el cual ahora somos amigos, le diseñe un tatuaje y lo fui a ver sufrir… por sus caras creo que sufrió mas que yo juaajaja
    Saludos 🙂

  3. Otro fome mas, nunca he acompañado a nadie a pearcing ni tattoo, yo lo unico “osado” que me hice alguna vez fue un tattoo de henna, que me duro como un mes, era adulto y lo hice pagandolo con mi sueldo, me gusto harto, recuerdo que años despues trate de hacerme otro en la playa y fue horrible, creo que en viña, el tipo tenia una plantilla y con una especie de spray te pintaba el brazo luego a la primera ola el tatuaje de un dragon de grandes garras y actitud amenazadora se transformaba en una plasta negra y fea.

    La firme para mi marcar el cuerpo de por vida es una decisión que solo deben tomarla los adultos, y si un tatuador hace un trabajo sobre un menor de edad sin permiso de los padres comete un ilicito. Y la madurez e independencia para mi son importantes, no te puedes llamar adulto si tienes 27 años y tu mama te hace la cama y el desayuno, tu papa paga tus cuentas y con cuea te limpias el trasero solo, me importa un comino si estudias en la universidad o no, no eres adulto y si quieres tomar decisiones de adulto vive como uno. hay niños de 14 o 15 años que viven solos y se las arreglan para vivir como pueden, ese niño puede fumar, tomar, tatuarse o lo que sea, porque es independiente y solo le debe cuentas a si mismo. Pero un pendex de 16 años que depende de todo de sus padres que vaya a hacerse un tatuaje sin permiso, llamenme flanders, ñoño, joven udi o como quieran, nica lo acompaño, para mi es una guagua creyendose malote por basuras.

  4. Me acordé de una vez q fuimos a una fiesta con unas amigas y una conoció a un lolo (no pincharon ni nada, sólo buena onda) resultó ser tatuador y terminamos el carrete en su tienda, mi amiga tatuándose a las 4am y nosotros carreteando ahí mismo dándole ánimo.
    Podrían pensar q el alcohol fue el culpable, pero no, estábamos todos con la lucidez necesaria, lo pasamos la raja y mi amiga ganó un nuevo mejor amigo que la tatúa hasta el día de hoy jajaaj.
    Claro lo pienso y podríamos haber terminado cortadas en pedazos o asaltadas, menos mal q no nos pasó nada, ahora no se si la haría, pero a mis 20 todo era menos pensado.
    Besos!

  5. Fui en ese entonces, con mi mejor amiga a hacerme un tatuaje el 9/9/9. Día beatle dicen por ahí.
    Razones de mi tatuaje? muchas. Lo miro y me encanta cada día mas.

    Es recomendable ir con una amiga, para que te distraiga del dolor o al menos intente hacerlo. Hay tatuadores muy simpáticos donde te conversan y hablan para relajarte, hay otros, como el mío, que son unos témpanos, y hace que la situación sea mucho mas compleja.

    Recuerdo que ese día, vi burros azules del dolor. Si bien es soportable ese dolor, pero no es para cualquiera. Depende de donde va el tatuaje en todo caso.

    Saludos!

    y se viene otro!! 😀

  6. fui acompañante de un pinche! y es genial! ahora quiero uno yo!
    Pd: el ponia cara de rudo… pero si le doliaa!!! muajajjaja!

  7. Tengo tres tattoos, dos en la espalda que ocupan casi la mitad de ella y uno en las costillas.
    Dos veces fui con amigos y la ultima que fue en las costillas (la que dolió mas >.<) lleve audífonos y escuche Black de Pearl jam hasta el cansancio jajajajaja sufrimiento de cuerpo y alma

    • Ohh, me han dicho que hacerse un tatuaje en las costillas es como parir natural quintillizos. Aparte, escuchando Black, o eres una espartana o te fuiste a puro flagelar, chiquilla, jajaja.
      Yo me quiero hacer muchos muchos muchos, pero debo ser millonaria, no le presto el cuerpo a cualquiera, como decía la Ena.

      • Es cierto, mi primer tatuaje fue en las costillas y el dolor cuando lo pintaron era mucho, una mezcla rara entre cosquillas y dolor. Pero el dolor es momentáneo, todo pasa.

        • Si es verdad! Brigido! cuando comenzaron a dibujarlo cache para donde iba la cosa pero ya era tarde xD ademas es un oriental, y la geisha tiene el pelo super largoooooooo, estuve a punto de dejar pelada a la china de mierda xD pero bue, como dice Ivewantsacracker el dolor pasa después de unos días y el resultado es lindo 🙂

  8. He sido cómplice de dos amigas, igual es grato que te elijan para esto porque aunque se vea algo simple la situación, uno no escoge a cualquier persona para que te acompañe.
    Yo también he tenido cómplice, solo tengo un tatuaje hasta ahora, me lo hice hace poco & era necesario tener una.

  9. …yo la semana pasada llevé a mi cómplice, para que me acompañase a mi primer tatuaje, que da comienzo a una nueva etapa de mi vida, así que sin duda este tatuaje tiene un gran significado para mi. Lo mejor de todo es que la tatuadora entendió lo que quería, hizo un hermoso diseño, y el tatuaje quedó genial, lo amo, estoy feliz….ya ya estoy pensando en otro tatuaje 😉

  10. Tengo tatuajes, los amo y seguire con ellos… más que yo ser la complice yo tuve un suuuuuuuper compkice, mi padre :), quien amablemente luego de pasar mi primer año de carrera sin ramos pendientes ni nada me regalo un tatuaje hermoso ♡(el cual hizo arder troya familiar). Fue una experiencia muy bonita y significativa.

  11. Yo tengo tatuajes pero nunca he tenido cómplice, converso con el tatuador y cuando me duele mucho mini medito y sigo conversando.
    Si he sido complice de un par de amigas, mano sin huesos presente

Dejar una respuesta