Cómo tomar decisiones importantes

95

decisiones
por abejarreina*

Me cuesta tomar decisiones, no me gusta aunque sé que son oportunidades de la vida. No es que me cueste decidir entre un pantalón azul y uno negro, es cuando implica un cambio en la vida… ¿estudio esto o esto otro? ¿me cambio de pega? ¿de ciudad?.

Hace ya muchos años mi profe de tesis de la U me dio un sabio consejo, “la mejor decisión es la que te deja tranquilo”, me dijo, y ayer una amiga me dijo que sintiera el cuerpo, que recordara buenas y malas decisiones y pensara en lo que sentí, y luego pensara en las opciones que tengo y sintiera.

A pesar de que me pongo nerviosa y que me paso miles de rollos, sé que finalmente no es tan importante, tomamos decisiones a cada rato, y la que elija no me hará mas o menos feliz, eso dependerá de mí, más que de mis ciscunstancias y es algo que también decido, y que ya decidí.

Cómo hacen para tomar decisiones importantes, ¿ven los pro y contras? ¿se dejan llevar por la guata? ¿lo dejan al azar? ¿buscan señales?

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado COLABORACIÓN. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

7 COMENTARIOS

  1. Al azar nunca, me gusto lo que dijiste de tu memoria corporal al recordar otro momento similar y me gustaría aplicarlo.
    Si me enfrento a una gran decisión (y ya ahí, hay que decidir si la decisión es grande o no), busco los pros y contras, veo si no tomar decisión alguna que efecto tiene o postergar la toma de decisión. Cual es el costo, en mi tiempo, cual sera mi escenario futuro, que efectos tendra sobre mi, mi familia y grupo de amigos, veo si esa decision es reversible y que costo tendria volver atras. Y por lo mismo soy un tomar de decisiones lento, que trato de calcular todo, no soy un buen comerciante que se guia por su olfato y rapidamente toma decisiones arriesgadas. Lo mio es pensar, evaluar y buscar maximizar el resultado positivo reduciendo al maximo el negativo. Yo no me considero un buen tomador de decisiones en todo caso, y no por evaluar mas variables cometo menos errores, solo dejo tranquila mi consciencia de que lo que tomo es realmente lo que quiero.

    El problema que las personas solemos darle mayor importancia a cosas que nunca lo fueron, “me acuesto o no con esa persona” si lo haces o no en la mayoria de los casos sera trivial si ambos son mayores de edad y se cuidan. Renuncio o no, si sientes que te hace mal hazlo, si sientes que los pros son mas quedate y quedate callado (verbal e internamente), estudio A o B, da lo mismo, no puedes pretender a los 17 o 18 años saber que haras por el resto de tu vida, estudia cualquiera y si no te gusta estudia lo otro, trabaja, y fruto de tu esfuerzo haz lo que tu quieras de tu vida.

    El problema es que la mayoria de las personas vive con miedos tontos inculcados por sus cercanos, miedos como si renuncias nunca encontraras nada igual MENTIRA, miedo a que si estudiaste A tienes que el resto de tu vida hacer eso MENTIRA hay mucha gente que trabajando estudia otra cosa y si quieren pueden, me meto o no con pepito, que es lo peor que podria pasar (dejando de lado psicopatas) te gusta y lo pasas bien o mal, o no te gusta terminas y sigues de largo. En especial las mujeres las tienen adoctrinadas con miedos, miedo al sexo por quedar embarazada, miedo a estudiar lo que quieran porque como eres mujer no rendiras (pensamiento burro a morir), miedo a seguir el amor de su vida aun cuando puede que no sea tu esposo.

  2. Trato de evaluar los pro y los contra, pero por sobre todas las cosas trato de seguir a mi guata. Al final uno siempre sabe lo que quiere, pero por presiones propias y del resto a veces nos confundimos. Un buen ejercicio es decir en voz alta cada opción “Quiero A” o “Quiero B”. Lo que te suene mejor, te salga del alma, esa es tu opción.

  3. Yo principalmente me guío por la guata … Pero super responsablemente. Asi es que si la decisión que tomé me lleva cuesta abajo… Digo que era pa poder tomar vuelo… O aprender algo que debía aprender…
    Soy fanatica de las decisiones importantes, he cambiado tantas y tan drasticamente el rumbo de mi vida que ya le perdí el miedo a esa sensación de aprender a volar, ahora con una hija es mas dificil, pero no imposible, y es que salirse de la zona de comodidad es lo que de verdad nos hace avanzar, y ni analizar pros o contras sirve porque al final uno puede estar suponiendo todo el día, mil cosas…
    Asi que como dice americo, a morirrrr

  4. También odio tomar decisiones, creo que hago un pro/con mental y a la vez pienso en lo que quiero (muchas veces lo que uno debe hacer no es lo que uno quiere), Y sobretodo tratar de bajarle el perfil a las desiciones, uno se puede enfrentar a algo muy importante pero hay que acordarse de que nada es de vida o muerte!

  5. para la vida diaria soy super indecisa, pero ahora que lo pienso, creo que las decisiones más importantes que he tomado (qué magister hacer, comprar depto, cambiarme de pega, etc) las he tomado finalmente por guata, no de forma impulsiva sino que sabiendo o intuyendo que esa sería la decisión que me haría más feliz o que me dejaría más tranquila.

Dejar una respuesta