Inside Llewyn Davis: música para mis ojos

91

por Eleonora

Anoche, con mi marido, pasamos una semana con Llewyn Davis. Un cantante folk de principios de los ’60, en una Nueva York demasiado fría. Lo vimos recibir golpe tras golpe, cuidar un gato ajeno, dormir en sofás prestados sólo por la noche, ser un desgraciado, ser un buena onda. Lo vimos cantar. Cantar y conmover. Cantar y fallar. Cantar y nada más. Y cuando la semana terminó, quedamos con más dudas que certezas, con una pena que no pudimos explicar bien, y el deseo muy claro de que Llewyn hubiera existido. Que no hubiera sido un personaje ficticio, originado en la mente de los hermanos Coen.

“Inside Llewyn Davis” es una película que te agarra desprevenido. La vimos porque estaba en la periferia, siempre mencionada por ahí, pero sin mucha expectativa. Y resultó ser una maravilla.

Hermosa en su cinematografía, en sus colores, en sus personajes. Más que hermosa en sus canciones, interpretadas por los mismos actores (Oscar Isaac principalmente, también Justin Timberlake, y hasta Adam Driver) enteras, con su tiempo y sus escenas y ambientación adecuada, lo que hace que se sientan casi como personajes secundarios que nos informan más sobre cada historia.

Aún la están dando en El Biógrafo de Santiago, y ya está disponible para bajar si buscan por ahí. Regálense dos horas para pasar una semana con Llewyn Davis, lo recomiendo.

6 COMENTARIOS

  1. Pucha, mi experiencia fue horrible. Si bien describes perfecto la forma en que se puede ver al personaje, y la película estaba súper bien hecha, yo lo odié.

    Quizás porque actualmente estoy retirándome de mi profesión (audiovisual / no me fue bien), estoy bordeando los 30 y la vi el día de mi cumpleaños (pésima idea, no la hagan!). Creo que lloré gran parte de la película y salí con esa sensación de “puta la wea, por qué vi esta wea hoy” (además la escena del gato en el auto, me mató).

    Lo logra, llega… y a mi me llegó tanto, que la odié y jamás de los jamases la vería de nuevo.

  2. la vi, pero no la encontré obra maestra. es buena, nada que decir, pero no me la repetiría. está bien hecha, el personaje super bien logrado, y el ambiente también….ahora lo que sí, la música preciosa, muy bonita….y el título le hace honor al fondo, con creces.

    eso 🙂

Dejar una respuesta