El cine improvisado de Sebastián Silva

711

sebastiansilva
por Mariana y punto

Cuando Sebastián Silva va al cine le gusta sentarse en el pasillo, por si le dan ganas de salirse de la sala. Le gusta que ver una película sea un evento, pero si se aburre y anda acompañado prefiere salir y tomarse una chela con esa persona. “Me gusta ver películas que sean totalmente inesperadas, que no sean predecibles, es lo que más me entretetiene. Cuando las películas son predecibles en su forma incluso, no sólo en la narración, me aburro un poco”.

Ha escrito y dirigido algunas de las mejores y más reconocidas películas chilenas (La vida me mata, La nana, Gatos viejos), hizo una serie para HBO y ahora está en Chile para el estreno de Crystal Fairy y el cáctus mágico, una película improvisada, que filmó en dos semanas junto a sus hermanos y su amigo Michael Cera mientras esperaban poder grabar Magia Magia, la verdadera película para la que Michael Cera había venido a Chile, después de contactar a Sebastián Silva cuando se sorprendió con La nana una vez en la que que entró a un cine para protegerse de la lluvia.

Magia Magia finalmente no se estrenó en cines, y en cambio por Crystal Fairy y el cáctus mágico (basada en una experiencia que Sebastián Silva vivió el año 2001 junto a su amigo Pedro Piedra, tomando San Pedro en Pan de Azúcar junto a una gringa que se hacía llamar “Crystal Fairy”) ganó como mejor director en Sundance.

Dice que todavía no es una decisión terminal la de dedicarse al cine toda su vida. “Cuestiono a diario si es que en verdad quiero seguir haciendo películas; pero se transformó en una especie de profesión o decidí darle la oportunidad de que se transformara en eso el 2005 yo creo, como en terapia. Estaba con CHC y estaba pintando ene y estaba escribiendo guiones y no sabía pa dónde ir, qué voy a hacer hueón, cuál de todas estas, sentía que en algún momento tenía que decidir por una pa explorar y ver cuál iba a ser una profesión, y junto con mi terapeuta decidí que iba a darle una oportunidad al cine. Es más ambicioso, es más complejo, es como una empresa más grande, sonaba más entretenido tratar. Tenía escrita La Vida me Mata y ahí Peirano me acuerdo que me alentó y me dijo esa está buena, y justo conocí a los Larraín y les conté que tenía un guión y decidieron producirla y se dio así súper rápido. Ahí le di la pasada y el cine entró de una. Tomé la oportunidad muy agradecido, hice La Vida me Mata y yo creo que el primer día de rodaje fue cuando decidí que hacer películas iba a ser probablemente lo mío por un rato largo”.

Esa película fue en blanco y negro en parte para no obsesionarte con la paleta de colores, y en cambio Crystal Fairy la hiciste en dos semanas…
Con las primeras películas uno es más cuidadoso y estai más engrupido, me acuerdo de haber estado leyendo libros de Hitchcock y como que Peirano me alimentaba caleta de libros más teóricos de cine y me compré libros de directores y sus primeras películas, un poco aterrorizado con la idea de ir a un set y filmar una película, la primera, sobre todo yo que fui a la Escuela de Cine por 8 meses, entonces hacer una película era como una aventura súper inesperada. Pero claro, después se te empieza a soltar la mano cada vez más. En La nana era un poco más urgido, y después Gatos viejos ya más relajado. Crystal Fairy fue un poco como un accidente de película, nunca se planeó y yo creo que por lo mismo resultó, pa mí por lo menos, tan fresca y entretenida; encuentro que tiene muy pocos errores porque tenía muy pocas pretensiones.

¿Te acomoda más trabajar estilo Crystal Fairy o en producciones más grandes?

De todas maneras es más entretenido como en Crystal Fairy, pero son diferentes animales… hacer una película de estudio con millones de dólares puede ser una experiencia muy entretenida porque podís hacer efectos especiales y conocer a gente que lo ha hecho en películas increíbles y aprendes mucho, conoces a directores de foto que admirai, es otra la experiencia.

¿Cómo decidiste actuar tu mismo en una de tus próximas películas, Nasty Baby?

Por lo menos para esa historia, siempre iba a ser yo. Estaba basada en una experiencia de un tiempo que viví en Providencia y había un estacionador de autos que era muy violento con la gente y yo tenía un deseo profundo de aniquilarlo; me parecía divertido fantasear con el asesinato de él y cómo quizás mis vecinas me podían ayudar… había como esa fantasía freak de descargar la rabia a través de novelar un asesinato en mi mente y en toda esta historia era yo esa persona. Era un poco terrorífico actuar porque hay unas escenas intensas y dramáticas muy heavy, muy cargadas que igual necesitabai llorar o tener un ataque de pánico, pero confié. Hice como un ensayo con mi hermano que me grabó con un iPhone, pero incluso ese ensayo no era tan patético, igual era fácil verme objetivamente. Cuando estaba editando la película trataba a mi personaje al igual que cualquier otro personaje, no pensaba que era yo.

¿Cómo llegaste a Kristen Wiig, una de tus co-protagonistas en Nasty Baby?
Ella es amiga de una amiga mía, y habíamos pasado por otras actrices que no estaban funcionando, y mi amiga me propuso a Kristen y yo no sabía quién era, y ahí la busqué en internet y me encantó su onda, la encontré muy divertida y hablamos por teléfono y nos cagamos de la risa altiro. Es muy fácil y muy simpática, ahora somos muy amigos.

¿Trabajar en Estados Unidos fue algo que planeaste o se dio?

Fue algo que yo estaba esperando que pasara. Me fui hace caleta de tiempo, como a los 19 años. Igual he vuelto, hubo un periodo que viví acá como 4 años y la mayoría de mis películas las he filmado acá, pero sí, cada vez más está sucediendo esta transición súper orgánica de hacer películas en Chile con actores chilenos, hacer películas en Chile con actores gringos y un par de chilenos, ahora hacer una película donde estoy yo pero es solamente gringos conmigo, y después la próxima probablemente sean puros gringos…

Las últimas películas las escribiste solo… ¿el proceso fue muy distinto a tus películas anteriores?
Sí, a mí me carga escribir, lo encuentro demasiado doloroso, pero una vez que me siento a escribir trato de no para hasta tener el guión y hay días en que estoy muy poco inspirado pero igual me siento frente al computador sus 8 horas. Tengo déficit atencional y me cuesta ene, además yo no soy como un escritor tampoco, escribir un guión yo encuentro que no es una forma literaria, sino que es más bien una guía técnica de cómo dirigir tu película, atmosférica y visual. Prefiero escribir con gente, personalmente lo encuentro más entretenido y que las cosas salen mejor. Aunque varios de los nuevos los he escrito yo solo, se los muestro a otros amigos que escriben, a mi editora, le cuento la historia a muchas personas, pido mucha opinión.

Todas tus películas se han financiado con privados, ¿trabajar sin fondos estatales ha sido una decisión?
No, pa na, es que yo fui rechazado súper hartas veces también, mandé ene guiones y nunca nos ganábamos ni un peso… mandé el guión de La Vida me Mata, de Gatos Viejos, mandé La Nana y nunca me gané plata, ni un Corfo ni un Fondart… pero igual traté.

7 COMENTARIOS

  1. He visto 3 de sus películas y me han gustado mucho por la naturalidad que tienen, por el hecho de la improvisación que Sebastian dice que se da en sus creaciones. Espero que siga escribiendo y se vaya dando todo a su favor, es de los pocos directores que nos está representando

  2. encuentro que este weon es un superdotado natural, seguro y perceptivo
    cuando chica era mi mayo amor platonico, tiene una cosa como de moverse por instinto que es muy rara de ver, hasta en la entrevista, que es como el lugar de mas engrupimiento de todos estos weones el responde palpico de normal y muy relajado

  3. fui al lanzamiento de la pelicula Crystal fairy y estaba sebastian silva junto a sus hermanos, haciendo pregunta-respuesta luego de la peli. Me gusto mucho crystal fairy, me rei demasiado, la recomendo y sebastian me parecio simpatico espontaneo, sencillo, bacan el wn.

  4. Me encanta! moverse bien en los lugares que te gustan e incursionar y probar hasta llegar a estar contento con lo q haces es algo demasiado bacan, creo q por eso le resultan bien las cosas. Es atrevido aunque algunas cosas no le resulten como espera. Mejor intentarlo!

Dejar una respuesta