The Americans: una serie sobre espías y la familia

112

image
por ConchitaQ

Fue uno de los estrenos del año pasado que pasó desapercibido por estos lados. No entiendo bien por qué, ya que The Americans es muy entretenida y original, sobre todo por cómo aborda el engaño, traición y secretismo dentro de una familia de espías. Claro que no es tan producida, estilizada ni sorpresiva como Homeland, Breaking Bad ni True Detective, pero para mí se convirtió en una de esas series adictivas que no puedes parar de ver.

Elizabeth (Keri Russell, nuestra querida Felicity) y Philip (Matthew Rheys) son un matrimonio que tiene dos hijos de 10 y 13 años, una linda casa, un pega normal, y aparentan vivir el “sueño americano”. Ambos son espías rusos que pertenecen a la KGB, y hace más de 15 años que tienen la misión de vivir infiltrados en Estados Unidos en los tiempos de Guerra Fría.

Lo mejor de la historia es que no hay buenos ni malos, sino todo es bien ambiguo y de a poco te van soltando lo profundas que son las convicciones de los personajes. Y lo mismo sucede en ambas partes, tanto para los soviéticos como con los agentes norteamericanos.

Sabemos que nuestros espías rusos harían TODO por lo Madre Patria, pero es heavy cómo traspasan los límites. Porque se trata de un compromiso que involucra sus vidas, la relación de pareja y sus hijos, sumado al problemática de irse acostumbrando al estilo de vida norteamericano.

La relación de Elizabeth y Philip es lo que más intriga en la primera temporada. A través de flashback vamos conociendo la historia de cada uno, y lo tenso que ha sido este plan de casarse y formar familia, pero como parte de su trabajo. Y peor aún, lo importante que es tener que engañar, mentir, seducir y acostarse con sus enemigos para sacarles información confidencial, sin que afecte la vida que tienen juntos.

Todo sucede en los 80s, así que a diferencia de Jack Bauer aquí no hay celulares, internet ni nada de tecnología. Esto lo hace más interesante, porque tienen que usar las viejas técnicas de espionajes del tipo que aparecen en películas como La Vida de los Otros o El Espía. Y con grabadoras de cassette, revelando fotos, teléfonos fijos, puntos de encuentro para la entrega de información, y muchos mensajes en claves, logran ir desenvolviendo los casos de cada capítulo.

Lo otro súper bacán es el repertorio de pelucas y looks que usan para disfrazarse en cada misión que tienen, y lo bien que se ven arriba de esos autos ochenteros.

Un dato de alto impacto sobre esta serie del canal FX Network (que va en la mitad de la segunda temporada), es que el guionista Joe Weisberg fue ex oficial de la CIA y la historia se basó en las notas que dejó un desertor de la KGB! Lo que la hace bien interesante, cuando la realidad supera la ficción.

La primera temporada The Americans (13 capítulos) es muy recomendable, véanla.

7 COMENTARIOS

  1. Yo la seguí harto la primera temporada. Hay que destacar que ellos son un matrimonio de papel no más, o sea no es que estén o hayan estado enamorados ni nada, sólo están casados como un medio para crear esta falsa familia y en el recorrido de la 1ra temporada ves que tanto están involucrados los sentimientos de ellos y como es su lealtad con la causa (él tambalea un poco y ella es tan fría como la guerra). La relación con los hijos también es notable, sus hijos son americanos de tomo y lomo, no saben que sus papás son rusos y menos que son agentes, y en el colegio les pasan la historia del modo americano y sus papás tiene que o morderse la lengua o tratar de que sus hijos vean más allá que la realidad que les vende EEUU. Me costó seguirla por la hora en que la daban, pero tengo pendiente un maratón de esta serie que es notable. Muy fan.

  2. Es buenísima y la segunda temporada está con todo, muy recomendable!! Homeland es muy efectista y muy americana, The americans te mantiene alerta gracias a un excelente guión y actuaciones notables.

  3. Ooh, ¿es como un spoiler el párrafo final: que desertan?? ojalá que no sea un anticipo de como mtérmina la serie.-

    A mi me gustó la serie pero me perdí un poco con los horarios.-

Dejar una respuesta