Lollapalooza Chile 2014, día 2

166

lolla2
por Equipo Zancada

Uno de los mejores fines de semana del año se terminó y estamos felices de lo que vimos. Músicos entregándolo todo, primeras presentaciones en el país, canciones de nuevos discos, grandes clásicos y mucho más.

En la cuarta versión de Lollapalooza, quisimos cubrir lo máximo en nuestro #LollaZancada, para seguir en vivo los grandes momentos que se vivieron. Estas son nuestras impresiones del segundo día y las fotos las pueden revisar en nuestro facebook.

We Are The Grand
Suena un poco extraño comparar dos shows tan cercanos en el tiempo y tan distintos en la actitud. El domingo comenzó con un concierto de We are the grand, una muestra directa y algo inexpresiva de su repertorio actual y futuro. Decían que estaban contentos de estar, pero parecían más interesados en otras cosas. No es tan problemático su sonido (suenan bien, por supuesto), pero en comparación con la fuerza de Natalia Lafourcade, dos horas después, en un escenario distinto, no resultaron particularmente recordables.
Cristóbal Carrasco

Ana Tijoux
De a poco se fue llenando el escenario donde tocaría Ana Tijoux, elegida por la Rolling Stone gringa como la mejor rapera en español luego de que se presentara en el SXSW. Ya lo sabíamos, Rolling Stone. Sus canciones pro Latinoamérica, pro memoria, pro pueblos fueron cantadas con talento (a veces por partida doble porque Ana fue acompañada por Jota Droh) frente a un público concentrado, obediente y participativo que se encendió cuando comenzaron a sonar himnos como “1977”, “En paro” o “Sube”. 
Javiera

Natalia Lafourcade
Quizá fue su papá chileno que le contó muchas cosas buenas sobre nuestro país, pero la cosa es que durante todo su show de ayer en el Playstation Stage, se veía absolutamente feliz de estar tocando por primera vez en Chile. Y la felicidad se notaba en su belleza, en su brillo (casi literal, ya que estaba de pies a cabeza vestida de plateado), en su sonrisa y en su actitud que se describe de mejor manera con una sola palabra: tierna. Los que la conocemos hace tiempo nos emocionamos con que decidiera incluir en su show joyitas antiguas como “Casa”, “En el 2000” y “Te Quiero Dar”, y entre sus canciones nuevas se sacó colaboraciones con Gepe y con Meme del Real de Café Tacuba. momentos altos de un show que me atrevería a declarar como uno de los mejores de esta versión del festival. 
Eleonora

Portugal The Man
Llegué sabiendo poco y nada de esta banda y me fui deseando que se mantuviera así. La gran afluencia de público en ese escenario me contradecía: muchos adolescentes esperaban con ansias a este grupo estadounidense que en un principio dio bastante más protagonismo a los teclados que a la aguda voz de su vocalista, John Gourley, y con un desenfreno instrumental que se sintió a ratos innecesario. Así fueron revisando más que nada canciones de sus discos Evil Friends y American Ghetto, hasta que cerca del final los muy perla hicieron un cover de “Another brick in The Wall”. Al terminar, mientras se retiraban del escenario, uno no podía darles al menos una estrellita por el entusiasmo. 
Javiera

Johnny Marr
Cumplió lo que venía a hacer: apelar a la nostalgia de los clásicos de su ex banda The Smiths. Partió su presentación con un par de temas de su disco solista The Messenger, para luego incluir las canciones que todos estábamos esperando. “Bigmouth strikes again”, “Stop me if you think you’ve heard this one before”, “How soon is now”, y “There is a light that never goes out”, sonaron impecables y realmente fue muy emocionante escucharlas en vivo. Otro gran momento fue cuando cantó el cover “I Fought The Law” (The Clash). No cabe duda que es un referente del pop británico, pero debo reconocer que a ratos encuentre un poco triste que el público sólo prendiera con las canciones que Marr compuso para The Smiths.
Conchita

Inti illimani
Ese dicho “si es chileno, es bueno” es bastante bobo, pero pareciera que ese fue el caso con Inti Illimani ayer. Un Playstation Stage repleto con un público que con aplausos, silbidos, y bailes demostraban que valoraron la presencia de la banda en Lollapalooza, que estaban conscientes de estar viendo a una de las grandes leyendas de la música chilena. Por esto mismo se generó de inmediato una química especial entre el público y la banda, llegando a su peak en momentos como el de “La exiliada del sur”. 
Javiera

Niño Cohete
Los músicos chilenos jóvenes suelen hacer sus mejores conciertos cuando tocan por primera vez en Lollapalooza. Nunca me voy a olvidar de la primera vez de los Fother Muckers, Javiera Mena, Adrianigual y Protistas, por la emoción, la puesta en escena y el sonido impecable. Lo mismo me pasó ayer con Niño Cohete; los había visto un par de veces en las tocatas de La Tienda Nacional y me gustaban discretamente, pero en La Cúpula del Parque O’Higgins (que estaba repleta, mientras afuera tocaba Julián Casablancas) sonaban como un grupo grande. El público era fan y coreaba sus canciones, las visuales le daban más vida que muchos de los otros conciertos de fondo negro del festival, y así Niño Cohete se transformó en uno de mis favoritos de este Lollapalooza.
Mariana y punto

Julian Casablancas
Hay algo en la nueva propuesta de Julian Casablancas (ahora junto a The Voidz) que invita al acercamiento. Por una parte, no debería ser tan obvio que suene a The Strokes, pero lo hace, pero a la vez exagera esos guiños y los lleva a un extremo. Ize of the world sonó más ruidosa, menos pulcra, y esa intención basta para entender que su futuro como solista no parece estar ligado a su primera propuesta, y que, por decirlo de una manera, está más lejos de repetir 11th Dimension que su último disco con The Strokes. Hay algo de gracias, también, en que después de nueve años haya logrado, en pocos minutos una cercanía con el público
Cristóbal Carrasco

Savages
Me hizo pensar en Patti Smith, de quien, pongo las manos al fuego, deben ser férreas discípulas. Elegantísimas en blanco y negro se plantaron sobre el escenario Playstation haciendo sentir el noise de sus guitarras y la fuerza de su batería desde el principio hasta el final del show. Al ver cómo el cuerpo entero de la vocalista se mueve con cada arreglo, podemos percibir cómo siente la música. El poder femenino del 2014 estaba en sus manos.
Paty Leiva

Vampire Weekend
Modern Vampires of the city, el último disco de los Vampire Weekend se lanzó hace casi un año y sus canciones, algunas más alejadas de sus primeras influencias, suenan tristes y esperanzadas. Hay pocas, como “Diane Young” o “Finger Back”, que inviten tanto al baile como “A-punk”, “Cousins” o “Holiday”, todas de sus discos anteriores. Los Vampire Weekend deben saberlo, porque su propuesta se acerca mucho más a animar desde la tranquilidad que desde el movimiento. Decidieron, ayer, tocar la reposada “I stand corrected”, que sonó tan bien como Walcott, una canción de despedida que fue el mejor momento de su tarde. Es complejo lograr ese equilibrio, porque muchas de sus canciones no son propiamente temas de festival, y es obvio que no inviten a los espectadores primerizos de su música. Para los demás, fue un concierto perfecto.
Cristóbal Carrasco

Lorde
David Bowie le dijo a Lorde que escuchar su disco “Pure Heroin” era como escuchar el mañana. Así de maravillado estaba el Duque Blanco y con esta anécdota debieran terminar estas líneas, qué más se puede decir.  Pero es imposible no seguir hablando de Lorde, la pequeña maravilla neozelandesa de 17 (!) años, de elegante pero a la vez humilde presencia sobre el escenario- en un momento pide disculpas por hablar en inglés. Adorable. Por supuesto que “Royals” y “Tennis Court” fueron las más coreadas, cada vez que su pelo flameaba nos daban más ganas de tenerlo y luego de ver su presentación pensamos “qué alivio”. Qué alivió saber que en este mundo una niña todavía puede elegir no vestirse como bataclana para ser reconocida y sólo poner su talento por delante (sí, a ti te hablo, Miley). 
Javiera

Pixies
Son una banda donde la historia y disciplina están siempre presentes.
No hay que ser fan de los Pixies para conectar con su música, que se caracteriza por sus sonidos distorsionados de guitarras, los coros melódicos y gritos de Black Francis. Sobre el escenario son muy sobrios, pero transmiten toda la energía que ponen en la interpretaciones de sus canciones.Dentro de sus temas más coreados estuvieron “Wave of mutilation”, “Isla de encanta”, “Caribou”, “Here comes your man” y “Where is my mine?” Y en lo personal, me encanta como suena en vivo La la love you, cantada por el baterista David Lovering. La gran novedad fue la bajista Paz Lechantin (con una flor en el mástil), que dejó a todos sorprendidos por lo seca, guapa y bien que lo hace reemplazando a Kim Deal. Además está vez llegan a Chile con la noticia del lanzamiento de su próximo disco Indie Cindy, que viene a reafirmar que son un grupo ultra vigente que sabe mezclar lo clásico con lo nuevo.
Conchita

Arcade Fire
Lo de Arcade Fire es para llorar. Yo lloré, gente al rededor mío lloró, y más de alguno que no pudo ir y que lo vio por streaming debe haber llorado. Es que para los que veíamos videos en Youtube de Arcade Fire en vivo desde hace años, tenerlos ahí tan cerca, tocando canciones como “No Cars Go” o  “Neighborhood #1”, producía una emoción difícil de contener. Desde los primeros bailes con “Reflector” hasta los últimos coros con las manos en alto en “Wake Up”, creo que se puede afirmar que Arcade Fire hace un show perfecto. Incluso con el momento extraño en el la banda falsa “The Reflectors” tocó el cover de The Smiths que hace Mikel Erentxun. Aún así, perfecto. Y cuando terminó y el confetti que una vez estuvo en el cielo ahora llenaba el suelo, muchos nos fuimos a la casa sabiendo que no había mucho más por ver. Por lo menos nada que superara la belleza de lo que habíamos visto, ahí, con nuestros propios ojos, en nuestra ciudad, esta vez no por Youtube. 
Eleonora

New Order
Gran parte del público de Arcade Fire prácticamente se desdobló para llegar a tiempo para ver a una de las leyendas vivientes de la jornada. Una vez ahí nos preguntamos cuántos años ya llevaban tocando, y la conclusión fue que no importa. No importa, no se nota. Sumner y Morris están intactos y así también lo está su legado. Por ejemplo, “Bizarre Love Triangle” es algo que todo el mundo debiera ver en vivo alguna vez.
Javiera

Soundgarden
Valió la pena la espera. Soundgarden tuvo una generosa actuación frente a los fans que los esperamos durante tanto tiempo. Chris Cornell es un frontman completo, conversador y con ganas de que el público participe. Nos grabó con su iPhone, nos quiso hacer gritar en sus tonos (cosa que no fue posible) y agradeció que estuviéramos acá tras la espera de tantos años. Intercalaron canciones de “King Animal”, su último disco con los clásicos de hace 20 años. Entre los momentos más emocionantes estuvieron “Blow Up The Outside World”, “The Day I Tried To Live” y “Rusty Cage” con la que bailé como si no hubiera un mañana. El show terminó con más de 10 minutos de distorsión de guitarras en manos de Cornell, Kim Thayil y Ben Shepherd después de “Slaves & Bulldozers”, como si fuera 1994 otra vez.
Paty Leiva

Revisa las fotos del día dos.

#LollaZancada / día 2 / música
#LollaZancada / día 2 / ambiente

16 COMENTARIOS

  1. Soundgarden maravilloso, increíble, potente y con un enojo tipo rockero en pleno escenario, ja!
    Y ver al Inti y tanta gente cantando con ellos fue espectacular <3
    Nunca había ido al Lollapalooza y ayer en la mañana me avisaron que tenía dos entradas, así que partimos desde Valpo y hoy estoy hecha pebre, pero feliz! Me encantó toda la onda.

  2. jovanotti es un seco. rapeo gracias a la vida completa , sin leerla , se la sabia de memoria. y tambien repetia fraseos de la anita tijoux. el weon era entero tela. vacile todo el rato.
    valió!!

  3. Portugal. The man no tocó temas del American Ghetto. La mayoría que tocó eran de los dos últimos discos (diría que más que nada del ultimo) y un solo tema del The Satanic Satanist…

  4. Se me puso la piel de gallina con leer el review de Arcade Fire, fue un momento sublime de catarsis colectiva. Sonido impecable, definitivamente será una banda de culto. New order impecable, Lorde adorable, y Savages para mi una de las jovitas escondidas que traía el lollapalooza de este año.

  5. a qué new order fueron? el homenaje supuesto a ian fue patético y las versiones horribles. El resto, new order haciendo new order… cumplió … pero más por respeto a la trayectoria que por algo más… era como un trámite hecho con sintetizadores. Reguleque

  6. Vampire Weekend muy entretenidos y de una excelente calidad, ademas los integrantes estaban ultra agradecidos y eso se agradece de vuelta.

    y arcade fire, de repente me sentia en una iglesia de esas donde hay un coro afroamericano y todos bailan y cantan con ellos. asi de potente

  7. Siento q a Julian Casablancas le están justificando el desastre que hizo arriba del escenario, sólo eso diré. Y Arcade Fire, dios mío que show!! redondo, perfecto, sonaron increíble, su conexión con el público era para llorar, los amé de principio a fin… y acá no hablaron de Axwell (vi a New order antes eso sí un buen rato) pero eso estuvo la raja!! perfecto final, bien arriba!! Y por lo menos el domingo no me costó tanto llegar a mi casa como el sábado 🙂

  8. Eleonora!! me emocionaron tus palabras y me siento totalmente representada por ellas…
    Arcade Fire se lució!! he ido a los 4 Lollapalooza, vi incluso a foo Fighter (mi banda favorita desde pocket), y me puedo arriesgar a decir que por sonido, show y banda, Arcade Fire sería de las mejores puestas en escenas vistas en el festival versión criolla =)

    Saludos!

Dejar una respuesta