Lollapalooza Chile 2014, día 1

214

lolla1
por Equipo Zancada

Qué lindo día el de ayer. El clima acompañó en la tarde, mientras quienes estábamos en el festival caminábamos o corríamos de un lado para otro, intentando quedar en la mejor posición para ver a nuestras bandas escogidas. Otros preferían el pasto y quedarse en tranquilidad coreando desde atrás las canciones, pero de donde sea, es imposible pasarlo mal en Lollapalooza.

Estuvimos sacando fotos y compartiendo nuestros comentarios con #LollaZancada en las redes, vimos muchas bandas y acá están nuestros comentarios y las fotos del día uno las pueden ver en nuestro facebook.

Café Tacvba
Siempre son recibidos con los brazos abiertos, son de la casa. Han venido varias veces a Chile y siempre se nota que lo pasan bien, lo que lleva a que el público lo pase increíble con ellos. Tocaron hits probados y algunas canciones ante un Claro Stage repleto. Rubén, el vocalista, como siempre demostró que es el líder ideal de una banda, es carismático, simpático y muy buen intérprete en el escenario, además, siempre sonrió y expresó emociones al público. Ingrata, Flores y el cover de Déjate Caer, fueron puntos altos en una presentación que como siempre, dejó las puertas abiertas para esta banda mexicana que realmente… ya es de casa.
Felipe

Mangoré
Lo que uno busca al ir a un festival de música como Lollapalooza es emoción. Y a veces esa emoción puede encontrarse en los lugares más inesperados. Mangoré (la banda ganadora del concurso de Coca Cola FM para tocar en Kidzapalooza) parecieran ser amigos o compañeros de colegio que la pasan bien tocando música, nada más. Entre los niños del público, que a esa hora ya esperaban el show de 31 minutos, se encontraban adolescentes que bien parecían ser el resto del curso, o los amigos de la infancia de la banda: coreaban las canciones, cantaban gritos de apoyo, y cuando Mangoré llegó a la última canción simplemente no pudieron evitar pararse (contra las indicaciones del staff Lollapalooza que prohíbe a los adultos ponerse de pie) e improvisar un mosh pit, gritando la letra, levantando las manos, compartiendo y disfrutando tanto con la banda este momento de victoria y promesa. Y, a pesar de no conocer nada de la banda y no conectar con la música (una especie de rock/funk chanchoenpiedraesco), todos los que estábamos ahí no pudimos evitar emocionarnos con su entusiasmo.
Eleonora

Cage the Elephant
El show de Cage the Elephant siempre va a ser una apuesta para ver en vivo, ya que son divertidos y su vocalista Matthew Shultz baila por todos. Lo que se le había criticado del show anterior, de que mientras eran entretenidos de ver, su presentación en vivo no se comparaba con la calidad y potencia de sus trabajos en estudio, este año pareciera haber mejorado. La hora del concierto es precisa para el paseo de la banda por sus hits y para que Matthew se lance al público de forma un poco fallida pero no menos divertida para nosotros. Seuna Aberdeen y todos corean, suena Take it or Leave It y la gente se la aprende al hilo. Recordó al potente show de Kaiser Chiefs el año pasado, pero claramente faltándoles unos años de carrera. Definitivamente son la banda que viene a llenar el hoyo que dejaron los grupos de indie rock de principios del 2000 que ya nos abandonaron.
Aleyjets

Capital Cities
Es igual a: fiesta. Los tipos lo pasan bien en el escenario cantando, pero sobre todo, haciendo bailar a los demás. Su especial mezcla de bronces y electrónica le da una personalidad única al sonido de la banda, que hace que sus pegajosos hits logren conmover además de prender el ambiente. El estupendísimo Ryan Merchant fue cálido y buena onda, y Sebu Simonian estuvo divertido como siempre, tiró su chaqueta bordada al público (tiraron varias) y se movió de un lado a otro alternando el baile con los teclados.
El resto de los músicos es igual de carismático. Terminaron todos bailando y pidiendo que cada persona se sacara una prenda de ropa para agitarla en el are. Me mato un poco pasiones eso sí, cuando dejar andando Safe and Sound mientras agradecían, pero de todas maneras fueron los más bailables y animosos.
Paty Leiva

Imagine Dragons
Toda una sorpresa esta banda, de la que habíamos comentado algo sobre sus videos. Es increíble cómo el público es un alto porcentaje de lo que puede llegar a entregar una banda, y en este caso los fans que corrían a buscar un buen puesto para ver a esta banda estadounidense entregó. Algunos prendidos hits como Radioactive más la gente gritando sus canciones, lo pusieron como un punto alto del festival.
Daniela Paz

Jake Bugg
No es difícil encontrar algo de gracia en lo que hace Jake Bugg. Su inicio con There’s A Beast and We All Feed It daba la impresión de que quienes estaban en el Playstation Stage eran unos privilegiados, y que la fuerza de esa primera canción se mantendría. Quizás para algunos fue así, pero dio la sensación que cuando intentaba ser más él y se alejaba del country, algo se perdía. La cuestión es compleja, porque hay algo en Two Fingers, su canción más popular, que da la impresión de que será él quien triunfe (solo por su primera frase debería ser rescatado: “tomo para recordar / fumo para olvidar”) pero no sé si quedó tan claro ayer.
Cristóbal Carrasco

Upa!
La banda es una sana costumbre de recordar, porque recordar siempre es bueno y por eso Upa! cumplió. La banda tocó todos sus hits como Fotonovelas, Cuando vuelvas, Ella llora, Río Río y Sueldos, logrando la complicidad de un puñado de seguidores que dejaron pasar algunas descordinaciones en la presentación, y que además escucharon respetuosamente un par de nuevas canciones. Fue agradable  ver otra vez a esta banda nacional, pero sobretodo fue agradable escuchar en vivo canciones que son parte del colectivo ochentero y que en más de algún momento hemos escuchado sin asociar inmediatamente a Upa!. Show corto, preciso e íntimo en una cúpula que se llenó en poco más de tres cuartos, algo que quizás a ellos mismos los sorprendió.
Felipe

31 Minutos
Si hay algo que impresiona de los conciertos de 31 Minutos es la simpleza con la que logran congregar a la gente y entusiasmarlos. El escenario de Kidsapalooza los recibía dos años después con una formación mucho más clara, con la sensación de que se trataba de una banda y no de un conjunto de personas sobre el escenario. Y eso se nota, por sobre todo, en las versiones que cambian. La versión lenta de Nunca me he sacado un 7, o el pequeño cover de Please Don’t Go de The Sunshine Band hacen creer que lo que hagan saldrá bien. Pasa eso, justamente, en una de sus canciones menos populares: Mi castillo de blanca arena, un tema de acordes tristes sobre amigos imaginarios que en vivo suena como una de sus mejores.
Cristóbal Carrasco

Phoenix
No sé si tenías que estar metida en el medio, más adelante. No sé si el tema era que Phoenix es una banda más para teatro que para escenario grande. Sí sé que la emoción que sentí el 2010 en el Caupolicán no se sintió en el Parque O’Higgins. Se agradeció la inclusión en el setlist de canciones más antiguas como Consolation Prizes o If I ever feel better, también se agradeció que el show comenzara en un punto alto con Entertainment que parece estar hecha para ser coreada en festivales. Pero a medida que el show terminaba, 5 minutos antes de lo presupuestado y cuando ya se empezaba a sentir un intenso frío nocturno, me quedé con la sensación de que la energía de Phoenix se siente mejor más de cerca, quizás con menos gente.
Eleonora

NIN
Presenciar a Nine Inch Nails hacer música es un privilegio que no hay que dejar pasar. El montaje de anoche fue tal como se espera de ellos: espectacular, nada superará el del tour del 2008 –que era de una genialidad impresionante– pero no podemos decir que este juego de luces haya bajado el nivel. La primera mitad fue intensa, quizás hasta un poco árida para quien no sigue a la banda, pero la segunda parte fue donde lanzaron los hits del último disco y ya nadie se pudo resistir. Lo mejor fue que cuando creíamos que todo había terminado, Trent Reznor (nadie puede seguir viéndose musculoso con chaqueta de cuero cerrada hasta el cuello más que él) volvió a aparecer bajo un haz de luz para regalarnos “Hurt“, una de sus canciones más emblemáticas y entrañables, que, junto con “Copy Of A”, segundo single del su último disco “Hesitation Marks“, fueron el punto más alto del show.
Paty Leiva

Red Hot Chili Peppers
El show estuvo bueno, pero honestamente esperaba mucho más. Está claro que son una gran banda, secos (en especial el mítico Flea y Kiedis), son simpáticos con el público y se lucen bailando con sus movimientos extraños, pero me quedé con gusto a poco.
RHCP tiene un repertorio de hits increíble, por lo que debe ser difícil dejar contentos a todos sus fans. Partieron con grandes temas como Can’t stop y Otherside, y luego terminaron con Under the bridge, By the way, Around the world y Give it away.
El setlist del recital fue raro, porque se echaron de menos otras canciones que habían tocado en vivo últimamente. Además, hacía frío y todos estaban imposible más abrigados. El mino de Anthony Kiedis con gorro de lana y polerón! Me atrevo a decir que éramos muchas las que esperábamos verlo bailar sin polera y con bastante más energía sobre el escenario.
Conchita

Revisa todas nuestras las fotos:
#LollaZancada 2014 / día 1 / música
#LollaZancada 2014 / día 1 / ambiente

11 COMENTARIOS

    • AFI estuvo increíble, lejos mi favorito de este año. Davey Havok es el tremendo frontman y el cover de The Cure fue impecable <3

  1. NIN increible aunque me quedo con el show anterior y Red Hot me desolucionaron esperaba mucho mas la hicieron larga entre cancion y cancion pero como todos los años un lujo ir a ver tantas buenas bandas en un mismo lugar excelente produccion

  2. Al igual que el comentario de arriba, NIN increíble, será difícil superar la genialidad de la gira del 2008, pero su presentación de los puntos altos del lollapalooza 2014. Y me fui con una sensación similar con RhCP, un poco desilucionada, sobre todo comparándo con lo entretenido que estuvo el concierto de su visita pasada, el sábado a ratos los sentía como apagados, y se notaba en los comentarios del público. Por redes sociales varios fanáticos comentando lo mismo, feliz de haberlos visto de nuevo, pero en lo personal esperaba mucho más, quede con gusto a poco.

    • Lucybell también estuvo muy entretenido y emotivo! Se notaba que en el público había fanáticos que siguen a la banda desde los inicios, sonaron impecable!

  3. El show de RHCP bueno? para mi fue el peor de los shows que he visto de los 2 lolla a los que he ido (2013 y 2014), me dan pena sus fans porque el show fue pésimo, Anthony Kiedis es muy desafinado y el sonido no se que onda pero se escuchaba muy mal, pa una banda que lleva tanto tiempo mal mal mal.

Dejar una respuesta