Voluntariado y ecología: Acciones que no tienen precio

247

image
por Sur en #Zancada8

Pasar del dicho al hecho y de la queja a la acción. Ese es el factor común de este grupo de hombres y mujeres que dedican parte de su vida a cuidar el medioambiente, con todo lo que eso significa. Como si fuera poco, su acción tiene un apellido: VOLUNTARIA. Y estamos de acuerdo con Diana, voluntaria de Greenpeace, cuando dice “ser voluntario y activista en los tiempos que vivimos es un acto revolucionario” y con Zico, Director Ejecutivo de O.R.C.A Chile cuando sentencia: “Acá ganas o te mueres peleando”.

LA MOTIVACIÓN
Para emprender una tarea como ésta es indudablemente necesaria la motivación que impulsa a la acción. Los principios y convicciones deben volverse carne y trabajo concreto, pero ciertamente antes de transformarse en voluntarios de las organizaciones en que hoy participan, varios de los entrevistados estaban buscando el espacio donde poder transformar en acción sus motivaciones personales, sus inquietudes… Para Fernando de No a la termoeléctrica de Concón era necesario reunirse junto a otros para hacer colectivamente “un cambio de switch que ayudara a entender el nuevo pensamiento global”. Para Lake de Ciudad Viva en un comienzo el enojo fue un motor: “al principio la rabia contra una ciudad vejatoria y excluyente, la frustración de no poder incidir siquiera en temas tan locales como lo que pasa en la calle donde uno vive”. Incluso las ideas prístinas y sencillas de María Jesús de la Coordinadora Ciudadana Ríos del Maipo, de querer que los ríos sean libres y de David (No más vivisección) de buscar cambios positivos para los animales. Todas motivaciones válidas, sentidas por muchos, pero que pocos las transforman en acción, y menos, en voluntariado. Víctor de Puelo sin Represas afirma convencido: “Como estamos en la indefensión, no queda otra”. El poder de las mega empresas que buscan lucrar con el medioambiente, sin contemplaciones a humanos, paisajes ni vida silvestre, sus abusos y atropellos también son el germen de motivación para muchos. Fue lo que le sucedió a Constanza del movimiento Asambleas por el Agua del Guasco Alto cuando conoció lo que estaba sucediendo en Pascua Lama: “Me pareció inconcebible que se destruyeran las máquinas generadoras de agua: los glaciares, y que se pusiera en riesgo la vida de la gente y sus actividades productivas tradicionales”.

image

LA IDENTIFICACIÓN
Pero ¿cómo se transita de estar motivado a actuar? Muchas veces la respuesta tiene que ver con juntarse y encontrarse con otros que piensan lo mismo y que están dispuestos también a la acción voluntaria.
A Jaime siempre le gustó la acción directa y concreta que hacía Sea Shepherd. Para él, el modo indicado de canalizar el respeto y admiración que siente por el mar fue unirse a combatir a las flotas japonesas que matan ilegalmente ballenas.
Para Diana el foco de Greenpeace fue un elemento central al momento de transformarse en voluntaria e intentar hacer algo por construir un mundo mejor: “En Greenpeace nos manifestamos claramente contra sistemas errados, contra políticas que no protegen el medio ambiente, contra empresas que contaminan o contra gobiernos que no legislan adecuadamente”.
Encontrar espacios horizontales y transversales fue lo que gatilló la identificación de María Jesús con la Coordinadora Ciudadana Ríos del Maipo. Sin duda para ella la verdadera transformación social nacerá desde esos espacios, no desde las jerarquías o partidos políticos.
Aprender con otros, crecer en la experiencia, enriquecerse de nuevas miradas es parte también de lo que va afianzando la identificación de los voluntarios con sus grupos y compañeros de trabajo. Le sucede a Víctor, a Constanza, a Lake…

LA ACCIÓN

Ahora… ¿qué hacen estos voluntarios dentro de las organizaciones en las que trabajan? Tareas variopintas y heterogéneas que tienen que ver con los intereses de cada uno y con las líneas de trabajo de sus organizaciones.
Fernando de No a la termoeléctrica de Concón está en la línea de crear piezas gráficas que difundan la lucha del movimiento que busca evitar que una termoeléctrica se instale en el Río Aconcagua. Necesitan adherentes, más gente que se sume a la batalla y para eso la propaganda es fundamental.
Ir al choque y estar en terreno es lo que identifica a movimientos como Sea Shepherd y O.R.C.A Chile. Estar en el mar enfrentando barco a barco a las flotas japonesas o salvar animales que están en problemas es lo que emprenden Jaime y Zico, respectivamente desde sus organizaciones.
David, por su parte, está trabajando en una organización que plantea la no utilización de animales para el testeo de productos cosméticos. Para él “si bien es fácil elegir marcas que no experimenten en animales y ya se está prohibiendo en algunos países que se usen para pruebas de cosméticos, apuntar a la investigación biomédica o académica es un debate más complejo”. Y ahí está él, además de estar en la participación de acciones que involucran a otros voluntarios de No más vivisección, tales como marchas y foros.

image


LAS CONSECUENCIAS

En general los entrevistados coinciden en que, afortunadamente, sus familias y amigos han sido un apoyo para el trabajo que realizan, aunque muchas veces el voluntariado esté por sobre otras actividades que dejan de lado vínculos o relaciones fundamentales para todos ellos. Diana (Greenpeace) declara “que al creer y tener el convencimiento de lo que hacemos, y al estar participando constantemente, uno da prioridad a actividades relacionadas al voluntariado”.
Aun así hay algunos que han tenido consecuencias más notorias, por ejemplo, en lo laboral. María Jesús (Coordinadora Ciudadana Ríos del Maipo) reconoce que en su trabajo en el sector público mantiene un bajo perfil porque, ella misma dice, “nunca se sabe”. Zico de O.R.C.A Chile reconoce que desde que batalla en este frente “los trabajos que tomo son los que no vayan directamente en contra de lo que hago en la organización”. Lo mismo sucede con Constanza del movimiento que se opone a Pascua Lama, a quien muchas veces le han ofrecido interesantes oportunidades de trabajo “pero las he tenido que rechazar en su mayoría, ya que vienen de instituciones manchadas por su apoyo a las empresas de muerte”. Incluso los tiempos se van revirtiendo en algunos casos. Víctor (Puelo sin Represas) reconoce: 60% de su tiempo va al trabajo voluntario, 40% a actividades remuneradas.
Yendo más lejos nos encontramos también con situaciones más complejas que afectaron y afectan a algunos de estos voluntarios. Amenazas e intentos por dejar a los voluntarios sin trabajo por la oposición a una autopista urbana es lo que cuenta Lake de Ciudad Viva. “Varias veces he debido soportar a más de alguien enojado, golpes y amenazas de muerte, pero es parte del show”, reconoce Zico asumiendo los costos de sus acciones. En el caso de Víctor todas las persecuciones, las amenazas y calumnias son indicadores que alientan ya que “confirman que vamos bien encaminados”.
A pesar de lo anterior, todos coinciden en que los beneficios no se comparan con los costos. David lo resume muy bien: “Toda actividad, tanto personal como laboral, siempre va a implicar algunos costos, pero lo que se logra no tiene precio”.

Siendo así, ni su trabajo –voluntario y gratuito- ni lo que con él logran, tiene precio.

Los entrevistados y sus organizaciones:

Constanza es voluntaria de ASAMBLEAS POR EL AGUA DEL GUASCO ALTO
David es voluntario de NO MÁS VIVISECCIÓN
Diana es voluntaria de GREENPEACE
Fernando es voluntario de NO A LA TERMOELÉCTRICA EN CONCÓN
Jaime es voluntario de SEA SHEPHERD
Lake es voluntaria de CIUDAD VIVA
María Jesús es voluntaria de COORDINADORA RÍOS DEL MAIPO
Víctor es voluntario de PUELO SIN REPRESAS
Zico es voluntario de O.R.C.A Chile

(Este artículo –y mucho más– fue publicado en la Edición Especial Aniversario Zancada #8: A Color, que puedes ver aquí o en este link).

10 COMENTARIOS

  1. Horriblemente redactado, creo que lo peor que he leído aquí, pudieron ir persona a persona haciendo las mismas preguntas mas ordenado y mas ligera la lectura.

    Por mi parte quiero reclamar y fuerte con el voluntariado en Chile, hay instituciones que son muy nobles y ayudan a niños con cancer, sida, a viejitos, a mujeres abusadas, etc, y todo es muy noble y positivo, he conocido voluntarias que van a darle clases a los hospitales a niños que no pueden ir al colegio, lo hacen gratis y lo hacen con mucho amor. Pero por ejemplo GreenPeace hace como 10 años quise entrar a la ONG y me dijeron necesitamos dinero no personas, esa misma asquerosa respuesta la recibi en innumerables ONG ligadas a la ecologia que era lo que me tiraba mas fuerte, tenia juventud, entusiasmo, podia desde barrer, ir a manifestaciones, producir contenido, etc, todo sin cobrar un peso, pero al final en muchos casos no hay ninguna forma facil de ingreso salvo que quieras donar dinero, que eso te ponen carteles grandes por todos lados.

    Eso si agradezco la web 2.0, las redes sociales y todo lo nuevo, porque las personas comunes han encontrado nuevas formas de organizacion, mas flexible, orientadas a cambiar el mundo y no recolectar dinero, que rapidamente se dan cita y puedes ayudar un dia concreto, cosas con perritos o gatos abandonados, evitar las hidroelectricas, gratiferia, y un sin numero de actividades pequeñas, pero rapidamente convocan a mayorias y logran cosas. El futuro de las ONG lo veo fuerte por ese lado, y la juventud es la que lleva la batuta. Yo creo que existen miles o millones de personas con ganas de ayudar, de dar su tiempo al resto, pero existe ignorancia y falta de comunicacion, y asi muchas personas terminan desperdiciando su vida en internet, en ver series y otras cosas, cuando feliz podrian estar ayudando a otros y compartiendo.

    Y mi granito de arena, he sido monitor de scout, trabajo voluntario en el cual le he enseñado a niños algo de ecologia, de compartir con otros y de valorar el medio ambiente, es algo magnifico pero consume mucho tiempo de tu vida

    • Pareciera que Greenpeace se preocupa más de recaudar dinero que de reclutar voluntarios, lamentablemente son la ong medioambientalista más famosa. Me encantaría que alguien me explicara que hacen con tanta plata, aparte de todo lo que gastan en publicidad.
      Yo soy voluntaria de una ong y me aburre que la gente me pregunte si somos como greenpeace :/

    • Pucha q es cierto eso que algunas fundaciones sólo reciben plata y no voluntarios. El año pasado, mandé mails a varios hogares, ONGs, etc relacionadas con niños para poder participar como profesora y poder enseñarles inglés (y lo que necesitaran en vdd), pero sólo me encontré cuentas corrientes para apadrinar o donar plata. Yo se que los niños no viven de amor o bolitas de dulce, pero en estos momentos lo único que puedo entregarles es amor, tiempo y dedicación y siento que a esos peques les falta mucho de eso y me dio lata no tener el espacio para darselos.
      Por otro lado, al igual que tu cuando fui scout ayudé bastante de muchas formas, y luego entro a la iglesia y en el Equipo de Servicio, pude hacerlo aún más.

  2. Me encantaría ser de Sea Shepherd y andar en los barcos defendiendo a las ballenas de los japoneses *_* pero yo creo que sólo un puñado de gente es la que logra hacerlo :/

    • Pero puedes hacerte voluntaria en costa y después postulas para irte el alguna campaña, tienen varias campañas aparte de la de las ballenas

  3. Agradezco que escriban sobre estos temas, sin duda un aporte, gracias por poner los links tb!!! 🙂

    De verdad que es penoso como la gente sigue viviendo su vida, teniendo hijos y pensando que ellos van a tener una vida tan traquilita como la que tenemos nosotros actualmente. Lo cierto es que si no cambiamos nuestra forma de consumir y desechar, se les viene un futuro bastante negro, y de hecho, nosotros estaremos vivos para tener que aguantar eso.

    Partir por casa es lo primero para generar un cambio global, no use bolsas, recicle, REDUCIR! es de verdad muy fácil y lo es aún más si piensan en sus retoños, dándoles el ejemplo y siendo un aporte para el mundo que ellos van a recibir a futuro.

  4. Creo que es un gran aporte lo que hacen las personas de estas entidades voluntarias, porque siento que están protegiendo la naturaleza y esas personas hacen cosas que otros quisiéramos hacer, pero no siempre se puede.- Yo estoy convencida de que si cada uno pone su GRANITO DE ARENA, en lo que se refiere a ser VOLUNTARIO, desde tu generosa perspectiva de vida y ECOLÓGICO por Solidaridad con el Planeta, lo puedes hacer siempre , con buena voluntad, sin necesidad de figurar .- No podemos olvidar que “MUCHOS POCOS, SIEMPRE HACEN UN MUCHO”

    Tengo esperanza que , mis 4 adorados nietecitos, tendrán un mundo mejor.

Dejar una respuesta