La chica de Chiloé que ganó un Emmy

497

PaulaGomez
por Daniela Paz & Mariana y punto en #Zancada8

Si Paula Gómez hubiera sido protagonista de un capítulo de su propia serie, dice que habría sido una loquilla. Cada episodio de “¿Con qué sueñas?” documenta la vida y sueños de niños que viven en distintos lugares de Chile; el programa se transmite los domingos en TVN, y es la primera producción chilena que ha ganado un premio Emmy. Paula cuando era niña vivía en Chiloé, era la menor de tres hermanos, la regalona. “Yo recorría todo Castro, en el colegio no estudiaba tanto pero prestaba atención en clases entonces me iba bien, era de muchos amigos. Te podría decir que la etapa más bonita de mi vida fue mi infancia”. Su capítulo habría sido uno feliz.

La chica

Viene de una familia de profesores -su papá y su hermano- que valora la educación pública. “Y no porque ahora esté de moda, sino porque es un convencimiento de que no puede ser para la gente de dinero y que todos deberíamos acceder a eso. Yo también vengo de ahí, estudié en un colegio con número, la Escuela Nº 1 de Castro. Y no había colegio particular”.

¿Tú crees que hay una diferencia en los niños que crecen en provincia?

Más que por los niños, a uno le marca el lugar de donde uno viene. Hay una manera de ver la cosas distinta: yo tenía compañeros de curso de familias que tenían dinero y otras que no tenían dinero, estábamos todos en la misma sala, y eso hace una diferencia de lugares como Santiago, donde sólo te mueves en tu barrio.

¿De chica veías tele?
Era súper tevita, pero sólo veía TVN, porque en Chiloé sólo había ese canal. Veía todo lo que ponían, Heidi, El Chavo del 8… no había nada más. Con algo que soñaba y me encantaban eran los documentales del National Geographic, rallaba. Todo lo de los animales de la BBC, que en TVN los daban envasados, obviamente del año de la baricoca, pero algo que encuentro impresionante hasta hoy es la gente que puede estar horas esperando a que pase algo, que el león pase. Tener esa paciencia, que encuentro es lo bonito del documental.

¿Veías películas?
No había cine en Castro, sólo veía películas por la televisión. La experiencia de ir al cine es algo que conocí de grande, a los 16, con una amiga que tenía de Santiago; ella venía los veranos a Chiloé, entonces una vez que fui me dijo vamos al cine, y fui a ver una estupidez del tipo “Un amor en Florencia”. En Castro había un cineclub, podías arrendar o ver vídeos ahí, íbamos con mis amigos a ver películas, era una tele y una sala chica y viendo puras tonteras, películas de moda en ese minuto, Flashdance, con la imagen bien mala.

¿Con qué soñabas tú cuando chica?

Con ser periodista. Quería serlo desde los 13 años; trabajé en una radio en Castro, una radio comunitaria, y mis papás me grababan.

Cuando iba en tercero de la universidad se compró su primera cámara de video, y con ella grababa a sus compañeros, a su familia, porque le gusta el registro y lenguaje audiovisual. Y, cuando vio una crónica del programa El Mirador que hizo Nueva Imagen, se obsesionó: “me gustó porque que tenía una estética distinta, no era el típico reportaje, tenía algo narrativo visual que era diferente. Cuando vi eso, averigüé qué era Nueva Imagen, supe que era una productora de Santiago y, como soy obsesiva, no postulé a nada más”. Después de hacer la práctica se quedó trabajando algunos años en Nueva Imagen, fue mucho tiempo productora periodística, luego se empezó a dedicar a la realización, y trabajó en programas como “Inmigrantes” y “Santiago no es Chile”. Pero hubo un momento en el que tuvo la necesidad de hacer algo propio. Siempre le había gustado trabajar en cosas que le hicieran sentido, entonces se la jugó aunque estuvo 6 meses sin pega y, como no tenía ni uno ni cámaras ni recursos ni se iba a endeudar, averiguó cuál de los fondos públicos entregaban mayor financiamiento, descubrió que el CNTV era el que te daba todo el dinero para llevar a cabo el proyecto. Se lo ganó, creó la productora Mi Chica (que se llama así porque es una expresión chilota) y así empezó “¿Con qué sueñas?”.

La tele

paulagomez3


¿Cómo se te ocurrió la idea de la serie?

Hubo un tiempo largo de buscar el tema, un punto de vista novedoso y poco a poco empezó a surgir. También acá aportaron las ideas de muchos amigos, porque cuando uno quiere hacer cambios radicales en la vida ellos son los que alientan. Por ejemplo yo al comienzo quería hacerlo sólo de niños indígenas, así extremo, con sus sueños y su vida cotidiana, y una amiga, la Carlita Estrada que es productora de 31 minutos, fue la primera que me dijo “no seai tan radical, hay que hacer algo más diverso, incluir otras realidades”, ella ha sido muy importante en mis proyectos.

¿De dónde salió el tema?

Generalmente se llega al mundo rural por una tragedia, pero poco se sabe de la vida diaria de esos lugares y hay tanta riqueza maravillosa, porque a pesar de haber tantas dificultades tienen el valor de la simpleza de la vida. Partió por el interés de retratar lo alejado, lo rural y buscar un punto de vista que sea distinto, ver qué le pasa a un niño que vive en el campo, que es muy distinto de uno que la plata, del altiplano…

¿Cuál es el momento que disfrutas más al hacer la serie?

Cada uno tiene su valor, pero el momento más desafiante es cuando sales a grabar, tienes 5 días para grabar la historia, te obliga a un nivel de concentración súper importante, porque una cosa es lo que dice la investigación y otra si funciona, y en terreno tienes que enganchar con los chicos y con los papás. Hay veces en que sabes que lo lograste con creces y otras que no lo conseguiste, que te faltaron cosas, tiempo.

¿Cuáles fueron tus referentes?

Soy súper mala para eso, yo me defino como buena lectora más que de ver películas. Creo que en ese caso sirven más las experiencias directas, también me ayudó haber trabajado en producción periodística, además yo había estudiado antropología en la Chile. Pero me sirven más las experiencias de la vida.

El Emmy

paulagomez2

A Samanta Artal, que era productora de la serie en la primera temporada, se le ocurrió postular al Emmy. “Había que escoger un capítulo y escogimos el de José, un chico de la Patagonia, que era el primer capítulo que fue al aire. Eso fue en el verano 2010-2011. Nosotros habíamos postulado a la categoría documental, y nos escriben del Emmy y nos dicen ‘les sugerimos que cambien de categoría’. Después entendimos que la categoría documental son como de alguien que grabó la historia de alguien que tenía alzheimer, o los narcos. Esto era naíf, no entrábamos a hablar de algo feo de la sociedad”.

Al postular al Emmy te hacen firmar algo: que si llegas a quedar nominado, tienes que asistir. Ir a Nueva York, comprar tus propios pasajes. “No teníamos ni uno, pero pensamos: si quedamos ahí la arreglamos”. Compitieron con más de mil producciones de distintos continentes y, cuando Paula iba con Carlita (Higueras, investigadora de “¿Con qué sueñas?”) camino a un happy hour al bar La Tecla, la Samanta (que estaba en la oficina haciendo una rendición) las llama y les dice “afírmate” y les cuenta que su serie estaba entre los 4 nominados de la categoría “Children & Young People”. Paula se tuvo que sentar en la vereda de la impresión.

Ahí empezó el periplo para conseguir plata para viajar, y entre la Dirac, TVN y la fundación Luksic lograron comprar 3 pasajes: para la directora y la productora (que son quienes deben ir obligatoriamente) y un tercero que sortearon entre el resto del equipo. Ganó la Carlita.

¿Cómo es el proceso de premiación en los Emmy?

Hay que llegar como tres días antes, con hartos cóctel y presentaciones de los programas. Primero, hay una ceremonia que es súper importante, que es la ceremonia de los nominados, le colocan una medalla a todos los nominados, y tú cada uno de los días que son previos a la premiación tienes que andar con tu medalla. A todo esto yo no hablo inglés entonces entendía la mitad de lo que me decían. Además primera vez en en Nueva York, que era un sueño personal. Yo nunca había tenido onda con Estados Unidos, pero con Nueva York sí. Nos pasaron cosas divertidas.

Paula se hizo por primera vez la manicure ahí, en Nueva York, con una chica coreana. “Yo estoy más acostumbrada a andar en los campos, no me pinto, pero mis compañeras me decían ‘yapo Gómez anda arreglada’”. La premiación era en el hotel Hilton. Bien peinadas y maquilladas pasaron por la alfombra roja, donde las presentan y les hacen preguntas. La ceremonia misma era en un salón “con mesas como de matrimonio”, y Paula, Samanta y Carlita estaban en la mesa 185, bien lejos del escenario. “Cuando llegamos las chicas pensaron que ya no habían posibilidades y yo pensé acá estamos mal, vamos a ganar: como estábamos tan lejos, nos querían hacer pasear, me fui en esa volá. Y ahí recién empecé a pensar qué iba a decir”.

Ahí para llegar al escenario habían dos opciones, uno era por una entrada como L o pasearte por entre medio de todos. “Cuando Jason Priestley (Brandon de “Beverly Hills, 90210”) abre el sobre y dice ‘the winner is: ¿Con qué sueñas?’ fue maravilloso, me acuerdo que nos abrazamos y nos emocionamos y la Samanta hace el camino correcto más rápido y yo con la Carlita como los monos porfiados nos paseamos por todas las mesas… pero fue bonito porque la gente nos aplaudía, nos abrazaban, nos decían ‘les dijimos era el mejor programa’, era una energía súper linda”.

¿Cómo fue tu discurso?

Hablé de que mientras por primera vez en Chile en 39 años, en ese minuto, un programa chileno ganaba esto, los fondos públicos para hacer televisión de calidad en nuestro país estaban disminuyendo, hablé de eso, agradecí al CNTV y también hablé de Chiloé, pero hasta un punto nomás, porque lo que tenía claro era que no quería llorar. Después la foto de la estatuilla. Porque es preciosa. ahí full emoción, después hay cosas graciosas, la fiesta post party, ene gente que se quiere sacar fotos contigo porque te ganaste una cuestión, como si fueras una celebridad. Se acercó gente importante como uno de los creadores de Dragon Ball Z. Yo creo que si los gallos del Emmy saben cómo hicimos el programa nos mandan a todos de viaje por un año, porque competíamos con otras producciones gigantes, “¿Con qué sueñas?” fue muy a pulso, como tienda árabe, eso le da un valor mayor.

El after

La segunda temporada de “¿Con qué sueñas?” está actualmente al aire por TVN, y los capítulos se emiten alrededor de las 18 horas cada domingo, hora a la que Paula está conectada.

Tú ahora manejas el Twitter y Facebook de la segunda temporada del programa, ¡¿en qué momento?!

Entre medio de todo, del estrés, lo hago por al ipad, desde el celular contesto, pero las publicaciones más desde el computador, por si me condoreo.

¿Tus conocidos te comentan los capítulos?

Siempre, mi mamá es la primera que me llama. Me llama al minuto de terminar el capítulo y mis amigos me apoyan harto.

¿Cuáles son los planes para el futuro?

Ganamos hace poco el CNTV para hacer una serie que se llama” Sueños latinoamericanos”, que es una especie de “¿Con qué sueñas?” de América Latina, con un poco más de contexto de los lugares. Ahora con la neura porque estamos buscando canal, lo heavy de trabajar en Chile en televisión cultural es que cada camino es una lucha, que nos hayamos ganado el Emmy no asegura nada ni hace el camino más llano para una temporada.

Pero Paula ha conseguido algunos de sus sueños de niña: su serie estará en National Geographic. Y se ganó un Emmy. “Creo que lo que une a los niños es la inocencia y la honestidad. Y otra cosa que los une es que piensan que todo es posible, es cosa energética de que todo puede ser”.

(Este artículo –y mucho más– fue publicado en la Edición Especial Aniversario Zancada #8: A Color, que puedes ver aquí o en este link).

20 COMENTARIOS

    • Me pasó lo mismo, me encantan las historias de amor y pasión por lo que uno hace mientras estoy sentada en mi pega haciendo nada porque… no hay nada que hacer.

  1. Espectacular!!!

    Se lo merecen Chicas!!! el programa es Maravilloso!!

    Bien por uds. que nos muestran la realidad desde una hermosa mirada de los niños y niñas, que todos deberíamos cultivar… 😉

  2. Excelente!!! felicitaciones para ella y todo su equipo!!!! me encanta este programa ya que muestran realidades anónimas, que son interesantes, distintas y buenas…hacen falta más programas así…me acuerdo que en chilevision daban un programa llamado “viejo zorro”, también era muy interesante, pero lo daban super tarde….una vez más felicitaciones!!!! un premio más que merecido…por lo menos yo estoy chata de las teleseries y programas fomes y sin contenido, y ver este programa, me recuerda que existen personas que gustan de lo sencillo de la vida!!!!

  3. Me encanta el programa!!

    Felicidades a todo el equipo que -seguro- han trabajado como hormigas.

    El domingo es mi día favorito para ver tele (no tengo cable)… es como un bálsamo entre todo lo que dan en la semana.

    Saludos,

  4. Cada vez que veo el capítulo de José, el niño de la Patagonia, me emociono mucho. Logran captar toda su simpleza y energía, sus ganas de vivir y su amor por su familia y su tierra.
    La serie es excelente…leyendo la entrevista casi lloro, porque me llegó mucho.
    Un aplauso por el equipo realizador de la serie.
    Saludos!!

  5. Muuuuuchas felicidades!! De algo me había enterado 🙂 pero saber los pormenores de tu felicidad y tu viaje es muy rico.
    Mierda mierda!! que todo lo que salga de esa sólida mente creativa sea provechoso!!
    🙂

    • Olvidé decir que el programa es maravilloso!! me encantan esos programas con una mirada distinta de Chile, onda “Santiago no es Chile” “Patiperros” “Voy y vuelvo” .. onda 13C 🙂

  6. Muchas felicidades es un bellísimo programa. La entrevista también me emocionó muchísimo.
    Me encantaba ver el programa cuando estaba en Chile y me emocioné aún más sabiendo que están transmitiendo una segunda temporada.
    ¿Alguna posibilidad para poder verlo desde el extranjero?

  7. Felicidades super interesante lo que haces soy chilota vivi estudie y tambien fui a la U. en Stgo. creo que la verdad y las vivencias son las mejores escuelas un abrazo ahora desdes USA N.Y.

  8. En primer lugar quiero felicitar a Paula y a todo el equipo de ¿con qué sueñas?, y quiero agaradecer por su mensaje de esperanza, los sueños se pueden alcanzar, solo hay que poner el corazón y mucho empeño. un abrazo muy grande, felicitaciones.

Dejar una respuesta