Mi vida con M.I.A.

48

image
por Juan Sandoval*

Desde “Galang” que sigo a M.I.A. Debo decir que al principio me costó escuchar su música, la encontraba rara, sin gracia de hecho. Pero pasaron las semanas y no podía sacarla de mi cabeza. En tiempos donde Shazam, ni menos celulares más inteligentes que uno no existían, tuve que usar todo mi arsenal y busqué lo que pude de esta cantante que tenía mucha onda.

En estos ya casi diez años, descubrí que sus primeros trabajos como artista visual fueron comprados por Jude Law, que su papá es un activista político de Sri Lanka, etc. Entre medio vinieron “Sunshowers” y “Bucky Done Gun”, con ellos la conquista fue automática. Sus siguientes discos, según mi humilde opinión, estuvieron lejos de ser lo genial de su primera placa, tal vez porque la semilla de su original propuesta ya había sido plantada, pero tenían canciones que los salvaban y que valía la pena escuchar. “Bird Flu”, “XXXO”,”Jimmy”,”Boyz” y su exitazo “Paper planes”, entre otros.

Ya M.I.A. con tres discos avalándola, y la industria de la música a sus pies, se transformó en una artista a nivel internacional; cantó con Jay Z, la produjo y acompañó a Timbaland, a Missy Elliot y todo el mundo la conoció con All your luvin’ y su “middle finger” en la NFL.

Con su cuarto disco Matangi, publicado el 2013, llegó a Chile hace unas semanas. Una cantante en su punto, con una propuesta visual energética y un show que prende a quien lo vea. Fue una fiesta que hizo bailar y disfrutar a todos los presentes.

Si a esta altura todavía no la conocen creo que deben buscar su música, mejor dicho su propuesta como artista, que es compleja en lo visual y en su contenido. Sus letras son analogías rápidas y con opinión. Algunas frases divertidas y observaciones asertivas, que como mínimo harán mover tus pies, tus hombros y te sorprenderá con lo original de su trabajo.

image

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta