Desafío: una semana sin hablar de algunos temas

90

image
por Daniela Paz

Mi amiga Jane Morgan comentó en un programa de radio un tema que me pareció interesante de poner en práctica. Se trata de un desafío en el que durante una semana no puedes hablar de una lista de temas que uno siempre toca, pero que realmente son aburridos o a nadie le interesa conversar.

Los temas que no se deben tocar son:

– Cómo dormiste. Si lo hiciste bien, mal, o sólo unas horas en la noche.
– Sueños. La verdad es que a nadie le parece tan interesante escuchar algo que no ocurrió en el mundo real.
– Regla. Los dolores que tienes, que te sientes mal, porque algo que pasa todos los meses exactamente igual no es para andarlo comentando cada vez.
– Salud. Con esto me refiero a comentar de pequeñas dolencias o molestias (un problema real y preocupante hay que comentarlo).
– Dinero. Un clásico que falta plata a fin de mes, lo que gastaste y lo que no.
– Transporte. Esto se refiere a la forma que llegaste a tu trabajo.
– Dieta. Olvidar contar la ensalada que te comiste, que las calorías de tal cosa y todo lo relacionado a tratar de ponerse más flaco.

La idea de no tocar estos temas es dar pie a nuevos temas, porque por lo que me di cuenta, casi todas las conversaciones, al menos entre mujeres donde trabajo, tratan de justamente sobre estas cosas. Así que sería bueno ponerlo en práctica a ver qué tal les va.

17 COMENTARIOS

  1. A mi me entretiene escuchar los sueños de otros, con el mayor detalle posible
    Casi nunca escucho del transporte, y el dinero es tema pero una o dos veces en el mes para algunos conocidos/amigos míos.

    Yo seria feliz si no se habla una semana de futbol o de pega, temas recontra aburridos. O si pepito o meranguita fue o no al amigo secreto, si su regalo fue bueno o no y cahuines asi.

  2. pucha a mi también me gusta q me cuenten sueños…sería lo único q sacaría el resto lo encontré super bueno, y también se podría agregar una semana sin cahuines ni de la gente conocida ni de la farándula

    • Hay que diferenciar entre cahuines y copuchas… los cahuines se alejan de la realidad, pero nada mejor que comentar una copucha de úuuuultimo minuto!!!

  3. Sorry cómo va a ser que no se van a poder hablar los temas que uno quiera comentar :S
    Todos hablamos cosas fomes a veces, pero lo bacán de las relaciones interpersonales es poder aguantar. Y si te molesta taaanto, lo dices y se acabó el show.
    Mi humilde opinión.

  4. Pense que era la unica que encuentra fome que le cuentes los sueños.
    Eso si, a mi hija se los escucho por que me da recargo de conciencia que me de lata cuando los cuenta.
    Me siento mala madre

  5. La wea pendeja. Que paja tener que prohibir temas.
    Yo con mis amigas hablamos ene de regla, sueños, dormir poco, tacos, metro, etc y no veo donde esté la lata, es parte de la vida como todos los demas temas que puedan hablarse. Este sitio esta tan penca.

  6. es cierto que muchas veces a falta de otros temas, la mayoría de las mujeres termina hablando de estos lugares comunes, lo que es muy aburrido. la solución es cambiar el tema, pero te responden generalmente con monosílabos. las más directas te dicen que eres fome.
    ahora, en lugar de prohibir temas podrían sugerir que buscaran otro tipo de actividades sobre las cuales hablar…libros, deportes, hobbies, trabajos comunitarios, cocina, el etcétera es largo…

    • si uno no se da cuenta lo latera que se pone hablando de todos esos temas y los hijos y/o sobrinos … también los bebes perrunos o gatunos

  7. El único tema que me tiene chata, chata, es el de la gente que (supuestamente) está a dieta, que que comen, que cuantas calorías, que estoy hecha una vaca/ballena/morsa/chancha/gordalechona, etc. y se la pasan hablando de lo gord@s que están, pero apenas ven algo “prohibido” se lanzan sobre la comida y se les olvida todo su monólogo latero y más encima son lo floj@s, no se mueven ni con un terremoto. Lo siento, pero es que este tema en particular ya me superó, escucharlo todos los días, todo el día en la pega hace que me tenga que morder la lengua para no gritar: ¡Paren de comer y hagan algo constructivo!

  8. Yo creo que no hay temas prohibidos, no los puede haber ya que van a variar de las personas con las que se está. A veces uno no sabe de qué hablar y habla hasta de lo que dan en la tele. La comunicación, eso si, debiera ser más empática… no latear a las personas que nos escuchan… y si creo que hay que hablar mucho de lo que nos hace “doler” aunque con humor…

Dejar una respuesta