De los 15 a los 27

106

13-going-on-30
por Carolina Castillo*

A los quince años tenía un diario de vida donde me gustaba escribir acerca de mi trágica vida. Una de las cosas que más me gustaba redactar era de ese compañero de colegio que me obsesionó hasta hace poco tiempo. Por lo general solía contarle a mi diario lo que había sucedido la noche anterior en la fiesta de otra persona; creo que nunca le mentí acerca de este tema en particular. También me gustaba pensar en cómo sería si fuéramos pareja, o literalmente que éramos pareja y qué podrían ser esas cosas cotidianas que todos suelen hacer cuando se sienten enamorados. Nunca lo escribí.

Otro tema que nunca faltaba en ese misterioso diario, era de mis padres, de su separación y de cómo para mí en ese entonces ellos “solían equivocarse tanto”. A pesar de que hace muchos años que no lo releo, que por supuesto aún conservo, recuerdo perfectamente cuando mi papá me invitó al cine por primera vez, estábamos los dos en su departamento y fuimos al mall. Vimos una película, algo de un río, tengo el ticket pegado a esa inédita página. También me acuerdo, bastante bien, cuando le escribí acerca de mi castigo que duró seis meses, ¡seis!

Todas estas cosas escritas detalladamente en mi diario, como si las necesitara para el futuro, por lo tanto era muy importante dejar un registro de cada uno de esos plateados sentimientos.

A los quince años también fue cuando pensé en ser madre, quería tener a mi primera hija a los 25 años de edad, todo fríamente calculado: entraría a la universidad a estudiar algo de arte y saldría a los 23 y luego con mi pareja de entonces tendría mi primera niñita que se llamaría como algo muy dulce. Sería una princesa de trenza maría, aritos de perla chicos, vestido de algodón en tonos palo de rosa y charoles blancos.

Hoy ya cumplí 27 años y me faltan tres para los treinta. Siento que hace exactamente un año me he dedicado a disfrutar de mi vida. A pensar en mí sin la necesidad de tener otra persona al lado que avale o no los impulsos que sentimos en el estómago y que muchas veces salen volando por la boca. Proyectándome como una mujer sin construcciones sociales, con una pizca de orgullo y muy femenina.

No soy muy diferente a la chica de 15: todavía conservo la manía de soñar despierta, pero si hay algo que no me gusta, lo dejo, y si hay algo que deseo, lo busco, si ese deseo se consigue, cómo hacer para mejorarlo. Y el diario de vida de ahora es un poco más sofisticado.

Foto: película “13 going on 30”

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado COLABORACIÓN. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

29 COMENTARIOS

  1. Bacán que acepten colaboraciones, pero QUÉ ONDA LA REDACCIÓN!
    Algo de edición no vendría mal para que sea más legible el texto, en buena 😉

  2. me indentifico mucho con tu post, también tengo 27 y siento que recién estoy comenzando a vivir de acuerdo a lo que yo deseaba, antes pasaron varias cosas que frenaban muchos impulsos, pero ahora todo va mas claro de a poquito, parece tarde, porque muchos consiguen disfrutar a corta edad muchos placeres y eventos diversos, pero en mi caso, claramente fue desde ahora y sigo siendo soñadora y pensando mil cosas para futuro, ahora la vida puede ser tan entretenida..

  3. Que inocente, eres como la expresión máxima de una niña tanto a los 15 como ahora cercana a los 30. Me llama la atención como la gente puede envejecer en edad pero seguir teniendo la inocencia de un niño. Yo pase por eso hace tanto tiempo que me cuesta recordarlo.

    • Por lo que te he leído, me parece que, particularmente, eres súper cabro chico. Además, para gustar de Zancada, algo de adolescentes debemos tener.

      • No me ofende si alguien me dice que tengo gustos de niño, puedo leer comics, puedo ver anime o monitos, puedo escuchar musica mas inocente….

        …pero la inocencia, la forma de ver el mundo asi, la perdi hace tanto tiempo y no me hace mejor persona como soy hoy, es la forma que encontre para sobrevivir en un mundo que muchas veces es muy agresivo. Soy una persona madura, adulta, con responsabilidades y bla, pero si tengo gustos mas de niño, pero inocencia, poco o nada, estoy mucho mas cercano a pensamiento de viejo que de niño o joven, y no me jacto de eso, solo me describo

        “mis padres solian equivocarse” y todo eso… siento que lo vivi tal vez a los 5 o 10 años, a los 15 estaba mas preocupado por mis problemas y a mis padres los queria mucho aceptandolos como eran. En general el post lo siento como si lo escribiera una niñita que recien empieza a vivir, y no tiene nada de malo, solo me sorprende que alguien de 30 aun conserve esa candidez, pero en todo caso no es la primera persona que conozco asi, he conocido amigas de la familia de 40 años y aun siguen con inocencia por la vida, que los chistes de adulto hay que explicarselos o los entienden 30 minutos despues, que su adolescencia, se vivir sus propias experiencias sin buscar matrimonio o hijos, comienzan a los 30 o 40 cuando otros vivieron eso a los 15 o tardiamente a los 20s.

        Insisto no juzgar a ella, es sorprenderme porque aun queden niñas asi aun cuando sean adultas ya fisicamente.

        • “que su adolescencia, se vivir sus propias experiencias sin buscar matrimonio o hijos, comienzan a los 30 o 40 cuando otros vivieron eso a los 15 o tardiamente a los 20s.”

          tardiamente a los 20s, lo de buscar matrimonio o hijos??? creo q en general un hijo a los 20-25 llega sin precisamente planificarlo… aun es temprano esa edad, bueno y yo tengo 28 y tampoco estoy pensando en tener uno ni en casarme…

          • “Hoy ya cumplí 27 años y me faltan tres para los treinta. Siento que hace exactamente un año me he dedicado a disfrutar de mi vida. A pensar en mí sin la necesidad de tener otra persona al lado que avale o no los impulsos que sentimos en el estómago y que muchas veces salen volando por la boca. Proyectándome como una mujer sin construcciones sociales, con una pizca de orgullo y muy femenina. ” eso dijo ella
            y ser asi, buscar disfrutar tu vida, fuera de ser la sombra de otro, sin construcciones sociales…. emmmm me suena a lo que la mayoria vive tipo 15 años, 20 años. Pero supongo que si vives con tus padres, sin independencia economica, con sueños de matrimonio, casa y perro, vivir ese tipo de experiencias se puede postergar facil 10 o 20 años como en este caso. No se, no quiero juzgar, solo me sorprende si una mujer de casi treinta años recien tiene esa parada, que es lo normal de la adolescencia o juventud

    • también me pareces un niño de pecho. con chiquillo con la profunda necesidad de ser escuchado y reafirmar su yo en cada post. no muy distinto a un quinceañero que exhibe sus chapitas en la mochila para que todos sepan que es lo que ve, escucha o lee. eso que lo hace único.
      igualito a esos recién salidos del colegio que hablan como máximas autoridades porque ya han dado un paso, son adultos y con eso basta para opinar, dar cátedra y consejo. podría ser absolutamente adorable, pero resulta decadente cuando esa actitud vine de un viejo ignorante en la mayoría de los temas en los que opina.

  4. Sinceramente mi diario de los 15 lo boté a la basura por una cuestión moral y de bien a la humanidad, me da risa y vergüenza cuando lo leía, demasiada pasionalidad y clichés en un solo lugar >.<
    Hoy la pasionalidad está algo más razonada, pero sigo soñando despierta.

  5. OYE NO SEAI MAMONA DEJATE DE ANDAR SOÑANDO TONTERAS, VIVE LA VIDA! LA VIDA ES EL DÍA A DÍA!!! NO LO QUE ESCRIBES EN UN DIARIO PARA PROYECTAR AL FUTURO.

    ESTAS HARRRRRRTO VIEJITA PA MAMONERÍAS, MADURA, CRECE !!!!!!!!!!!!

  6. No te creo que a los 15 pensabas en ser mamá!!!! yo a esa edad no pensaba en eso (ni ahora que tengo 31 lo pienso) Y a los 27 empezaste a vivir?? wowww me dejaste impactada

  7. a mi me gustó el post. y si empezó a vivir tardíamente o es mas o menos madura qué importa…vivir y dejar vivir por favor! a algunos se les separan los viejos a los 5, a otros a los 15, a los 20 y a otros nunca…alguna gente termina antes sus carreras o empieza a vivir de forma independiente antes o después de lo socialmente esperado…so.. que tiene! tan maduros y resueltos que están todos…por favor!
    cada uno con su vida y sus procesos y bien. Ahora, si a los 45 años aun eres un pendejo, mega pendejo…mal, pero mal…pero a los 27 qué tanto….encontré dulce el post. dedo para arriba.

  8. Te comprendo absolutamente. Yo a los quince decidí que si tenia una hija llevarIa por nombre Amanda y que aprenderia a tocar guitarra y le cantaria esa ya mitica cancion de V. Jara. También me he imaginado mi vida en pareja, de adulta… Especializandome en mi area y siendo feliz.
    A mis 24 aňos sigo soňando despierta, porque son esos mismos los que me aferran a la vida, después de tanta pena y partidas inesperadas.
    Cada uno con su vida y sus anhelos…
    Saludos!!

Dejar una respuesta