Campaña de trabajadoras de casa particular: “Por un trabajo digno y la ratificación del Convenio 189 de la OIT”

519

trabajadorasdecasaparticular
por Observtorio de Género y Equidad

Con un saludo de la Presidenta electa, Michelle Bachelet, la Coordinadora Nacional de Trabajadoras de Casa Particular lanzó su campaña “Por un trabajo Digno y la ratificación del Convenio 189 de la OIT”.

La acción se enmarca en una serie de actividades desarrolladas durante el año 2013 y es un llamado de atención a mejorar sus actuales condiciones laborales. En esa línea, acusaron al Gobierno del Presidente Sebastián Piñera de una nula voluntad política para ratificar un histórico instrumento internacional.

Ruth Olate, vocera de la Coordinadora Nacional de Trabajadoras de Casa Particular, explicó que ratificar el Convenio 189 de la OIT permitiría mejorar, de forma inmediata, las condiciones laborales de las trabajadoras. Por ello, “lanzamos esta campaña con el fin de hacer un llamado público a nuestras autoridades en ejercicio y recién electas sobre la urgencia de legislar sobre el trabajo digno de nuestro sector”, sostuvo la dirigenta.

La Presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Bárbara Figueroa, apuntó a la importancia de la Ratificación del Convenio, indicando que no sólo se necesitan buenas leyes, sino que también un amplio respaldo para alcanzar un trabajo digno y con igualdad.

“Necesitamos políticas de igualdad justa en materia salarial, pero también de dignidad y devolver derechos básicos. No basta con bonos, devuélvannos la libertad sindical, el derecho a huelga, y nosotros hacemos el resto de la pega. Tenemos historia y hemos aportado no sólo del rol de movimiento sindical en lo laboral, sino en la profundización de la democracia”, puntualizó la dirigenta sindical.

Por su parte, la representante de la Organización Internacional del Trabajo, Alicia Díaz, reconoció que a nivel mundial se han ratificado pocos convenios. Sin embargo, América Latina está muy avanzada en ese proceso.

Respecto al panorama general y con lo que se han encontrado como organismo internacional, dijo que “tenemos leyes, fiscalización, cierta institucionalidad, pero no opera para este tipo de trabajos. Dificultades en las cotizaciones, en el contrato, hay problemas de fiscalización y nos encontramos con que el sistema de cuidado debe mirarse en amplitud mayor”, dijo la representante de la OIT.

En tanto, el senador del Partido Socialista, Juan Pablo Letelier, dijo que la pelea por un nuevo trato laboral comenzó hace muchos años. “Hoy he venido a sumarme a la campaña y entregar mi compromiso para buscar una mayor igualdad entendiendo las distintas realidades laborales que se viven y porque las trabajadoras de casa particular son el sector más desprotegido de nuestro país”. Agregó, “esperamos que el Convenio se mande prontamente al Congreso para su discusión dentro del primer semestre del próximo año”.

La diputada electa Maya Fernández (PS) mostró todo su apoyo en su trabajo parlamentario a partir de marzo de 2014, enfatizando que se debe fortalecer la relación el mundo social y político. “Cuando queremos transformar el país debemos hacer un trabajo conjunto y trabajaremos por la Ratificación del Convenio 189 de la OIT”.

Finalmente, Cristián Cuevas, dirigente de los Trabajadores del Cobre, precisó que la tarea principal es que no haya discriminación de ningún tipo en Chile. “Debemos asumir que la tarea principal es que no debe haber discriminación de ningún tipo, no deben haber tratos distintos o diferenciados según el rol del trabajador o trabajadora”.

La campaña “Por un trabajo digno y la ratificación del Convenio 189 de la OIT” cuenta con un set de nueve postales que plasman las sentidas demandas de las trabajadoras de casa particular. Afiches que serán difundidos en distintos puntos del país, a fin de sensibilizar a la ciudadanía en general, y en particular a las autoridades, trabajadores/as y empleadores/as.

19 COMENTARIOS

  1. De acuerdo con dignificar las condiciones, pero el tema del horario es complicado, porque si necesitamos una persona para que se quede con nuestros hijos mientras nosotros trabajamos, y nosotros trabajamos 8 horas diarias, quien se quedara mientras llegamos a casa…. Sobretodo considerando que uno se demora al menos 1 hora desde que sale del trabajo…. Si hay que pagar “horas extra” mejor nos quedamos en la casa y no trabajamos… Por lo menos a mi no me daría para pagar tanto…

    • entiendo tu punto de tener hijos y todo eso, pero la persona que trabaja para ti, por qué tendría que trabajar más que las 8 horas que corresponden? eres más especial laboralmente que ella? por qué no pagarle las horas extras que corresponde? qué la hace menos merecedora de una jornada de 8 horas? acaso viaja menos que tú para llegar de su casa a su trabajo? aún cuando entiendo el tema de los hijos, encuentro que es una excusa, perdón. pero si los hijos son de uno, es uno/a, padre o madre quien debe preocuparse por ellos, no solo tu nana. además, si le estás dejando TUS HIJOS Y TU CASA a tu nana, algo tan importante, mínimo pagarle las horas extras como corresponde.

      • De acuerdo con Daniela…
        Además, si hay que sumar 2 horas por concepto de movilización a las 8 hrs laborales que tenemos de forma regular, porque a las asesoras de hogar no se les podría sumar 2 horas más (a esas 10hrs) por concepto de su propia movilización?
        mínimo que se les paguen las horas extras, como en todo trabajo particular… hacen un trabajo tan importante y loable como cualquier otro.

      • Lo de los hijos lo tengo súper claro, por algo tengo 2 y les dedicó todo mi tiempo fuera del trabajo…. Discúlpenme por haber sacado una carrera y tener que trabajar y además querer criar 2 hijos…. Se qué nunca debí aspirar a tanto.
        Sí ustedes han podido cumplir con todo y llegar a las 5 a la casa las admiro.
        Sólo quise plantear una realidad que afecta a muchas mujeres como yo, y pensé que acá encontraría comprensión. Al parecer las mujeres que leen este blog tienen otras realidades.

        • Me pasa lo mismo que tu… las “feministas” te hacen sentir mal porque tienes que ir a trabajar, cumplir roles y metas. Al igual que tu, no tengo un hombre que me mantenga, así que mi nana es fundamental.
          Yo tengo la suerte de trabajar un día a la semana desde casa y ese día mi nana llega bien tarde y se va temprano, así compensamos el resto de la semana… pero sí, es un tema…. menos mal mi hijo se escolariza el próximo año, y mi nana podrá llegar un poco mas tarde y así equilibrar su horario…

          • Chicas, ustedes piensan que su realidad familiar les da derecho a extender el horario de trabajo de una persona arbitrariamente, sin pagar horas extras, afectando la relación de esta mujer con sus propios hijos. Si su “nana” es tan importante para usted y su vida familiar, no veo cuál es el problema de pagar horas extra. Me imagino que el problema es que no les alcanza, pero no veo porque debe para el pato otra persona.
            No entiendo porque asumen que una trabajadora de casa particular debe hacer horas extras sin ser pagadas, eso lo increíble en mi opinión.

        • No se trata de eso Karina, la comprensión la tienes de todas las mujeres que somos mamás y trabajamos, el tema es que pusiste en el tapete un punto sútil que debe resolverse de forma práctica, y la verdad que “la” solución que surge a tu problema es pagar horas extras, dado que es cierto que si la jornada laboral de tu asesora es de 10 horas y no de 8, le corresponden horas extras, es una cuestión lógica.

        • Karina. Te entiendo súper bien. Yo saqué cuentas y en mi caso no valía la pena volver a trabajar luego de mi post natal. Entre lo que había que pagarle a una señora para que cuidara a mi hija, más lo que gastaba en transporte, quedaba debiendo plata.
          Si bien creo que la jornada laboral de las asesoras de hogar debe ser legalizada, también creo que traerá cesantía a ese sector. Porque pagar horas extras se saldrá de todo presupuesto y sólo los que tienen mucha plata podrán pagarlo.

          • Efectivamente, por eso en los países desarrollados este tipo de servicios es casi inexistente. Solo la gente de mucha plata puede pagarlo. A lo más se pagan un par de horas a alguien para que haga aseo y se paga por hora, a un precio muy elevado. Este tipo de trabajos están en vías de extinción en estos países.

        • Nadie se cree superwoman, simplemente si vas a privilegiar tu carrera o no alcanza con el sueldo del marido, es mejor no tener familia. Los niños necesitan tiempo y por lo que dices pasan mas de 10 horas con la nana …y el resto duermen…Yo por lo mismo no tengo hijos,porque estoy privilegiando mi trabajo, los niños necesitan a sus padres, necesitan tiempo, dedicacion, cariño, no que lo crien otras personas y que se les den la sobras de tu tiempo…mi madre siempre trabajo y solo la veia 1 hora en la noche, y no siempre, nunca tuve un vinculo con ella y cuando se trato de dedicar a mi, ya estaba grande y ya daba lo mismo…

          • A todo esto , si eres una mamà sola, sorry, pero si no es asi no encuentro justificacion….Ah, seguramente la nana tambien tiene hijos…

  2. Gracias por entender mi punto, yo tengo asumido que tendré que llegar a algún tipo de acuerdo, respecto a los días en que mi hija no vaya al colegio y necesite a alguien el dia completo, contra los días en que solo llegue a cuidarla después del colegio.
    Uno no busca aprovecharse, pero la realidad se nos viene encima, y hay que ponerse en todos los casos.

    • Por eso mismo pues, Karina, uno de todos los casos, es el de las nanas, que también tienen hijos, que también tienen que trabajar, que también tienen que viajar más de una hora para llegar a sus trabajos y luego a sus casas, y aunque no estudiaron en la universidad y no sacaron una carrera como tú, tienen que trabajar igual para poder comer, y quieren criar a sus hijos al igual que tú a los tuyos -supongo-. Trabajadoras igual que cualquier otra persona, en la profesión, oficio o labor que sea, por tanto deberían tener los mismos derechos laborales y el mismo RESPETO que cualquier otro. 🙂

      • Saben, lo que más me impresiona es la capacidad de la gente de juzgar a los otros.
        Yo se que no tendré mayores complicaciones por que vivo cerca del trabajo, y nunca he dejado a mis hijos para que sean criados por la nana. soy feliz con tenerlos y que me abracen todos los días, y creo que es una opción triste no tenerlos para trabajar “tranquila”. No es fácil, el mundo laboral es masculino, pero todo se puede conciliar.
        Lo que yo quise plantear acá es la realidad de mujeres solas, mujeres que viven lejos de sus pegas, y que debe considerarse dentro de lo que se quiere regular el tema de los horarios, los acuerdos y eso, lo que también corre para las asesoras, no estoy en su contra. Pero veo que la conclusión final es para que le hicimos caso a las feministas, debimos quedarnos en nuestra casa a cuidar a los maridos…

  3. Entiendo el punto de la tocaya Karina, pero voy a contar la solución a la que llegué yo. Tengo 2 nanas, una de mañana y otra de tarde, llevamos alrededor de 4 años así, son hermanas y una fue recomendada por la otra. La nana de tarde tiene una hija de 8 años, y se va a mi casa después de dejarla en el colegio, ella está conforme con la solución porque le permite estar en su casa en las mañanas. La nana de mañana tiene hijos grandes, ella tiene las tardes libres y las dedica a ella (va a clases de zumba por ejemplo). Yo soy casada lo que nos permite pagar esta modalidad, que es más cara que si tuviéramos una pura nana, pero a la que seguramente tendríamos que pagarle horas extras. Estas hermanas ganan menos porque trabajan sólo media jornada cada una, pero el otro medio día lo tienen disponible para ellas o para trabajar en otra cosa.

  4. El problema esta en las tarifas carisimas que cobran, en algun minuto vi que me convenia mas trabajar en eso que dedicarme a lo que estudie. Pagandoles horas extras las mujeres optaremos por quedarnos en la casa, no nos quedara otra tampoco. De paso también mejor dejamos de estudiar al tiro si se ganará mas plata haciendo el aseo y cuidando niños, algunos hombres tambien podrian optar por lo mismo.

    Será mejor que el estado potencie el trabajo part time para que podamos ir a trabajar medio dia todas y a la salida pasar a buscar a los hijos al jardin o colegio.

  5. Perdón, pero por qué jornadas laborales de 8 horas si lo legal son 45 horas semanales de trabajo, es decir, 9 horas diarias? Las nanas deben recibir trato especial solo por ser nanas?
    En mi caso, mi nana trabaja 45 horas semanales, porque yo tengo la suerte de tenerr la posibilidad de trabajar hasta las 2 de la tarde y pasar las tardes con mis niños.
    Creo que así como debemos equiparar los derechos, debemos hacerlo justo, y que todos trabajen la misma cantidad de horas y no se haga “discriminación positiva” solo por ser nanas.

Dejar una respuesta