Reflexiones de una primera vez como vocal de mesa

87

image
por Daniela Paz

La primera reacción al saber que era vocal de mesa fue una lata gigante. Pero a diferencia de varios, jamás pensé en buscar alguna excusa para no hacerlo. Sabía que era mi deber y de alguna manera pensé que podría aprender algo de esto.

Noté que a todo el mundo le interesa saber si uno salió elegida, y me encargué de contárselo a todo el que podía, porque parecía ser algo muy interesante de decir. O al menos varios se mostraban interesados y casi todos tenían consejos, entre ellos que no fuera presidenta. Ese fue el que más recibí.

El día de la capacitación, un día antes de las votaciones, me encontré con mi equipo de mesa que decidió que como era la más joven tenía que ser presidenta. Acepté porque me comentaron que ya no tenía que ir el día siguiente como se hacía antes, y que ellos me ayudarían en todo. Así que encontré buena onda que me lo pidieran y no quise menospreciar el cargo.

El domingo 17 partimos a las 7.30 de la mañana y no exagero cuando digo que nunca había trabajado tanto en toda mi vida. Sólo llegamos tres vocales que es lo mínimo para constituir la mesa y estuvimos sin parar (menos las dos veces que fui al baño corriendo) doblando votos, recibiendo a la gente, arreglando problemas, peleando con las señoras que nos retaban porque éramos lentos, firmando y luego contando más de 1.000 votos, lo que nos hizo terminar cerca de las 22:00.

Ahora que ya me duele menos la espalda por haber estado tanto rato de pie -no sé como otros podían hacer el trabajo sentados- puedo asegurar que se aprende mucho, que hay muchas cosas totalmente innecesarias como firmar dos veces cada uno de los votos y cada sobre que se entrega, que hay que preocuparse por la movilización de quienes trabajan como vocal, porque esta vez fue excesivo el trabajo y varios salieron casi a la hora que ya ni el Metro pasaba, hay varios procesos que son simples pero muy engorrosos y son complicados de descifrar si ninguno de tus compañeros ha sido vocal antes.

De todas maneras es una buena experiencia, así que si salen lo mejor es tomárselo de la mejor manera. Eso haré yo cuando salga otra vez.

17 COMENTARIOS

    • Yo sólo fui vocal una vez en una elección de alcaldes y nunca más me llamaron 🙁
      En ese tiempo lo más entretenido era que la mesa se cerraba después de 8 horas de funcionamiento, entonces si habíamos abierto temprano también se cerraba temprano y había que anunciarlo a viva voz ¡Se cierra la mesa 50M!!!.
      ¿todavía es así?.

      • A mi me paso lo mismo 🙁 , salí elegida para la elección de alcaldes y ahora no me llamaron y yo quería ser vocal.
        Creo que lo más engorroso es la votación de 50 personas para UN CARGO. De verdad no tiene ni pies ni cabeza y contar esos votos es un enrredo gigante. Además casi la mitad no recibe ni un voto. A mi me paso eso con los concejales. Supongo que a ti te paso con los Core.
        La otra opcion seria hacer esa votacion en otra instacion, porque creo que entre la votación de Presidente, Diputado y Senador, la de core era muy secundaria y poco difundida.

        Ser vocal como expriencia es entrete, pero hay que tener buen timing depues de que se cierra la mesa, porque ahí si que empieza el trabajo de verdad.

  1. Esta vez se fueron al chancho con la cantidad de votos, creo que hasta que no haya voto electrónico no deberían elegirse tantos cargos.

    saludos

  2. Te entiendo perfectamente!!! también fui vocal de mesa por primera vez. Me toco un grupo de personas muy, pero muy buena onda. 2 caballeros ya habían hecho esto 4 veces, por lo que fue muy fluido el tema y uno fue presidente y el otro comisario, yo quedé como secretaria.
    Pasarlo bien o mal depende de la mesa que te toque, de la gente y de tu predisposición. No lo vi como algo terrible (como lo ve el 100% de la gente) si no que una vez que vi mi nombre pensé: “es un deber cívico”. Todos deberían tenerlo claro, nos costó tanto volver a ganar el derecho a voto que francamente no entiendo a aquellos que lo desprecian y luego se la pasan reclamando por las autoridades “que son siempre las mismas” y eso es OBVIO si votan siempre los mismos… Sfeir por ejemplo proponía un cambio, era cosa de levantarse a votar.
    Pero en fin, lo pasé bien pese a la pega… tuviste suerte, pues nosotros terminamos a las 23:20 del domingo =(
    Saludos a todas

    • yo no lo veo como un gol, puesto que son cosas distintas.
      El elegir votar o no es una cosa, tener deberes como sociedad organizada es un asunto diferente, vivimos en sociedad, hay derechos y obligaciones y ser vocal es una de esas obligaciones, tal como ser jurado en otros países o cosas por el estilo …

  3. Yo fui vocal de mesa por 2º vez (la primera fue para los alcaldes) y no lo encuentro una experiencia tan penca, la lata es que a veces llega poca gente y eso hace que sea fome. Yo siemore elijo cargos porque sino ser sólo vocal es aburrido.
    Lo votos no se tienen que firmar 2 veces, sólo hay que hacerlo una vez y pueden ser 2 personas.
    Encontré que al tener más experiencia el proceso no fue tan lento y salimos casi a la misma hora que la elección anterior, y eso que fueron 3 conteos más.

    🙂

  4. yo lo encuentro terrible! qué lata que te quiten tu domingo de descanso para ir a hacer algo tan fome y agotador. Fui a votar, pero creo que si llegara a salir vocal trataría de excusarme con cualquier cosa. Sé que es un deber cívico pero a mí el día de descanso no me lo quita nadie. Debería ser voluntario, ya que escuché a mucha gente que le gustaba ser vocal.

      • Parece que está bueno! Lo revisaré con más calma el finde. Hace rato que tb ando buscando reemplazo a Zancada y con más razón desde que quitaron los deditos abajo.

  5. Yo nunca he sido vocal de mesa….pero una nunca sabe.
    Tambien me llama la atencion Q efectivamente lei un articulo muy pero muy parecido en otro blog (betty rizzo) que onda chicas?

  6. Yo también fui vocal de mesa x primera vez el domingo y la verdad es que fue una experiencia super buena. Todas las vocales eramos de la misma onda (de hecho, casi todas hacemos zumba y somos de la misma edad) y nos organizamos re bien. Terminamos todo antes de las 9 de la noche sin ningún problema. Lo único latoso fue el conteo de los CORES , acá en Iqq fueron 60 candidatos asi que obligadas a usar el piso para ordenar los votos gigantes. La gente del SERVEL y del colegio tuvieron la mejor disposición y nos reímos mucho con algunos votantes (y algunos votos :p ). Ningún problema para volver en la 2° vuelta, de hecho ya nos agregamos al fcbk y nos organizaremos con la tv y comida para ese día.
    Saludos 🙂

  7. Yo igual encuentro que es una lata, especialmente para la gente que trabaja y que se ve privada de su día de descanso (y que tendrá que llegar a la pega a las 8:30 el lunes aunque haya llegado a su casa a las doce de la noche o más tarde). Creo que si ya evolucionamos al voto voluntarios, lo siguiente debería ser el vocal voluntario, jaja… he conocido más de una persona que de hecho disfruta el cargo, que le gusta involucrarse en estos temas y tomar parte de forma activa. Eso sin mencionar que varios amigos que aún están en la U comentaron que si fuera voluntario habrían ido, porque son 20 lucas por el domingo +la reunión del sábado, y si llega muy tarde o queda muy cansado, el lunes puede faltar no más a clases, cosa que alguien que trabaja no tiene la libertad de hacer. No sería mala idea, así nadie sufre!

Dejar una respuesta