La ciudad y la indiferencia de la gente

142

edificio
por PazRo*

Anoche, a eso de las dos y media de la mañana escuchamos un grito. Fue muy fuerte. Una mujer gritaba desesperada que alguien la quería violar. Corrimos a la ventana y la abrimos, sólo alcanzamos a ver un taxi que se alejaba con la puerta abierta. Nadie se había bajado. Grité a los carabineros de la comisaría que está a la vuelta del edificio. Se asomó uno. Le gritamos lo que había pasado, nos preguntó si vimos la patente, pero no alcanzamos a ver nada. Él se quedó ahí, miró y se fue. Al rato salió la señora conserje y nos vio colgados de la ventana, nos contó que había llamado a carabineros.

Al parecer la mujer se iba a bajar del taxi y el chofer trató de asaltarla o algo así. A los quince minutos (o más) pasó una patrulla. Estuvimos casi dos horas despiertos, llamando a la conserje para preguntarle si sabía algo, mirando por la ventana para ver si la mujer volvía corriendo. Esperando.

Sus gritos fueron terribles. Aunque más la indiferencia. Salvo nosotros y dos personas de otros departamentos, nadie más se asomó o dijo algo. Viven al menos doscientas personas en el edificio. Los vidrios son delgados. Todos escuchamos.

Llevo viviendo, junto a mi pololo, tres años en Santiago. Siempre en el centro. Nunca me había sentido tan sola, tan desolada. No me pasó a mí. Pero podría haber sido. Y nadie salió. A nadie le importó. ¿Cómo no? ¿Por qué no? ¿Tan poco importa lo que le pase a otra persona? Obvio, no podemos salvarlos a todos, pero cuando podríamos hacer algo, ¿por qué no?

La mujer nunca volvió. Hoy le preguntamos a los conserjes si tenían novedades, pero nada. Quedamos con una sensación extraña. Tal vez esa mujer vivía sola. Tal vez no hay quien se acuerde de ella. Tal vez no era de mi edificio. Quizás no le pasó nada. Quizás muchas cosas. La única certeza que tengo, que tenemos, es que vamos a seguir preguntando. Que cada vez que alguien grite por ayuda, al menos nosotros, vamos a responder porque nos gustaría que hicieran lo mismo. Uno de los otros departamentos que se asomó a ver lo que pasaba alcanzó a anotar la patente del auto. Como no hemos sabido nada, vamos a hacer la denuncia.

Foto: Mariana y punto

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado COLABORACIÓN. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

51 COMENTARIOS

  1. Uy que duro….la gente por no “meterse” se ha vuelto insensible …..incluso a cosas menos tragicas como tu relato; dar el asiento a una persona de edad o a un niño o si alguien se cae, ayudar a un ciego a cruzar la calle, dar una direccion etc etc,son contadas las personas que te ofrecen ayuda…… hemos perdido algo de humanidad. Que pena

    • Es verdad, me acuerdo q una vez ayude una abuelita, porq la agarraron a garabatos por pedir el asiento y una persona me dijo para q me metia en problemas si solo era un asiento. ?!?!?!?
      Por esa indiferencia, la indolencia de la gente por lo q pasa a su alrededor me agota de santiago, pero debemos tratar de cambiar las cosas con nuestras pequenas acciones a diario, suerte.

      • Yo siempre trato de tener esa actitud, trato de ser cortés, dar el asiento, sonreír, ayudar a la gente, pero a veces aburre, la mayoria de la gente no da ni las gracias, son agresivos, hasta me han insultado sin razón. Creo que seguiré teniendo esa actitud para no amargarme, pero una se siente weona a veces de la indolencia y mala educación de las personas.,

        • Lo relatado en el post y lo que dices es la pura verdad, y mientras más avance esta onda peor va a ser, la ciudad es cruda, y la gente debe ser fuerte pero igual ayudar a alguien que está a los gritos pidiendo ayuda es algo que está en nuestro ADN, cómo no asomarse? puede ser que muchos duerman de lo más tranquilos pero algunos lo dejaron pasar de seguro y eso es terrible.

  2. Que fuerte!
    Y es brigido como la gente no se atreve a ayudar. Me acuerdo de cuando estaba en tercero medio y un día a la hora de almuerzo nos fuimos a pasar el rato en una plaza cerca de Plaza Egaña. El lugar es super residencial y hay un cuidador a cargo, pero cuando 2 tipos nos asaltaron a mis amigas y a mi, nadie, pero NADIE salió a pesar de los gritos de nosotras.

    Por el otro lado, una vez nos pasó con mis amigos que estabamos carreteando en un patio que daba a la calle, cuando escuchamos un golpe seco. Como que nadie atinó a hacer algo, hasta que me avispé y les dije que fueramos a ver. Era un curadito que se había azotado la cabeza con el pavimento :(, y estaba sangrando, así que llamamos a una ambulancia y a los Carabineros. Menos mal no fue grave, pero igual me alegro de haberlo ayudado y estar tranquila de que tuvo ayuda y no le pasó nada.

    Saludos chicas 🙂

  3. Es terrible, pero muy real y cotidiano.
    Una vez cuando vivía con mi abuelita, sentí a unos niños caminando afuera y escuche que alguien se caía. Salí a mirar y eran unos chiquillos de 15 – 16 años curaos a las 11 de la mañana. Uno había perdido el conocimiento y estaba en el piso vomitando y tragándose su propio vómito. Salí a ayudarlo y tratar de llamar a la mamá y los propios amigos se fueron!!! se quedó 1 sólo, la mamá no contestaba el teléfono, los pacos no pescaron y la ambulancia “no está para esas cosas”. Me quedé con el niño aun inconsciente hasta las 3 de la tarde, con toalla nova y agua le lavé la cara y le limpié el vómito. Por fin unos pacos se apiadaron del niño y se lo llevaron a urgencias.

  4. Qué terrible! Me ha pasado varias veces. Una vez en Providencia, una micro atropelló a un viejito y todo el mundo corrió a mirar, y creo que fui la única que atinó a sacar un teléfono para llamar a la ambulancia, porque el resto lo único que hacía era mirar. Hace unos meses, con mi pololo sentimos un ruido horrible en la calle. Nos asomamos y presenciamos un alunizaje en la farmacia del frente, así que llamamos a los carabineros también… afortunadamente varios vecinos más llamaron, y entre todos los llamados y ángulos (vivimos en edificios) fueron armando la escena.

    Personalmente creo que siempre hay que meterse, que siempre hay que estar atentos. Una vez con unas amigas vimos a una pareja pelear muy duro, le preguntamos a ella si estaba bien y nos mandó la tremenda puteada. Pero bueh, nada que hacer.

    Ojalá que no le haya pasado nada a la mujer.

  5. Una de las cosas por las que me compré el depa que me compré fue porque solo son 48 en el edificio… y me he preocupado de que a medida que van llegando vecinos, ir conociendolos… somos mi hija de 2 y yo… y ante cualquier cosa me gustaria tener a quien recurrir, ya que mis papas viven lejos (a 1 hora de mi depa), mis hermanas tb… el papa de mi hija puro que trabaja… y uno nunca sabe… Vivir en el centro para muchos es “vivir solos”, pero no, de cada uno depende… yo vivo en este sector hace como 5 años, pasando por varios lugares, y tengo la costumbre de comprar donde mismo, al punto de que de una farmacia que esta en huerfanos con estado, me conocen los vendedores, me saludan cordialmente… como en almacen de barrio… y es que de cada uno depende hacer de donde vivimos, nuestro barrio…

    una pena lo que le paso a esa mujer… ojala este bien… y ojala alguien la haya ayudado…

  6. Aquí la gente es indiferente, y aplica a varias situaciones.
    Una vez estaba nadando en la piscina de la Universidad, y me empecé a atorar a mitad de camino por haber tragado agua de error. Estuve como cinco minutos afirmada a la orilla sin parar de toser. Y nadie, pero nadie, se acercó a preguntarme si estaba bien. Éramos más encima 10 en la pista.
    Increíble.

  7. Una vez iba caminando, yo tenía como 12 años. y me siguió el perro de mi abuela, que se enloquecía conmigo, se empezó a volver loco y me saltaba encima y me tiraba mordiscos, un tipo vió todo desde el patio de una casa y NO HIZO NADA, que HDP!!!, y eso que estaba regando y con agua el perro hubiera salido arrancando. Le deseé lo peor a ese tipo, yo viera que un perro ataca a una niña que no puede defenderse haría algo, hay gente muy indolente

  8. Partiendo por los Sordos que decía Violeta, hasta los ciegos en las calles.

    Ayer, una abuelita se bajó por adelante de la micro donde venía, yo estaba en el ultimo asiento, pero me percaté que ella, al bajar con sus bastones y bien complicada, NADIE le dió una mano, nadie. Uno pensaría que los que van subiendo lo harían pero no.
    Me he agarrado con cuanto hombre en la micro/metro porque ellos quieren entrar primero, mientras que a muchas mujeres nos dejan abajo, con el feroz codazo de por medio.
    Me apena que pase eso.
    Reconozco si que no me interesan las personas, pero en estos casos se me produce algo como “es obvio” el ayudar a alguien, aunque no te interese xD (raro no?, dualidad de mi personalidad :/ )

    Saludos zancadas, y tratemos de hacer un cambio, aunque sea chiquitito

    • “Me he agarrado con cuanto hombre en la micro/metro porque ellos quieren entrar primero, mientras que a muchas mujeres nos dejan abajo, con el feroz codazo de por medio.”
      No entendí eso, por

      • Se cortó..
        Porque por ser mujer deberías pasar antes??? Lo del codazo na que ver, pero no debían darte el lugar por su genero, creo..He visto minas que entran como caballo y son irrespetuosas también…

    • Lo mas común que un hombre sea mas grande, mas alto y con mas peso que una mujer, por ende, si el quiere entrar a la fuerza es mas probable que lo logre en desmedro de las mujeres, es injusto, si hace uso de su fuerza para obtener un beneficio.

      Pero si esta un hombre y una mujer, de la misma edad y mismo todo (raza, salud, ambos sin hijos en brazos…) Ambos deberían tener exactamente la misma chance de sentarse o entrar primero. Yo soy cortes, yo cedo el asiento, yo puedo sostener la puerta, puedo dejar que otra persona entre primero, pero es un acto de pura CORTESÍA y no una obligación y la mejor forma de graficarlo es hora peak del metro, si fuese 100% caballero tendria que esperar 2 o 3 horas para irme siempre dejando mujeres que entren primero. Si fuese 100% bruto, golpearia por igual hombres y mujeres, niños o ancianas para entrar primero, y esas bestias las he visto tanto en hombres como mujeres de todas las edades y estratos socioeconomicos. Que hago yo, espero pacientemente entrar, que no tenga que empujar a nadie, que se haga el cupo, y paso, respetando mi tiempo de espera pero aun cuando hubiese esperado 20 a 30 minutos (tipico) y llega un hombre con un niño en brazos o una mujer embarazada cedo el paso, porque ellos siempre tendran la prioridad, idem un niñito o una anciana.

      Lo malo que algunas mujeres creen que es una obligación ser cortes, y siempre creen que tienen preferencia aun en cosas cotidianas

      Y respecto a la ciudad, esta enferma y sus habitantes también, tenemos muchos sintomas de deshumanizacion y muchos ni se dan cuenta lo enfermos que estan, el individualismo, el pedar codazos a destajo, cada uno salvando su pellejo y despues mas encima patudamente pidiendo ayuda al resto cuando ellos jamas la darían. Yo veo dificil que cambie la ciudad, mas aun con nuestra cultura consumista y competitiva.

    • ¿No tendrá que ver tu actitud agresiva en cómo te tratan? Cuando tomo la micro la mayoría subimos en orden de llegada al paradero, espero mi turno sin apurar a los demás ni poner cara de lata o tratar de colarme, y casi siempre un hombre me deja pasar aunque le corresponda subir primero a él. No soy atractiva ni coqueta, así que creo que si tienen esa cortesía conmigo es simplemente por mi actitud respetuosa, al contrario de esas minas que suben a la micro empujando al resto con total indiferencia y todos murmuran “qué maleducada”.

    • Respecto a tu comentario: un primo se encontró en la calle a un tipo que le estaba pegando COMBOS a la que aparentemente era su señora. Mi primo se metió, los separó y como el tipo empezó a pegarle, mi primo le pegó de vuelta ¿Qué pasó con la mujer? Se tiró encima de mi primo, a su espalda y empezó a golpearlo y rasguñarlo para que dejara a “su hombre” tranquilo. Después de eso te aseguro que se le quitaron las ganas de ayudar para siempre.

    • Es verdad, una señora un día me comentaba que un tipo le estaba sacando la cresta a su mina contra el portón de su casa, por lo que ella salió por la ventana y le dijo “suéltala sinvergüenza, maricón!” y la mina se da vuelta y le dice “qué te metes vieja culiaaaaa!!!”, por lo quela señora no tuvo nada más que decirle “SÁCALE LA CHUCHA POR WEONAAA!”. A veces uno no sabe a quién ayudar y a quién no.

      • Pero a veces hay que entender que esas minas están igual de enfermas que el hombre, y van a defender a “su hombre” a morir aunque este les saque la cresta y las basuree. En esos casos es mejor llamar a carabineros o algo así.

    • Una vez a un joven lo balearon por meterse en una pelea de pareja, después el agresor con su novia se fueron abrazaditos. El caso salio en la tele, el joven quedo invalido.
      Una vez vimos en un parque pelear a una pareja a golpes, un amigo se metió, lo insultaron y lo amenazaron AMBOS, que no se metiera y la mujer lo escupió. Se fueron juntos besándose.
      Otra vez, también vimos un hombre golpeando a una mujer en un parque, la que iba con una guagua en un coche. Antes que alcanzáramos a decir palabra se abrazaron y se fueron juntitos…
      No se, acá díganme egoísta, pero no me meto, no arriesgo mi vida y mi integridad..

      • Probablemente lo que comentan ustedes es lo mismo que piensa la gente que se quedó en su casa sin hacer nada; todos tenemos miedo y es súper válido, pero ahí se ve la verdadera solidaridad de la gente.
        Me importa una raja, las veces que he visto a hombres pegándole a sus parejas me he metido nomás y me lo han agradecido. Encuentro egoísta no intervenir por miedo a que te llegue un palmazo siendo que mujeres mueren por abusos que comienzan así.
        Consciencia.

        • Que heroica, pero después que te fuiste seguramente les siguieron pegando, las únicas que pueden frenar eso son ella mimas y por algún motivo, que no voy a juzgar, no lo hacen. Al menos yo no voy a arriesgar mi integridad. Que pena que encuentres egoísta mi opción de no meterme, pero yo encuentro estúpida tu opción de “protegerlas”.

          • Exacto, por algo el dicho es así, “en pelea de casados no hay que meterse”, si al final la que puede parar el problema de raíz es la misma mujer, pero como dijeron arriba, por alguna razón no lo hacen.

  9. Que fuerte lo que cuentas.-

    Yo soy de la Octava Región.- y en el vecindario que vivo no nos pasa lo que cuentas. cada vez que se escuchan gritos o perros que ladran mucho o cualquier ruido sospechoso todos los vecinos salen a mirar.- pero estoy consciente que es la excepción.-

    Que lata que no en todas partes sea igual.-

    y mi me pasó que una vez iba por el centro y una persona con algun transtorno mental me pegó un combo.- todos miraron pero nadie me ayudó.- plop!! me tuve que defender solita no más.-

    • una vez en mi casa sonó la alarma (nosotros no estábamos) y salieron todos los vecinos. el mejor amigo de mi hermano incluso saltó la reja y se metió a la casa con un martillo (demasiado arriesgado!). llamaron a los carabineros y después llegamos nosotros. afortunadamente los tipos se escaparon y no robaron nada, y eso era únicamente porque conocíamos a los vecinos desde siempre y teníamos súper buena relación con ellos. pero eso se va perdiendo cada vez, los vecinos se van y nadie cacha a los nuevos :S

  10. Ehm, acá en valpo las personas quizás son más atentas, la vida de barrio esta más presente, pero no me cabe duda de que mientras más urbanidad tengamos, menos humanitarios seremos.

    En cierta manera, se instruye desde cada medio a desconfiar del otro, a tenerle un miedo subliminal. Pero si en este artículo, solamente, quienes opinan son a favor “del otro”, por qué no extender la práctica? la campaña por el otro, sin llegar a ser santos ni entrometidos.
    Simplemente, humanos, coexistiendo.
    Que sí me importe mi vecino, sea el de la casa del lado o el que pasó a mi lado en la calle, o la señora en la micro cargada de bolsas, o incluso, el peatón que va en la vereda y queda sordo con las bocinas (no tocar bocina, entonces!). La educación del gesto debe estar presente con la acción diaria.

    Quizás podamos revertir y que seamos más los de apoyo que los de indiferencia.

    • “mientras más urbanidad tengamos, menos humanitarios seremos.” En la practica y en la historia es así, sin duda
      Pero no tiene porque ser una regla y obligación que así sea.
      Los politicos y la gente pueden hacer que eso cambie:

      1.- Eliminando las comunas dormitorio como puente alto, maipu, y otras donde la gente solo duerme, y se pasa 2 o 3 hrs al dia en el transporte, para ir a estudiar, trabajar o entretenerse. Lo logico es tener comunas “ciudades” donde este diseñado urbanisticamente para tener todo a mano, no tener que viajar por largo tiempo a diario, lo que enferma
      2.- Mejorando la calidad del empleo, la gente esta enferma porque donde mas pasa tiempo 10 o mas hrs del dia, estudiando o trabajando es enajenante, mal pagados, explotados, tratos inhumanos
      3.- Mas parques y plazas, mas vida al aire libre, mas cultura y deportes al alcance de todos
      4.- Cosas que nos unan, como el terromoto, catastrofe que por otro lado permitio que muchos vecinos de edificios se hablaran, miraran a los ojos. No necesitamos catastrofes, necesitamos que la gente cambie de switch y valore lo que coexistir en un mismo espacio.
      5.- mejor transporte, ciclovias, paseos peatonales amplios y con arboles.

      El problema que esos 5 puntos, son caros y son a largo plazo. No tiene porque ser sinónimo de ciudad el mal vivir, pero tenemos que cambiar y quienes nos gobiernan, en como administrar la ciudad y como afectan a nuestras vidas con sus regulaciones. Pero si nadie toma el toro por las astas, la ciudad tendra cada dia mas homicidios, violencia, delincuencia, suciedad, y es un circulo vicioso que crecera y crecera.

      • No se si eso de la mayor urbanidad sea tan así. En Buenos Aires la gente es super atenta, en una oportunidad una chica camino como 3 cuadras conmigo para indicarme una dirección, otra vez un taxista, aparte de esperarme media hora mas de los establecido, me ayudo a subir las maletas que eran muchas y en el aeropuerto estacionó y entro conmigo ayudándome y no me cobro ni un peso extra ni nada…etc, siempre he tenido una recepción super cordial, nunca he tenido un problema, al contrario. Yo creo que lo que pasa acá es que la gente es increíblemente mal educada y no hablo solo de la educación académica, es la educación de la casa y es un circulo vicioso de nunca acabar.

  11. Creo que lo más penca es que no me sorprende, si uno va por la calle o el metro y te pueden pegar el medio hombrazo y ni se inmutan para pedirte disculpas, la gente es súper violenta y súper indiferente. Yo creo que esto es un tema para pensar y discutir más allá de un par de días, es un tema que nos debería llevar a tomar decisiones de cambio sobre nuestras vidas, costumbres, pensar bien donde queremos que crezcan nuestros hijos, rodeados de que, si nos quedamos solamente mirando como el mundo es penca y pensando “oh! que mala onda” al final no sirve de nada.

    • siempre k tomo un taxi sola , sobre todo si es en la noche , tarde , me paso ese rollo , de hecho memorizo la patente del taxi k esta escrita sobre las puertas por dentro

  12. Uff, qué terrible lo que cuentas!! Espero que la mujer esté bien.
    A mi me pasa que a veces no sé si debería meterme. Por ejemplo, cuando veo a alguien llorando en el metro. Sé que la pena tiene que ser tan grande, que le da lo mismo que sea vista. Así que cuando puedo, le doy pañuelitos o algún dulce. Pero en otras ocasiones, cuando veo parejas, no sé si están conversando o discutiendo, si es algo pasajero o no. Y tal como han comentado antes, me he metido y me han agarrado a garabatos. Aunque otras veces, me lo agradecen.
    En conclusión, creo que me seguiré metiendo….Si estuviera en su caso, lo apreciaría.

  13. Que fuerte lo que cuentas… a cualquiera le puede pasar algo así. Ahora estoy viviendo fuera de Chile y después de un año aun me sorprende la opuesto que es todo en este tema. La gente es respetuosa, te ayudan sin que lo pidas, como me gustaría que mi país algún día se pareciera un poco en ese aspecto, pero creo que hay que cambiar muchas cosas de fondo para que la actitud de la gente sea diferente y vivamos en un mejor lugar.

  14. Aburre cuando se ponen a hablar de la gente de Santiago xd si la mayoría de la gente que está acá no es de aquí. Yo creo que hay varias situaciones que pasan, una es que a más de uno nos ha pasado que terminamos metiéndonos en el medio atao por “ayudar” a quien creíamos víctima. Algunos ladrones lloran cuando los pacos los agarran. Algunas mujeres se ponen a peliar contigo si las defiendes de las parejas agresoras. Con respecto a no dar el asiento en la micro, yo creo que pasan dos situaciones, los que por ABC motivos son personas jóvenes y ese día están de post-operatorio, estuvieron en clases 12 horas seguidas (como me pasa los días martes xD) o tienen problemas de salud y no pueden dar el asiento, y están los que no saben vivir en sociedad, y por estos últimos cada vez que un joven no da el asiento, se cree que es porque es flojo o desconsiderado. Estuve “manca” un mes y medio, con yeso y mi mano inmovilizada, y ninguna “señora” me dio el asiento, los únicos que me los dieron fueron los escolares. Por eso tampoco veamos a las viejas como santas, si es un mal nacional. No olviden que los inconcientes o como quieran llamarlos, fueron criados por gente de otras generaciones que lo más probable es que si llevan unas décadas en Santiago es porque se vinieron de otra parte y son igual de inconcientes.

  15. El año pasado, estaba en el metro, redondisima de embarazada, sientiendome re mal, (no tuve un buen embarazo) y nadie se dignaba a darme el asiento pq todos se hacian los dormidos, una señora pidio el asiento para mi , se lo agradeci y la señora que estaba parada a lado dijo ”para que quiere el asiento, no se va a morir si no se sienta” pffff, cero solidaria algunas personas, sobetodo aca en Stgo, hoy con el coche de la guagua, pasaron 5 personas y en mi edificio no hay ascensor, nadie me ofrecio ayuda para subir al bebe y el coche .. asi no mas, y en regiones, me tocaba que la gente ofrecia ayuda por todo, ahora me acostumbre a pedir el asiento en el metro cuando ando con la wawa.

    • No me sorprende que la gente sea indolente en Santiago, pero ocurre lo mismo en regiones, tengo casi 40 semanas de embarazo y cuando ando de peaton y hay ceda el paso tengo que esperar 10 minutos para que un auto se digne a parar y me deje pasar, y aveces me dan la pasada pero otros me tocan la bocina para que me apure… entenderán que con una panza gigante no es posible correr aunque quisiera, hombre y mujeres se comportan de la misma manera, cuando camino soy yo la que tengo que correrme y darles la pasada ya que los codazos me llegarían por doquier. Siempre he sido respetuosos de los ancianos, discapacitados y embarazadas, me imagino que se comportaran con la misma indiferencia si fuesen su hermana, abuelo, esposa, hijo, etc… Ya no espero ningún gesto de empatía de nadie velo por mi misma totalmente, pero seguiría siendo empática con alguien que lo necesitase de todas maneras.

      • A veces esos que apuran o que no ayudan se merecen una chuchá. Me ha pasado que voy cargada como burro, me subo a la micro y nadie me ayuda siquiera a bajar una bolsa, NADA. O cuando me tengo que bajar del colectivo para que pase otra persona que se baja en aquel lugar, ni siquiera un gracias. Me dan ganas de sacarles la madre, a veces.

      • Hace un tiempo atrás, íbamos con mi hermana en metro tipín 8 de la mañana. Nosotras estábamos de pie y en eso sube una chiquilla de unos 20, solita con su guagüita y NADIE! le dio el asiento. Con impotencia mirábamos a ver si alguien se dignaba a pararse y como no pasó nada, le dije al tipo que iba sentado en el lugar preferencial que ese asiento le correspondía a ella, a lo que el responde que le duele la pierna y no se va a parar, mientras que su pareja (también sentada) decía “Uno no tiene la culpa de que se les ocurra salir con guagua a esta hora”!!!! Entonces preguntamos a viva voz si alguien podía cederle el lugar. Cricricricricri… se miraron las caras y hasta que un hombre le dio el asiento.

        Me dan rabia e impotencia esas situaciones, ya no existe consideración por el otro, las mujeres muchas veces esperan que los hombres cedan el asiento, olvidándose que alguna vez anduvieron con la guata enorme o con varios niños pequeños, los hombres esperan que otro de el asiento. La empatía parece que murió.

      • Cuando llego a un Ceda el paso, un Paso de cebra o un semáforo en verde con autos doblando y calculo que los conductores sí pueden verme y sí alcanzarán a frenar, llego y cruzo aunque me toquen la bocina o me insulten. Así me doy cuenta que si no paran no es porque no pueden, es porque no quieren nomás, pero ya me aburrí de esperar y esperar a que no venga nadie para poder cruzar si me corresponde. En todo caso, no me atrevería a hacer lo mismo si estuviera embarazada.

  16. Anoche sali a correr a una plaza cerca de mi casa. Llevaba mi celu para escuchar música y sali sola, aunque habían más personas ahi, haciendo ejercicios o conversando en grupo, pero yo estaba sola. Después de correr me puse a hacer ejercicios en máquinas que tienen en los parques, cuando después de un rato veo acercarse a dos tipos, uno se separa y el otro camina hacia mi. Se para enfrenta, me muestra una pistola y me dice que le entregue el celular y que me quede ahí. Me dio una rabia tremenda, más que miedo, pero tenía claro que era perder mi celular o perder incluso la vida, porque tenía claro que nadie se iba a meter. Entregue el celular, me quede un rato parada mirando como se iban, mire a las demás personas, y nadie se dio cuenta o hicieron que no notaron nada y me fui a mi casa dandole gracias a Dios que no me hicieran nada más. El miedo es demasiado grande, la impunidad es demasiada, la puerta giratoria, los delincuentes que mandan en las calles, todo es demasiado. Lo único que pensé después de haberme sentido culpable de haber salido sola tan tarde, es que no es mi culpa que exista gente tan de mierda, que ellos son los culpables, que no nos hagan creer lo contrario, pero que inevitablemente hay que ser mucho más desconfiada.
    Saludos

  17. es brigido
    yo vivo en región y aún cuando se piensa que la indolencia e individualidad es santiaguina, podemos encontrarnos también con esas actitudes en otros lados.
    Se me quedó grabado que weber decía que la solidaridad es la única forma de que la sociedad perdure y eso radica en la empatía creo yo

  18. Es triste como el ayudar a alguien ya no es parte del instinto de las personas.
    Uno mas de los cánceres de la sociedad moderna.

  19. El año antepasado estuve toda la tarde en la universidad haciendo un trabajo en grupo, y en un momento salí a comprarme algo a un kiosko y cuando iba entrando de vuelta a la U, había una niña sentada en las escaleras llorando a mares, fui y la pregunté que le había pasado y me contó que le habían robado la mochila con todas sus cosas, incluso una cámara que recién se había comprado. Fui y hablé con los guardias por si habían visto algo, porque al parecer alguien que no era de la U había entrado y se había robado la mochila del casino. Mientras la niña lloraba, yo le preguntaba a la gente si habían visto su mochila y nada. En resumen, estuve mucho rato ayudándola a buscar su mochila, revisando las salas desocupadas, preguntándole a medio mundo. Al final me tuve que ir con mis compañeros para seguir trabajando, me despedí de ella y le dije que estuviera tranquila. Nunca supe si la recuperó o no, pero ahora las veces que me encuentro con la niña en la U, ni siquiera me mira y menos me saluda. Igual fome, considerando que ni siquiera era compañera mía y que me podría haber hecho la loca cuando la vi llorar.

  20. I would like to thank you for the efforts you have put in writing this web site. I am hoping the same high-grade website post from you in the upcoming as well. In fact your creative writing skills has inspired me to get my own website now. Actually the blogging is spreading its wings fast. Your write up is a good example of it.

Dejar una respuesta