Invitado: Paolo Giordano, autor de “La soledad de los números primos” y “Cuerpo humano”

404

paologiordano
por Camille Truffaut

El escritor italiano Paolo Giordano visitó Chile para el III Festival Puerto de Ideas en Valparaíso. El autor del éxito de ventas “La soledad de los números primos” dictó una charla titulada “La segunda juventud” donde diferenció etapas de la juventud física (pubertad) y otra espiritual (que puede desarrollarse en cualquier otra etapa de vida).

Con un lleno total en el Teatro Municipal y con la reciente publicación de su segunda novela “Cuerpo humano” se presentó en Valparaíso. Su segunda novela comenzó luego de dos viajes a Afganistán como reportero a cubrir la guerra junto a las tropas italianas. Ahí preparó material y vivió una realidad totalmente distinta a la cotidiana, que se refleja en el libro con la misma elegancia y sutileza que su éxito “La soledad de los números primos”.

¿Qué te llevo a la literatura y como nació la idea de la primera novela “La soledad de los números primos”?
En realidad, llegó en un momento en que empezaba a estar un poco cansado de gastar todo mi tiempo en la física. Mientras estudiaba en la universidad mi interés crecía más por esta área científica, pero cuando empecé a trabajar de verdad en lo que estudié el interés comenzó a decrecer y me di cuenta de que en realidad, tal vez, no era el camino para mí. Había algo demasiado frío en este tipo de trabajo y me daba cuenta de que esta frialdad estaba esparciéndose hacia otros ámbitos de mi vida. Al principio no lo pensaba así, pero después entendí que escribir mi primera novela “La soledad de los números primos” fue un modo para escapar de la física. Tal vez hoy me doy cuenta, con el pasar de los años me equivoqué en la elección de carrera.

¿Cómo enfrentaste el éxito repentino de tu primer trabajo literario?
Escribir nunca tuvo como fin el éxito, no es una buena ambición para la escritura. Es una cosa que puede llegar, pero no se escribe una novela para el éxito, todo fue llegando de un modo inesperado. Todo fue muy veloz, fue demasiado repentino y no me adapté al éxito. Ahora vivo el efecto del éxito, esto ha permitido dedicarme a escribir sin hacer otro trabajo y poder esperar el tiempo que estime necesario para hacer otra cosa. Esa libertad no todos los escritores la tienen.

¿Qué conclusión obtuviste sobre el éxito de “la Soledad de los números primos”?
No lo pienso mucho, no sé por qué sucedió. Pienso que muchas cosas suceden como un momento especial. Fue todo muy rápido, entonces yo no estaba listo ni estaba preparado, me parecía algo violento, porque todo pasaba muy rápido y no alcanzaba a aprovechar nada y tenía siempre que correr para adaptarme.

¿Crees que la típica crisis de los 30 años marcó alguno de tus dos trabajos?
Yo creo que sí, el cambio de trabajo, del momento familiar, todo cambia. Ese todo fue transformado dentro de la novela. No me lo pregunto mucho, pienso que a veces puede pasar, no sólo con los libros. A veces llega una historia que toma algo escondido de este momento, como un momento especial, una sensación escondida Me gusta pensar la novela como una cosa misteriosa, como un tema que por alguna motivación o razón toca a la gente. El libro es una reflexión sobre los treinta, yo sentí muy fuerte este pasaje porque llegó junto al cambio de trabajo, de situación familiar, de todo y fue como un cruzar no de un río a un lago entero y todo esto fue transformado adentro del cuerpo humano. Por eso también el título de la segunda novela.

“La soledad de los números primos” y “Cuerpo humano” son homenajes a ciertas partes de tu vida. ¿Qué tienen en común ambas o en qué punto se cruzan en ese homenaje?

“Cuerpo Humano” empieza donde acaba “La soledad de los números primos”, hay un pasaje y un momento de vida sobre todo que viví en cada una. En mi segunda novela hay una parte del final que no existe en “La soledad de los números primos”, pues ésta se acaba con un final muy abierto, con muchas posibilidades y yo creo que en “Cuerpo humano” hay una parte final más definida. Me gusta como lector ver cómo los escritores que amo pasan a sus novelas siguientes y llevan el curso desde un punto al otro. Me gusta entender la línea que siguen. Es eso lo que hice en las dos novelas, relacionarlas y hacer una continuidad en los eventos de mi vida.

Para “Cuerpo humano” hiciste dos viajes a Afganistán. ¿Qué fue lo que más te impactó en estos viajes? ¿Qué extrajiste de ahí para tu libro?
La cosa más conmovedora fue ver a chicos de mi misma edad vestidos de militar, con las armas, que me parecían vulnerables. Ver gallos de mi edad vestidos con traje militar todo llenos de armas y protección que en este lugar parecían totalmente desnudos y vulnerables y me parecía la metáfora mejor para contar algunos aspectos de mi generación y del modo en que llegamos a los treinta años.

¿Cuáles son tus influencias literarias como escritor?
Cuando empecé la influencia mayor era la David Foster Wallace, de hecho tenía un doble interés en la literatura y en la matemática. Alcanzaba a juntar estos dos lenguajes en modos sorprendentes y lo que más me interesaba de él no era su lucidez matemática, sino el alcance al pensamiento abstracto, una dimensión humana muy fuerte, pensar cada ejercicio mental como un ejercicio profundo de humanidad. Tal vez todavía busco ese alcance en la escritura, hacer de ésta una suerte de sonda para buscar llegar siempre un poco más profundo de lo que es específicamente humano. Tal vez por esto la segunda novela se llama el “Cuerpo humano”.

11 COMENTARIOS

  1. Qué grato encontrarme con una entrevista de Paolo Giordano en Zancada!!! Estuve en la conferencia que dio en el Puerto de Ideas, y fue genial. Me llevé la impresión de que es un tipo inteligente, bien profundo y reflexivo, y aparte, muy amable y simpático. Hasta echó la talla, y con eso terminó de ganarse al público 😀

    Recomiendo sus libros; escribe súper bien, y no es nada de latero -aunque sí, sus dos obras son bien melancólicas-

    Un abrazo zancadictas!!! Y gracias Dani por mandarme el link 😀

  2. Que rico ver que aún hay post interesantes en este blog. Bravo Zancada, muy buena la entrevista y recomiendo mucho “La Soledad de los números primos” Muy buen libro.

  3. Leí el año pasado La soledad de los números primos, y es realmente un gran libro. Melancólico, con una historia de mierda, redactado con tanto cuidado que no puedes parar de leer, te obliga a empatizar con todo. Quiero leer el segundo pronto.

    Saludos!!

    • jaja, no eres la única 😛 . Créeme que en vivo y en directo es aún mejor 😛 -yo lo tuve cerquita, hasta me saqué una foto con él! jijiji-

      • También lo vi en Puerto de Ideas, es bastante simpático y me gustó su charla. Me han gustado su s dos libros

        (y si es bastante guapito)

    • no eres la unica,me llevé la sorpresa al ver sus fotos es muy guapo y el libro terrible
      pero no se puede dejar de leer.lo encontré el año pasado en la biblioteca y se lo recomiendo a todos

  4. Tengo una fractura en estos momentos que odié al saber que Paolo estuvo y no pude verlo, es mi escritor favorito desde el 2010 cuando leí su obra prima. Da gusto que nuestro país haga este tipo de actividades 🙂

  5. Que bueno que es La Soledad De Los Números Primos. Me tuvo con el corazón apretado todo el tiempo mientras lo leí. Me gustó tanto que no me he atrevido a ver la película, pero sí me gustó mucho el soundtrack que hizo Mike Patton para ella. Creo que refleja harto el espíritu y las sensaciones que provoca el libro.

  6. Leí hace unas semanas “La soledad de los números primos” y me odié por no haberlo conocido antes y más aún cuando supe que había estado en Valpo. Me encantó su libro y con la nota me acabo de enterar que hay otro, así que comenzaré a buscarlo. Gracias por la entrevista!

Dejar una respuesta