Gravity en Cuarta Dimensión: ¿Cuánto vale ser Sandra Bullock?

135

gravity2
por Andrea Lagos

Ayer salí a correr y me encontré diez lucas. Diez lucas. Nunca me había encontrado tanta plata en la calle. Vi el billete y me saltó el corazón. No había nadie. Nunca hay nadie los domingos en Matta Oriente. Cuando llegué a la casa, le puse el billete a Chejov que lo tengo instalado como santo. Pero después me arrepentí, y lo saqué y mejor me fui al cine, al 4D.

Por 10 lucas vi Gravity de Alfonso Cuarón. Como una apuesta, como un desafío a la suerte, como un todo o nada. Y claro, me tocó el peor asiento de la tierra. Primera fila, al lado de un pelmazo que no dejó de alegar desde la primera escena.

Mientras, la Bullock se sacaba el traje de astronauta para quedar flotando convertida en un bebé dentro de una máquina. Máquina que a su vez, flotaba en ese útero espacial donde es posible el silencio, el principio y el final al mismo tiempo.

Una máquina rusa se rompió en pantalla y “dejó a la mitad de EEUU sin Facebook”. Todo el cine se rió. Y luego lloró en cuarta dimensión, con la lágrima flotando ahí, al alcance de la mano. Era la historia y el vacío existencial de la estrella, de la genio de la misión en la nave Explorer: la Dra Bullock.

-¿Quién te espera allá abajo? ¿Hay alguien que mira hacia arriba, que piensa en ti?
Eran las preguntas que rebotaban en la cabeza de la única sobreviviente del accidente espacial. La Bullock, esa máquina femenina de matar a la muerte en 4D. Ella, esa cosa futurista hecha digitalmente a partir de una estampa vintage. Y el 4D, la síntesis de un presente perfecto en el que pagamos por sufrir, harta plata. Deme diez lucas de zamarreo. Deme diez lucas de chasconeo. Nos tiran al espacio, nos pegan por la espalda, nos quitan el oxígeno y nos hacen caer y caer y caer. Pagamos para entrar al conflicto, al dolor, a la casi-muerte, a la película, a la piel de la Bullock, al espacio sideral. Es la muerte del contenido. El fin de la historia por la historia. Es el control de la emoción en el espectador. Todos podemos sentir lo mismo, sentir a mil, pero la misma emoción programada por computadora.

Porque ya no basta con presenciar el viaje y entender la historia sencilla de una mujer a la que le importa el recorrido, no el final. Ella, a las puertas de la muerte dice: es una gran historia, no importa si es que me salvo o muero.

Pero en la era del 4D esa premisa no basta. Hoy la masa pide más y le dan más: más acción, más fuego, más agua, más tierra, más todo. Que la ráfaga del espacio despeine en cuarta dimensión, que casi rompa el ojo un meteorito y que falte el oxígeno de verdad. Estar al borde, al borde de lo real, al borde de la butaca del cine, como un Fantasilandia de lo visual, como si el futuro ya estuviera aquí. Es raro el 4D.

¿Y cuánto era que valía ser la Bullock?
-Diez lucas.
-Igual las pago.

17 COMENTARIOS

  1. ¿Se supone que es bueno y extraño el 4D, pero que para los más exigentes nunca les sabrá a suficiente? Creo que no todas las películas son para 4D, me habría gustado ver en esta modalidad Prometeo.

  2. Yo la vi en 3D y si no hubiera sido así gual vale la pena, es una historia simple que te deja sin aliento sin necesidad de que me envuelva toda la tecnología del 4D, ni el 3D, da igual, en este caso es buena igual, Odisea no la vimos en 4D y te transporta, no es necesario toda la parafernalia.
    Mi consejo es que la vean y ojala en un horario tranqui, cada vez hay más gente molesta en el cine, cuando yo era niña ir al cine era un espectaculo que uno respetaba y adoraba en silencio, hoy en día es un montón de gente que come como ratas las cabritas y gasesosas gigantes, hacen mucho ruido y nunca apagan los celulares aunque te lo pidan por favor desde la pantalla, es gente demasiado simple pidiendo mucho, hoy nada les asombra, el standard esta tan alto cone l HD, etc que todo es para quejarse.

  3. Ayer fui a ver la misma peli en 4D, no les diré nada sobre ella para no cagarles la onda, pero si les cuento en que consiste el 4D. El asiento tiene resortes y cosas que hacen que te muevas y te zamarrean, se sienten golpes en la espalda etc. Tiran aire, agua, desde el frente y desde atrás. Hay aromas y luces. Además, usas lentes para ver 3D.
    Eso es. Es choro, pero no lo recomiendo para embarazadas o personas con problemas cardíacos.

  4. Creo que involucrarse tanto con la película es más mérito de la misma que del 4d…

    el 4d es raro, talvez como lo fueron las primeras imágenes del cine… y está en pañales, tiene mucho que evolucionar, pero es un comienzo..

  5. no se si yo tenía mucho sueño en la peli pero no entiendo que les haya parecido tan súper…tenía cosas bknes pero fue ahi no mas… no hay caso, no me gustó

    • Me pasó lo mismo… la fui a ver el sábado y la encontré piola nomas. Había escuchado tantos comentarios sobre lo increíble que era la película y lo encontré buena pero nunca pa tanto.

Dejar una respuesta