El placer de discutir

366

discus
por Ana Paula

No me considero una persona conflictiva, pero me gusta exponer mi opinión, especialmente cuando se produce alguna situación con la que no esté de acuerdo, o que creo que merece una buena discusión.

Conozco a personas que nacieron para discutir. En la vida real –y virual, por cierto– les gusta opinar, provocar y generar polémica, y sienten placer con esto. Yo, cuando me meto en una discusión, muchas veces después me quedo repasando mis argumentos, pensando si debiera haber dicho esto o aquello, si fui muy ruda. 

Creo que una buena discusión depende mucho del tono que uno ocupa. Pero aún así, muchas veces veo situaciones en que con un simple “no estoy de acuerdo”, la otra persona se siente ofendida, como si contradecirla pudiera ser algo malo, o un ataque personal.

En el trabajo, creo que es un ejercicio constante. Confieso que la experiencia laboral me ha dado la capacidad de ver los momentos en que es necesario discutir, a veces con tonos más enfáticos, otros como una buena conversación relajada.

El gran problema es que yo creo que no nos enseñan a discutir. Desde niños escuchamos que “política, religión y fútbol” no se discuten, y eso al final nos lleva a evitar asuntos polémicos pero necesarios, a usar el famoso “mejor cambiemos de tema”. 

Pienso que muchas veces la discusión es vista como sinónimo de pelea, y finalmente una buena –y respetuosa– discusión, te hace enriquecer tus puntos de vista, o incluso asumir errores y cambiar de opinión. 

Foto: The Rik Pics vía Flickr (http://www.flickr.com/photos/therikpics/)

21 COMENTARIOS

  1. creo que al menos al hablar de política y religión es difícil mantener una discusión con altura de miras…muchas veces las personas no salen de su posición para ver la situación general, por lo que es difícil llegar a algún tipo de acuerdo o entendimiento mayor..
    existen otros temas en los que se puede llegar a acuerdos y aprendizajes constructivos, no sé si en estos temas…

    • a mi me encanta el tema religión, pero desde el punto de vista histórico, el origen de las creencias, etc.
      pero tengo un par de familiares medio “fanático religiosos” y es imposible mantener el tema sin que se sientan ofendidos…. super fome!!

      • La fe es algo mas bien emocional, que no responde a una logica tan racional. Si le dices a alguien religioso que es fanatico claramente se va a enojar, porque la religion esta en su corazon no en su cabeza.

  2. Pero uno puede discutir de lo que sea con respeto. A mi me pasa que soy más futbolera que la cresta y picota más encima. Pa que les voy a decir con cuanta gente me agarre ayer pal clásico xD. Pero después de la calentura del momento, todos como amigos y listo. Mientras no haya faltas de respeto, aunque uno se apasione, creo que se puede hablar de todo.
    Por el otro lado, cuando se trata de otros temas que me apasionen menos, puedo discutir mis puntos de vista tranquilamente porque a pesar de que soy sumamente picota, tengo formación en debates así que por ese lado salvo. Si no, seguramente me agarraría a cada rato xD

    Saludos chicas y buen lunes!

  3. A me me gusta exponer mis opiniones y discutir pero de forma civilizada, no me gusta cuando discuto y la otra persona se enoja, exalta y sube el tono.

  4. Si veo que estoy dispuesto a que mi posición no sea valida y la otra persona también esta dispuesta, y ambos nos queremos escuchar: Es muy enriquecedora la discusión

    El problema que la mayoría de las veces ningún participante esta dispuesto a ceder, escuchar, y da lo mismo el tono siempre el resultado sera malo, pero es muy común que ocurra, y no es discusión solo son monólogos sobre un mismo tema.

  5. En mi casa siempre se ha hablado de política, religión y fútbol. Cada quien tiene su punto de vista, por lo que se han generado debates muy enriquecedores. Así que cuando comencé a entablar este tipo de conversaciones con otras personas, me sorprendí de la poca tolerancia que existe al momento de escuchar a quien piense diferente y la falta de argumentos o la incapacidad de expresarlos de manera respetuosa, producto de ese veto incompresible en el que se mantienen estos temas.
    Ahora me hago la loca hasta que encuentro a alguna persona con la cual note pueda hablar sin que me saque la madre porque no le gusto que hablara de Dictadura o cual es mi voto para estas presidenciales.

    saludos

  6. Reconozco que tengo un “problema” con el tono en mis discusiones, que muchas veces las personas se dejan llevar por eso y no por el fondo mismo de la discusión.
    Curiosamente, pasa con personas donde no hay tanto roce, pero con personas conocidas/amigas pasa seguido las discusiones y tan amigos como siempre.

    Hace un par de meses (varios ya) tuve una discusión, con la sra. del aseo de la empresa, le dije que se había equivocado pero que se solucionaría el pago a un proveedor. Esta señora, no me habló en 6 meses aprox. donde con suerte me miraba. Ella, es de las personas que creen que por discutir es enojarse… mal.

    Saludos queridas!

  7. Para discutir, hay que saber escuchar respetando los tiempo, siempre hay gente que trata de sobreponerse y es para mi entre lata y admiración. La gente que defiende sus ideas y trata de persuadir es “notable”.
    Pero la mayor intancia donde es fundamental saber discutir a mi parecer es, en situaciones donde se intena pasar a llevar los derechos, siempre van existir los abusos, y en éste punto es necesario saber defenderse o debatir con objetividad las postura para llegar a resoluciones justas.

  8. A mi hay algo que me inquieta… y es que cuando alguien dice “estoy en contra de…” o “a favor de…” cuando les pregunto “por que?” lo ven como si les dijera “estupido ignorante no tienes derecho a opinar eso, maldito bastardo” … de lo contrario no me explico como ese simple “por que?” los enoja tanto… jajaja…

  9. desde niña me estimularon a tener mi propia opinión de las cosas y defenderla con respeto, pero la mayoría de la gente no sabe defender sus puntos de vista y se ofuscan fácilmente ante un argumento.

    me gusta cuando conozco a alguien que opina distinto de mi, y busco un debate, porque creo que tal vez haya algo que yo no sepa y ese otro, desde su perspectiva, me pueda explicar.

  10. Me gusta opinar y escuchar el punto de vista de los otros. Tanto así que era parte del grupo de debate del cole….nerd total xD

    Pero ahora más vieja pierdo la paciencia luego, sobre todo cuando defienden cosas como matanzas, o también los que me hablan como si yo fuera lo peor por no seguir una religión….No soy de gritar ni ofender, pero se me quitan las ganas de seguir hablándole a esa persona. Estos cambios de opinión sirven harto pa conocer a la gente.

    En fin. Lo bueno es tener la posibilidad de discutir estas cosas.

  11. A mi me gusta discutir, pero últimamente lo evito un poco porque creo que no es algo muy común en nuestra sociedad, y por lo mismo nos cuesta ene hacerlo, tener buenos argumentos y defenderlos, como que tendemos a llevar la discusión hacia las ofensas personales y no creo que sea la idea.
    Además reconozco que en algunos temas donde veo que la posición inicial del otro es muy diametralmente opuesta a la mía y hay harta pasión de por medio evito la discusión a menos que el objetivo sea tomar una decisión o definir una postura.

  12. Discutir viene del latín “discurriere” que significa “dormir”, por ende toda discusión produce a la larga un sueño tremendo.

    A mi que me encantan las siestas me agrada, por lo mismo, mucho discutir, aunque mis argumentos carezcan de sentido lo tomo como un ejercicio onírico.

    Hubo un período donde no tenía con quien discutir (cuando mi novia recuperó el gusto), y esos días fueron de insomnios prolongados, hasta que descubrí en mí mismo mi mejor contrincante para discutir. Desde allí tengo autonomía para amargarme la vida y siempre me contradigo, además de las mejores siestas de mi vida.

    buenas noches. da-da-da.

  13. Yo cuando cacho que la discusión es en mala onda, trato de no meterme; pq tengo mis ideas lo suficientemente claras como para amargarme con un weon que quiera imponerme las de él. La idea de “discutir” creo yo es exponer los puntos de vista sin tratar de imponer al otro en la mala onda, a mi eso es lo que me molesta y me estresa.

Dejar una respuesta