Anuario Musical Zancada 2013: Alex Anwandter

114

alexanuario
PRESENTADO POR CAT EDITIONS, foto: Esteban Vargas

A Alex Anwandter lo seguimos desde que cantaba, tocaba guitarra y escribía las canciones de Teleradio Donoso; bailamos y admiramos su música también con su primer proyecto solista, Odisea, y escuchamos sin parar Rebeldes, el disco que sacó simplemente con su nombre. Ha dirigido videoclips, producido discos de bandas como los Fother Muckers, y el 2013 sacó el disco “Alex & Daniel” junto a Gepe.

¿Cuál fue el primer instrumento que aprendiste a tocar?
Aprendí a tocar violín a los 6 años, era chiquitito. En todo caso mi casa era súper musical, mi papá es brasilero y escuchaba mucha música brasilera y es guitarrista clásico también, y yo me dormía todas las noches escuchándolo practicar guitarra, tocar con gente, yo creo que eso me motivó mucho. Toqué como 12 años violín, es mi instrumento de hecho, es el que mejor toco, con el que más me siento cómodo. Después cuando era más adolescente empecé a tocar instrumentos más bacanes (risas) y a tocar música popular solo, más autodidacta. Guitarra primero y piano después. Fueron muchos años de no atreverme a cantar, hasta pasados los 20 yo creo.

¿Cuándo fue la primera vez que te subiste a un escenario?
Demasiado chico, pasaba algo muy gracioso: mi profesora de violín -que fue una persona muy importante pa mí- estaba a cargo de clases grupales, entonces andábamos siempre la pila de cabros chicos con sus violines, íbamos a tocar a distintos lugares, y ella nos hacía tocar hasta en los paraderos para entretenernos. Entonces toqué violín en todos los lugares que te puedes imaginar: en la calle, en las micros, en colegio, en iglesias, en estadios, en el Municipal, y obviamente eso influyó mucho en que no me diera nada de vergüenza tocar en vivo.

¿En qué has inspirado tus puestas en escena?
Creo que en un principio tenía una banda bastante tradicional (Teleradio Donoso), y ya en el segundo disco nos cayó la teja de que era un poco aburrido mirarse las zapatillas todo el concierto y empezamos a intentar a hacer una cosa que fuese más show, y eso lo desarrollé bastante más en el proyecto y disco que hice con Odisea que tenía coreografías, bailarinas, y era un intento por michaeljacksonizar mis canciones, era ese traspaso de la música al cuerpo muy conscientemente. Y creo que el disco de ahora es un poquito más orgánico; como las canciones eran súper personales no me pareció muy apropiado coreografearlas, pero sí me interesa que los shows sean de crear una situación irrepetible entre yo y el público.

¿Qué crees que caracteriza visualmente a tus distintos proyectos musicales?
Yo creo que hay un esfuerzo por ser subversivo de normas: que haya una fuerza tan grande diciéndote cómo te tienes que comportar, vestir, a quién le puedes dar besos o qué tiene que suceder en tus videos… y creo que mi esfuerzo es tanto estético como político porque la estética viene de una intención política.

¿Te gustan los musicales?

Yo creo que Cabaret puede ser mi preferido. Solamente he visto la película, pero es bacán, está dirigida por un coreógrafo que es Bob Fosse y se nota mucho su disciplina original en la dirección y las canciones son buenísimas, Liza Minelli actúa súper bien y además se mezcla con temas políticos súper interesantes y temas sexuales.

¿Qué bandas sonoras de películas te han llamado la atención?
Ha un compositor que me gusta mucho-mucho que se llama Bernard Herrmann, trabajó mucho con Hitchcock y tiene las dos bandas sonoras que más me gustan: la de Vértigo y la de Taxi Driver.

¿Cuáles son tus portadas de disco favoritas?
Las de los Smiths las encuentro buenas igual, las que hacía Warhol para los Rolling Stones o Velvet Underground, y las de David Bowie me encantan porque siempre sale él.

¿Cuál sería una tenida representativa de tu día a día?
La verdad es que cambio todo el rato de onda; me da por vestirme una semana prácticamente igual todos los días, y la semana siguiente igual todos los días. Ahora estoy en onda como marinero, pero se me va a pasar antes que se publique esto (risas).

¿Alguna vez has tratado de imitar el estilo de alguien?
Yo creo que de David Bowie. Soy súper fan, pero la gracia es que David Bowie es como dios (risas), entonces es inimitable y se transforma en una especie de guía más que de imitado. Encuentro muy interesante en las líneas de ambigüedad que transita, entre súper macho y súper afeminado, súper rockero y súper popero, va de un lado a otro todo el tiempo, retro y futurista, y fue mi modelo a seguir de intentar nunca hacer lo mismo dos veces.

¿Qué videoclips te han llamado la atención?
Pass This On de The Knife. Es uno en que sale un travesti en una especie de casino de pueblo chico y es como un lip-sync de la canción y es bacán, está muy bonito filmado y es muy interesante la relación del público que es medio hostil con la performance. Esa tensión hace que el video se sostenga entero, me encanta.

¿Dónde te gusta tocar?

Creo que la única cosa que no me gusta es que estén sentados y que la música suene muy despacio. Pero si están sentados se pueden parar, y es en general lo que sucede en mis conciertos cuando tienen butacas.

www.alexanwandter.com
facebook.com/pages/Alex-Anwandter/231040683604060
soundcloud.com/alexanwandter
Twitter: @alexanwandter

(Esta entrevista –y mucho más– está en Anuario Musical Zancada 2013, presentado por Cat Editions, y que puedes ver completo aquí o en este otro link).

4 COMENTARIOS

  1. Vengo justo de una tocata suya en la FILSA, de hecho fue la única razón por la que fui a la FILSA.
    Me encantan sus dos discos solistas, a Teleradio lo conozco menos, pero me gusta mucho también. Se nota que se siente a sus anchas en el escenario, es muy entretenido ver sus presentaciones, y musicalmente siempre me da la impresión que sus canciones son muuuucho mejores en vivo.
    Ahora a esperar el Primavera Fauna para verlo junto a Gepe 🙂

  2. Me carga este weón y toda la gama de artistas “alternosh” que han salido últimamente, y que de alterno y novedoso, no tienen nada.

Dejar una respuesta