Temporada de gimnasio

310

gimnasio
por Fran

Hace dos meses me inscribí en un gimnasio. Era la primera vez que iba a experimentar el mundo fitness en mis casi 30 años. Lo medité bastante, era una inversión importante a largo plazo, no sólo por plata, también en tiempo y sacrificio.

Como primeriza neurótica todo fue tema. Primero debía encontrar las prendas deportivas adecuadas porque estaba en pelotas. Comprendí que además de zapatillas, calzas y poleras, necesitaba un polerón, calcetas, un buen sostén, toalla y una botella. Muy a mi favor es la ubicación del gimnasio (a dos cuadras de mi casa) y el horario AM que elegí es el más cómodo: menos gente, menos olores y varias máquinas disponibles, así que empecé a ir todos los días.

Ya inscrita y convertida en un número, los siguientes pasos fueron: la evaluación, la rutina blanda y el uso de máquinas. Me encontraba en la clasificación de cuerpo graso, nunca había hecho deporte ni tampoco había pisado un gimnasio y cada máquina tenía su maña. Eran demasiados datos duros para mi tímido comienzo. De a poco fui dejando de lado el pudor con la ayuda de un playlist aleatorio a todo volúmen junto con mi capacidad para imaginar las vidas de los otros esclavizados como yo que veo diariamente.

En mis primeras semanas todo fue nivel cero, el uso de la trotadora se limitaba a caminata activa y aún así al bajar me sentía algo mareada. Sin darme cuenta, comencé a utilizar más peso en las máquinas. Al cumplir el mes, figuraba vitrineando en todas las tiendas de deporte. Ya no era tan difícil levantarme a las 6:17 am. Había aprendido de memoria mi número de socio, chacoteaba con la señora del aseo y de un momento a otro, mi cuerpo me exigió ejercicio diario. Mi más grata sorpresa fue comprobar que soportaba estoicamente el cardio de todos los días.

Los resultados han sido muy buenos, no sólo por la baja de peso y lo tonificado de algunas partes de mi cuerpo, ha sido poner a prueba mi alimentación, voluntad, constancia y sobre todo paciencia. Los resultados no son instantáneos y me queda largo camino para erradicar esos flotadores traseros y tener a raya esas alas de murciélago.

Sólo quiero decir que si están con la idea de entrar a un gimnasio, háganlo! Sí yo, ejemplo de sedentarismo máximo, he podido lograr pequeñas metas diarias, todas pueden!

28 COMENTARIOS

  1. Bkn! me gusto lo que escribiste. Soy tan floja pal ejercicio que voy de a poco empezando con clases de baile para al menos gastar las ultimas energias del dia y dejar el sedentarismo.
    Lo malo: las horas peak y el calor que se viene!

  2. Recomiendo el ejercicio en casa, para las que no quieren gastar en gimnasios, y sí, una semana y se te hace rutina y necesidad. En youtube hay muy buenos videos de cardio, tonificar todo lo que quieras, es más difícil porque la que se tiene que motivar es una sola, pero se puede. Lo bueno es que te pones cualquier cosa para entrenar y a lo mejor comprar unas mancuernas, pero el gasto es mucho menor. De cualquier modo, busquen motivación en internet, hay mucho material al alcance de todas. Saludos!

  3. Felicitaciones Fran y ojalá te siga llendo bien! Leí tu post y te juro que es EXACTAMENTE mi misma historia… desde la hora en que vamos, hasta el tiempo que llevamos llendo, e incluso por lo del código creo que vamos al mismo lugar! Fue súper divertido encontrarme con alguien que ha pasado literalmente por lo mismo que yo y con los mismos resultados. Ojalá seamos capaces de mantenernos así siempre!

    • Yo tambien hago ejercicio en casa!! : ) soy fiel al P90X, pero a veces el hecho de estar en la casa es un arma de doble filo: tengo que luchar contra la flojera, la pega y la U…pero sigue siendo gratis!! xD

  4. Yo, en estas fechas, cumplo exactamente un año desde que comencé a ir al gimnasio. Al que voy no es como los bacanes de Santiago con numero de socio. No, es uno pequeño de ciudad pequeña… en que todos nos conocemos y nos apoyamos (y armamos carretes juntos).

    Al principio fue complicado, jamás había pisado un gimnasio y dudaba de mi constancia. Además estaba el tema de la vergüenza… no estaba en condiciones de ir con un buzo de lycra hiper apretado y soy de aquellas personas que transpiran mucho (mi mayor vergüenza). Pero de a poco los temores fueron pasando y los kilos, bajando. En mi mejor momento bajé 25 kilos! (Pero habían otras circunstancias involucradas). Lo mejor de todo es ver que me supero solita… que puedo levantar mas peso del que creía, que mi resistencia aumenta, que puedo soportar mas. Y asi pasé todo el verano en el gimnasio, cinco dias a la semana… incluso ni para el 18 suspendí mi entrenamiento.

    Mas que gimnasio, el mio es un templo, un refugio… una comunidad solidaria… donde nos encontramos todos los dias.

    Saludos a todas!!!

  5. Me encantó leer un articulo sobre como te gusta el ejercicio y tu motivacion. Mas refrescante que los miles de temas tipo “Odio el gym” o “Acepto mi rollo”, etc.

    • Siempre pasaba por afuera del gimnasio y sentía una curiosidad-enviadia por entrar, creo que a la mayoría le pasa, pero se limita por tiempo, plata o quizas falta de motivación. Lo recomiendo de todas maneras!

  6. Ir todos los días al gym me suena esclavizante. Al menos para mí, la idea es ejercitarte para vivir, y no al revés, vivir para ejercitarte…Eso si tienes o quieres tener vida aparte del gimnasio.

    • Cuando algo te gusta y gozas haciéndolo no es esclavizante para nada¡¡¡¡es un estilo de vida simplemente , cada uno elige lo que quiere para ella¡¡

    • Puede sonar esclavizante para el que va obligado o al que no le gusta hacer deporte.

      Para quienes nos sentimos bien haciendo ejercicio, lo hacemos parte de nuestra vida. No tiene nada que ver la vida social, de hecho el mes pasado creo que iba 5 o 6 días a la semana al gym, luego me iba a mi trabajo, y en la tarde salía con mis amigos o familia (trabajando igual 9 horas diarias)…

      Al final es un tema de motivación!!… la mía, llegar a un estado saludable y sentirme bien conmigo.

  7. Cuando estaba parcialmente cesante (trabajaba 3 tardes a la semana), iba casi toda la semana a las 7:30 al gimnasio. Amaba ese horario… eramos 5 mujeres y 3 varones, y ya teníamos un grupito re entretenido y de diversidad en edades (Rosalía con 70 años, nadaba hora y media sin parar).
    Encontré pega más estable.. y me cambié de horario, para la tarde (x mi pega nueva tengo que estar a las 8 en el centro)… y no fue lo mismo… asi que ahora opté por caminar 3 kilómetros desde mi pega hacia 3 estaciones de metro para tomar ahí la locomoción… tengo hasta una aplicación que me mide la velocidad!

  8. Jaja que motivada, yo partí al revés, fui con lo que tenía a mano cuando empecé a ir al gym (casi en pijama jaaj) porque típico que invertía lucas en zapatillas, ropa y nunca más iba, pero esta vez me embalé y ya llevo 1 año y medio y no puedo vivir sin moverme, es heavy como tu cuerpo lo pide y ya ni siquiera es por estar flaca, hace rato logré mi peso ideal y bajé la grasa, es por la endorfina que provoca, ir logrando nuevas metas personales y lo bacan de superarse e ir siendo más seca en las clases a las que voy y también pa’ vitrinear un poquito jajajaja.
    De verdad me molesta cuando dicen “ay vas tanto al gym no debes tener ni vida”, si la tengo porque el gimnasio se volvió parte de mi rutina, gastar las lucas cada mes es una cuenta más, como el agua o la luz y después de ir al gimnasio quedo tan renovada que perfectamente puedo salir a comer o juntarme con amigos.
    Pd: eso si si son sedentarias y se meten en esta época al gimnasio, mucha paciencia es horrible lo repleto que está, todos en plan verano 2014, esperar tanto rato por una trotadora puede desanimar a cualquiera en la cruzada, así que ánimo que se puede!!.
    Besos!

      • Yo debo admitir que al principio fui más de una vez al gim sin bañarme en la mañana, ponía el despertador a las 7, me ponía el buzo y a las 7:10 estaba en las máquinas, fue la única forma de agarrar la costumbre, de otra forma me ponía a puro sacar la vuelta y se me “hacía tarde” y no iba.
        Por lo menos a esa hora hay como 3 personas no más así que espero no haber molestado a nadie (?)

        • Pero si eso es lo más lógico! Para q te vas a bañar si dsp te tienes q bañar de nuevo? Además no es como q al no bañarte en la mañana vayas a oler a alcantarilla!! Jajajaja, además así proteges tu piel tb, bañarse 2 veces tan seguidas yo creo q hace mal 🙂

  9. Ir al gimnasio es lo mejooooor! yo he ido dos veces en mi vida, y de verdad los cambios son increibles: aparte de tonificarse y bajar los rollos, la respuesta fisiologica al ejercicio es exquisita! andas con mas animo y hasta se te nota en la actitud 😀
    ahora por tema de trabajo y estudios es imposible ir (turnos en hospital, universidad e hija), asi que apenas tenga tiempo estable ire si o si 😀

  10. Ay! es tan motivador leer que la gente está comenzando a correr o a bailar. Mi caso es que hace dos año contraté 1 año de gimnasio. Fui varias veces pero la verdad es que perdí la plata, porque me desmotivé, me quedaba lejos de la casa y no era tan pro…en fin. Me salí y me puse a engordar como vaquita hasta que dije ¡basta la chanchería! y encontré un lugar en provi demasiado bueno para hacer zumba, con los mejores profes y el horario perfecto para una trabajadora dependiente. Voy hace 4 meses, 3 veces por semana y he bajado 7 kilos ¡clap clap clap para mí! con una dieta de cerrar la boca para grases y bienvenidas proteínas.

    Bueno eso! suerte con el ejercicio para todas ! a darle con todo no más 🙂

  11. ¡¡¡ Querida Fran; somos dos !!! De sedentaria extrema hace ya casi dos meses más o menos he pasado a un estado de actividad física que ni yo imaginé tener en algún momento. Tienes toda la razón, de un momento a otro, me he visto mirando tiendas deportivas, buscando las mejores zapatillas y así los accesorios necesarios para tener un buen día en el gimnasio.
    De verdad, que los resultados tanto anímico como físico, son para quedar ¡ o.O ! y sobre todo el hecho de que al final de cuentas, es tu cuerpo quien te pide levantarte y hacer actividad física pasando a ser inexistente esa tortura de los primeros días.
    ¡Saludos!

  12. a mi no me pasa eso =( Empiezo bien, voy al gimnasio pero a medida que pasa el tiempo me invade la flojera, y cada vez me cuesta ir más y más hasta que lo abandono. El ejercicio no me invade de energía, el cuerpo después no me “pide” ejercicio, no me siento más activa luego del ejercicio… Y no me gustan las maquinas, me aburren, pasan 5 min. y ya he visto el reloj 10 veces, prefiero hacer clases o algún deporte, cuando no me doy cuenta que estoy haciendo ejercicio, jugar basquet, a la pelota, bailar, eso sí, pasarla bien y hacer ejercicio, nadar también. Así que creo debo encontrar una disciplina que ame en vez de encerrarme en el gimnasio porque parece que no es para mi.

  13. yo llevé el gym a mi casa, me compré una elíptica y mi pareja y yo bajamos los 20 kilos que nos sobraban en total, ahora bajamos el ritmo para mantener el peso y tonificar.
    la mejor inversión que hemos hecho después del scaldasono!

  14. Creo que lo mío no es el gimnasio, LA vez que fui duré 1 mes, me gustaron las clases grupales, pero con suerte pisé la sala de máquinas cuando me hicieron la evaluación y me explicaron los ejercicios. También tuve una elíptica en la casa de mis papás que resultó perfecta para colgar toallas húmedas. Sin embargo, hace poco compré un Wii (ya vivo sola) y encontré un “juego” de zumba FABULOSO! ahora estoy en proceso de levantarme antes cada mañana para seguir las clases que trae programadas (de 20, 45 y 60 min) o que una puede armar. Lo recomiendo 100%, es súper entretenido y el tiempo pasa volando. Además no requiere de mucho espacio para seguir los pasos. Se llama ZUMBA FITNESS 2 y por lo que he visto también venden un set de DVD’s en Falabella. Preferí empezar con esto porque el precio era similar a 1 mes de gimnasio, pero queda disponible cuando quiera usarlo y sin problemas de horario por mi trabajo 🙂

Dejar una respuesta