Silvia Prieto y las otras obras de Martín Rejtman, mi nueva obsesión

424

silviap
por Mariana y punto

Vi varias películas buenas en el FICValdivia de este año, sobre todo chilenas; celebré todos los diálogos y puteadas de Soy Mucho Mejor que Voh, admiré a la Yermén de Naomi Campbel, me reí con algunas situaciones de Fiesta Falsa. Pero hubo una película argentina que me fascinó y que en menos de 5 minutos ya sabía que estaría entre mis favoritas de la vida.

Silvia Prieto es de 1998, la protagoniza una inigualable Rosario Bléfari y estaba en la selección 20 = 10 + 10 del festival, es decir que según muchos entendidos era una de las películas latinoamericanas más importantes que se han hecho; yo no conocía al director, pero mi amiga magdalena me hizo querer verla y me contó que Martín Rejtman era una de las inspiraciones de los uruguayos Pablo Stoll y Juan Pablo Rebella, junto al también director argentino Pablo Trapero.

Además de las lindas imágenes, colores, la historia simple, la encantadora voz en off, una protagonista adorable, extraña, la presencia de Vicentico y los cuestionamientos sobre la identidad, lo mejor de Silvia Prieto para mí fue el humor absurdo, sencillo y original que había prácticamente en todas sus escenas; coincidencias aparentemente tontas, nombres chistosos, acciones sinsentido, detalles graciosos, decisiones arbitrarias, pero todo perfectamente urdido.

Cuando salimos de la función, un amigo comentó que era como ver un cuento de Cortázar en el cine, y estuve de acuerdo pero me parece que Silvia Prieto es más accesible y fácil de disfrutar. También me recordó a la sensibilidad y absurdos que hay en las películas y cuentos de Miranda July, pero en realidad esto era todavía mejor, quizás porque parecía menos rebuscado.

Ahora quiero ver todo lo que ha hecho Martín Rejtman, pero no es una misión tan simple; hace un tiempo el Malba editó una colección de devedés que incluía sus tres largometrajes Rapado (de 1992), Silvia Prieto y Los Guantes Mágicos (del 2003) y el mediometraje Doli Vuelve a Casa (de 1986), pero según nuestros amigos de Fílmico a estas alturas -casi 8 años después de que se editaran esos devedés- es casi imposible conseguir ese pack. Pude encontrar algunas en Amazon, y Rapado y Doli Vuelve a Casa están completas en YouTube (no será la mejor calidad, pero algo es algo).

Además, Martín Rejtman ha publicado libros de cuentos: Velcro y yo, Rapado, Literatura y otros cuentos y Tres cuentos. El primero y el último se pueden encontrar fácilmente para comprar como e-books para Kindle o en iTunes.

En cine, después de Los Guantes Mágicos, Rejtman hizo el documental Copacabana y la película para la televisión Entrenamiento Elemental para Actores; actualmente está rodando el largometraje Dos Disparos, en el que actúa la chilena Manuela Martelli y que, según Rejtman, a diferencia de sus otras películas que han sido entendidas como comedias, ésta sí lo es intencionalmente.

6 COMENTARIOS

  1. Cuando estuve de intercambio, en mi clase de literatura, tuve la oportunidad de conocerlo y el tipo es genial. Entre las cosas que habló, dijo algo que me dejó pensando, “la vida no tiene nada de cosas extraordinarias, pero no por eso deja de ser menos interesante”. Y creo que eso es un poco lo que trata de plasmar en obras como Silvia Prieto y Rapado, la búsqueda de la identidad dentro de lo cotidiano. A mi me gustó mucho.

    Pd: Vicentico sale en otra de sus películas. Contó que eran muy buenos amigos jaja

  2. Hace poco vi Silvia Prieto y la encontré demasiado bacán, ”un cine de ná” dirían algunos, pero me gusta la cierta falta de argumento.

Dejar una respuesta