Entrevista a Alison Pill, más conocida como Maggie de The Newsroom

169

alisonpill
traducida por lucy

Sin duda que esta actriz me cae mucho mejor que el personaje que interpreta en The Newsroom. Actriz de teatro, que estuvo comprometida dos años casada en la vida real con Jay Baruchel y, por lo se puede leer en la siguiente entrevista exclusiva que amablemente nos pasaron de HBO, muy sencilla, abierta y comprometida con lo que le gusta.

Cuando te llamaron para hacer de Maggie, ¿cuál era el atractivo?

Lo primero fue Jeff Daniels en una serie de Aaron Sorkin. Yo había hecho una loca obra de teatro sola con Jeff y es una de mis personas favoritas. Pensaba: “Ni siquiera necesito leer el guión. Pónganme en esa habitación”. Y después leí el guión y lo amé y parecía que Aaron me hubiera conocido secretamente o algo así porque yo pensaba “conozco a esta niña”.
He sido una seguidora de Sorkin por tanto tiempo. Cuando daban The West Wing, la casa de los Pill se clausuraba, mi mamá y yo nos instalábamos en el sofá y nadie podía llamar durante esa hora. En la audición, pude leer escenas con Aaron y pensaba “ok, lo que sea que pase después de ahora, soy cool”. Y obtuve el papel. Y yo: ‘Wooah’.
Tommy Sadoski (Don Keefer) y yo estábamos haciendo una obra en ese momento, y caminamos juntos de vuelta de la audición al teatro y en el calentamiento comentábamos “Cómo te fue a ti? Bastante bien”.
El resto del elenco se fue formando y eran John Gallagher a quien conocía desde los 16 años, Tommy que es como mi hermano mayor, Jeff a quien amaba y Emily, a quien a los 5 minutos de conocerla ya estaba absolutamente enamorada -cuando grande quiero ser como Emily Mortimer.
En algo muy Mujer Soltera Busca, yo había estado enamorada de su marido (Alessandro Nivola), y después los vi juntos y son la mejor pareja del mundo. Así que se transformaron en mi pareja favorita.

I had been a Sorkin-head for so long. During The West Wing, the Pill house shut down, my mum and I were on the sofa, and no one was allowed to call during that hour. During the audition, I got to read the scenes with Aaron and I was like: ‘Okay, well whatever happens after this point, I’m cool.’ And then I got it. And it was like: ‘Wooah’.
Tommy Sadoski (Don Keefer) and I were doing this play at the time and we walked back from the HBO audition together to the theatre and started our warm up after our audition and we were like: ‘How did yours go?’ Pretty good.’
Then the rest of the cast were coming together and it was John Gallagher (Jnr) who I had known since I was 16 and Tommy who is like my big bro, and Jeff who I love and Emily, who I met and within five minutes I was utterly in love with – I want to grow up to become Emily Mortimer.
It’s a subtle Single White Female kind of thing. The thing was I had been in love with her husband (Alessandro Nivola), and then I saw them together and they are the best couple in the world. So then they became my couple crush.


¿De qué forma la serie aprovecha las fortalezas teatrales de elenco?
Creo que lo primero es en las palabras; viniendo de un contexto donde estás interpretando textos de John Guare… qué vas a hacer? Vas a cambiarle alguna palabra a lo que él escribió? Estás loca? Eso no se le ocurre a un actor de teatro. Lo que está en la página es lo que haces. Y recibes notas sobre cómo lo haces en el escenario hasta que lo haces bien. Sigues haciendo eso hasta que se termine la grabación. De ahí es de donde venimos y es muy excitante.
Todas mis pesadillas incluyen estar detrás del escenario en el teatro y no saber lo que tengo que decir o no tener mi atuendo listo o algo así. Creo que a la mayoría de nosotros nos pasa lo mismo. Venimos de un lugar donde hay una intensidad verbal. También ayuda el saber cómo hacer un precalentamiento teatral y tener tu boca de tal forma que puedes hacer sonidos de manera muy rápida y clara.

I think first the words; coming from a background when you’re doing John Guare…what are you going to do? Are you going to change the line when John Guare wrote the line? Are you crazy? This just doesn’t occur to a theatre actor. What’s on the page is what you do. And you get line notes from your stage management until you get it right. Be that until the end of the show, you will get that in a line note. So that’s where we come from and it’s very exacting.
All my nightmares involve being backstage at a theatre and either not knowing my lines or not having my costume ready or something. I think for most of us that’s the case. So we come from a place of verbal intensity. Also, just knowing how to do a theatre warm-up and getting your mouth enough in shape that you can make those sounds very quickly and clearly helps.

La segunda temporada se siente bastante distinta, y en particular la historia de tu personaje es increíblemente intensa. ¿Estabas preparada para ese cambio?
No creo haberme dado cuenta de antemano de lo dramático que iba a ser, no había considerado cuánto más oscura era esta temporada en comparación con la que hice el año pasado. No es que no haya habido emociones en la temporada pasada, fue muy emotiva y maravillosa pero también fue buena y alegre.
Esta temporada también fue diferente porque muchos de nosotros teníamos historias fuera de la sala de prensa y es una extraña sensación la de sentirse solo sin el resto del equipo. John estaba en la campaña de Romney, Dev estaba con los Occupy Wallstreet, yo estaba en Africa. Esa soledad fue una de las partes más difíciles. Habíamos estado tan acostumbrados a apoyarnos mutuamente no sólo en las personas con las que compartíamos escena, porque quienes hacían papeles en segundo plano en la oficina eran tus compañeros también. Así que estar en locación sin todos ahí se sentía muy vulnerable.
Entramos a esta temporada jurándonos onda “sí, ya sabemos cómo hacerlo” y nos dimos cuenta de que nadie sabía de antemano cómo hacerlo todo, y esa es la gracia. Te estás agarrando como puedes y tratando de que todo haga sentido. Me encantaría poder tener dos semanas de ensayos para cada capítulo, pero no es así.

I don’t think I realised beforehand how dramatic it would be – I hadn’t taken into account how much darker this season was compared to what I did last year. It wasn’t that there wasn’t any emotion last season – it was really emotional and wonderful but it was also great fun and playful.
Also this season was different because so many of us had our own storylines outside of the newsroom and it’s a strange feeling to really feel lonely without the rest of the crew. John was out on the Romney campaign, Dev was with Occupy, I am in Africa. The lone-wolf hood was one of the hardest parts of it. We had been so used to the support of, not only the people in scenes with us, but the people who play background characters in the office – they are our office mates. So to be out on location without everyone felt very vulnerable.
We went into this season, all of us with our swagger, like, ‘yeah, we got this’ then realised nobody’s got this, and that’s the joy of it. You are grasping and trying to make it all make sense. I wish we had two weeks rehearsals for every episode but we don’t.

¿Te tocó realmente ir a Africa?
No, grabábamos a 45 minutos de distancia. Pudimos encontrar varios actores ugandeses que pudieran hacer de la gente de allá. Los niños no eran de Uganda pero Dimosi, que hacía el papel del niño chico, era impresionante, viene de Etiopía y ha estado acá cuatro años.

No, we shot about 45 minutes away. We were able to find several Ugandan actors to play some of the people there. The kids were not Ugandan but Dimosi, who played the little boy, was amazing, he is Ethiopian and has been here four years.

¿Cuándo investigaste sobre la situación en África?

MUCHO. Originalmente, la historia iba a ser sobre Ruanda, por lo que antes de que empezáramos a grabar me leí el libro “Deseamos informarle que mañana los van a matar con nuestras familias” de Philip Gourevitch. Además había otro libro sobre la conquista del Congo, que se enfocaba en lo que los refugiados de Uganda y Ruanda hicieron en el Congo y cómo las guerras estaban sucediendo en África sin que el resto del mundo se diera ni cuenta. Es impresionante.
Y sí, fue triste, pero lo que fue aún más desgastante que nada fue que estuve enojada todo el año. También terminé la temporada leyendo más novelas de Chimananda Ngozi Adichie, una maravillosa escritora nigeriana cuyo trabajo más reciente es “Americanah”, pero su segundo libro fue “Medio sol amarillo” sobre la República de Biafra. Ahora que ya me metí en todo esto necesito ir a África.

A LOT, of very heavy research. Originally, the storyline was going to be about Rwanda, so before we even started shooting I read Philip Gourevitch’s book “We Wish To Inform You That Tomorrow We Will Be Killed With Our Families”. Then there was another book on conquering the Congo, focusing on what the Ugandan and Rwandan refugees did in the DRC, how proxy wars were being fought and how Africa’s war went on without the outside world even noticing. It’s astonishing.
Yes, it was sad, but what was more draining than anything was that I was angry all year. Then I also finished out the season reading more novels, by this wonderful Nigerian writer, Chimamanda Ngozi Adichie – her most recent work was “Americanah”, but her second book was “Half Of A Yellow Sun” about the Biafran Republic. I just got into all of this stuff and now have to go to Africa.


¿Cómo cambió Maggie con la experiencia el África? Vemos el corte de pelo…

Ella vuelve y de cierta forma la dejan con esto que pasó, y creo que durante la mayor parte de la temporada todo es trabajo para ella. Distintas personas lidian de distintas maneras con los traumas; puede ser cambios de ánimo, odiar cosas que solías amar, falta de sueño. La Maggie sonriente sigue ahí, pero ahora las cosas que hacen tienen un peso distinto. También ha cambiado la importancia de las cosas Su relación con Jim, al final de la temporada, es mucho más combativa. Es un juego de poder porque hay un sentimiento del tipo “quién c***** crees que eres?”.
She comes back and is just sort of left with this thing that happened – and I think for most of the season it becomes about work for her. Different people deal with trauma in different ways – that can be moodiness, hating things you used to love, lack of sleep. So this sunny Maggie that used to exist is still there, but there is now a different weight to things she does. There is also a shift in the importance of things. Her relationship with Jim, by the end of the season, is much more combative. It’s a power play because there’s a: ‘Who the f*** are you?’ kind of feeling.”

¿Todavía hay esperanza para Maggie y Jim románticamente?
Hay esperanza. Estoy esperando y rezando por ellos. Cuando grabamos la escena del beso fuera de la micro el año pasado yo pensaba “al fin!”, yo quiero esto tanto como cualquiera, pero lo divertido es el intento. Cruzo los dedos para que tengamos una tercera temporada y podamos ver dónde va esto, porque ha sido divertido hasta ahora.

There is a hope for them. I am hoping and praying for them. When we shot that scene with the kiss outside the bus last year I was just like: ‘finally!’ So I want it as much as anybody, but the fun of it is in the trying. Fingers crossed we get a third season and get to see where it goes because it’s a fun ride.

¿Y qué onda Maggie y Don? Sabemos que ella se equivocó, pero él parece seguir pegado con ella…
Creo que esta temporada vamos a ver una maravillosa transformación en la relación entr ellos. Amo hacer escenas con Tommy así que es una felicidad máxima cuando abro un guión. Así que espero que crezca esa relación entre estas dos personas que tienen mucho en común, que se quieren, pero son completamente equivocados el uno para el otro.

I think this season you get to see a wonderful transformation in their relationship. I love doing scenes with Tommy and so it’s my greatest joy when I get to open a script. And so I look forward to the growing of the relationship between these two people who have a lot in common and have a great deal of love for each other, but are completely wrong for each other.

Tu pelo está mucho más corto que en la primera temporada; ¿te lo cortaste por lo que le pasa a Maggie?
No, usé una peluca, pero realmente me dieron ganas de cortarme el pelo. Le preguntaba casi todas las mañanas a Aaron “Me puedo cortar el pelo? me puedo cortar el pelo?”, hasta que finalmente me dijo “estás usando peluca, puedes cortar tu propio pelo”. Literalmente ese mismo día cuando me saqué la peluca, mi estilista en la serie me cortó el pelo. Estábamos escuchando la canción Silent All These Years de Tori Amos, fue bien intenso.

No, I wore a wig for the show, but I did really want to cut off my hair. I kept asking Aaron every morning: ‘Can I cut my hair? Can I cut my hair?’, until he finally said: ‘Yes you are in a wig, you can cut your own hair’. Literally that day my wig came off and my hairdresser on the show chopped my hair off. We listened to Tori Amos Silent All These Years – it was very intense.

¿Siempre hay tensión sexual en el trabajo?

Sí. Especialmente entre actores. No sólo se parecen a ti sino que suelen ser atractivos. Y encantadores. Así que lo entiendo para mi propio ambiente laboral, pero cuando hablo con otras personas de otros ambientes y dicen que también pasa. Yo creo en la importancia de que te guste alguien en el trabajo, especialmente cuando hay que levantarse un lunes en la mañana. Solía tener enamoramientos en el colegio por la misma razón; no quería ir a clases, pero siempre hay algo que te saca del pijama, y a veces algo así es suficiente.

Yeah. Especially with actors. They are not only like-minded but they are often good looking. And charming. So I understand from my own workplace environment, but then I talk to other people in a workplace and everybody’s got it too. I believe in the importance of a workplace crush, particularly when you don’t want to get up on a Monday morning. I used to have high school crushes for the same reason; I didn’t want to go to school, but there’s always something to get you out of your sweatpants, and sometimes that’s enough.

2 COMENTARIOS

  1. Yo a esta mina la conocí en la segunda temporada de In Treatment.
    Me dejó con la boca abierta, igual que lo hizo Mia Wachileruwariwowski en la primera.

Dejar una respuesta