Renegar de los sobrenombres de la juventud

Publicado el Martes 6 de agosto de 2013 | 40 comentarios | Archivado en : PERSONAL

image
por Jo M.

El otro día estaba en una junta de amigos en la que todos hoy en día se avergonzaban de los sobrenombres con los que eran conocidos en el colegio, universidad, o juventud en general.

A mí me parecía raro, porque si bien las personas que me conocen de adulta se ríen de mis sobrenombres anteriores, a mí me siguen identificando todos, desde el nombre que me dice mi familia, hasta las variantes colegiales y universitarias. De hecho los sobrenombres más bien me avergonzaron y los odié cuando empezaron a popularizarse, pero después me encariñé.

Supongo que en la adultez hay gente que cambia y ya no se siente identificada con ese sobrenombre juvenil, o les parece muy infantil que no se les llame por su nombre verdadero, o algunas descubieron que tenía más onda y simpleza que les dijeran Paz o María en vez de María Paz, por poner un ejemplo.

¿Son ustedes de las que aprovecharon la adultez para renegar de sus sobrenombres de juventud? ¿O les sigue gustando la o las formas en las que las han llamado desde que son chicas?

Deja tu comentario