Recordar tu colegio: ¿con orgullo o rabia?

525

image
por Felipe*

Hace un par de semanas se cumplieron 200 años desde que un 10 de agosto de 1813 fuera fundado el Instituto Nacional, según muchos el “primer foco de luz de la nación”. No quiero entregarles una reseña histórica de este colegio, sino que más bien compartir mi experiencia como un ex alumno que no se siente orgulloso de haber estudiado allí bajo el apelativo de “institutano”.

Yo lo pasé mal, me molestaron y no fue muy grato. De algún modo me sacrifiqué pues estuve allí hasta el final pensando en que mi objetivo era llegar a la universidad. Quizás si hubiera estudiado en otro lado me habría costado más llegar a cumplir ese propósito, por eso me quedé hasta cuarto medio.

Un profesor a quien recuerdo con mucho cariño (punto aparte los profesores y algunos compañeros con quienes mantengo contacto hasta el día de hoy; lo mejor de ese colegio), nos decía que el mejor colegio que pudiera existir sería uno donde estuvieran hombres y mujeres de distintos sectores económicos y lugares. Algo así como un Instituto Nacional o un Liceo 1 o Carmela Carvajal pero mixto. Ese sería un gran colegio.

Lo mejor de ese liceo es que puedes compartir con cualquier alumno, no importando su situación socioeconómica, cultural, política o religiosa, y eso se agradece, pues te permite abrir tu mente y vivir la diversidad que más tarde experimentarás en la universidad.

Mis recuerdos negativos de ese colegio debido a las burlas y al matonaje me impiden recordarlo con tanto cariño, pero me quedo con la sensación de mantener buenos amigos y algunos profesores.

¿Te sientes orgulloso de haber estudiado en tu colegio? ¿Guardas buenos recuerdos o más bien viviste malos momentos que te impiden recordarlo con cariño?

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado COLABORACIÓN. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

53 COMENTARIOS

  1. Yo guardo una amiga y eso es lo que rescato. La verdad es que el colegio era tan estricto en temas de forma (no usar aros, no usar mochilas de colores, no usar el jumper más arriba de la rodilla, de lo contrario te lo descosían a la salida… y un largo listado de “no”) que si bien yo decidí ir a ese colegio, y siempre fui una alumna tranquila, piola y no de las “revoltosas”, en el camino me fui decepcionando y apestando al punto de querer cambiarme, a lo que mi familia no accedió!!
    En fin, me banqué los cuatro años de la mejor manera que pude… tampoco fue terribleee, pero sin duda, creo que podría haber sido más feliz en otro colegio, tal vez en uno en el que pudiera haber desarrollado mis aptitudes y que se preocupara más del fondo que de la forma.

    Saludos chicas, buen fin de semana!!

    • yo recuerdo mi epoca escolar con rabia, porque por la cresta que me porte bien! nunca una anotacion negativa, solo un par de veces me hecharon de la sala y seria… si ahora pudiera volver al colegio, webiaria hasta cansarme, y fabricaria muchas mas anecdotas de las cuales acordarme cuando sea vieja 🙂

  2. Mi colegio era ideal, no se si seguira siendo asi, pero los años que yo estudie habia muchos profesores muy buenos, y tambien existia la diversidad de la que hablaba tu profesor.
    Me siento orgullosa y creo que en gran parte se moldeo mi personalidad en ese lugar al tener la posbilidad de ver y vivir tantas realidades diferentes. Creo que haber estudiado el el liceo Dario Salas, hiso de mi una persona sin prejuicios, a pesar de que mi familia lo es en extremo.
    No me arrepiento del dia en que renuncie a los cupos obtenidos en el Crmela Carvajal y el liceo 7.

        • Jajajajajaja en todo caso. Eso es lo malo de muchos institutanos que he conocido. Existe un complejo conocido entre los que estudian o han estudiado en ese lugar… Su altanería y eso de mirar por sobre el hombro a estudiantes que son de colegios de “menor categoría”. Lo digo con absoluto conocimiento de causa, pues mi enseñanza media la realicé en el Liceo 7 de niñas y me codeé con varios alumnos de liceos emblemáticos.
          También tengo varios amigos que prefirieron realizar su enseñanza media en otros liceos emblemáticos por el mismo motivo, y no en el IN, por el mismo motivo .
          No digo que todos los alumnos y ex alumnos sean igual, esa sería una generalización bastante injusta, pero es reconocido que desde el rector hasta la mayoría de los docentes, se encargan de recalcarle a sus estudiantes que ellos tienen que ser los mejores, porque están en la mejor institución de Chile. Entre otras cosas.

          • Escribí tan rápido que mi redacción da asco.
            Lo menciono de inmediato… Antes de que Felipe me diga algo jajajaja
            (Es broma Felipe, te mando un saludo)

          • Yo creo que eso es algo bueno, todos los colegios deberían recalcar que tienen buenos alumnos, para que se crean el cuento y potencien más su capacidades, es como la crianza de un hijo, si sueles llamarlo estúpido toda la vida, finalmente terminará creyéndolo

          • pffff conozco minas del liceo 7, liceo 1 u otros y no son nada de brillantes…….te creo que se crea gente que va en la Chile o Cato, porque mantenerse ahi si que es peluo.. el colegio ni un brillo

  3. En mi colegio “abducían” a las niñas embarazadas de un día para otro y creo que eso es pésimo, aparte del castigo, el cambio en la rutina era muy abrupto para ellas y nosotras. Eso no es preparar para la vida creo…

    • yo hice la media en un colegio particular super hippie… las niñas embarazadas no tenian problemas en seguir en el colegio, era super natural. despues volvian y cero lio

  4. Para mi es una wea decir orgulloso de ser chileno o ser institutano o de beucheff y cosas asi.

    Para mi enorgullece lo que yo hago, mi esfuerzo, mi trabajo, mis cosas. Soy parte de proyectos colectivos como mi colegio, U, país, etc, pero si Chile gana no es por mi causa, si mi equipo gana no es porque yo hice esfuerzos al comprar la entrada o gritar frente a la tele, sinceramente detesto el chovinismo.

    Le tengo cariño a muchas partes donde he pasado, mi liceo, mi pais, mi colegio, mi U. No le puedo tener rabia a un lugar salvo que me hubiese jodido la vida o estafado como algunos que estudiaron carreras sin campo laboral. De mi basica a cuarto medio no guardo ni un solo amigo con que estudiaria, pero si tengo conocidos a esta altura que no eran de mi curso pero les guardo mucho afecto y admiracion, fue parte de mi vida, importante, como cualquier epoca, pero me revuelve el estomago cuando un tipo dice con orgullo mirada altiva orgulloso institutano, orgulloso de que? de ser cerebrito? de no tener vida social algunos? de estar en un ghetto, fuiste presidente de Chile alguien importante para enrostrar tu liceo? Yo estudie en lugares tan emblematicos como el nacional y en lugares tan desconocidos como liceo z-834 y en ambos lugares disfrute y llore, aprendi y comparti y ambos fueron lugares importantes en mi formacion como persona, mas alla si tenga alguna wea de titulo, si sea ingeniero abogado o doctor, que son weas que solo un tonto se jacta, mas imporante seria decir soy un abogado que he luchado por el bienestar de otros sin importar cuanto gano, un doctor que he salvado muchas vidas sin importar la billetera del paciente. Pero ser un misero gil con titulo cerebro que gana buenas lucas porque estudio ahi, ja.
    Y llenenme de negativos por garabatos, ser resentido y negatico, simplemente no soporto la gente orgullosa de estupideces, y que pretenda que hablen mal de sus colegios penkas solo para engrandecer mas el naciona, que comico. Siente orgullo de tu trabajo y esfuerzo, cualquier idiota pudo estudiar en el nacional, hay criminales, machistas, ladrones, empresarios inescrupulosos que han salido de ahi, te sientes orgulloso de miles de chilenos que han pasado por ahi y luego controlan el pais como tantos presidentes gobernando para la elite kgandose a la mayoria del pueblo

    • Creo que concuerdo con este comentario en algunas cosas. A mi no me pone orgullosa asistir a tal o cual institución. Me da lo mismo haber ido al colegio que fui y lo que representa (era un colegio católico, subvencionado y bueno en Viña, en donde los viejos se sacan los ojos para que los hijos entren) y también me da lo mismo ir en la U que estoy actualmente, a pesar que de repente gente idiota, en discusiones, me ha dicho “Ay, te crees la gran wea por ir en tal U” (y yo lo unico que quiero es salir luego de esa wea y olvidarla)

      En fin, remitiéndome al tema del cole, a mi no me gusto…o en realidad, me dio lo mismo. De chica me webiaron hasta el infinito, tanto por bullying, como por ser desordenada. Tuve unos profes de mierda en básica, que ahora que estudio pedagogía, encuentro aun mas horroroso que ese tipo de viejas de mierda hayan tratado con niños, cero empáticas y hasta ridiculizadores en frente de la clase. Condicional mil años en básica pq el sentido de “orden y aprendizaje” que tenían era estar sumergidos en un libro/actividad en silencio absoluto. En la media la cosa cambió: encontré profes con quien me podía identificar y comunicar y mis compañeros se disculparon por el tema del bullying, aunque con ninguno sostuve mayores lazos. La enseñanza media se reivindicó (era el mismo colegio), pero igual quedo el otro recuerdo, de básica.

      En fin, yo no entiendo a la gente que se determina por la pertenencia a un lugar, el orgullo de haber sido ex alumno de tal o cual parte, de ser de tal equipo, o de tal país. Encuentro que no es la gran cosa, claro que es una opinión muy personal. Prefiero cultivar los lazos con mis amigos y familia y estar orgulloso de esos sentimientos, que no tienen que tener nombres ni instituciones para validarlos.

    • Lo único que me gustaría acotar a tu comentario es que cuando dices “doctor” deberías decir “médico”.
      Ellos estudiaron medicina y por ende son médicos. Doctores son aquellos que realizaron un doctorado.

  5. De mi colegio lo único que rescato es a mis amigas, con las que hasta hoy tenemos una gran amistad. Es un colegio católico, que en ese tiempo estaba liderado por un cura que anteriormente había sido capellán de la marina o algo así, por lo que creía que todos eramos milicos y que por sobre todo debía primar el orden. Olvídate de pololear o llevar zapatillas en vez de zapatos… Los profes eran bien reguleques y demasiado apegados a los contenidos; cero reflexión de nada y todo basado en aprender de memoria. Sin embargo, lo que más asco me causaba, es que bajo todas las prohibiciones se escondían muchas irregularidades, desde cosas chicas como las infidelidades de profes entre ellos mismos hasta el abuso de menores por parte de los curas. De hecho, el mismo rector del que hablaba se suicidó unos días antes de comenzar una investigación en que el era sospechoso por la desaparición de un niño de otro colegio.

    En resumen, un colegio de mierda.

  6. Lo que mas admiro de mi colegio (liceo de niñas de Puerto Montt) es que justamente convivíamos día a día jóvenes de todas las clases sociales, de todos tipos de familia, con todo tipo de problemas y aptitudes, mi profesor jefe fue excelente, y a pesar de que era solo de mujeres, el hecho de que no hubiese “selección” de alumnas y llegara de todo lo hizo un excelente lugar para aprender de la vida.
    Tenia compañeras com problemas económicos heavy o otras muy acomodadas, varias que eran internas porque vivían en el campo o ciudades lejanas, gente que su único propósito era sacar el 4to medio y otras tantas como yo, que teníamos ganas de llegar a la universidad. En el liceo llegaban las jóvenes embarazadas que echaban de los colegios católicos, ahí eran súper bien acogidas en todo sentido.

    Con respecto a los supuestos colegios de elite, he visto como lo único que importa en su formación es “ser exitoso” que es sinónimo de quedar en una carrera tradicional y ganar mucho dinero, mi novio estudio en el instituto nacional, y hemos conversado varias veces que en realidad no es un “buen colegio” en el sentido que como que te “entrenan” para ser algo, dejando de lado la parte afectiva, artística y cultural, cosa que creo es fundamental para el desarrollo de cualquier ser humano.

    He visto colegios de excelencia aqui en Stgo. donde ni siquiera tienen baños decentes, por algo también han estado en paro tanto tiempo… en fin… creo que la calidad de la educación debería medirse por otras cosas que no sean los puntajes PSU o SIMCE, creo que el crecer como ser humano integral es mas importante que llegar a la Universidad, más que mal, la Universidad no es para todos.

    Con respecto a como lo recuerdo? Puras cosas buenas, lo pase bien, muy bien y aprendí harto.

  7. Mi paso por el Liceo (Dario Salas) fue de aprendizaje social, aprendi que no todos son buena onda, que habia gente que le gustaba burlarse de los demas, aprendi que el gobierno de turno era dictadura, que podiamos unirnos con otros liceos y marchar protestando,…me alegre de egresar de cuarto medio, y no tener que ir mas….guardo mejores recuerdos de mi escuela de barrio, donde todo el curso jugaba a la ronda en la multicancha, y todos eramos infinitamente mas inocentes…

  8. De mi colegio guardo dos amigas, una profesión y pésimos recuerdos. Nunca entendí porqué mis padres decidieron matricularme ahí. Sé que querían lo mejor para mí y, como tenían la posibilidad, buscaron lo que creyeron, sería mejor. Pero no lo fue. Lo pasé muy mal. Un colegio exitista, cuico a más no poder y repleto de gente con la que nada tenía que ver conmigo (o, más bien, yo nada tenía que ver con ellos). Me acaban de invitar a la celebración de los 15 años de graduados. Yo sólo celebro que se terminó ese martirio. Lo que sí destaco y adoro es el recuerdo de los grandes profesores que tuve y, quienes finalmente, me inspiraron a seguir con esta profesión que adoro. De mis compañeros, poco sé y no me importa demasiado. De mis profes, siempre porque los sigo adorando.

    PS: ¡Qué buena imagen! Esa película fue el primer síntoma de querer irme por este camino jaja.

  9. Con rabia, con asco y con desden. Esa manga de docentes imbeciles de mierda no saben cuantas vidas arruinaron por su puta avaricia e ignorancia. Hijos de puta, ojala se hayan muerto dolorosamente.

      • Corruptos eran un buen rato. Cobraban por pasar cabros de curso, mil veces organizaban eventos porque “el colegio esta taaan mal” o “fulanita esta pasando por un pesimo momento”…adios plata. En fin, mi, historias similares.

        Y otras mil de las cuales me explayo mas tarde que estoy en la pega. Hasta estudiantes muertos le lleva.

  10. no estoy para nada orgullosa de mi colegio, si bien tengo buenos amigos y rescato a buenos profesores me traumó las actitudes de algunos. Odia a mi profe jefe porque nos miraba las piernas y ponía una cara de caliente asquerosa, había dos profes parecidos…. como curso nos estigmatizaron como conflictivos y nos separaron en vez de hacer algo por entender nuestras reacciones “revolucionarias” y el único que nos trató de entender fue echado injustamente.

    El tratar de cuestionar o hacer alguna pregunta incómoda o sobre la iglesia católica era una ofensa gravísima y eramos censurados. Creo que esas cosas eran las que nos hacían estar incómodos en el colegio, esa constante represión a nuestras ideas o iinquietudes. Mi curso creo que fue excelente, personas inquietas y criticas, quizás no los más estudiosos pero si inteligentes e incapaces de ser callados. Fuimos rebeldes porque nos resprimían.

    creo que una institución orgullosa de si misma hace que los alumnos también se sientan orgullosos de ella, eso me pasó con la Universidad de Concepción, donde a pesar de las diferencias con el rector podíamos expresarnos y dar nuestra opinión sin miedo al rechazo. Creo que si sabes que estas haciendo las cosas bien, si abres espacios de discusión, espacios de inclusión, de conocimientos y exploración de las inquietudes los estudiantes se sentirán orgullosos

  11. Leía arriba sobre un colegio donde decían “no” por todo a sus alumnas. Curiosamente, estudié en un colegio católico, en la básica, donde hacían eso; y tengo buenos momentos y recuerdos de ello, a pesar que las monjas sean asi.

    En cambio en media, tengo puros malos recuerdos. Molestias, depresiones, llantos, soledad… todo mal. Por algo tengo a un amigo de ahí, no mas.

    Saludos!

  12. Yo me siento orgullosa de mi colegio. Era laico, bastante liberal y muy multicultural porque el colegio tenía influencia de un país extranjero, así que celebrábamos las fechas importantes de ese país y nos íbamos de intercambio para allá en tercero medio.

    De mi curso tengo buenos recuerdos también. Obvio que me molestaron por algunas cosas típicas y en general pasaba entre todos, pero nunca fue bullying ni nada traumático. Hasta el día de hoy los veo seguido.

  13. Voy a hacer el comentario mamá del asunto. Creo que los padres tiene que estar bien alertas con este tema. Tu hijo lo está pasando mal ? Cámbialo, así de simple. A veces por querer que el hijo esté en tal o cual colegio o con cierto ambiente se generan situacioines que terminan en esto, odiar el ex-colegio de uno. Y es una pena porque creo que no hay lugar más maravilloso para hacer amigos incondicionales para toda la vida. Yo los tengo. Han pasado …años y aún puedo llegar y hablar de temas muy íntimos con ellos sabiendo que encontraré puro cariño, comprensión y muy buena onda. Es una suerte, lo sé, pero por eso mismo, los que son padres, preocúpense de este punto.

  14. Yo recuerdo con mucho cariño a mi colegio(Escuela Experimental de Música Jorge Peña Hen ), en los momentos que estaba ahí me estresaba un poco porque debías rendir tanto en las asignaturas convencionales como en la parte musical….
    Pero lo bakan era que convivías con gente de todos los estratos y además aprendías a tocar un intrumento, integrabas conjuntos y producto de ello podías viajar por todo el país, dar conciertos a la comunidad, etc, incluso viajamos a Europa.
    Creo que gran parte de lo que soy ahora lo debo tanto a mi familia como a la formación que me entregó mi colegio… con personas inclusivas, sensibles, tolerantes… hice mis mejores amigos ahí, a los cuales aún veo y existe una comunidad muy bonita de papas y ex alumnos… no sé como será ahora… pero yo creo que es la raja, aunque no tenga los mejores puntajes psu y todas esas cosas lateras!

  15. Yo estudie en dos colegios, de ambos, a pesar de que si lo pase mal por distintas razones, tengo lindos recuerdos.
    Del primero, que era de monjas, aprendi todos los valores que me acompañan el día de hoy, compañerismo, amistad, ayudar al prójimo, en ese colegio conoci a mi mejor amiga de la vida, los mejores recuerdos de aniversario y kermesses, algunas profesores, lo malo, algunas viejas que me consideraban una mala semilla, que no era la “niña ismasiana” que tenia que ser, q contestaba y q era poco femenina, tenia como 3 hojas de anotaciones y estaba condicional como desde 1º básico. De hecho, me dijeron q no iba a poder entrar al colegio si no aprendia a decir la R (yo decia pego, gaton).

    En el segundo, q era laico y mixto, un par de niños me hacian bulliyng, y me molestaban porq era mas alta y grandota q el resto, me decian q era hombre y cosas hirientes, y a pesar de eso tengo lindos recuerdos, ademas si pude superar eso, creo q puedo hacerle frente a muchas cosas. Los profesores son la raja, y ahi yo era casi niña modelo, excepto por lo idiota, pero no tenia anotaciones negativas (habian alumnos peores xD), pero la pase re bien, tengo compañeras y compañeros con los q ya, 9 años de egresados, hablamos y nos juntamos y tengo buenos recuerdos.
    Creo q en todos lados, trabajos y esas cosas siempre habran cosas negativas, pero es mejor quedarse con lo positivo que pudiste sacar de esos lados, siempre existen.

  16. yo recuerdo mi colegio con cariño… era un interesante modelo, casi experimental, las compañeras que se embarazaban no desaparecian, desde tercero medio los hombres podian dejarse crecer el pelo, la condicion era que siempre lo tuvieran tomado, cuando llegue a la U no tuve esa sensacion de shock de varios compañeros onda ” somos libreees”

  17. No siento especial cariño ni orgullo por el colegio en q estuve, ni tampoco la Universidad. Tampoco rabia, siento algo medio neutral. No creo q me definan como persona.

    Siempre he sentido q en Chile (y especialmente en Stgo) el colegio en q estudiaste te “define” y eso es muy lamentable en mi opinión, porque sólo fomenta prejuicios: si eres del Villa María cuica, si eres del Verbo cuico, si eres del Saint George cuico pero con conciencia social, si eres del Nacional vas a ser presidente, del Santiago College millonario, del Liceo 1 esforzada, las Ursulinas cartuchas y así… y eso me CARGA!!! Yo soy una persona y no un prototipo ni un producto.

    Por eso como mamá cuando tuve q buscarle colegio a mis hijos me preocupé q fuera un colegio laico, bilingüe y de excelencia. Porque básicamente quería q potenciaran lo que yo no puedo dar a mis hijos. Creo q la educación en valores se debe dar en la familia, no se puede depositar en el colegio lo más importante. Por eso para mí era fundamental un colegio laico q no diera una visión sesgada de las cosas y que tuviera a la vez un ambiente familiar.

    Espero q mis hijos en unos años más estén felices con su colegio. La mía hasta el momento lo está y aunque esté en prekinder es un buen indicio.

  18. Recuerdo mi colegio con pesar. Era un colegio chico y nuevo de Providencia en la que padres, casi en su mayoría primera generación de profesionales, ponían sus fichas para el éxito de sus hijos. Éxito que iba de la mano con logros banales y frívolos, como alcanzar buenas remuneraciones, viajar al extranjero o vestir bien. Mis padres, con una idea bastante estrecha de lo que es una buena educación, cayeron en eso de darme un futuro distinto al que ellos tuvieron y nunca se cuestionaron el haber tomado una mala decisión.

    La verdad es que nunca lo pasé muy mal, porque tenía un par de amigos con intereses distintos, pero era una lata estar en medio de un ambiente tan mediocre. El perfil del buen alumno era el de una máquina para obtener buenas calificaciones sin importar la falta de un pensamiento crítico.
    Sentir que no encajaba me hizo muy insegura y creo que por eso nunca vi como opción de cambiarme de colegio… recién en la universidad pude sentir admiración por el lugar en que estaba, por la sabiduría de los profesores y por la inmensa capacidad de mis compañeros, que luego se transformaron en verdaderos amigos. Porque a los del colegio después de un par de años no los vi más.

  19. Yo pasé por 3 colegios en mi vida.
    El primero era el típico colegio de barrio. Era de monjas, pero era espectacular. Era un lugar enorme, casi toda una cuadra de esas antiguas. Tenía 3 patios interiores y un teatro enorme! Nos daban desayuno que hasta el día de hoy recuerdo su sabor. Y lo mejor era que todos mis amigos iban en ese colegio, así que le tengo demasiado cariño…

    …Hasta que me cambié de casa a chuchunco city. Y, por ende, me cambié de colegio. Este era de monjas tb, pero de esas monjas del terror. Odié ese colegio, no sólo por las monjas, sino porque tb empezó mi adolescencia ahí, así que hubo muchos cambios de estado. Pero aún sigo en contacto con algunos compañeritos.

    Y la media la hice en otro colegio que tenía una directora del terror, pero entrete jajaja de sólo acordarme me rio. Ahí tengo los mejores recuerdos…lo pasé tan bien! y aún mantengo esas amistades.

    Si me dieran a repetir una época en mi vida, definitivamente volvería a la media.

    Pero ahora soy profesora y trabajé en un colegio terrible, donde ni los profes o alumnos nos poníamos la camiseta por este. Era horrible. Lo mejor, eso sí, es que con mi jefatura siempre traté de que lo pasáramos bien y que creáramos lazos fuertes. Y hasta el día de hoy me invitan a todas sus completadas y cosas así, a pesar de que ellos ahora están en cursos diferentes <3

  20. mi colegio es una basura pero la basura mas entretenida del mundo, yo la pasaba la raja, era un circo, colegio chico con profes que conocias desde siempre, pero educacionalmente era y sigue siendo una mugre, no meteria a mi hija alla, se pasaba demasiado bien para ser un colegio.
    sigo con las mismas amigas de esa epoca

  21. Mi colegio era de puras mujeres y de monjas. Estuve desde 1ero. básico hasta 4to. medio ahí, y si bien hubo muchos momentos en que lo pasé mal (particularmente cuando comenzó mi adolescencia y, de paso, el germen de ateísmo empezó a surgir), por otro lado descubrí que toda esa visión-misión de colegio cartucho que yo tanto odiaba, no era nada en comparación con el hecho que mis profes e inspectoras de toda la vida me conocían tanto que aún ponían las manos al fuego por mi. Eso me hace querer mucho mi colegio, al final es como una segunda casa, aún paso por ahí a saludar a mis profesores de repente y no se me quita el sentimiento de que son como mi otra familia.
    Hasta extraño el olor a incienso de las misas, jajaja.

  22. Tengo los mejores recuerdos de mi colegio de básica, era pequeño, municipal, con muy buena educación, con profes preocupados y con compañer@s muy divers@s. Casi todos los años llegaba algún/a extranjer@ y eso de verdad te abre la mente. Todavía recuerdo con cariño mi paso por ahí.
    El de la media, lo pasé mal y luego bien, eso si la calidad dejaba harto que desear en cuanto a preparar para la entrar a la U o incluso para la vida. Sólo preparaban obrer@s, y como tal, las expectativas eran bajísimas. Al final decidí divertirme y aprovechar mi pasada por ahí junto a mis compañeras. No lo recuerdo con orgullo, ni menos con rabia, sólo con una sonrisa por todo lo que disfruté estando ahí.

  23. De mi colegio de básica tengo los mejores recuerdos. Era un colegio chiquitito, municipal, mixto, todos nos conocíamos y el ambiente era relajado y muy la raja. Se preocupaban harto del rendimiento, pero nunca se olvidaban que eras un niño chico y que al final, vas a colegio a pasarla bien. Esa escuela sí que la recuerdo con cariño, con orgullo. No guardo amigos de esa etapa porque era la niña que se llevaba bien con todo el mundo, así que no hice una amistad firme con nadie =(

    En la media me fui a un liceo super estricto, también municipal y mixto, al que entrabas por una prueba y por tus notas de la básica (onda PSU) y por entrevista. No me quería ir allí porque encontraba que no era mi onda, pero era uno de los mejores liceos de la región y mis viejos no tenían la plata como para mandarme a uno particular. ¡Mi comienzo fue estrepitoso! A los dos meses de empezar primero medio, todos me odiaban. Mis compañeros eran arrogantes, chupamedias, superficiales. Los profes eran excelentes, pero no eran cercanos; sólo se preocupaban de que rindiéramos, los tenían condicionados para vernos a todos como “proyectos a futuro” porque el 99% de los alumnos entraba a la universidad. Me cargaba. Mi mamá quiso cambiarme, pero yo pensé “No me la van a ganar” y me quedé. Todas las niñas me odiaban porque no era como ellas. Hablaban de mi a mis espaldas, los rumores iban desde que era lesbiana hasta que me comía a un profe (un extremo a otro XD) o se burlaban de características físicas, por ejemplo, que soy pechugona. Por lo menos nunca he sido de esas personas que les preocupe mucho lo que los demás piensen, siempre he tenido buen humor y me cagaba de la risa con todo lo que decían de mí. Nunca los pesqué ni me angustié, y eso les daba más rabia XD Me hice tres grandes amigas, que son como mis hermanas hasta el día de hoy, y también recibieron palos por mi culpa, por juntarse conmigo, pero lo pasamos tan bien juntas que nos resfalaba la mierda que nos tiraban. En cuarto medio, muchos de los que me habían webiado por tres años querían ser amigos míos porque les encantaba mi actitud de “no me importa” XD A la larga, el curso se fue “echando a perder”: el liceo era super milico y eramos el curso desordenado del colegio, teníamos notas no malas, pero bajo la media del liceo. Los profes se reían con nosotros, se dieron el tiempo (después de tantos años de no ser cercanos a sus alumnos) de conocernos, de conversar, de compartir. Les cambió un poco el switch mental con nosotros.

    No estoy orgullosa de mi liceo ni de haber ido allí, y aunque me hayan tratado de hacer la vida bastante pesada, sí recuerdo esos años con mucho cariño. Siempre me sentiré la raja por haber superado esa etapa de la manera en que lo hice. Creo que cualquier otra niña se hubiera cambiado de liceo porque no hubiera soportado todo ese webeo, pero gracias a eso maduré más que la cresta. Aprendí que hay gente que hace daño sin motivo, sólo por querer hacerte daño; que todos somos diferentes y reaccionamos de maneras distintas. y que al final, lo que más hay que valorar en los amigos es la lealtad 🙂

  24. Fui a tres colegios durante mi vida escolar primaria y secundaria. El primero me gustaba a medias, los profesores no me agradaban, y la mitad del colegio tampoco… pero algunos de mis compañeros eran tan simpáticos (y traviesos) que con ellos viví años espectaculares!!. El segundo, era una escuelita, bien feita (que inclusive tenía un barranco en el patio, ademas de trozos menos de pandereta; un autentico adefesio), pero la ame con el alma!!, Los profesores mas amorosos del mundo, y compañeros con buen corazón.. muy buenos amigos (mis padres me matricularon ahí por emergencia, pero logre estirar el chicle por varios años). En el tercer colegio en un principio lo pasé mal, por extrañar mucho a mis amigos, ademas de tener que re-acostumbrarme a un colegio católico y particular (heavy, y solo fue un par de años)… y expresé mi odio de todas las formas posibles, hasta que me acostumbré, y ví que mis compañeros no estaban tan mal del todo. Ya en media, estaba demasiado acostumbrada… y aún me junto de vez en cuando con mis compañeros del colegio (por que me casé con uno de ellos…jajajajaja). En la U, puedo decir que no fui muy sociable, pero tengo un grupo de amigos espectacular!!! (con el resto no hable… pero fue por decisión propia y me encantó!).

  25. Nunca saco a colación donde estudié ni donde estudio. Esa cuestión es fea aquí y en la China a menos que te lo pregunten… Esa pará de vida del tipo… Hola, soy Juan y estudio Injenieria en la Chile o Medicina en la PUC es como patá en la guata para cualquier persona.

    Ahora, yo soy del 1 y estudio en la Chile, y sólo un emblemático entenderá a otro emblemático, porque igual te insertan un pequeño chovinismo, además de que no es fácil entrar a estos colegios! Acá nadie desmerece nada, simplemente es una realidad diferente en la que ves MUCHAS REALIDADES y pucha q es rico y que ventaja es en el minuto de entrar a la Universidad.

    Hay gente muy amargada, y hay gente muy abanderada también, los extremos son malos… Pero yo feliz de contar de mi colegio y mis esfuerzos para llegar donde estoy si es que me lo preguntan claro…. Todo en la vida es moderación chiquillas y ………. LICEO UNO SIEMPRE UNO!

    • Yaaaaaaaaaaaaaaa y síguenos contando un poco más. ¿Cuál era tu idea u opinión que querías expresar aquí?. En todo caso por ningún momento dudé que estudiabas ingeniería…. en tu nivel de redacción se nota.

      • haha y se me olvidaba, al final, hablar del colegio que venimos como si fuera un sello o un rasgo poco menos que aristocrático, Da la impresión que en Chile importa mas un colegio que las universidades o experiencias que hemos ido acumulando en nuestras vidas. En este tipo de cosas se nota que nos falta un mundo por llegar a ser una sociedad desarrollada.

      • Estimada, antiguamente ingeniería se escribía con J, y así aparece en la entrada de la escuela de Injenieria de la U de Chile.

  26. Yo estuve en dos colegios en mi vida, en básica en uno particular subvencionado de una fundación y por dios que en octavo lo odiaba con la vida. No podía soportar más estar en ese lugar por 9 años seguidos. Me enseñaron como corresponde, pero fue muy aburrido, me sentí muy fuera de lugar siempre.

    En media fue lo mejor, estudie en un liceo emblemático de providencia, el 7 y fue una tremenda experiencia. Mis mejores amigas fueron mis compañeras, obvio que tuve problemas, metí las patas, casi repito alguna vez… pero al final creo que fue un lugar donde aprendí muchas cosas para la vida y la universidad.

    Y si, de repente a los ex alumnos de emblemáticos el resto no tiene porque entender nuestro pseudo fanatismo, pero uno debería poder estar ahí por voluntad propia siendo parte de la elección del lugar donde pasaras muchos años y gran parte del día, asumiendo que no siempre será fácil.

  27. Lo recuerdo con aburrimiento, no lo detesto, pero tampoco amo a mi colegio de monjas, estuve ahí 5 años (toda la ed. media y repetí curso *llora*), no había libertad de expresión, tenían un gimnasio con un enorme escenario que no nos dejaban usar para teatro, solo lo utilizaban para las efemérides, sólo una vez vi una obra ahí, obviamente con un tema religioso (nada de amor, ni de terror, etc). A su vez tenían muchos instrumentos musicales (batería, guitarras eléctricas, piano), pero siempre tramitaban para prestarnos dichos instrumentos, además los profesores de música eran muy flojos y nunca me enseñaron ni a tocar la flauta e incluso con una compañera llevamos nuestro propio teclado, y aún así no nos enseñaron. Cuando me inscribí en el coro, solo cantábamos canciones religiosas, y todas las mañanas nos obligaban a entrar a “reflexionar a la iglesia”, cosa que nadie quiere hacer (escuchar a una religiosa hablando de moral por 5 años todas las jodidas mañanas es para volverse loca).
    No podíamos usar parches sugerentes en la mochila (bandas musicales con cruces, pentagramas, o cualquier cosa que se le pareciera)…y un largo etc.
    Recuerdo con más cariño la escuela municipal en la que curse la básica, habían obras, talleres de deportes, bailes, fiestas, nadie discriminaba a nadie, lo negativo es que si existía bullying.

    Lo que aprendí de esto: Si alguna vez tengo hij@s, irán a un buen colegio LAICO 100%, donde tengan una buena educación y a su vez les permitan desarrollar talentos sin estar limitados por culpa una doctrina religiosa. A veces cuando escucho a mis compañeras de la U diciendo “aprendí tal cosa en el liceo, iba a talleres de pintura, canto, etc”, me doy cuenta que en mi colegio me apague.

  28. Yo estudié de 1ero a 8vo en una escuela municipalizada y la odiaba, la mayoría de los profes no estaban ni ahí con hacer clases, mi profesora jefe era una evangélica loca y tenía muchos comprañeros flaites que me molestaban por ser muy callada, por ser flaca, por tener acné, frenillos, etc así que lo único que qería era salir de 8vo.
    Pero rescató a 3 amigos y algunas compañeras con las que mantengo contacto, de los demás me escondo.
    En el liceo la pasé mejor porque tenía más compañeros como yo, la mayoría quería entrar a la u. Pero no me siento orgullosa porque me cargaba cuando el director hablaba de sentirse orgulloso del liceo porque era el mejor de la ciudad y yo encontraba que estaba bien lejos de eso, tenía profes que faltaban mucho y no estaban ni ahí con hacer clases y después evaluaban la asignatura con un informe o un trabajo chanta, estaban más preocupados de los resultados del simce y la psu que de verdad se aprendiera.

Dejar una respuesta