Que 40 años no es nada…: formas de recordar el Golpe

105

40golpeindh
por Tali

Faltan pocos días para que se cumplan cuarenta años del Golpe y el ambiente está cada días más cargado. Cada día hay un seminario, el lanzamiento de un libro, un nuevo testimonio desgarrador, reportajes en los noticieros o tremendos programas especiales en los canales nacionales. Es lo esperable, es lo que corresponde, que una vez más recordemos las atrocidades cometidas durante la Dictadura cívico militar (sí, sin eufemismo, no sólo hubo uniformados involucrados) para que nunca más.

No estoy pegada en el pasado, llena de odio, ni busco que se divida nuestros país producto de las diferencias o errores de hace 40 años. No. Todo lo contrario. Duele profundamente lo ocurrido y duele un aún más que falte mucho por saberse, mucha justicia por ejecutarse y sin duda también, hace falta el arrepentimiento de quienes fueron parte de los crímenes, de uno u otro modo. Creo que sólo una vez que logremos eso podremos construir un país en el que cosas tan horribles no vuelvan a ocurrir, y sólo así estaremos orgullosos de haber creado una sociedad realmente sana, con ciudadanos y ciudadanas que se respetan mutuamente.

Porque la condena a crímenes comos los cometidos no resiste análisis, ni menos justificación por lo que sea que haya ocurrido antes a nivel político o social. NADA justifica las violaciones a los derechos humanos y punto.

Por eso, a 40 años me parece importante recordar de distintas maneras, y aprovecho de destacar algunas actividades -de las miles que habrán de acá a las próximas semanas-, que me parecen interesantes acercamientos al rescate de la memoria. Y que además, son gratis!

CINE Y FOTOGRAFÍA:

La primera es la “Semana de la Memoria y los Derechos Humanos” que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) organiza con el Centro Cultural Estación Mapocho (CCEM) y distintas instituciones en regiones. La “Semana…” incluye un ciclo de cine documental chileno de altísimo nivel y que nos da la posibilidad de ver algunas películas difíciles de encontrar o no tan conocidas; y una exposición de las fotos del gran Luis Navarro Vega, fotógrafo de la Vicaría de la Solidaridad, el que sale en La Ciudad de los Fotógrafos, el autor de las imágenes de los Hornos de Lonquén, el del primer capítulo de la Los Archivos del Cardenal. La exposición se llama “Imágenes de la Memoria”. La cosa es así:
En el ciclo de cine documental chileno se exhibirán: “Los niños prohibidos”, de Augusto Góngora; “La ciudad de los fotógrafos”, de Sebastián Moreno; “El astuto mono Pinochet con La Moneda de los cerdos”, de Bettina Perut e Iván Osnovikoff;  “Reinalda del Carmen, mi mamá y yo”, de Lorena Giachino;  Por la Vida y Somos+, de Pedro Chaskel y Pablo Salas.
La Semana de la Memoria (documentales y exposición de fotos) estará en Santiago del 26 al 29 de agosto; en Concepción y La Serena entre el 2 y el 6 de septiembre; en Antofagasta y Valdivia entre el 9 y el 13 de septiembre.
En Santiago, en el CCEM -en la Sala Pedro Prado, desde el 26 al 30 de agosto a las 18 horas- el ciclo de documentales será precedido por una intervención literaria de la Corporación Letras de Chile, que presentará al público un carrusel de microcuentos, radioteatro y lecturas sobre la temática de derechos humanos.
Todos los detalles de lugares, horarios y fechas en este link.

DANZA Y TEATRO:
 
Los días 4 y 5 de septiembre a las 18.00hrs, el CCEM y Balmaceda Arte Joven invitan a conmemorar los 40 años del Golpe en la Plaza de la Cultura del centro cultural. El miércoles 4 de se presentará una función de la obra “Fragmento Chile”, el jueves 5 habrá una función de la propuesta coreográfica de los alumnos que conforman la compañía de Balmaceda Arte Joven. Ambos días a las 19.00hrs, se realizará una muestra de danza Butoh, con la propuesta de intervención del espacio público del bailarín Andrés Gutiérrez.
 
LITERATURA:
Para terminar, una de mis actividades favoritas y más esperadas. La cátedra “Memoria y Literatura, a 40 años del Golpe de Estado en Chile”, que dará Almudena Grandes el 24 de septiembre en el CCEM y que organizan nuevamente con el Instituto Nacional de Derechos Humanos. Justamente a propósito del tema de la memoria, estoy leyendo el primero de los tres libros de la serie que ha escrito sobre la historia reciente de España. La República, la guerra civil, la guerra mundial, el franquismo… Uf! Tremendo rescate del pasado cercano, de los dolores más profundos de la sociedad española y de la necesidad de conocer y sanar las heridas… que inevitablemente parece un espejo de nuestro Chile querido. Simplemente imperdible!
Más detalles en www.estacionmapocho.cl

26 COMENTARIOS

  1. En mi familia son todos derechistas, sip!, terrible, no se en que momento sucedió esto, ya que mi vieja era de las que andaba tirando piedras y arrancando del guanaco hace 40 años.
    No me considero comunista ni revolucionaria pero si me afectan las cosas que pasaron por el lado de los derechos humanos, siento que como chilenos, tenemos el deber de saber, conocer y empaparnos de nuestra historia. Bajo ese pensamiento, he visto el programa de Benjamín Vicuña, Chile Imágenes prohibidas, junto a mi hijo de 11 años, no porque quiera que se llene de odio, pero si porque quiero que sepa que en este país si hubo dictadura y no “gobierno militar”, que si hubo abuso de poder , que si pasaron cosas que NUNCA MAS debiesen pasar y para que tenga libertad de opinar y formar su propia imagen sobre las cosas.

    • p.a.m.e:

      Ser de derecha no implica no creer en los derechos humanos por si acaso.
      Hay regimenes comunistas y / o revulcionario que siguen teniendo detenidos desaparecidos y que no se respeta en lo más mínimo los derechos de su pueblo.

  2. todavía no cumplo 30 y me cuesta mucho empatizar con esta parte de la historia, la siento super lejos y sobre todo manoseada…. en estos días en que han repetido hasta el cansancio que se cumplen 40 años, me tiene saturada.
    es como una canción que han tocado demasiado en la radio y ya no la quieres oir.

    • imaginate gaia!!!! a mi me tienen chata con el holocausto judio, el holocausto armenio, matanzas en africa… y que decir de dictaduras en america latina y todas esas cosas añejas que pasaron antes que yo naciera …..

      pfffffffffff

    • nunca oiste eso de que “Un País que olvida su historia está condenado a repetirla”. Así como es importante que a los alemanes les repasen el holocausto para mantener a ralla nazis y demases, está bien que a nosotros nos recalquen esto. La historia del hombre ha sido siempre igual, una y otra vez los mismos hechos, no aprendemos ni a palos.

  3. Yo nací en dictadura. Crecí viendo a Pinochet cada 11, viendo imágenes deslavadas de protestas y me acuerdo del atentado del 86 muy vagamente. Mis padres no fueron afectados directamente por el golpe y su “participación política”se reduce a votar por el No en el Plebiscito y descorchar una botella de champán el 5 de octubre.

    Y aun así si creo q si es necesario recordar, no concuerdo para nada en q se debe quedar en el pasado. Perdón, pero para muchas personas el Golpe y los 17 años de dictadura son presente, no puedes pedir olvido cuando cada día recuerdas a quien ya no está.

    La tesis q en Chile no hay reconciliación porque no se olvida es una porquería de argumento. No hay reconciliación porque los culpables no pagaron con cárcel (cuatro pelagatos en la cárcel no es justicia) porque aun se permite decir que Pinochet fue un héroe, porque aún hay gente que dice q aquí no pasó nada o que en el mejor de los casos fue una guerra y en la guerra hay caídos de ambos lados. Y eso debe doler mucho.

    En Alemania y los territorios anexados se realizó un genocidio brutal, pues hubo Nüremberg y hoy es delito negar el holocausto y nadie en su sano juicio dice q Hitler fue un héroe. Y si, el pueblo alemán pagó sus culpas, año tras año.

    Esto no es una canción repetida como dice alguien más arriba. Es parte de lo que somos hoy, porque aunque muchos nacieron en democracia sus padres los criaron con miedo, con recelos, con angustia. Y eso no se borra sólo porque han pasado 40 años.

    • Antes yo decía “somos anti-pinochetistas, aunque a nuestra familia no nos paso nada”, pero si te das cuenta si nos afecto a todos y lo sigue haciendo, la instauración de este sistema económico neo liberal salvaje, las AFP, el inicio de al privatización de servicios básicos, la medicina privada, la educación privada, el retiro de beneficios a los trabajadores y un largo etc. No comprendo como algunas personas dicen “lo veo tan ajeno y lejano” cuando aun vivimos las consecuencias de esa época.

    • Totalmente de acuerdo contu comentario.
      -A proposito otra actividad interesante el Coloquio GOLPE(1973-2013) organizado por varios docentes de la Universidad de Chile y que contempla reflexión desde la psicología, sociología, periodismo, arte, poesía, etc.
      Les dejo el link para que lo revisen

      http://www.lapsos.cl

      Saludos!

  4. Yo le digo dictadura, se perfectamente que se mataron personas, violaron sexualmente, secuestraron, torturaron, exiliaron, sus hijos fueron vendidos y entregados a otras familias, se les robo todo su dinero que es parte de la fortuna amasada por Pinochet y familia, y podria seguir, y eso lo se hace 20 años por lo menos, es bien dificil en Chile no saber esas cosas. Me pregunto como es posible que personas luego de 40 años recien digan que “no sabiamos lo que pasaba” si hay cientos de libros, canciones, cine, series de TV y etc que recuerdan este tema todo el tiempo, es mas trillado que cine de sobre adolf hitler para los alemanes. Tambien se que en tiempos de Allende, pre 11 de septiembre del 73, la DC confabulo para derrocar el gobierno democratico que nos regia, se que existian movimientos de extrema izquierda que querian matar a Allende, movimientos que estaban sumamente llenos de odio al igual que Patria y Libertad, y ese tema tambien es ultra trillado, cualquier persona con un minimo de conocimiento de Chile sabe que antes de la dictadura iniciada en el bombardeo a la moneda el Pais estaba en crisis, y no culpo a Allende y menos a los comunistas porque el partido era PS, culpo a todo Chile, al odio de los dos bandos, a la intolerancia por las ideas de los otros, a no respetar que Allende fue electo democraticamente luego de varios intentos de llegar a la moneda, no justifico la dictadura, solo indico que no fue magicamente un dia que se violaron los DDHH y antes viviamos en el paraiso

    Recordar? no entiendo la mania, cualquier persona con dos dedos de frente sabe lo que paso, esa manera de regocijarse mirando el sufrimiento, de deleitarse con el morbo de lo que ya paso, todos los chilenos que tienen un minimo de consciencia ya lo saben, no entiendo eso de hacer mas producciones siempre con el tema trillado, que las elecciones de la futura presidenta de Chile siga saliendo el mismo tema comodin que tantos votos les da. Que les produce ver todos los años las mismas producciones, los mismos temas, es tan basura esto como los realitys o la farandula, no hay interes en mostrar la historia con toda la complejidad del periodo, que no fue solo Chile sino algo mucho mas global, encuentro basura seguir mostrando fotos de gente sangrando, viendo peliculas donde muestran cada detalle de una tortura, seguir insistiendo con todo el gore de cosas reales, de sufrimientos. Somos una sociedad demasiado enferma si necesitamos recordar constantemente la sangre, pero tan inmadura que no es capaz de entender porque ocurrio todo, que papel jugo cada uno, como hacer para que esto no vuelva a ocurrir y es mucho mas que “si los militares o la derecha” aprendio la leccion. Lamentablemente a seguir con el show de la sangre, de las guaguas vendidas y de decir que es nuevo todas estas producciones, seguir diciendo “oh estoy impactada”, impactada de que? en 40 años haz sido tan inmadura de no enterarte de lo que paso, y necesitas un video de un victor jara destripado para atinar?
    Yo ya paso con el circo del morbo, se todo lo que paso, se de las armas quimicas de berrios, se de como le ponian electricidad en los testiculos o vagina a inocentes, familiares de otros, y ya hace muchos años no me interesa seguir recordando, seguir financiando este show que manipula a la gente, espero pronto el pueblo deje de seguir siendo manipulado por los que se sienten dueños de la verdad, las victimas (y no las reales, sino los partidos que acaparan votos, los artistas que siguen manoseando el tema) y ya pasemos a otros temas, ya basta.

    • Sangrevision lo mostró así, creo que Canal 13 hasta el momento ha sido mas objetivo y menos amarillista. Que se recuerde, obvio que es necesario, cuando tenga hijos les hablare de esto, es cultura, es tu identidad.

      • Preguntaréis por qué su poesía
        no nos habla del sueño, de las hojas,
        de los grandes volcanes de su país natal?

        Venid a ver la sangre por las calles,
        venid a ver
        la sangre por las calles,
        venid a ver la sangre
        por las calles!

  5. Super buenos panoramas para la memoria, la empatía y la educación. El que mas me tinca es de Almudena Grandes y las obras de teatro.

    Saludos

  6. 40 años es significativo y a la vez es reciente en términos históricos, no veo lo malo de Imágenes Prohibidas o Los 1000 días, ni menos me parece pan y circo para los ignorantes.

    Sabes? ya lo dije, crecí en dictadura, mis padres me contaron como fueron las cosas. En su momento leí Los Zarpazos del Puma, Operación sXX, Missing, traté de leer Chile, la Memoria Prohibida (un libro de tres tomos) hojeé el Informe Rettig publicado en fascículos en La Epoca… y de igual modo las imágenes de CHV me conmovieron. Quizá me sobra un poco el relato de Vicuña, los abrazos y sus frases desafortunadas, pero las imágenes sin implacables, ver a Dubois con los brazos abiertos, ver a un ex conscripto en el Nacional quebrarse porque sabe q fue tan víctima como su hermano detenido o ver a la C. G. Quintana llorar porque sus hijas le han preguntado que pasó no me parece morbo, me parece humano. Me conmueve y me remece y no, no tengo nada de ignorante sobre el tema.

    Esas imágenes son parte de lo que fuimos y cada vez me queda más claro que no doy por hecho que no volvamos a ser.

  7. ¿Qué importa cuántos años tenga uno? ¿Es eso excusa para no darse cuenta de las brutalidades que ocurrieron en nuestro país? Me da mucha pena y hasta un poco de rabia que alguna gente se escude en esa excusa. Yo era súper chica y aunque me acuerdo de cosas atroces (como el Caso Degollados, y tenía 4 años), sigo sin entender ese desapego con la historia propia.
    Holocausto no deja de remover las fibras y fue hace muchos más años, lejos tal vez, pero eran seres humanos igual que cualquiera. La matanza de la Escuela Santa María de Iquique fue en 1907 y no por eso deja de dolerme, a pesar de los años que han pasado.
    Hay gente con tan poco consciencia, tan poca empatía, tanta indolencia, casi como ‘Si no me pasó a mí, da lo mismo’. Y no da lo mismo. No da lo mismo. Por favor, son seres humanos que fueron vejados de la manera más atroz que existe, por gente que era igual que ellos, compatriotas. Nadie está pidiendo que los victimarios sean apedreados en la plaza pública y, si así fuera, tampoco sería tan descabellado, después de todo lo que han tenido que sufrir las víctimas y sus familiares. Después de cuarenta años, nadie ha sido capaz de dar un sólo ápice de justicia y verdad. Los mismos que apoyaron todo este circo brutal siguen como si nada en el Senado, en la Cámara de Diputados, en la carrera para la Presidencia y nadie hace nada, a todos nos parece muy normal. Los pocos militares que cumplen condena, están encerrados en una cárcel cinco estrellas.¡Cheyre se da el lujo de decir que él no sabía del Informe Rettig! ¡Por favor! Hernán Larraín pide perdón después de cuarenta años y ‘aquí no ha pasado nada, sigamos con la vida’. ¿Y cómo sigue con la vida una mujer como Estela Ortiz, hija de detenido desaparecido y a quien le secuestran a su marido en la puerta del colegio de sus hijos, por tratar de ayudar a los detenidos y, luego, es asesinado de la forma más brutal posible? ¿Cómo sigue con la vida la señora de Lonquén (no recuerdo su nombre en este momento) a quien le mataron a su marido, sus cuatro hijos, sus dos cuñados, abandonados en un horno cubiertos de cal? Y así, miles y miles de casos.
    A mi familia esto no los tocó directamente. Mis padres simplemente perdieron sus trabajos, que nunca es bueno, pero comparado a todo el horror, es un pelo de la cola.

    Justicia y Verdad. Nada más, pero nada menos.

    • Tienes toda la razón, lo de la edad no tiene nada que ver, yo tengo 23 años, nací en democracia, pero mis papás siempre me contaron todo lo que sucedió, y lo terrible que fue.
      No entiendo esa frialdad y poca empatía de algunas personas, que miran lo que paso como algo ajeno, eso es parte de nuestra historia, no podemos olvidarlo.

      Además, lo le puedes pedir a una persona que perdió a un familiar, que se olvide, que sigue adelante, si ni siquiera a podido encontrar su cuerpo. O que no exista un perdón de parte de tantas personas responsables y cómplices.

      eso, ojala que estos 40 años nos sirva para conocer más de lo sucedido, y hacer una reflexión como sociedad, para que nunca más se repita.

    • Yo tengo 23 años. Vivo en el país al que exiliaron a mi abuelo y a mi madre con solo 13 años. Las circunstancias del porqué seguimos acá tienen una larga historia. Pero en sumatoria, se condicen con la atemporalidad de estos hechos.
      Soy la tercera generación, y mi vida es aún consecuencia de lo que sucedió esa mañana en 1973 en que detuvieron a mi abuelo en Puerto Montt.

  8. y despues de todo , hoy aparece la candidata, con su mejor cara de Nazi, diciendo que no tiene que pedir perdon por nada…una perfecta hdp.

  9. El grito en el silencio. Yo nací en dictadura, y lo que recuerdo fue precisamente la escena que sale en la foto, cuando en el estadio nacional, Sola Sierra bailó la cueca sola, recuerdo que mi madre lloró a mares y me asusté, he interpreto el llanto de mi madre como: “las atrocidades cometidas serán (por fin) públicas y todos sabrán lo que aquí ha pasado.

    el recuerdo no hace mal, en cambio el olvido y la desidia si.

Dejar una respuesta