Conocer a la familia del otro: ¿es realmente necesario?

Publicado el Miércoles 10 de julio de 2013 | 31 comentarios | Archivado en : AMIGAS, AMOR

image
por Midori

Ahora que ya estoy pasadita de los 30 años y mis amigos y posibles pololos ya no viven con sus papás, me pregunto si es realmente necesario conocer a sus familias.

Lo que más me complica es lo de conocer a la familia de una pareja: siento que es una situación más forzada, en la que seré exageradamente observada, y que francamente no me parece tan necesaria en todas las instancias, ya que hay veces en que ni el mismo involucrado ve tan seguido a su familia y entonces, ¿por qué tendría que hacerlo una?

En los casos de amigos me parece que es más natural: las familias que conozco es porque o están bien involucrados en la cotidianidad de sus vidas, o porque muy voluntariamente uno quiso ser parte de una situación familiar. Y enfatizo lo de “voluntariamente” porque de conocer a la familia de un amigo uno podría zafar si quisiera y probablemente nadie se va a sentir y nada va a cambiar en la relación; pero si es el pololo quiere que conozcas a su familia, de ahí es difícil salir.

Yo sé que cuando se está enamorado en la mayoría de los casos se quiere ser parte de todo lo de la vida del otro, pero a estas alturas de la adultez no sé si sea tan necesario tener que asistir a cada evento familiar de una persona a la que quieres individualmente.

¿Conocen a las familias de los amigos que conocieron de grandes? ¿Cuándo y en qué circunstancias les ha tocado conocer a la familia de sus parejas?

Deja tu comentario