Con padres conservadores: discutir o callar

1250

image
por Eimi*

Nací en una familia conservadora y de derecha, cosa que no voy a satanizar, porque equivocados los hay también liberales y de izquierda. Los adoro y son personas maravillosas, pero a través de los años han evolucionado -a veces a la fuerza- y han abierto los ojos a la realidad actual, que es como es y no va a cambiar.

A pesar de que ya no son tan tajantes como antaño, a veces aún incomodan temas polémicos en la sobremesa, tales como: aborto, drogas, terrorismo, homosexualidad, adopción y todo lo que involucre juicios valóricos, morales, religiosos, etc. Pese a todo agradezco que desde tengo uso de razón, se hable de todo (aunque muchas veces hayamos terminado agarrados del moño).

Cuando niña no me cuestionaba demasiado el modo de ver el mundo de ellos, pero cuando llegué a ser adolescente todo se fue al carajo. La “rebeldía”, como la llaman muchos de ellos pensando que es un estado pasajero y hormonal, a nosotros nos separó bastante. Ya no intervenía tanto, y prefería ser oyente y observadora de todo lo que se hablaba.

La etapa de crecimiento y maduración propia del ser humano no es un descubrimiento. Pero hacia dónde nos llevó hoy y cómo cambió la relación con nuestra familia es el tema.

Me sorprende lo diferentes que podemos ser en relación a nuestros núcleos cercanos, por ese tema sanguíneo que dicen “tira” tanto. Me pregunto también si es justo tratar de que personas de 60 ó 70 años intenten ver las cosas de una manera más amplia. Tengo 25 años y aún siendo una mujer grande me cuesta tocar temas con ellos, no por miedo, pero si por evitar un mal rato o por considerarlo tiempo perdido.

¿Seguir siendo “aguja” u omitir? ¿Hablar temas livianos en vez de conocernos en serio?

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado COLABORACIÓN. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

50 COMENTARIOS

  1. Yo hace rato que no intento convencer en los almuerzos familiares.
    Creo que simplemente “tomar una posición” es mucho más efectivo que enfrascarse en una discusión que, sobre todo en temas valóricos o religiosos, puede ser una pérdida de tiempo. La clave para que no lo sea -es decir, para que el otro no se sienta atacado personalmente- es enfocar la cuestión en términos políticos, es decir, en tanto esos nudos valóricos o religiosos tocan la vida de todos por igual.
    De hecho, me parece que si todos tuviésemos claro que es necesario separar las convicciones personales -“el fuero íntimo”, como se dice- de las decisiones públicas, la cosa sería mucho más llevadera.
    Los que no tienen claro esto, son como esas personas que siempre, inevitablemente, hablan de sí mismas en una mesa. No importa el tema, cada intervención comenzará con un “yo opino” o un “para mí”.

  2. A mi me pasó lo mismo, y mis papás y hermanos me criticaban por opinar muy distinto a ellos, a veces tildándome de “comunacha”, cosa que tampoco es así. Mi opción fue jamás omitir lo que pienso y aunque al principio habían grandes debates, y discusiones también, hoy ya ninguno cuestiona mis ideas e incluso han cambiado mucho las suyas, dejando de ser tan extremos y de juzgar tanto por temas valóricos, diría que hasta son empáticos.

    • ME APESTA que la gente llame despectivamente a otros “comunachos” por pensar mas liberalmente o por ser mas pobre y no apoyar a la derecha. Como tan básicos?

      • PFFF es lo mismo pal otro lado … en la U hasta el día de hoy mis compañeros me tratan de facha, Momia, etc., por no ser partidaria ni fan del partido comunistas, sus integrantes y sus pensamientos … y no andar con un charango pégao a la espalda … Cuando nunca ha sido así!! así que eso va pa los dos lados

    • Jajaja..mi mamá ante cualquier cosa que digo, me sale con el “Ah….es que tu eres comunista”…y yo estoy lejos de serlo. Pero es que comparado con ella que es super de derecha, cualquiera lo es. Y me carga cuando habla de la UP y uno opina cualquier cosa que ella no apoya y ocupa su argumento “es que tu no lo viviste”. Entonces, le digo uno no puede opinar de nada porque tendría que haber vivido todas las experiencias del mundo…ufff…yo discuto igual…pero de puro masoquista, si mi mamá generalmente se agarra de la idea más rebuscada y no sale de ahí. Es como la mujer del piojo.

      • Wajajaja me pasó eso con mi abuela… (la UP es y será su tema favorito para rabiar y pelear, y siempre lo trae a colación) Una vez me dijo que yo no sé nada de eso ni puedo opinar porque no había nacido, y a mí instantáneamente se me abrieron los ojos como platos, porque ella es profesora de historia, y especialista en cultura egipcia y grecorromana más encima, jaja… sólo atiné a mirarla con horror y decirle… “pero… abuelita… o sea…” no dije nada más pero no fue necesario porque como que de repente se dio cuenta de las implicancias de lo que había dicho y no le quedó otra que reírse!

      • Me carga cuando las personas que tienen más años que uno (sea sólo un par de años o ya son bisabuelos) te argumentan y tratan de invalidar con un “tú no lo viviste” o “que sabes si eres joven”.

  3. Es que si ya se han comentado esos temas toda la vida y sabemos que los papás son así, mejor dejarlo como está. Igual es importante que ellos entiendan que los hijos piensan distinto y tampoco van a cambiar esa postura, por más que hablen y despotriquen.

    • Tolerancia y respeto. Yo no pido que mis papas terminen pensando como yo, sino sólo que yo soy yo, distinta y con mis propias ideas y posturas, y que son tan válidas y valiosas como las de ellos.

  4. Yaaay!! A mi me pasa al revés. Mi familia es bastante liberal y yo soy un poco conservadora, sobre todo en temas valóricos y de familia. No soy de derecha ni alabo a Pinochet, pero en un almuerzo mi abuela me dijo: “Usted es facha, mijita”.

  5. A pesar que sigo la línea de mi familia (un poco más conservadora pero para nada en extremo), si soy un poco más “liberal” en muchas posturas y en verdad no es tema de enojo. Cada uno con su punto y en los almuerzo y comidas cada uno lo expone y lo habla casi como en un debate xD. La gracia es entender que no le tienes porque cambiar el punto de vista al otro.

  6. Yo parece que nací aguja, porque a través de los años he tratado de convencer a mis padres de temas en los que ellos ya tenían una definición clara, y a mi parecer ha dado frutos. Mi papá ya no tiene problemas con los homosexuales, mi mamá acepta las dudas frente la religión y los dos ya entienden un poco más sobre el oscuro mundo de la política. A no ser que los papás sean demasiado cuáticos, creo que como hijos tenemos el deber de mostrarle nuestra realidad a padres que no pudieron conocer otro mundo que no sea el suyo, así como ellos nos educaron con las herramientas que tuvieron. No tiene nada de irrespetuoso decir cosas que para ellos puedan sonar fuertes, pero que son absolutamente discutibles en la sociedad actual, siempre manteniendo las buenas palabras y un debate sano, como con cualquier persona.

    • Depende, por ejemplo mi suegra es super conservadora y nadie le quita sus ideas aunque sabe que a veces exagera (siempre he creído que cacha todo y se hace la weona nomás), con ella ya prefiero no debatir, solo se puede hablar con ella de guaguas, cocina y cosas así (ojo no es que la menosprecie, pero no tiene sentido ahondar en otros temas con ella, si simplemente no quiere) En cambio con mi suegro puedo conversar de muchos temas, super buena onda.

      • A mi me pasa también con mis suegros. Los 2 son de derecha fanáticos. Pero además, mi suegro es de los que cree que se las sabe todas, en todos los temas. Él sabe de medicina, de derecho, de historia DE TODO, de hecho, mi cuñado es licenciado en Historia y siempre le resta validez a sus intervenciones porque es “comunacho” y esas cosas.
        Así que con él simplemente no hablo temas importantes porque es una total perdida de tiempo, ya que él nunca jamás admite que se equivoca y para que termine gritando y amurrado, prefiero hablar del clima, de la última película etc., nunca de política ni de actualidad.
        Mi cuñado a veces opina, lo que yo considero que es un aporte porque, bueno, es el especialista en temas históricos… pero tampoco se quema las pestañas, porque sabe como es el papá.

        • Mi papá es como tu suegro, se las sabe todas y él no más tiene la verdad y la razón. Cuando era chica le decia “mini-sopena”. En esa época se enojaba, ahora se rié no más… aunque sigue siendo igual.

  7. A mi me pasó algo más o menos parecido, pero en el colegio. Mi familia es más bien liberal, pero no sé porque terminé en un colegio muy conservador. Entonces tenía una compañera, por ejemplo, que tenía un retrato de Pinochet colgado en su living (estoy hablando año 2001), y hablaba abiertamente de mi general y etc. Yo me sentía muy incómoda cuando se hablaba de política pero prefería quedarme callada.
    Después llegué a la universidad y fue un alivio enorme poder comentar las cosas sin temor a ser el bicho raro.
    Creo que a veces es mejor no meterse en una discusión (omitir como decían por ahí), pero nunca nunca pretender estar de acuerdo por ahorrarse la pelea.

    • A mi me paso eso, con mi hermana íbamos a un colegio se supone progre, yo era muy chica, y las monjas se fueron de Chile, entonces nos cambiaron a otras monjas, año 88, mi pobre hermana le preguntaron sus conpañeras si era del Sí o del No, obvio que del No, y le dijeron que estaba mal porque aquí eran todas del Sí , ahí aprendimos las 2 que no se hablaba de política en el colegio

    • eso pasa pq la gente es intolerante a mi me paso al revés … no soy fan de pinocho pero una vez en el colegio le dije a la profe historia en medio de la clase que no me parecía que Allende hubiera sido el mejor presidente de Chile, que a mi parecer habían otros ( y nombrando y dando datos históricos fundamentando mi opinión en todo momento historica y no politica) me puso el terrible 2.0 en la prueba siguiente y además me desacredito delante de todo el curso diciendo que yo casi andaba con un corvo en la mochila … es cosa de no ser tolerante …

  8. Mis papás son bien conservadores y católicos. Pero se habla de todo, sin pelear. Pero me he dado cuenta que el tema no les preocupa mucho porque no estan en esa realidad, ejemplo: yo defiendo el matrimonio homosexual y ellos lo saben. Pero sería muy distinto si yo fuese homosexual. Ahi les da ataque. Me lo han dicho y ahi yo me encrespo. me enojo.

    En conclusión aceptan que los otros opinen distinto pero mientras no pase en su familia. Fome.

  9. Habiendo tanto tema de que hablar para que echar a perder un asado familiar mostrando las posturas de ser liberal o conservador, de ser derecha o de izquierda, es tan bonito compartir, no vale la pena tartar de imponer nuestra postura ante nadie, porque somos diferentes y eso es lo bonito de la vida.

    • Que aburrido y simplón.
      Muchas veces cuando debato un tema me dicen “hay para que preocuparse, la vida es corta y blablab” me da lata, como que no les da la cabeza para elevar un tema aunque sea un poquito y prefieren irse por lo facilito.

      • no entiendes el punto.. quiere decir que si te vas a juntar en un cumpleaños o algo asi para pasarlo bien, para que gastar tiempo tratando de convencerse unos a otros de lo que tienen como Dogmas. Nada que ver con que no puedan tocar temas mas profundos, solo pasarlo bien. A nadie le gustaria devolverse de una convivencia con el trago amargo de haber estado debatiendo toda la tarde, exponiendo temas que mas que unir, separan.
        cada uno con su opinion y punto……

    • Yo creo que es más bonito conocerse de verdad, que fingir conocerse y sólo pensar en pasar un rato agradable.
      Yo creo que la clave está en esta pregunta: ¿Hablar temas livianos en vez de conocernos en serio?
      Gralmente los temas que más ronchas sacan son los que más nos importan… porque nos definen como personas. Y es agradable expresar nuestro lado más sincero, no sólo el superficial.

      Ahora, si sólo te importan temas livianitos… pa qué po.

  10. En mi familia se arruinaron incontables reuniones y comidas por discutir de política, fue bueno porque ahora si alguien dice algo que incomoda hay una visión que contrasta y no una pelea tonta para ver quien gana o tiene la razón. Cuando amigas comentan que en su casa no tiene sentido llevar la contra o hablar de temas que generan mucha controversia, pienso que incluso mi familia es más unida. Me parece hipócrita no generar conflictos para mantener una aparente armonía, y creo que es muy egoísta no ser capaz de exponer puntos de vista sin recurrir a descalificaciones.
    No siempre es perfecto, pero cuando el tema es más tirante en el café ya estamos en la buena. Me da alivio tener esa posibilidad y no tener que quedarnos callados sin poder escucharnos.
    A la que le cuesta un poco comprender el proceso es a mi mamá, a quien le gustaría que siempre fuera ameno. En esas ocasiones le digo que valore que nos conozca tal cual y no como unos niños de postal (adultos de casi 30 a estas alturas).

  11. Mis papás son muy conservadores y mi hermano es anarquista-liberal-comunista-asdf, y le encanta ponerse a hablar de estos temas (de las torres gemelas, de las invasiones de EEUU a otros países, de marihuana, etc), y aunque él argumenta bien y a veces estoy de acuerdo con lo que dice le da con el tema y no para nunca, y me carga que el almuerzo familiar se transforme en una situación tan tensa, no porque no sea importante hablar de esos temas sino que porque a mi mamá le incomodan mucho y al final termina pasándolo mal en una instancia que debería ser de buena onda, sobre todo porque son pocas las veces que nos juntamos todos. En otros contextos no tendría problemas en discutir los temas, pero en la sobremesa del domingo no.

  12. Mi familia es buena para hablar temas peliagudos no importando quien se siente a la mesa, politica, religion, sexualidad, y no siempre eso es grato. Yo se super bien la postura de mi gente, asi que no tengo ni la mas infima intencion de hacerles ver mi opinion, ni nada, ni cambiar la suya. Hay opiniones que valoro mucho, o manejan informacion que yo no tengo, escucho y listo.

    Pelear por tonteras si Dios existe o no, si los homosexuales hay que golpearlos o no, si la educacion debe ser gratis, aborto, con personas aferradas a su postura es una perdida de tiempo, energia y fuente de malos ratos enorme. Me gusta la discusión, expresar ideas, contraargumentar, pero peleas donde ambos ni yo ni la otra persona estan dispuestas a escuchar al otro, ni valorar nada, prefiero de una irme o no prestar atención. Encuentro que como sociedad somos demasiado infantiles, tenemos muy poco desarrollado la capacidad de comunicarnos bien con personas diferentes, de respetar posturas, de escuchar al otro y de estar dispuestos a “ceder”. Si fuese liberal y mis padres conservadores no gastaria saliva en ellos, les demostraria que yo como liberal puedo ser igualmente bueno que ellos sin dañar al resto, mostrar con el ejemplo es millones de veces mejor que pelear dias y dias por quien tiene la razon.

    • UY! “si a los homosexuales hay que golpearlos o no”!!??? no es comparable a la conversación sobre si existe dios, porque eso es algo netamente personal que no afecta a nadie más… lo de la educación, el aborto, son temas importantes pero entiendo que a veces no se saca nada con discutir si las posiciones son muy cerradas, pero ¡¿si a los homosexuales hay que golpearlos o no?! o sea, si alguien en la familia dice eso, creo que necesita una intervención!!!!!

      • Si alguien dice eso, y lo cree firmemente, que quieres que le haga, lo golpee, lo denuncie?
        Es su pensamiento, y si comete un delito que pague punto.

        Creo que vale la pena discutir cuando ambas personas estan dispuestas a ceder, a intercambiar ideas, y valorar la postura del otro. Yo no creo que se deba golpear a los homosexuales, pero si escucho que alguien piensa a asi, que mas da, es saliva perdida decirle algo, su postura es clara y extrema

        Si notas, todos los temas que puse son BLANCO o NEGRO, son extremos, y las personas tiene recontra claro lo que piensan, nada, pero absolutamente nada que yo diga a mi padre lo hara cambiar de opinion, a ser proviolencia contra los homosexuales, o encontra si es un homofobico.

        Si tu deportes es discutir, pelear y creer que tu postura es la unica valida, y porfias con tu familia, haciendoles pasar malos ratos, bueno, ve tu a disfrutar ese tipo de convivencia. Yo por norma no discuto con nadie que no vea capaz de flexibilizar su postura, y tampoco trato de discutir con alguien distinto a mi, si no estoy dispuesto a renunciar a algo en el proceso.

        Es mas, el titulo lo encuentro muy infantil, es como decir, mis padres estan errados, son conservadores, vale la pena discutir y enrostrarles el error, y hacerles pasar a ellos y a ti mismo un mal rato. El titulo mejor seria mis padres piensan muy distinto a mi, su postura es valida y no se si vale la pena mostrar mi postura y argumentarla.

        Y es recontra obvio que los padres piensen distintos, siempre hay una generacion (liberal/conservadora) y luego la siguiente es opuesta, los 60s el amor, el hippismo, las drogas, las libertades personales, es muy distinta a la generacion de los 70s. Que pienses distinto a tus padres es lo mas habitual en el mundo, ahora que seas prepotente e intentes imponer tu punto de vista de forma infantil, que el aborto blabla, que los homosexuales blabla… pfff dejalos ser a tus padres, te dieron la vida, te dieron valores y te dieron la libertad de escoger como pensar, piensas distinto a ellos, deberias dar gracias en vez de tratar de convencerlos de tonteras que no tienen sentido.

        • Pucha, no sé si soy muy extrema o qué, pero me incomodó el ejemplo que pusiste, aún sabiendo que es sólo un mal ejemplo. Porque creo que en el resto de opciones que hemos considerado, todos son opiniones y no involucran necesariamente un daño a otro (con excepción del aborto, que hay personas más radicales que lo equiparan a un asesinato y que para ellas, supongo tampoco es transable). Pero si alguien de mi familia dice eso, yo saltaría de inmediato, porque es derechamente un crimen. Es como que me dijeras que alguien en la mesa dice que le pega a sus pololas o que sale en las noches a pegarle a los inmigrantes o viola niñas… es una opinión, pero siento que hay una delgada línea que no es transable y está justamente ahí. Y no tiene que ver con que me guste tener una convivencia nefasta o llevar la contra, sino que no podría qeedarme tranquila al lado de gente que defendiera ese tipo de actitudes como ‘opciones’.

          • Claro, o sea, aunque la persona en cuestión NO cometa ese acto, no creo que apoyarlo equivalga a decir “sí mira, yo creo en Dios”… no es un delito, pero no, no es una simple opinión sobre tema polémico… es como decir que creís que hay que matar a todos los negros, evidentemente no es algo aceptable y es lógico que haya reacciones (ojalá FUERTES reacciones) negativas entre los que escuchan.

          • Separemos cosas, una cosa es decir que comete un crimen, y otra es que lo apoya, yo he hablado cientos de veces con gente misogena, homofobica, xenofobica, machista, feminista, y no salto a gritonearle ni darle sermon que lo que PIENSA esta mal, en Chile hay millones de personas que desprecian a peruanos, bolivianos, judios, negros, hombres, mujeres, personas con movilidad reducida, gitanos, etc. Seria un cretino si me pongo a pelear con cada uno de esos tipos que me encuentre en una conversacion. Si mi padre me dice que le gusta golpear homosexuales pierde todo mi respeto, pero si me dice que es homofobico, que le hago, filo lo acepto, la mucha gente es asi u otros tipos de discriminacion.

            ¿Si tu saltas a criticarlo o gritonearlo, realmente crees que cambias su modo de pensar? yo no lo creo

            Y los ejemplos los encuentro buenos por ser extremos. Que alguien sea homofobico solo habla de sus trancas y problemas, si nunca se topa con un homosexual tendra una vida normal y nadie saldra herido, solo tiene a mi juicio una tonta forma de pensar, pero respeto que piense asi, no valoro que piense asi ojo. Si es homofobico como kike morande y trata mal a otras personas, pues que enfrente la justicia y punto

            Hablan de Dios y dicen que no importa lo que crea alguien, pfff, en Chile la UDI, RN y DC son catolicos en su mayoria, creen en Dios y en base a la biblia nos gobiernan por igual a catolicos, ateos, musulmanes o judios. Es recontra importante lo que cree alguien, en especial si luego actua en concordancia a eso. Y no digo que creer sea bueno o no, eso es cuestion de cada uno, pero la creencia de unos pocos senadores y diputados afectan la vida de 17 millones de chilenos. Si eso no es un tema importante no se cual podria ser.

            ¿Pero si alguien cree en Dios y yo soy ateo, tengo que incharle las pelotas dia y noche con que su postura esta errada? para mi la gente que trata de convencer a la fuerza a otros solo pierden su tiempo y hacen pasar malos ratos a los demas. Y tengo super claro que es feliz picar el anzuelo, muchas veces me he visto discutiendo en temas que se que no voy a ceder y ni la otra persona, y es solo ver dos monologos inutiles que no solo causan mal rato, es como un comunista acerrimo discutiendo con un UDI dificilmente llegaran a un acuerdo y dificilmente uno escuchara realmente al otro

        • Macho beta… qué cansancio leerte… Chita que te gusta discutir por discutir… Dices que no lo haces con tu familia, pero por dioh que te desahogas por acá… Uuuuuufffffff

  13. Con mi hermana fue dificil, cuando empezo a tomar pastillas y a llevar a su pololo a la casa mi viejo estallo en furia y termino echando a mi hermana de la casa (durmio en casas de amigos y despues en la calle).

    Afortunadamente ni mi hermana ni nadie en mi familia transo en lo mas minimo con mi viejo. Apenas pudimos nos fuimos de la casa.

    Ahora mi viejo quedo solo y mi hermana ya esta terminando la universidad.

    Es duro, pero los valores no se transan y no los impone la familia.

    • Con lo que cuentas recordé a una conociuda de la U… teníamos como 20 años y los papás eran de un grupo religioso muy estricto (ni ella ni sus hermanos pertenecían a ese grupo, se habían desvinculado en la adolescencia, lo que al parecer fue el medio drama). La cosa es que como estudiante no tenía plata y vivía con los papás, por lo que tenía que someterse a las mil y una prohibiciones que le ponían. En primer lugar, tenía prohibido pololear (sí, a los 20)… tenía que ir derecho de la U a la casa, no podía juntarse a estudiar, si salía debía volver antes de las 8 PM, etc… Pero en vez de hacer lo que la hermana de V., ella esquivaba como podía esas prohibiciones tratando de que los papás no cacharan. pololeaba igual, pero escondida; se inventaba clases que no existían pa quedarse un rato más o salir con las amigas/pololo después de la U, etc. Lo que sí, los fines de semana en la noche no podía salir, porque no había ninguna excusa que hiciera justificable eso a los ojos de los viejos…
      en un caso como ése no hay cómo discutir ni conversar, no hay caso no más. O tratas de aguantar haciendo la tuya sin que se enteren, o los mandas a la xuxa no más

      • Si que lata que a los 20 años no te permitan hacer lo que quieras.

        Solucion, eres mayor de edad, trabaja, se independiente, haz tu vida y no le rindas cuenta a nadie.

        Lamentablemente por la historia que cuentas, era un niñito, dependiente 100% de sus padres, y le cohartaron su libertad que el mismo no valoro lo suficiente para ser autonomo y mandarse a cambiar, prefirio comodidad y seguridad por sobre independencia y libertad. de los 20 a lo 26 quizas le pusieron muchas reglas y estudio y cumplio, ojala, luego con un titulo en mano, podia cobran un buen sueldo y mandarse a cambiar si realmente valora su independencia.

        Los padres tratan como niños a las personas que actuan como tales, que dependen de la teta para sobrevivir. Si mi vida es poco menos un infierno con mis padres y ya tengo mas de 18 años, facil, me voy y me hago mi propia vida, pero no queria asumir ese chico que tenia todas las comodidades de la vida siendo un haragán que probablemente no hacia ni su cama, no limpiaba, ni cocinaba, ni se lavaba ni sus calcetines y mas encima se queja porque sus papas lo tratan como niñito y le ponen reglas

        • Qué onda con destilar odio contra todo lo que se mueva xD de hecho se nota que ni siquiera leíste, porque la protagonista de la historia es mujer, y en ningún lado dice que la niña no se mandó cambiar apenas sacó su título (probablemente lo hizo), sólo se habla de un momento en que tenía como 20… y a los 20 en Chile casi nadie es full independiente si eres estudiante… pa mantenerse y pagarse la u se necesita harta plata, y si estás en carrera diurna (la mayoria de las ues tradicionales no tiene vespertino) solo puedes acceder a trabajos part time donde no te pagan lo suficiente pa pagar la u y más encima mantenerte, pagar comida, arriendo, etc. Lo lógico es aguantarte por mientras y mandarte cambiar apenas puedas, pero no me parece que nadie sea ultra mamón/cómodo/insultos/insultos por vivir con los viejos a los 20…

    • Creo que se refería a la adopción por parte de parejas homosexuales…
      En todo caso las personas tienen derecho A tener posturas respecto a todo. Hay muchas personas que no ven la adopción como una alternativa para formar familia y no tiene nada de malo…

      • ah si po obvio…. tengo primos que han adoptado, y también primos que luego de 10 años siguen haciendo tratamientos y sin querer adoptar, eso no lo cuestiono…. pero ni mis primos que no han querido adoptar me han dicho que tengan una opinión en CONTRA de la adopción, simplemente que no es para ellos. Así que si, ahora que lo dices creo que se refieren a la adopción por parte de parejas homosexuales.

      • Es que es re facil decir que todos tienen derecho a su opinión cuando es un problema ajeno. Pero cuando alguien te mira a los ojos y te dice no cree que tu, tu familia o amigos debieran tener derechos no se puede aceptar. La homofobia no es una opinión para la gente gay

  14. Yo creo que el prejuicio (contra el aborto, la homosexualidad, etc) es culpa de la ignorancia. Mi familia era suuuper facha, machista y homófoba. De a poquito los fuimos educando con mi hermana y ahora son todos feministas libertarios conscientes 😀 La lucha es grande pero posible

  15. Mi experiencia yo diría que es rara. Padre ultra derechista y conservador. Madre comunista, pero igualmente conservadora en temas valóricos, a la antigua. Yo y mis hermanas obviamente izquierdosas y liberales. Cuando era niña (80s) presencie incontables peleas de mi papá con cuanta persona se opusiera a Pinochet o la Iglesia Católica y sus dogmas. Por eso mismo quizás yo particularmente no fui tan confrontacional y si bien siempre he dijo lo que pienso, no busco discutir con mi familia, especialmente después de la muerte de mi madre.

    Ahora, a mi papá le pasó una de las peores cosas para un conservador, supongo, que es tener una hija cola y debo decir que se ha portado maravillosamente, me acepta, me quiere y hasta creo que quiere a mi pareja, al final, el viejo me sorprendió, aún si en su interior cree que arderé por siempre en las llamas del infierno.

  16. yo no hablo de politica hasta que se que piensan igual a mi, no es por ahorrarme “pelea” pero siento que una amistad o buen momento se puede definir por lo menos aqui en chile por tu tendencia politica, no encuentro el sentido de discutir por la forma de pensar de otra persona.

    aparte que me da lata que todas las conversas de politica en chile, se pasen en facho/comunacho, pinochet/allende, liberal/cartucho.

Dejar una respuesta