Sobre las movilizaciones sociales en Brasil

109

sp
por Ana Paula, foto: Daniel Klaussner

“El gigante se despertó”. Con esta frase miles de brasileños describen lo que está ocurriendo en ese país desde hace un par de semanas.

La movilización social que ahora se extiende por las principales ciudades, empezó con una protesta muy específica. Un aumento en el precio del transporte público en Sao Paulo (R$0,20, equivalente a cerca de 50 pesos chilenos), destapó el descontento de la gente y, a través del movimiento ciudadano “Pase Libre”, se convocaron las primeras protestas. Luego, más y más personas se fueron sumando, hasta que ya era imposible ignorar lo que estaba ocurriendo en las calles.

Y ahí todo cambió. La Policía Militar de Sao Paulo, al parecer aún con la cabeza en los años de dictadura militar, reprimió a los manifestantes de manera catastrófica y violenta. Una minoría de vándalos encapuchados, al final, recibieron más atención de los medios masivos que los verdaderos manifestantes. La población, ahora aún más indignada, se multiplicó en las calles.

Estaba claro que la movilización que se generaba ya no era por los R$ 0,20.

Hay mucha polémica en relación a todo esto. Algunos piensan que no hay foco, otros dicen que esto no va a resultar en nada, otros afirman que es sólo el comienzo de un gran cambio. Todos ellos tienen su cuota de razón. No hay verdad absoluta.

Ahora, mi visión sobre todo esto.

Como brasileña viviendo en Chile hace casi 7 años, no fueron pocas las veces en que escuché a mis compatriotas elogiando a los chilenos por su capacidad de movilización, por no quedarse con los brazos cruzados, especialmente en los últimos años con los estudiantes. “Ven a los chilenos? Salen a la calle a protestar. Y aquí en Brasil, sólo piensan en playa, fútbol y carnaval, mientras se roban nuestra plata”.

Siempre he pensado que los brasileños somos creados para, pese a tener tantas dificultades, gozar la vida. Los problemas están, pero al final siempre sonreímos. Eso es bueno y malo. Porque quizás te hace llevar la vida de mejor manera, pero por otra parte deja que los problemas sigan. No por nada una de las frases más usadas en Brasil es que “todo siempre termina en pizza” (es decir, nada se resuelve pero, filo, salimos a comer una pizza y listo).

Por esto mismo creo que es tan difícil ver protestas masivas con mayor frecuencia.

Pero siempre hay un límite, y la guinda de la torta fueron estos R$ 0,20. Lo que empezó como una protesta por el alza de transporte en una ciudad que ya presenta un costo de vida desmesuradamente caro, ahora se transformó en esa especie de catarsis colectiva. Es el descontento por la falta de inversión en la educación pública; por los ríos de plata que se están gastando para el Mundial cuando los hospitales públicos no son capaces de atender dignamente la población; es la gente que está siendo desalojada de sus casas para dar espacio a nuevos estadios; es la corrupción que ya no da más; es el diputado declaradamente homofóbico que fue elegido para presidir la Comisión de Derechos Humanos y Minorías de la Cámara; es la violencia; es la impunidad; es tanta cosa!

Por esto mismo creo que esta “primavera brasileña” es una oportunidad y un riesgo. Es una oportunidad de mostrar que la población, cuando está organizada, puede salir a las calles y ejercer una real presión sobre los líderes. Pero es un riesgo, porque son tantos los problemas, tantas las reivindicaciones, que esto puede causar una falta de foco que a la larga diluye las demandas y las posibles soluciones.

No sé cómo todo esto seguirá; todavía estoy procesando las imágenes, informaciones y testimonios que me llegan todos los días de amigos y conocidos que están yendo con frecuencia a las paseatas.

Por ahora, dejo algunas reflexiones:

– Es fundamental que este movimiento sea “apartidario”. No se trata de la derecha contra la izquierda (bueno, en Brasil ya es difícil distinguir una de la otra…), el PT contra el PSDB. Se trata de reclamar por soluciones que trasciendan gobiernos, partidos y políticos.

– La policía definitivamente no sabe manejar protestas ciudadanas.

– La credibilidad de los medios de comunicación tradicionales al cubrir este tipo de eventos está en caída libre. Las redes sociales la llevan.

– No se generan cambios sin presión social, pero es fundamental tener foco y metas claras.

– Independientemente de si esto generará resultados concretos o no, es emocionante ver lo que está pasando. La última vez que vi a tantos jóvenes en las calles fue para el impeachment del presidente Fernando Collor, en 1992. Más de 20 años se pasaron, y finalmente se me vuelven a parar los pelos al ver escenas como ésta.

30 COMENTARIOS

    • Coincido!! Brasil es una economía pujante pero eso no significa pisar al trabajador aumentando el medio de vida que ya bien difícil es para el latino en general…y si bien está la copa Confederaciones tampoco van a estar esperando que pase para opinar. Todo lo que el Estado gastó para el fútbol volverá con creces con el turismo, no era necesario adelantarse y aumentar el transporte público.

    • seguramente la que escribió el post es paulistana, tengo algunas correcciones, el pasaje no solo subió en SP, tb en el resto del país.
      Ella tiene una visión más política que el promedio de los Brasileros que en gran porcentaje acuden a las protestas por moda o por un sentimiento aspiracional ya que fueron convocadas por las redes agitadas por una elite ilustrada. Creo que a Brasil le falta educación para que puedan generar los cambios, porque no me extrañaría que en las próximas elecciones volvieran a elegir candidatos que están en la cárcel o algún payaso analfabeto (literalmente verdad)

      • Vale, sí, soy paulistana. Efectivamente el alza de las tarifas ocurrió en otras ciudades, pero las protestas masivas empezaron en Sao Paulo, a eso me refiero.

  1. Hacían una reflexión sobre el “porqué” de este movimiento ciudadano, y muchos recaen en que tal vez se demoraron en estar junto al resto de los indignados cuando hace poquito sucedió.

    Creo que, al menos en Chile, POR FIN! hemos dicho NO MAS… luego de años de represión, no solo por parte del estado, sino por las propias familias que solo son sumisos de un sistema. Siempre admiré a los Argentinos de tener la hermosa facultad de reclamar aunque le suban 1 peso.

    Brasil debe seguir reclamando por sus derechos, no todo es carnaval ni playas que son hermosas… sino que ver la verdadera cara de un hermoso país, cansado de sus gobernantes y de como le meten el dedo en la boca desviando el foco de atención con Futbol (si, igual que Videla en Argentina)

    Aguante Brasil!! 😀

  2. Me encanta lo que está pasando en Brasil, al fin están saliendo a las calles a protestar por sus derechos. Por cosas personales me tocó viajar mucho a Brasil durante ocho años, y siempre me llamó la atención lo poco que protestaban, el poco reclamo público siendo que había taaaaaanto por qué luchar. Ojalá consigan cosas, ojalá se saque algo en limpio.

  3. Por supuesto, ahí va:

    A todos, mucha atención!
    Nuestro acto ha sido victorioso
    Sin embargo el movimiento
    Sólo ha comenzado!
    Nosotros somos parte
    De una lucha nacional
    De una lucha mundial!
    No podemos parar aquí
    Por esto
    Es importante
    Que todos los que están acá
    Estén
    A las 6 horas
    El jueves
    Frente
    A las escaleras
    Del metro
    En la estación de buses
    Vamos a seguir con el movimiento
    Porque nuestra lucha es mucho mayor que esto!
    Sólo nos vamos a detener
    Cuando nosotros coloquemos
    Un millón
    Dos millones
    Tres millones
    20 millones
    Acá
    Para decirles
    Que no es correcto
    Lo que ellos hacen
    Con nuestro dinero
    Con nuestra salud
    Con nuestra educación!
    Mañana será más grande
    Mañana será más grande….

  4. Me parece bien que salgan a las calles a protestar, la idea de hacer el Mundial en Brasil fue festejada cuando se anunció, porque todos sabemos lo que eso significa para un país, en términos económicos. Se equivocó el Gobierno en subir los pasajes del transporte, o en reducir el presupuesto para cuestiones tan esenciales como salud, educación o vivienda. Con un buen estudio de parte de Hacienda sabrían que pueden haber logrado el dinero necesario para un mayor presupuesto para Deporte en otras cosas (subiendo impuestos a ciertos productos de demanda inelástica, por ejemplo) pero en todo caso, proyectando a mediano plazo que recibirán mucho dinero cuando comiencen a llegar los turistas. Que si a Sudáfrica fueron hartos hinchas de la Roja, a Brasil que queda al lado irán un tercio de los chilenos (iremos, espero)
    Espero que las protestas no continúen con esta represión policial ni delincuentes, que se hagan en forma organizada y pacífica, como la que se hizo en Magallanes por el alza del gas 🙂

  5. Buenisimo, me parece excelente que los descontentos de todos los rincones delmundo comiencen a manifestarse. Notable lo que esta sucendiendo en Brasil; y tambien lo que sucede en Turquia, sobre todo con la nueva forma de manifestarse que adoptaron ahora “ciudadano de pie” se llama y se ponen todos de pie, con carteles, de esa manera no existe forma de que el gobierno pueda “justificar” la represion ejercida por su policia. Tal vez en Chile se podria hacer lo mismo, considerando lo acontecido el pasado 13 de junio.

  6. En todo el mundo hay revueltas, quizás promovidas por las redes sociales y que vemos mas a menudo lo que pasa y como se organizan otros.
    En todo el mundo hay abusos, y en Chile y Brasil son mas notorios, por la alta desigualdad.

    Las protestas, los reclamos, perder clases, destruir la ciudad, realmente trae cambios, la verdad lo dudo. La gente se olvida que estas cosas han pasado una y otra vez en la historia, han existido muertes masivas con la revolución francesas, la guerra del norte contra el sur en EEUU, la revolucion cubana, Rusia, en los 70s en America latina mucha sangre corrio. Algunas cosas mejoran, otras simplemente cambian, antes en Chile pre 70s eramos mas campechanos, se vendia el voto, existia un tipo de esclavitud, se trabajaba el campo y existian los terratenientes, vino Frei padre, vino Allende y se hicieron muchos cambios, mucha sangre, luego Pinochet, y otro cambio mas. En todo el mundo estos ciclos son recurrentes, y al final siento que no es que mejoremos totalmente como sociedad sino que la esclavitud tiene otra cara. Antes estaba la pulperia, hoy miles trabajan en supermercados por sueldos infimos y luego gastan su dinero en el mismo supermercado

    Antes la educacion en Chile era gratuita, realmente un campesino estudiaba medicina gratis en el 63? o su futuro era el campo y solo eso y el dueño del terreno si podia estudiar lo que quisiera. La composicion de los ricos a ido variando, en raza, origen, nicho que trabaja, pero sigue siendo igual que antes, nos vestimos diferentes, usamos otros autos, pero la desigualdad sigue, y existiran cambios con estas revueltas, gente morira, pero al fin y al cabo en 10 o 20 años sera otra forma de abuso.

    No digo que debamos callar y aguantar el sufrimiento y el abuso, millones en el mundo estan indignados con justa razon, pero esta vez haremos algo diferente a lo que ha pasado en el pasado, yo apostaria que volveremos a cometer los mismos errores, estos jovenes idealistas como Camila Vallejos luego son gente apitutada trabajando para bloques como la concertacion, son gente util, y luego con buen sueldo y harta flojera no sirven de nada

    He participado en movilizaciones, pero con exigir, o con violencia (de la cual jamas he sido parte) no creo que se logre nada. Las sociedades deben ir un paso mas alla de simplemente reclamar y exigir sus derechos. Las marchas por si mismas no mejoran la calidad de vida, solo la modifican si son muy fuertes, la misma cosa otro color.

    Brasil mas de lo miso que en otros lados, creer en un futuro mejor solo porque la gente reclama con justa razon lo veo dificil, mas aun con el tipo de politicos que hoy los gobiernan les daran unas aspirinas al pueblo y todo seguira igual

    • Entiendo tu apatía y desconfianza, pero te cuento que todo lo que hoy llamamos derechos universales nacieron de prostas y movimientos sociales. No existen leyes ni normativas que hayan nacido por obra y gracia de las clases políticas, sino de la presión de las mayorías que buscan mejores oportunidades.

      Ni el voto de la mujer, ni la ley de protección al trabajo infantil ó la ley de la silla existirían si miles en la calle presionarán por sistemas sociales más justos.

      Hoy vemos a Giorgo, Camila ó Gabriel Boric postulando al parlamento y me preguntó… de verdad es malo? Yo creo que no, de hecho votaré por Camila, porque defiende posiciones en las que me siento representada (no todas) y dos porque si no lo hace bien, miles estaremos presionando porque actúe con consecuencia en el parlamento.

      Es importante quién es tu diputado, senador y presidente… pero más importante es qué hacemos cada uno para ellos defiendan nuestros intereses, después de todo ellos trabajan para nosotros, que no se te olvide. Tú les pagas el sueldo (y harto caro que te sale) con todos los impuestos que pagas desde que enciendes la luz al levantarte.

      Te invito a soñar, es un mundo bastante más lindo el de hoy, con los ciudadanos del mundo en la calle, por los mismos problemas; versus el mundo donde nada puede cambiar.

    • y cual es la otra opción, ver la teleserie? lo siento pero la crítica no sirve si no propone nada. Puede que nuestra forma no sea perfecta, pero es lo que hay. Y prefiero mil veces saber que estoy peleando hasta la muerte que quedarme acostadita y decir “ai es que en verdad no van a lograr nada”
      Durante la historia nunca se ha logrado el paraíso, pero si se han logrado grandes cambios. Y hasta el día en que puedas mirar a los ojos a un niño y le expliques que nunca va a lograr nada al menos de que salte por aros de fuego para que le regalen una bequita, o que puedas mirar a una madre a los ojos y le expliques que su hijo se va a morir porque no tiene dinero para salvarlo, no puedes defender este sistema.
      Grande Brasil, grande Chile. Son los poderosos los que se pelean, en el pueblo toda Latinoamérica está unida

  7. Encuentro maravilloso que los pueblos despierten, ya es demasiado el abuso de los poderes económicos, de algunos pocos.
    Me encanto una frase que dijo un caballero y que ojala muchos entendiesen “No somos de izquierda o derecha, no somos ningún partido político, Somos Brasil”.

  8. Bien Brasil! Me gusta que de a poco la ciudadanía de distintos países despierte por las injusticias cometidas en beneficios de unos pocos.

    Dejo este vídeo sobre un policía que lanza su arma al fuego en protesta. Él dice “¿Servir a un gobierno así? Estoy avergonzado, maldita sea. Me avergüenza nuestra situación”. Se me paran los pelos

      • Buenísimo el vídeoooo, ojalá algunos carabineros también reconozcan lo mal que lo pasan aveces en nuestro país, lamentablemente debido a políticas implantadas por sólo algunas familias… Acaso es necesario siempre reprimir? Ellos también tienen hijos por los cuales deben pagar millones de pesos para que estudien una carrera que debiera ser gratis… Sin embargo, estamos en Chile, un país que desgraciadamente aún esta dividido por las tendencias políticas, derecha o izquierda, o si apoyas el golpe de Estado, bla bla… debiéramos dejar aquello de lado y pelear por nuestros derechos como ciudadanos, como personas que deben exigir cosas básicas como salud o educación… Además, sin salirme del tema, muchos carabineros, por no decir la mayoría, me da la impresión que pertenecen a la clase media, por lo tanto, también le aquejan los mismos problemas que sufrimos casi todos los chilenos… Espero que algún día vuelva a aparecer otro Ripetti y demuestre que los pacos tampoco son hombres y mujeres de hierro, sin facultades para rebelarse.. Saludos zancadas ;D

        • Totalmente de acuerdo, a veces, por ver a gente vestida distinto que uno, o más de edad, pensamos que son personas diferentes y creemos que sienten distinto, si al final somos todos iguales, los mismos miedos, las mismas alegrías.

  9. Que bueno leer como se apoya a las movilizaciones en Brasil pero me gustaria mas leer que llamen a movilizarnos aca en Chile por el tema AFP,Isapres,por derechos fundamentales e inherentes al ser humano como es el poder de desicion sobre su vida ,sin apreensiones religiosas de grupos minoritarios o mayoritarios con poder,por que al final uno debe definir su vida con responsabilidad.
    Yo llamo a ser critico de los sistema que amasan a la gente en un todo omogeneo, hay que atreverse a ser diferente a exigir lo que a uno le interesa,a no comprar el ultimo equipo de comunicacion por que te lo dicen en los medios de comunicacion esos que contantemente te llaman a endeudarte y tenerte prisionero tal vez de algo que no necesites.
    Los llamo a manifestarse de diferentes formas, ya sea en las calles o con la accion pacifica por ejemplo de no comprar articulos que no son necesirios o en locales que sabemos han cometido estafas como la polar y otros mas , llamo a ser reveldes y votar por quien los represente de verdad y no solo por partidos o tendencias politicas aunque no sea lo que vivamos, por que al final el no atreverse a dar el paso siguiente es como nos siguen robando.

    saludos
    Mario

  10. Oligarquía es lo que vive Brasil hace años, que el pueblo se levante y exija sus derechos, es sublime. Deben actuar ante los hechos de corrupción que descaradamente son conocidos por todos, pero aceptados por pocos. Transporte, educación y salud, en vez de estadios monumentales y áreas de recreación para los turistas, estoy de acuerdo que dejan plata pero nunca es reflejado en los barrios, sólo en los bolsillos de grandes empresarios. Arriba la lucha de los hermanos brasileños ! Newen.-

  11. me parese exelente que la gente despierte,y se den cuenta que les estan engañando el gobierno esta gastando dinero para organizar un mundial a nivel de europa,ustedes creen que que vale la pena invertir tanto dinero para una fiesta que durara unos cuantos dias?solamente para aparentar ante la comunidad internacional que el pais es prospero,,,,

Dejar una respuesta