ventana
por Sapeque

De chica me quedaba pegada mirando por la ventana. Mi papá me preguntaba si quería salir y yo le decía que no. Lo estaba pasando bien ahí. No es que haya sido una niña muy sociable pero tampoco tan para adentro. Medianamente tímida diría yo. Hoy, que vivo en un lugar muy transitado y con vista a la calle, me fascino con el simple acto de estar sentada en mi escritorio frente a la ventana, y ver a la gente pasar. No puedo evitar imaginar cuál será el destino de esas personas que pasan, ¿irán apuradas al trabajo? ¿irán a buscar trabajo? ¿a buscar a sus hijos? ¿a comprar algo, a visitar a alguien? ¿son estudiante? ¿son papás? ¿andarán todo el día en la calle?

Son tonteras que imagino, porque nunca sabré realmente dónde van, pero que me entretienen demasiado; mirar por la ventana es mi Candy Crush, mi solitario, mi Sudoku…

La otra vez vi cómo una carabinera detenía a una niña para revisarla –porque habían cerrado la calle por aviso de bomba– y la chica se puso histérica, fue terrible porque entre más se alteraba más mal la trataban y creo que al final hasta la detuvieron. Veo a los que van al estadio, y así, pasan escenas que me entretienen cuando tengo tiempo de mirar.

Hay una vecina que me gana. Abre la puerta cada vez que escucha a alguien caminando en su piso –ni siquiera disimula!– y claro, están los señores o señoras que están pendientes de todo lo que haga el resto para reclamar si alguien se estaciona más tiempo del debido en el estacionamiento de visitas, si cargó mucho peso en el carro comunitario.

A fin de cuentas, el sapeo vecinal es directamente proporcional al tiempo libre que uno tenga. Como James Stewart en La Ventana Indiscreta, que jamás se habría involucrado en el caso de la mujer desaparecida de no ser porque estaba convaleciente en casa. Tampoco el protagonista de Doble de Cuerpo se habría enfrascado en un delito de no ser porque su ociosidad se lo permitía, como también le pasa a Shia LaBeouf en Disturbia.

Igual hay gente que vive años junto a otra y ni nota su existencia. Aparte del tiempo libre, ¿qué será lo que hace que uno sapee o no al prójimo?

NOTAS SIMILARES

7 405

40 4336

30 Comentarios

  1. La curiosidad, el morbo, hay gente que tiene mucho tiempo libre pero no le interesa saber de nadie.

    Yo soy curioso, pero no escucho en las paredes, no miro la pantalla de alguien e invado su privacidad, si alguien esta conversando algo privado evito estar cerca y tengo cero morbo, ante un accidente me alejo, si no voy a ayudar no me interesa ver sangre, heridos o muertos. Pero he visto problemas en la calle a las 2am, y como he podido ayudar y nadie mas lo hace, me levanto de la cama y salgo, si escucho ruidos poco habituales pongo atencion, no se un grito, un llanto y trato de aportar con mi granito. Pero si veo una pareja peleando y no voy a ayudar y solo copuchar me alejo y detesto la gente metida pero que no aporta en nada

    Yo miro todo el tiempo, observo, escucho, y tengo mi asumida cuota de copuchento, de perder mi tiempo en saber que le pasa a otros en cosas triviales y publicas, es un limite que lo tengo super claro; por juego podre imaginar, pero no pasa de un rato la imaginacion prefiero de verdad saber las cosas, ver el perfil en facebook o twitter, leer el curriculum en linkedin, cualquier informacion que deje publica esa persona que me permita tener alguna vision sobre su vida.

    nota aparte ¿que es candy crush?

    • Candy Crush es un juego que obsesiona a varios, donde siempre te mandan invitaciones en fb o lo descargas al celular. Nada relevante 😉

  2. A mi me gusta salir a caminar y sentarme en plazas a ver a la gente pasar, acompañada de una buena canción siempre es divertido ver las expresiones de la gente, el modo de caminar, la mirada, todas cosas que dicen mucho de cada uno.

    Saludos.

  3. Mi departamento está al lado del ascensor, así que mientras la gente espera que llegue y yo tengo la “suerte” de estar cerca de la puerta, escucho un montón de conversaciones. He oído chistes y peleas, sacadas en cara y confesiones varias. La semana pasada un par de amigos estaba pelando a otro que estaba todavía en el carrete porque se había corrido con la cuota y no había pagado nada pero estaba comiendo como condenado. La gente habla muy fuerte cuando espera los ascensores y se olvida de todo!

  4. Me pasa que no es que yo lo busque, pero ocasionalmente escucho conversaciones o me entero de cosas sin querer. Cuando son de gente que no conozco me da risa, me entretiene cuando ellos no saben que los estan escuchando.

    • Curiosa es investigación, aprendizaje de conocer mas a cerca de X tema.

      Copuchentiar (tipico chileno xD) es husmear en asuntos ajenos. Cosa que no le conlleva aprendizaje ni nada.

      • Me gustó tu definición de curiosa y de copuchenta. También podríamos agregar “morbosa”…

        Como cuando hay una pareja peleando en la calle. Todos miran, muchos cuchichean, pero nadie se mete.

        Saludos!

  5. A mi tambien me gusta observar a las personas cuando voy en la micro, o mientras estoy comiendo algo, etc. Me relaja mucho solo observar a la gente pasar. otras veces me quedo en blanco, pensando en nada, y hay gente que no puede creer que uno se quede con la mente en blanco voluntariamente… A proposito de este post recorde una noticia que vi ayer de una niña que subio a facebook una foto de los tipos que iban sentados en un bus detrás de ella, contando que se pasaron todo el viaje comentando como se cagaban a sus esposas continuamente y ellas eran tan tontas que no se daban cuenta. La foto ya ha sido vista por mas de 8 mil personas y ella espera que una de ellas sea esposa de alguno de ellos. Chistoso igual.

    • ella sabia lo que pasaba en ese matrimonio, tiene derecho de meterse asi, yo no lo encuentro chistoso y me pregunto hubiese actuado igual si hubiese sido un pariente o amigo suyo, o hubiese sido una mujer la gorrera. Mi politica de vida es si no vas a ayudar a alguien no te metas, y menos si no tienes todos los antecedentes del caso.

      “El clásico dilema: copuchenta vs curiosa.” A mi me agrada porque lo soy ademas, la gente curiosa, pero la copuchenta y peor aun la que esparce rumores que ni tiene la seguridad de lo que ocurre, no la tolero, en mi barrio hay una vieja que siempre se mete en la vida del resto ,en los horarios y todo, y yo al menos no la tolero en lo mas minimo.

      • En donde vivía cuando chica había una señora así. Pasaba el día pegada a la ventana e incluso me acuerdo de haberla visto sentada en la puerta de entrada de su casa viendo lo que hacía el resto. Y ni le importaba disimular. Nunca he conocido a persona más copuchenta que ella. Y más encima intrusa y cahuinera. Si le decía “el diario hocicón” a la pobre viejita…

  6. Más que mirar a la gente en la calle, me gusta ver las ventanas abiertas de las casas. Es como si fueran un fragmento de un cuento, la escenografía de una obra…no sé. Me imagino todas las historias que existen entre esas cuatro paredes.

    • Yo tambien pense que era la unica. Una vez se lo comenté a un pololo y lo encontró tan freak que nunca mas se lo dije a nadie, pero la verdad es que me fascina ver la ornamentacion, imaginarme una historia y sacar ideas para aprovechar mejor el espacio.

  7. A mi me encanta , hasta el día de hoy sentarme en la plaza con mi papá a ver pasar gente, con él nos ponemos a analizar a cada persona que pasa, e imaginamos como será su vida, igual es divertido, ver como caminan, que cara llevan, escuchar las peleas, conversaciones, mirar las guaguas, las parejas, los abuelitos, los perros, es casi como una terapia…

  8. Yo soy megacopuchenta (¿O curiosa?) y me encanta parar la oreja a la gente que conversa en el colectivo. Salen unas historias entretenidísimas!

  9. me gusta cuando por ejemplo en el metro, hay dos personas contando algo chistoso mientras se ríen y una escucha sin querer e inevitablemente le da risa tambien, en algún momento las personas de la conversación te miran y se ríen como aprobando el copuchenteo involuntario

  10. Yo creo que hay una delgada linea entre ser curiosa o preocupada por el entorno a ser la copuchenta. Si en mi pasaje empiezan a ladrar mucho los perros ( hay muchos xd) me asomo a mirar sobretodo si es en la noche porque puede ser un malulo jahah
    Ahora, hay una vecina (alias la bisagra) que hasta cuanfo uno dice aló en la casa de la amiga se asoma y abre la cortina y la ventana!!!! Da igual si es de dia o de noche, si hace frio o calor.

  11. Para mi el dia tiene 24 horas y no voy a desperdiciar un minuto de mi vida siendo curiosa o copuchar en la vida de otras personas, menos en los que no conozco.

  12. ¿Les ha pasado que estan en el bus o metro, abren su cartera y la persona que esta al lado no deja de mirar y repasar cada una de las cosas que hay en ella? He notado que ocurre mucho mas con los hombres. Cómo no se dan cuenta de lo desubicados que son? Cuando me hartan les digo “¿Se le perdió algo en mi cartera?” para que les de verguenza!!

  13. Yo miro harto a la gente, cuando voy en la micro o sentada en alguna plaza o paseo peatonal o en el mall, pero por otra razón. Sonará feo, pero me quedo mirando la ropa que usan. Es mi manera de vitrinear, es como si la gente estuviera modelando, veo estilo, color, zapatos, carteras, cómo quedan, el movimiento de la ropa al caminar, etc. Si veo algo que me gusta, imagino cómo me quedarían o para sacar alguna idea de estilo o de combinaciones de prendas o de colores.

  14. A mí me encanta mirar a la gente….sentarme y observar, pensar que hacen o adonde van..siempre creí que era un rasgo como medio sicópata mío, pero veo que no es tan raro….

  15. Creo q el sapeo vecinal, en su prudente cuota es lo que llamaríamos a mi gusto ser sociable, y esta bien!!! De hecho me da risa cuando subo a mi ascensor a las 7:55 am todos los dias, entro y digo: Buenos dias y la gente, mis vecinos, sonríen y me saludan, con gusto; y en ese momento estoy segura que todos cada vez que subieron no se saludaron cada uno venia mirando el techo y personas vecinas ni se habían saludado, mi saludo los asombra.
    En EEUU el vecino secuestra una niña la encierra y esta ahí añossss y uno dice como nadie se dio cuenta, que se iban a dar cuenta si ni se miran, ni se pescan, nadie sabe quien vive al lado, nada de nada.

Deja un comentario