Bibliotecas públicas para leer, trabajar o estudiar

6180

bibliotecas
por lucy

En mi vida de trabajadora independiente me ha tocado buscar lugares para trabajar cuando tengo que hacer hora, no alcanzo a pasar a mi casa y tengo que aprovechar el tiempo, o cuando simplemente necesito un aire nuevo para poder concentrarme.

Usualmente termino en algún café con wifi, en un ambiente acogedor, pero tomándome un té que quizás no me apetecía tanto en ese momento, o comiendo algo que no era necesario, pero que me permitiera no sentir culpa por acaparar una mesa mucho rato.

Pero el otro día, visitando la Biblioteca Nacional, me di cuenta de que pese a haber ido muchas veces, no conocía la sala de lectura (Gabriela Mistral, en el segundo piso), un lugar gigante, histórico, precioso, y muy tranquilo y silencioso como para estudiar, pero también para trabajar.

Admito que quizás desde la universidad que no consideraba una biblioteca pública como lugar para concentrarme en algo, pero ahora pretendo hacerlo mucho más seguido, y dejar los cafés para reuniones donde haya que conversar, sectores donde no haya algún espacio público apropiado o para cuando realmente tenga ganas de, además de producir, comer o tomar algo.

Además de la sala Gabriela Mistral de la Biblioteca Nacional, otros lugares que conozco y que son gratuitos y agradables para trabajar son la BiblioGam (biblioteca del GAM, que tiene wifi gratis y es muy luminosa, aunque siempre está repleta), los cafés literarios Balmaceda y Bustamante de Providencia, y la Biblioteca de Santiago en Quinta Normal.

¿Recurren a las bibliotecas públicas para trabajar o estudiar? ¿Conocen otras que sean un agrado para visitar y para instalarse?

Fotos: Mariana y punto

29 COMENTARIOS

  1. Yo solo amo la biblioteca de Santiago Quinta Normal, y feliz viajaba 1 hora y media para sentarme ahi, disfrutar del libro a mi eleccion, con cero tramite.

    La biblioteca nacional es un lujo, bella, con libros muy especiales, pero su sistema es horrible, y comprensible por el tipo de obras que cuida.

    Hay mejores y peores bibliotecas pero como la de Santiago no he conocido, con comics, peliculas, sector adultos, temas de homosexualidad, actualidad, revistas. Creo que Chile deberia invertir y crear eso en cada region, luego replicar el modelo en cada comuna. Se incentivaria la lectura y el placer de estar ahi. Uno de mis top 3 de lugares publicos favoritos de santiago sin lugar a dudas ese ese para mi, ademas en un barrio muy bueno, con el M100 por ejemplo

    En mis años de liceo era asiduo de la biblioteca de providencia, era comoda, cercana y util en sus años, pero hoy es tan pequeña y tan limitada, solo iria por la nostalgia.

  2. Me gusta más la Biblioteca de Santiago para esos fines, la Nacional es linda, pero estos días la veo y me da frío. La sala de lectura de diarios y revistas de la Biblioteca de Santiago es muy agradablem la comiteca también.

  3. Soy de concepción, y acá uno de mis lugares favoritos era la Bilbioteca de Humanidades y Arte de la Universidad de Concepción, cálida, íntima…

    La Biblioteca central, también de la Udec, con una gran estantería abierta…

    La Biblioteca municipal, un poco alejadita de la mano de dios, no recibe muchos recursos, sin embargo, es muy visitada no tanto por los libros, si no para estudiar o trabajar… ah y se puede comer, asi que llevas tu termito, tu sanguchito y todo pasando 🙂

    Las biblioteca viva bio bio, que está en el nuevo mall costanera (conce), es tan cómoda, tienen buenísimos textos, y excelentes actividades culturales gratuitas 🙂 con wifi, y también puedes comer, imprimir… etc.

    y en yungay, inauguraron una nueva biblioteca pública, preciosa, no se puede comer, pero es tranquila, tienen muy buena colección bibliográfica, actividades gratuitas, wifi… lo mejor es que está en una comna “rural”, pero con todas las comodidades de una honorable biblioteca citadina¡¡¡¡
    http://www.facebook.com/pages/Biblioteca-de-Yungay/113274345540485… hechenle un vistazo¡

    • ¿A las bibliotecas de la UdeC se puede entrar sin ser alumno? Voy harto a Conce y voy siempre a pasear a la U, si se pudiera entrar a las bibliotecas sería bacán.
      Saludos!

      • a la Biblioteca Central de la Udec no puedes entrar a menos que seas alumno, en cambio, a la Biblioteca de la Facultad de Humanidades (derechito por la Pinacoteca en edmundo larenas, cruzas en el estacionamiento y llegas) sí puedes entrar. Está en el segundo piso a la izquierda.

  4. Tengo que dar un examen de inglés y el sábado recién pasado decidí ir a estudiar a la Biblioteca de Providencia. Mi pololo había ido el día anterior y dijo que le había cundido mucho, por lo que decidí seguir sus pasos e ir a ver qué onda. Para mi sorpresa la biblioteca estaba llena. No había ni un asiento con mesa disponible para estudiar. Me senté en un sillón a leer un poco las cosas que llevaba pero me distraje mirando a las personas que estaban ahí: gente mayor yendo a leer el diario, mucha gente joven estudiando, otros de mediana edad sólo leyendo alguna novela, revisando libros, algunos escuchaban música.
    No sé si puedo decir que esta biblioteca es más acogedora que los lugares que menciona el post porque también sólo conozco esos lugares pero al menos cuenta con la infraestructura idónea y silencio necesario para quienes lo desean.
    De todos modos, me sorprendí para bien y me gustó saber que estos espacios están siendo ocupados, al menos la biblioteca de Providencia. Me gustaría saber qué pasa en el resto de las comunas porque varios estudios señalan que las personas en nuestro país van muy poco a las bibliotecas públicas.

    • lo bueno de esa bilblioteca es que es fácil llegar, pero se llena demasiaaado, además es fea, en verano hacen 40 grados y el 80% e la gente que va estudian derecho como yo, lo que me estresa un poco si que la evito.

  5. Es excelente la Biblioteca nacional para ir a estudiar o ir a hacer algo que necesitas mucha concentración, la luz para que decir!
    Considero que la biblioteca de Santiago es como para ir a sacar un libro y ponerse a leer relajadamente, me desconcentraría demasiado estudiando ahí.
    BUEEENÍSIMO POST!

  6. Siempre me han gustado las bibliotecas como espacios de reunión, estudio o simplemente como lugares de paso. Cuando era chica era un clásico ir a estudiar con mis compañeras a la Biblioteca de Providencia, luego más adolescente, el Café Literario Balmaceda era punto de encuentro para las citas románticas jaja. La biblioteca de la universidad donde estudié es de esas en que caminas y el piso de madera suena, es bonita bonita, pero nunca la usé mucho. Lo loco es que ahora trabajo en el Café literario Balmaceda, y es tan agradable como lugar de trabajo. Me imagino que para la gente que visita también lo es, porque hay varios a los que veo todos los días del año.

  7. Es una gran idea, cuando necesitaba estudiar o hacer un trabajo sin desconcentrarme me iba a la biblioteca de Santiago, me quedaba cerca de la U, relativamente cerca de mi casa y no perdía el tiempo como estando en mi casa, que se me iban las horas “organizando el ambiente perfecto de estudio”, preparando té, poniéndome ropa cómoda, organizando el material, decorando la mesa, sacándome los mocos, etc, etc,etc

  8. Sólo me concentro en las bibliotecas, aunque haya gente igual logro concentrarme. En cambio en mi casa sola me cuesta un kilo.
    Las bibliotecas tienen algo nostálgico, romántico que se yo, una solemnidad que obliga a concentrarse o relajarse….
    🙂

    En coyhaique la biblioteca era una casa vieja hermosa, aunque pequeña y ruidosa. Ahora construyeron un edificio que por fuera no te provoca nada, pero por dentro invita de todas maneras a quedarse un par de horas leyendo, viendo las colecciones o paseando… 🙂

    • Viajo seguido a Coyhaique y viendo la Biblioteca por fuera nunca me había animado a entrar porque al igual como tú dices veía el edificio por fuera que no me provocaba nada.
      Ahora que tu comentas eso tengo muchas ganas de ir la próxima vez que viaje (que será pronto)
      ¿Sabes los horarios en los que está abierta?

      Gracias de antemano.

  9. Iba a las mismas bibliotecas cuando era estudiante, mis preferidas eran la del Gam y la Biblioteca de Santiago. Sobre todo esta última porque había poca gente y porque si me cansaba partía a tirarme al parque de la Quinta Normal a seguir leyendo. También estaba la biblioteca de mi U que era una placer de usar entre ventanas o después de clases porque era espaciosa y tranquila.
    La única biblioteca pública que no tolero es la de Providencia. Van grupos de estudiantes supuestamente a estudiar, pero hay mucha conversación y no precisamente discusiones sobre las materias. Llegaba a ser cómico ver como leían 15 minutos y pelaban 20, y así toda la mañana.
    Actualmente armé mi taller escritorio en la casa, como es de uso exclusivo para cosas de trabajo me es más fácil permanecer varias horas en una misma tarea. De todos modos, si el tiempo me consume prefiero estudiar en un lugar público porque la concentración es máxima.

  10. La biblioteca de Santiago es lo que más extraño de mis estudios universitarios, ahora queme devolví a la séptima región por motivos de trabajo… nostalgia 🙁

  11. Rescatando un punto del post, que es mi sueño por cumplir, es trabajar independiente,siempre he trabajado en empresas y entiendo lo complicado que debe ser independiente pero desde la vereda por la que estoy, veo que no hay nada mejor que ocupar, ordenar y jugar con tus tiempos, el hecho que puedas mezclar tu trabajo con las otras cosas que tambien te gustan pero que por el escaso tiempo que tenemos no las realizamos, sueño con ser independiente, pero tener tiempo para hacer yoga, ir a un cafe a juntarme con una amiga, que si tengo hora con un doc. realmente pueda ir, sueño mas que nada con hacer mi vida y que el trabajo sea parte de una de las actividades que haga, pero NO que el trabajo sea mi vida….como lo es ahora, pero tiempo al tiempo, porque se que lo lograre…en los que estoy y lo que estoy construyendo es un escalon para llegar a mi objetivo 🙂 y si me encantan las bibliotecas, amo los libros y mirar a la gente me encanta!!!! (catarsis)

  12. Mi preferida .. de Santiago 🙂 el área infantil es tan hermosa! Los cuenta cuentos, títeres…
    La he recomendado tanto que llego a caer mal, pero viendo los comentarios anteriores… no soy la única jajaja
    Las bibliotecas de barrio igual ayudan, pero por los escasos recursos y donaciones, no crecen.. Hay que apoyarlas y difundirlas porque no todos los peques tienen la posibilidad de ir a la biblio de Santiago o Nacional (entre las otras nombradas)
    Ahora viéndolo como un adulto que necesita un espacio público, son perfect 🙂
    Saludos amigos lectores. Buen fin de semana!

  13. En Vergara, santiago centro, también está la de la portales. Tiene café y se pueden hasta arrendar bicis si eres estudiante de esa u o residente de la comuna.

      • Actualmente no, es de exclusivo uno para los estudiantes de la universidad y afines (profesores, investigadores). Sin embargo, me parece que pueden autorizar al préstamo de libros o la validación de estudiantes de otras universidades en algunos casos, todo acreditándolo burocráticamente.

  14. Me gusta ir a las bibliotecas, pero me apena que no tengamos cultura de biblioteca como en otros países, donde están abiertas todo el día, y están adaptadas para estudiar cómodamente, con material necesario no sólo de literatura, sino también documentales y películas, y cerca de tu casa.

    Es lamentable que tengamos que cruzar todo Santiago, para quienes vivimos en la periferia, para ir a buenas Bibliotecas, ya que las comunas más pobres por lo general no invierten en eso.
    Espero que las diferencias sociales vayan disminuyendo. Amén!

Dejar una respuesta