Aprender a ser mujer

463

girldoll
por Andrea G.*

Desde que somos niños aprendemos lo que significa ser hombre y ser mujer. ¿Acaso nadie recuerda haber visto algún niño probándose los zapatos de su papá o queriendo acompañarlo a todos lados? A mí una vez uno de cuatro años me habló un buen rato sobre un próximo partido del Colo-Colo. Dijo que su papá le había enseñado que era el mejor equipo de todos. Y siendo niña yo sacaba el labial más rojo que tenía mi mamá y me lo ponía en los labios (no con mucha precisión) y fantaseaba con ser un poco como ella.

Con esto no quiero decir que el fútbol, por poner un ejemplo, sea algo exclusivo de hombres. En mi caso, mi familia entera es futbolera, mujeres incluidas. El asunto es que se va aprendiendo cómo ser hombre o mujer a partir de lo que forma parte de nuestro mundo: padres, primos, hermanos, vecinos, amigos, personas que trabajan en la tele, hasta de juguetes.

En Berlín, construyeron la casa de Barbie tamaño real. Todo era rosado, claro. Exhibían además un clóset con cientos de vestimentas de la famosa muñeca. Pese a los intentos, finalmente, no todo resultó color de rosa. Ocurrieron manifestaciones en contra de la atracción por considerar que promovía estereotipos sexistas y una imagen de la mujer limitada.

Independientemente de las opiniones sobre la polémica muñeca, ¿prefieren o piensan en alguna manera de “ser mujer” en particular? ¿Intentarían que esa manera esté presente en el aprendizaje de las niñas que conocen? ¿Cómo les enseñaron a ustedes?

Foto: Iowa Digital Library vía Flickr

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado COLABORACIÓN. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

33 COMENTARIOS

  1. Agradezco a mi mamá no forzar ese estereotipo de “ser mujer” y todos esos detalles que aún se le fomenta al género femenino como el vestir de colores rosados o pasteles, pensar en nosotras como princesas o prepararnos para una vida de esposas. De hecho, nunca fuimos femeninas y pasábamos las tardes jugando el “tombo”, bochas o andando en bici con los cabros. Nunca se nos metió en la cabeza la idea de que las mujeres hacemos cosas y los hombres otras, sino que se nos crió para ser un aporte en la sociedad, siendo o haciendo lo que quisiéramos. Muchas veces se me criticó la parada “amachada” que tenía (que simplemente era mi falta de feminidad), sin embargo hoy valoro todo lo que aprendí al pasar ese tiempo con los chicos, ya que me permitió conocer cosas que algunas niñas dejaron pasar.

    Gracias mami jaja

    • Creo que estoy en el lado opuesto. Siempre se me fomentó la femeneidad, pero sin caer en el machismo. Pero no todas tenemos que ser iguales. Es bueno estar cómodas con nuestra propia forma de ser.

    • idem en mi caso..
      por lo demas. si quiere aprender a “ser mujer” vaya a esa carrera en la U de los Andes donde le enseñan xD

  2. creo que todos esos esquemas que antes eran tan obvios y rígidos (niños-fútbol, niñas-muñecas, por ejemplo) se están relajando, estamos dándonos cuenta que no necesariamente son lo correcto a pesar de que hemos funcionado hace años bajo esos modelos.

    he sabido de papás (en estados unidos) que le regalan a sus hijos o hijas muñecas y autos, para no forzar sus gustos o identidades, y para que sean los niños los que realmente eligen. viéndolo de afuera, me parece correcto. venimos con un carácter definido que se va puliendo a medida que vamos viviendo y esos modelos establecidos por la sociedad no hacían más que limitar el crecimiento o los procesos de cada persona.

    me alargué 😛 pero espero pensar lo mismo (y hacer lo que “predico”) el día que sea mamá. o no hacer cosas tan literales como regalar una barbie y un auto, sino cosas más sutiles, como no chantarle el rosado a mi hija como si no existiera otro color o no incentivarla a vestirse siempre de princesa y enseñarle que existen otros modelos a seguir. ahora, si a ella le gustan, bueno, será…

    • Lo que a mí me ha pasado como mamá es que mi hija quiere ser princesa y andar de rosa todo el día cuando de mí no lo ha aprendido, y he leído casos como el que comentas de “regalos cruzados” por inventar un término, y los niños finalmente terminan jugando con el auto y las niñas con la muñeca, creo que hay harto del ADN o de herencia evolutiva en lo que hacemos aún cuando nos empeñemos en no fijar roles ni estereotipos en nuestros hijos, lo importantes es enseñarle que ellos pueden ser todo lo que ellos quieren ser, incluso una princesa rosa a disgusto mío.

  3. Me llega particularmente este post.

    Contextualicemos: vivo en una familia muy machista. Si bien siempre he tenido a mi madre cerca, nunca la tuve como imagen femenina, ya que ella nunca se pintó, con suerte se vestía decentemente.
    Mi padre, me crió como un hombre más, con las rutinas correspondiente a ello. Es decir: aprender a hacer fuerza de hombre, uso de herramientas mas menos complicadas.
    Mi tía, por su parte, siempre me recalcaba (recalca) el hecho que si seguía asi de “amachada” nunca tendría pareja ni un hombre a quien complacer… si, decía complacer.
    Mi madre, en tanto, me recriminaba el hecho que sé agarrar un alicate que una escoba, todo bajo la misma concepción machista predominante que en mi familia ha existido por generaciones.

    Que hay de bueno con esto? Que ahora les demostré a todos lo equivocados que estaban. Tengo mi pareja, soy femenina, no soy machista y en definitiva, ya deja de preocuparme lo que piensen de mi.

    Saludos zancada! buena semana!

    • Creo que usas mal el concepto de machista en este caso…. me parecería que en una familia machista la mujer debería ser la que está siempre arreglada, siempre lista para servir al hombre… en tu caso te criaron igual que a los hombres de tu familia, sin hacer diferencias por sexo. Es precisamente lo opuesto al machismo…en mi opinión

      • Hay distintos modos de machismo. Una mujer de “su casa” sin arreglarse, da una imagen de machismo clarísima. Además el papá la crió como un hombre más pero ¿ y la madre? Es complejo.

  4. Mi mujer es mas inclinada a machista y yo nulo. Me gustaria criar a mis hijas como personas libres, que puedan hacer lo que quieran mientras no pasen a llevar a los otros, odiaría criar a mis hijas con vestidos largos que no pudiesen jugar y ensuciarse, delicadas, que siempre necesiten de un hombre. No me interesa criarlas amachadas porque tampoco es mi ideal, simplemente mujeres, fuertes, independientes, no limitadas al rosado o al pastel, que pueda jugar futbol o jugar con muñecas o ver una teleserie o jugar halo.

    La sociedad en su conjunto moldea la identidad sexual de las personas, y hace creer que todo es blanco o negro. Yo no lo creo y espero hacer lo posible porque una hija mia jamas piense que por ser mujer debe tolerar que le paguen menos si es igualmente capaz que un hombre, jamas exija que le paguen la cuenta, ni espere que la inviten si le gusta alguien. Yo detesto la construcción social de hombre y mujer, soy hombre pero estoy muy lejano al prototipo hombre común machista o feminista, mi mujer también escapa de esos esquemas y espero que la familia que forme se crie en libertad lejos de esa necesidad absurda de vestir y actuar de las mujeres lo mas lejano al hombre y lejos de hombres con miedo a las cosas de mujer.

    Tristemente aprendemos a ser hombre y mujer, y no aprendemos a ser personas y respetarnos a todos por igual. Ademas la gente confunde identidad de genero con orientación sexual y peor aun Jerarquiza cosas que deberían ser todas equivalentes e igualmente validas.

  5. En mi casa nunca tuve el concepto de actividades para mujeres o para hombres. Mi mamá era la que tenía mejor habilidad para hacer arreglos y mi papá cocinaba exquisito. Pero para mi esas son sólo actividades, no condicionan lo femenino o masculino, porque en el caso de mi mamá, el ser maestro chasquilla no disminuía su feminidad.
    No sé si se nace o se hace el ser más o menos femenina. Pero en mi caso, siempre fue así, desde guagua. Nunca he sido masculina.

  6. Interesante tema. Creo que hoy en día esta figura tan estructurada en la que tantas crecimos se esta diluyendo más y más. De todas maneras los niños y niñas crecen imitando a sus madres o padres se les fuerze o no a ello. Por ejemplo en mi familia sin ser machista mi sobrina le encanta jugar con maquillaje, obvio y si ve a mi cuñana y a mi maquillarnos, pero a la vez tambien imita un monton a su papá, se ve partidos de futbol enteros y hace de todo, cosas que para muchos con de “niños”. pero filo!! Al final ella es feliz y hace las cosas que le gustan!

  7. Y que es ser mujer? Me acordé de una canción de Storm Large que se llama WTF is ladylike?

    Particularmente, me carga la diferenciación extrema, cuando se les dice a los niños “no haga eso, que es de hombre/mujer”. Me trae malos recuerdos y voy a contar el trauma.

    Siempre he tenido una buena dosis de masculinidad, desde chica, jugaba a la pelota, maestreaba con mi papá y mi abuelo, iba al estadio, jamás jugué con muñecas ni me gustó usar ropa rosada. Mi mamá nunca me reprochó nada, tenía otras preocupaciones en esa época (no me pesacaba mucho), pero mi abuela vivía diciendome que era ahombrada, que era feo, que no hiciera esto, que no hiciera esto otro, que no era señorita y un largo etc. Yo sufría mucho, quería ser “niñita”, pero me miraba al espejo con ropa rosada y sentía que no era yo.

    Muchos años me costó llegar a aceptar mi masculinidad, que para mi no tiene nada que ver con no ser mujer, ni tampoco soy cero femenina… okey, soy gay, pero sinceramente no veo relación, conozco tantas chicas gay más masculinas que yo y otras tantas más femeninas que muchas hetero, que no puedo hacer relación lo uno con lo otro. Yo soy mujer, me gusta serlo, me gusta amar a otras mujeres, pero tengo algunas características socialmente definidas como masculinas y también las acepto y me gustan y son parte importante de mi personalidad y no tiene nada de malo.

    • Concuerdo con Carolela en que lo de “ay eso no es de niñitas/niños” es lo peor… Recuerdo que en básica (3°) tuve una profe que a las niñas nos retaba por jugar a las pillas o a cosas relativamente “violentas”, porque según ella las “niñitas tienen que ser reposaditas”… cuek!!! Encuentro horrible que traten de forzarle a los niños/as rasgos que no necesariamente están en ellos sólo para que calcen con un rol prefabricado que, como varias dijeron, cada vez tiene menos vigencia : / y lo peor es que eso no se hace sólo desde la casa y la familia, sino desde el mercado, la publicidad, etc.

  8. no se en que irá … nadie me forzó a nada en mi familia todos crecen jugando a lo que les gusta sin estereotipar …. y por ej. todos estábamos obligados a poner la mesa y ayudar a pintar la casa o hacer algún arreglo sin discriminar si eramos hombres o mujeres asi que no tengo esas trancas … crecí adicta a los video juegos y desde que tengo uso de razón me acuerdo de haber jugado con pañuelos, tacos y maquillaje … o sea es como jugué con autos y barbies, me vestí de azul y rosado … hoy ya grande puedo decir que soy super femenina pero creo que es por mi carácter y nací así no porque me forzarán

    • en la libertad está la guía para ser independiente y segura. a mí también me pasó que nunca me forzaron a aprender a cosas de hombre, simplemente no se hacían distinciones por género. eso me llevó a que sin prejuicios me acercara tanto a las muñecas como a los videojuegos. mi hermano, por su parte, tampoco tenía dramas en elegir jugar a los autitos o armar castillos. encantados. de grande ninguno tuvo conflictos con eso, al contrario ahora cada uno puede enfrentarse a cualquier actividad sin cuestionarse la masculinidad y la femeneidad. tampoco hemos tenido temas con nuestras parejas. de todos modos, el machismo igual se cuela, porque no era lo mismo que yo llegara tarde después de una fiesta por ser mujer, o que mi hermano tuviera la escoba en la cocina de su departamento porque era típico de hombres. creo que aún falta tiempo para que se hagan menos diferencias.

  9. Tuve una mamá y no un papá, así que crecí con la concepción de que la mujer puede y debe hacer de todo. Es decir, mi mamá trabajaba, se sacaba la mugre; no tuve una diferenciación de roles.
    Vi a mi tata lavar la loza todos los días. Quizá crean que eso no implica nada, pero estamos hablando de abuelos, de gente antigua, a quienes se les marcó extensamente sus roles.
    Quiero criar hijos tolerantes, que no crezcan creyendo que tal tarea es de niñita y la otra de niñito. No quiero hijas rosada que vayan a esos “spa-peluquería” para niñas. Quiero que sepan que la vida es difícil, que hay que luchar, pero sobre todo ser feliz 🙂

    • Dios mío, esos espantosos “spa-peluquería” para niñas!!! quizás me salga un poco del tema, pero para mí eso ya es una forma de vulnerar los derechos del niño… quiere influenciarlos desde el consumo para que cumplan con ciertos roles que NO corresponden a su edad, inculcándoles estereotipos de género relacionados con la imagen (las mujeres tiene que preocuparse de ser bonitas, tienen que andar arregladitas y de paso gastar plata en ello). Un niño o niña de 6 años debería estar preocupado de jugar, de aprender, no debería siquiera tener en sus registros la idea “soy mejor si soy más linda”.
      Puede que me ponga un poco grave, pero es que creo que estos temas son muy graves… cuántas mujeres no viven traumadas por la idea de que sólo serán valoradas por su imagen. La verdad es que una vez al ir de compras vi uno de esos “spa” de niñas, vi como dejaban a las cabras chias pintadas como mono y cómo las niñitas adoptaban gestos de coqueteo (como al estirar la trompa pa que les pusieran rouge) que resultan chocantes cuando nica tenían tenías más de 5 años…
      No sé, capaz que le ponga mucho color pero lo encuentro espantoso. Si las niñas quieren jugar a la peluquería, bien! pero que surja de ellas, que lo hagan con sus amiguitas, con maquillaje imaginario y haciéndose peinados chistosos que les dejarán el pelo enredado… que sea un juego como tantos que al rato se olvida y se pasa a otra cosa.

  10. Comprendo tu discurso, pero creo que cuando hablas se notan los estereotipos, porque dices me cargaría que usara rosado o vestidos largos y no pudiese ensuciarse…pero eso es sólo un asunto de forma y no de fondo.¿Porqué una hija tuya no podría usar un vestido largo y si ella quiere, jugar futbol?
    Yo creo que el primer paso para construir la igualdad de derechos es dejar de lado los estereotipos, que uno como mujer no tenga que transar su ser femenino, por tener los mismos derechos del hombre. Es decir que la forma no condicione el fondo de las personas, una tarea difícil pero que podría empezar con cambiar nuestro discurso y no seguir contaminándolo de premisas tan añejas.

    • Si ella quiere usar vestido, que lo use, si ella no le interesa subirse a los arboles, chapotear en un charco ni correr en el barro, es su opcion, super valida y yo no soy nadie para decirle como tiene que ser en su identidad.

      No le prohibiría usar vestido, eso es dictatorial, pero tampoco le incentivaria su uso, ni ninguna ropa que demostrara siempre que es mujer, ni corte de pelo, ni maquillaje. No digo que la quiero peluda, y vestida como hombre, ultra ruda como helga pataki, que me encanta como personaje. Si quiere que tenga la libertad de usar lo que se le antoje. Y ni yo ni mi mujer andar diciendole que puede o no hacer por ser mujer, ni imponiendole ropa especial y luego limitar su actuar para cuidar su ropa, limitando su aprendizaje en juegos y el disfrute de ellos solo por ser mujer.

      Para mi lo difícil es delimitar que es en esencia femenino y que es pura forma

  11. mis papás nos criaron en un principio con eso de “cosas de mujeres, cosas de hombres”, pero afortunadamente se le fue pasando con el tiempo. no me gustaría criar a mis hijos rodeados de estereotipos, diciéndoles cómo se supone que tienen que ser o cómo la sociedad quieren que ellos sean. debieran ser como se sientan y ya.

  12. Pienso que: Los padres te dan pautas. La sociedad impone. Uno elige someterse por comodidad o crecer en libertad. Y siento que la femineidad y la masculinidad se cultivan y cada ser humano en su unidad tiene ambos, por venir de padre y madre. Yo cultivo los dos =)

    • Hay padres y no pocos que imponen, y la sociedad influye pero tienes si tienes la fuerza y una buena crianza que te de seguridad y autorespeto puedes salirte de lo que trate de imponer la sociedad
      No si si uno elije someterse por comodidad, o quizás muchos por ignorancia, otros porque tienen miedo del rechazo.
      Respecto a la masculinidad y femineidad imitando a tus padres, no todos crecen con ambos padres, y no todos los papas hombres son muy masculinos ni todas las madres son muy fememeninas, por ende si bien comparto todos tenemos algo de masculino y femenino en mayor o menor grado ying yang… no es tan equilibrado ni es algo tan libre de escoger ni todos los padres promueven el respeto

  13. Mi vieja me crió con puros vestidos, mi weli era modista y me los hacia, por ende entiendo que era una cosa mas de economía tb, pero me hacia puros vestidos: rosados, con flores, con hombreras, con vuelitos y en invierno, faldas cuadrillé con suspensores o jumpers…cuadrille o de cotelé. A mi me gustaba, era re femenina igual, me gustaba el tema de las barbies y todo eso. Con el tiempo, en parte por bullying y pq en la pubertad me vi “no tan bonita como mis compañeras”…ademas de que me cargaba ese tema de crecer, me empece a vestir mas como hombre…de hecho, eso fue hasta como los 20, me gustaban cosas colorinches, pero no necesariamente femeninas, por lo que mi ropa habitual estaban llenas de poleras de cabro chico y zapatillas de hombre (pq mas encima, tengo un pie enorme, entonces eso ayudaba menos a sentirme “femenina”) Sin embargo, me empecé a dar cuenta de a poquito que no tenía que andar vestida como un cuadrado ni fea, para validar como pensaba y que, a pesar de no ser un prototipo delgado, me podia ver bien con cierta ropa. Ahora, si bien no soy un emblema a lo femenino, me quiero mas y me permito mas licencias y estampados bonitos o cosas con vuelos, etc; fue todo un proceso de maduración que se puedo ver reflejado en mi ropa; que por mucho tiempo me molesto pq la gente se fijaba en ello, pero mantener mi postura me hizo crecer a con mis propios tiempos, aceptando la femeneidad de a poco.

    Y mi hijo ahora es fan de los peluches, que cuando era pequeña, se asociaban mas a las niñas…heredo un monton de mi y me encanta como juega con ellos, pq les pone nombres y los abraza.

    • Me pasaba algo parecido, en la adolescencia me ponía ropa “fea” de adrede, me compraba zapatos de hombre porque no me gustaban los zapatos de mujer, y por favor, no piensen que soy fea o que tenia un trauma, igual “me joteaban” pero no se, supongo que es parte de crecer no querer verse como el estereotipo dice que te debieras ver…

  14. Una vez leí una investugación sobre la construcción de género en niños de kinder y sus respuestas eran tremendas! Y se notaba de inmediato la crianza de ellos. Porque si bien habían unos q mencionaban q las niñas debían tener pelo largo, eran de “huesos sueltos” y q x eso lloraban siempre, juegan con muñecas y no corren… Habían unos pocos q diferenciaban sólo por genitalidad, indicando q esa era LA UNICA diferencia… Bien pocos en realidad, en un estudio realizado el 2012 :/

  15. No por ser anti machista o feminista se debe masculinizar a la mujer… Soy mujer y muy femenina, amo pintarme las uñas y el rosado, las guaguas y la cocina… Pero creo que se mas de electricidad y carpintería que muchos. La capacidad de una persona no va en lo femenino o masculino, es poder valerse por si mism@ ante cualquier situación, sea con falda o pantalón…. Hasta cuando con decir que lo rosado nos disminuye! Las únicas que nos disminuimos somos nosotras mismas

    • Comparto lo que dices, no creo que el rosado disminuya a nadie. El problema es cuando a ti no te gusta el rosado y te lo ponen a la fuerza porque “las mujeres usan rosado”… o cuando todos encuentran bacán que te guste la cocina y el bordado pero te niegan la posibilidad de hacer otras cosas menos “femeninas” o ponen en duda tu capacidad para llevarlas a cabo porque eres mujer .O, ¿por qué no? cuando a un hombre le gusta el bordado o el rosado y le hacen bullying. Todo eso es el problema, no el “rosado” (como concepto) en sí.

Dejar una respuesta