5 razones por las que le tengo fobia al teléfono fijo

Publicado el Lunes 10 de junio de 2013 | 34 comentarios | Archivado en : SOCIEDAD

telefonofijo
por P.

Tal como en las películas de terror de alto y bajo prespuesto, el sonido del teléfono fijo es para mí un presagio de que algo terrible va a pasar. Dirán que exagero, pero las últimas veces que este arcaico artefacto ha sonado en mi casa han sido detestables por los siguientes motivos:

• Son campañas de algún político apestoso del que no soy partidaria, enchufándome una grabación en la que hace lo que los políticos hacen tan bien: hablar sin escuchar.
• Es un intento de estafa. “Hola tía…”, “Le llamo de la comisaría…” “Usted se ha ganado un premio…”, “Estamos haciendo una encuesta…”, “Muy buenas tardes, con quién tengo el gusto…” son algunos de los comienzos con los que, al parecer, siguen funcionandole a los estafadores, logrando manipular a la gente con la propia información que ellos les dan para sacarles plata. Malditos.
• A menos que tengas lector que adivine el numero que llama, por lo general no sabrás de quién es la llamada entrante, lo que puede desembocar en que se trate de cobradores, vendedores, personas con verborrea y un sinfin de remitentes que uno puede filtrar con más herramientas desde un celular.
• Son llamadas equivocadas. No falta la persona que además de marcar mal, te corta majaderamente en el segundo en que le dices “está equivocado”. “Disculpas” y “hasta luego” paracen ser palabras extintas.
• Suena. Simplemente ese ruido, desagradable e invasivo.

La única razón que va quedando pra conservarlo pareciera ser para usarlo en caso de emergencias pero si se corta la luz y tu teléfomo es inalámbrico, sonaste, no funcionará. ¿Te sabes de memoria algún teléfono como para llamar por una emergencia? Yo me sé el de la casa de mi mamá y para de contar. Pero claro, sirven para bomberos y carabineros, eso sí. Tienen teléfono fijo en casa? Yo lo debería cortar.

Deja tu comentario