The Cure en Chile, sueño cumplido

100

theCure00
por Paty Leiva, fotos: ZeroZen

Para mí, todo comenzó escuchando a Erik Satie y a Elvis Presley mientras preparaban el escenario para la definitiva llegada de The Cure. Antes de partir se respiraba una calma ansiosa que ahora traduzco como felicidad verdadera. Open fue la canción que coronó un –idealizado– momento perfecto.

Eran tantas las ganas que me llegaba a dar miedo decepcionarme, pero por el contrario, salí mucho más conmovida de lo que pensaba, porque resulta que The Cure es mucho más relevante en mi vida de lo que tenía presupuestado. Desenterré canciones que de verdad no debo haber escuchado en más de 10 años, como Trust, que fue una verdadero cuchillo que no sólo me hizo recordar un momento, sino que me hizo sentir lo que sentí y me hizo mirar de afuera a la persona que fui. Muy intenso, demasiado quizás.

Una amiga me decía “yo no fui porque cacho los puros hits”. Pero eran tantas canciones que cantaron todos los hits! Y tienen muchos! escuchar en vivo Lovesong, Lullaby, Walk, Fascination Street, A forest (el comienzo fue emocionante), Push y Pictures of You parecía un verdadero sueño. Como cuando uno conoce a alguien que admira mucho y no lo puede creer, como cuando uno llega a un lugar que siempre vio en libros y ahora puede tocar, casi irreal.

Las canciones avanzaban, gloriosas, con esas intros eternas para disfrutar, canciones fugaces pero contundentes al fin.

Tras la primera pausa vino la parte más oscura: The Same Deep Water as You, Shake Dog Shake entre otras. Ahí puede ser que varios hayan sentido el paso del tiempo. Porque fueron 3 horas y media las que estuvimos parados mirando atentos lo que pasaba ante nuestros ojos y oídos.

Simon Gallup parecía llevar toda la responsabilidad en el bajo, estupendo con sus pantalones ajustados y su pelo rockabilly, parecía dedicar toda la atención al que, al menos para nosotros, no era un concierto más.

En la tercera parte, Robert Smith ya era nuestro amigo. Dijo que estaba cómodo “no sé si eso será bueno o no” (o algo así) en su inglés perfectamente británico. Hizo los más breves y adorables pasos de baile, sonrió mostrando esas comisuras que hacen que oscile entre lo tenebroso y lo dulce, sacó la lengua y giró los ojos como siempre lo vimos hacer en los videos. Remataron con puro éxito asegurado como Close To Me, Hot, Hot, Hot!, Boys don’t Cry y Why Can’t I Be You? para bailar como hace mucho no bailaba en un concierto. El remate con Killing an Arab me pareció inesperado, nunca pensé que la escucharía en vivo, y mucho menos con esos arreglos que dejan precaria la ya increíble versión original.

The Cure en Chile entró derechito a mis top 5 de conciertos de la vida. Precioso, perfecto, no sólo por ellos sino por la onda del público. Muy emocionante. Robert Smith se despidió diciendo que nos volveríamos a ver. Quiero creerle, total, los sueños sí se cumplen.

Para ver más fotos del concierto, visita nuestro Facebook.

30 COMENTARIOS

  1. Copio esto del post “The Cure, llegó el gran día”.

    Yo no sé si todos fuimos al mismo concierto o qué, pero ahí va.
    Debo decir que estoy muy choreada con DG medios. A los que estábamos en galería nos pusieron una pantalla que tapaba todo el escenario! Nunca vi a The Cure! Y más encima las imágenes de las grabaciones que aparecían en estas pantallas eran del tipo Festival de Viña en A&E Mundo.
    Lo más impresionante es que nadie se quejó. NADIE.

    El sonidista tenía un quilombo más o menos, con todo saturado, agudo, chillón. El set list fue un desastre, mal estibado… Francamente, el concierto sonó horrible, cualquier persona con paila se da cuenta.

    Puedo seguir pero no lo haré. The Cure, tus discos son bacanes pero en vivo eres como la callampa.

    • tienes razón, parece que fuiste a otro concierto, porque al menos para mí que estaba en cancha me pareció que hubo muy pocos errores de sonido, casi nada saturado y la voz de Robert era perfecta. Lamento lo que pasó con la pantalla que tapaba el escenario, anyway desde ahí no hubieras visto mucho más que a los músicos en miniatura y hubieras terminado mirando la pantalla igual (Y). Concuerdo en el setlist, creo que muchos nos “aburrimos” un poco como en la segunda mitad del concierto, lo pongo entre comillas porque, para alguien que disfruta verdaderamente de la música, era imposible aburrirse. También me quedé con ganas de escuchar algunos temas como Before three o Alt. end, pero creo que para tener la trayectoria que tienen, haber tocado 3 hrs y media como si nada, es algo para destacar. Le advertí a mis amigas que lloraría y en High fue la primera vez de la noche ajajajaja imposible no emocionarse con esas letras tan sencillas/profundas a la vez, que con palabras simples expresan todo el amor que uno puede sentir por otra persona.
      Amor de por vida a Robert, sus gestos y bailes extraños, me parece uno de los seres más amorosos de la tierra y me dieron ganas de abrazarlo <3

    • Es cierto que DG medios tuvo falencias. Yo estuve en Andes y mucha gente que llegó tarde no tenía dónde sentarse. Y no es que no quedaran asientos, el problema fue que los espacios disponibles estaban demasiado diagonales con respecto al escenario, por ende desde esas posiciones poco o nada se podía ver de él. Por eso muchos se tuvieron que hincar en las salidas de emergencias o las escaleras. Otros optaron por permanecer en pie dificultando la vista de las personas que estaban sentadas en sus respectivos asientos.
      Por lo demás, el concierto desde Andes se escuchó excelente. A ratos el bajo y las guitarras sonaban un poco saturados, pero fue en momentos puntuales. En general el sonido fue muy bueno.
      El setlist me encantó. Es cierto que hacia el final de la primera parte el público se mostró algo frío, y no muchos estaban familiarizados con las canciones del primer bis. Sin embargo, al mismo tiempo, pude ver cómo muchas personas disfrutaron a concho canciones como Charlotte Sometimes, Cold o The Hanging garden.
      Como sea, creo que fue una jornada agotadora, con un sol implacable y una espera que pareció interminable. Pero luego del tremendo show que mostró la banda show todo aquello parecen nimiedades. Luego de las 42 canciones de The Cure pienso que todos los futuros recitales me van a parecer mezquinos, mal que mal no todas las bandas tocan 3 horas y media.

  2. Al principio pensé en no ir, pk dije, “igual me gustan harto, pero no conozco todos sus temas”! Pero despues dije, “No, tengo que ir” jaja así que fuí y de verdad, creo que ha sido la plata mejor gastada de la vida, los vi desde Andes, y aunque no se veía el escenario completo, el audio era perfecto, Robert tiene una voz increible, tocaron todas mis canciones favoritas, las que escuché cuando iba a la blondie o al Carrera, las que me acompañaron cuando estudiaba, pero la que mas me emocionó fue Lullaby, esa canción me recuerda un momento brigido de mi vida, y fue heavy cuando escuché los acordes de esa canción … una amiga con la que fuí, que de verdad es FANS de ellos, lloró cuando los vió salir al escenario, fue un concierto perfecto, un concierto muy dificil de olvidar…

  3. yo más bien conocía los hits y no tengo tanta historia personal con The Cure, pero disfruté harto el concierto y estuve de pie bailando las 3 horas y media que duró, aunque desde cancha general me pareció que se escuchaba un poco bajo…
    Mi momento preferido fue la penúltima canción (10:15 Saturday Night), que fue la que sentí lejos más apasionada y potente.

  4. Yo estuve en Pacífico lateral (mi no fanatismo era el suficiente para pagar esa entrada), y valio 100% la pena. Fue un concierto perfecto! Los temas (yo conocia los más oreja, pero me emocionaron todos), la calidad de músicos de Robert y compañía, el audio casi casi perfecto… Las 3 horas se me pasaron volando! Para mi.se transformo en el top 1 de mi lista, por la impecable calidad. No he parado de escuchar el setlist desde ayer!

  5. Yo fui a galería y fue perfecto.. Es lejos uno de los mejores concierto que he escuchado, las visuales increíbles, la ambientación, el sonido, y para que decir ellos..Robert con una voz intacta. Con un setlist redondito, romántico y eufórico. Baile, salté, grité, reí y lloré. 😀

  6. Definitivamente no, ¡fueron fantásticos! yo estuve en galería escuché estupendo y todos quienes estábamos ahí salimos felices.
    Lejos lo mejor… únicos y genios como siempre!

  7. Viaje desde Concepción y como alguien dice arriba es la plata mejor gastada, INVERTI en pacifico bajo porque como una muy buena amiga me dijo hemos esperado una vida y no estar en una buena ubicación sería nefasto, este es mi primer concierto en el cual el artista canta 3.30, nunca antes lo había vivido y lo mejor es que suena como en el disco… conocía casi la mayoría de los temas, los que no los disfrute mucho.
    Vale la pena cuando un artista hace lo que Robert en el escenario “hacer lo suyo”
    GRACIAS THE CURE!

  8. Yo fui feliz. No veía mucho, pero a medida que la gente se iba yendo podría verlo pequeñito desde cancha. Canté, bailé, en el receso estiré mis piernas que me dolían y luego seguí bailando. Robert me sorprendió con su voz mágica e intacta de principio a final del concierto. Creo que no había que ser fanático para pasarlo bien, pero yo soy bien ochentera y lo pasé ES PEC TA CU LAR!

  9. Soy fan de toda la vida y a pesar de ello, fui con bajas expectativas: los registros en vivo, como la pulcra, pero fría y demasiado perfecta Trilogía, definitivamente son incapaces de captar lo que entregan en directo: fuerza, sentimiento, y cadencia in crescendo para llegar a remates furiosos y perfectos. La voz y el sonido -salvo quizá al comienzo- fueron impecables (al menos desde Andes) y las versiones de los viejos clásicos sonaron frescas y potentes. Sin duda, grandes aportes el guitarrista Gabrels y por supuesto, el regreso de O Donnell en teclados, para el mejor concierto que he asistido.

    PD: A los que encontraron cara la entrada, un pequeño ejercicio: dividan lo pagado por 42 ¿aún encuentras caro pagar tan poco por escuchar una canción en vivo de una superbanda? Yo, de lo único que podría arrepentirme es no haber ido a cancha VIP 🙂

  10. Yo soy fanática, pero mi novio que tiene unos años más que yo los ama! en “A Forest “se paró en galería y le gritaban “sientate wn” pero el estaba hipnotizado por las emociones de tantas cosas, un primer tema sacado en guitarra, la adolescencia, las sensaciones…ese momento para mí fue amarlo más ya que la música destaca la personalidad, te hace mejor, te enamora…
    Me encantó el concierto, hay detalles que es verdad se pueden criticar, la pantalla pequeña, el escenario estaba muy bajo, los camarógrafos no estaban en todos los gestos, pero sobre todo ello nunca olvidaré bailar tanto en la última parte, donde todo galería se paró, aplaudir hasta cansarme, disfrutar y soñar…

  11. Muy emocionanda! desde siempre iba a ir, era como EL grupo de la vida que me faltaba ver en vivo (de la vida, me refiero de toda mi adolescencia y fan). Nunca esperé que sonara tan bien, que R.S. no tuviera niuna falla vocal, q sonara tan lisa su voz, tan perfecta, tan real. Y lo que más me gustó, que todos los temas sonaban mejor q en los discos que escuché toda mi vida. Quizás era porque escuché mucho casete, me dijeron….quizas. Cada parafraseo distinto al original. Demasiado secos, demasiado felíz estaré por un buen rato. Y tambien quiero creer q los volveré a ver.

  12. Uuuuffffffffff, que concierto. Con unos amigos viajamos desde Tomé, mucho calor y cansancio pero valió absolutamente la pena. Un concierto “redondito”, buen sonido, una puesta en escena sin parafernalia, la voz de Smith sigue siendo la misma de 30 años atrás, haciendo “su pega”, nada de diálogos weones pa ganarse al público, sólo necesitaron su música. Decir que son “puro maquillaje” y look es muy mezquino, la calidad quedó a la vista, más bien al oído.
    Y si bien es cierto la entrada era bastante cara (fuí a cancha frontal o vip), no cualquiera toca 42 canciones en 3 horas y media de show.
    Podrá parecer exagerado, pero muchos momentos de mi vida pasaron por delante al cerrar los ojos y escucharlos en vivo.
    Saludos

  13. Sólo sé que puedo morir en paz, siempre pensé “nunca los veré por la chita”, todo el domingo estuve ansiosa…vivir eso fue increíble. Igual me faltó A letter to Elise y y Jumping someone else’train, pero da lo mismo, escuchar trust o want y llorar como quinceañera…ay, indescriptible lo que sentí.

  14. me encanto el concierto lo vi desde andes se escuchaba la voz de Robert impecable, aunque me falto una cancion “Never Enough” aun asi me encanto que tocaran tres horas y mas senti que la deuda con el publico chileno por la espera eterna de su venida fue saldada!

  15. Definitivamente el mejor concierto de mi vida y lejos, de los mejores que ha habido en Chile, espectacular, completo, maravilloso, redondo de principio a fin…
    Desde Andes se vio y escuchó espectacular, la voz de Robert Smith sonaba idéntica a los discos, simplemente fueron de las 3 1/2 horas mejores de mi vida

  16. viaje con mi señora desde copiapo a stgo solo para ver a the cure banda q he escuchado desde los 80, esperaba un concierto bueno y largo dada su trayectoria, pero estar ahi en cancha y escuchar un magnifico sonido de la banda la voz majestuosa de robert, si hubo fallas fue el sonidista, pero cada tema con una version distinta a la original fue sensillamente fantastico nunca se me va a olvidar este concierto gracias DG medios por traer a esta banda a chile. miguel y katy

  17. Al comprar la entrada tenía terror de que a don RobErT le diera la chiripiorca y no subiera al avión…. lo ví, lo escuché y fui feliz!! Recorrí varios capítulos de mi vida… Lloré con pictures of you, reventé mi garganta con in between days, salté como mono en killing an arab!! Me quedé hasta que prendieron los matamoscas del estadio… Y lo mejor de todo NO FUI LA ÚNICA!! gracias por traer hasta el fin del mundo a the cure!!!! Y si lo vuelvo a ver por estos lares, don RobErT incluya “a letter to elise” ya? Le AmO!

  18. Estoy demasiado de acuerdo con lo que escribiste del recital de The Cure,estoy hasta el dia de hoy rayando la papa con ellos,cumpli un sueño muy importante en mi vida musical,llore de la emocion,no lo podia creer que los tenia ahi en frente ,escuchando su linda voz que esta intacta,Robert Te amooo por siempre gracias por venir a Chile.
    espero verlos de nuevo.

  19. Yo tuve la fortuna de ir a cancha vip, gracias a mi novia, regalo de cumpleaños (desde su visita a Argentina hace tiempo atras, espere por algo asi), justo ese dia; podría decir que The Cure tocaron para mi cumpleaños

Dejar una respuesta