Visitas del pasado

222

avion
por Paty Leiva, foto: Eleonora Aldea

Una de mis mejores amigas del colegio me viene a visitar. Ella vive en México y la última vez que nos vimos fue hace 9 años, cuando yo fui para allá y su primer hijo acababa de nacer. Ahora viene con marido y sus dos niños. Nuestras medias naranjas se conocen así que todo es demasiado buena onda.

Yo también tengo 2 hijos y aunque con mi amiga nos conocemos desde los 12 años, no nos hemos visto de mamás. Nunca hemos perdido contacto, por lo que tenemos cierta noción de nuestra nueva faceta, pero ahora la viviremos en vivo y en directo.

Estoy encantada con la idea de que mis niños y los suyos se conozcan, es como una felicidad elevada al cubo. Me emociona obviamente por el cariño que le tengo a ella, pero también por la suerte de que mis niños tendrán amigos en otro lugar del mundo. Conocer otro acento, palabras nuevas y acercarse más a una cultura que ya les es un poco familiar porque yo les transmito cosas siempre, pero de una manera más directa y cercana.

Para qué decir las ganas que tengo de sentarme a tomar café con ella, a pasear con ella, a echarme en un sillón a hacer nada con ella! Siempre pienso en ese llamado del afiche de la película Cuenta Conmigo que dice que no hay amigos como los amigos que uno tiene a los 12 años, por lo que emocionalmente esto segura de que será una montaña rusa. Quiero que conozca a mis amigos y por fin los astros estén alineados y poder tener a (casi) todos mis seres queridos en un solo lugar.

No puedo esperar a que llegue.

15 COMENTARIOS

  1. qué lindo!
    tuve una experiencia similar hace poco, pero menos “intensa”: ninguna de las dos somos mamás, y mi amiga vivía en valdivia (no en otro país, jaja), pero creo que la sensación es la misma.
    llevábamos 6 años sin vernos, sólo mandándonos mails y fotos y hablando por telefono, pero cuando nos reencontramos fue como si hubiéramos estado juntas todo este tiempo!

  2. Cuando me junto con mis amigas que son mamás al final lo que menos logramos hacer es ponernos al dia nosotras… entre los “quiero leche” “mamaaaaa” “quiero pipi” ” me hice” “hora de comer” “hora de dormir” lo mejor es dejarle los hijos a los hombrones y hacerse humo una tarde entera.
    No hay como las amigas de la infancia!

  3. Yo cuando volví a méxico después de mi separación con mi ex marido, volví a méxico, me entienden?
    Bueno, la cosa es que cuando volví a méxico yo ya estaba separada de mi ex esposo, me explico?

    Ya, el punto es que cuando me encontré con mis ex compañeras de la preparatoria ahora ya de grandes, y con hijas y todo ni las reconocí…
    eso es todo lo que puedo opinar…

  4. Hola zancada! esto no tiene nada que ver con el tema, pero hace varias semanas les envíe un correo, ustedes me dijeron que les enviara no mas las fotos, y no me han respondido, quisiera saber si al final les pareció o no.

    Saludos

  5. Hace mucho tiempo atrás tuve una visita del pasado, era un viejo, el viejo era zapatero, cara de bonachón, con su característica nariz roja, fue extraño, pensé que lo había olvidado, recordaba su boina su cotona impregnada a ese olor a cuero, me sonreía y me pasaba un martillo una cotona hecha especialmente para mi y unas tachuelas, para que aprendiera el verdadero arte de remendar lo ajeno, eso fue hace tiempo, fue un sueño, hace muchos años que no veo a mi abuelo.

  6. Tengo a mi amiga del alma en New Zeland, la extraño montones estamos siempre conectadas, pero siempre esta la necesidad de reírme con ella de eso que sólo juntas entenderíamos, de caminar conversar o sólo acompañarnos sin decir nada, la extraño y espero podamos vernos más seguido que en 9 años y si no es así serán 9 años acumulados de cariño y ganas de decirle bienvenida 😀

Dejar una respuesta