No puedo botar mis revistas

No puedo botar mis revistas

27 50

revistas
por Paty Leiva

Me acabo de cambiar de casa. No puedo decir que no estaba acostumbrada porque sacando cuentas he vivido ocho mudanzas en mi vida, pero nunca será algo fácil. Menos aún cuando tienes mil cosas más que hacer y tu cabeza tiene que repartir atención y energía entre marcar los uniformes de mis hijos, conseguir cajas para embalar además de las labores diarias.

En las últimas mudanzas me ha penado el mismo tema: las revistas. Las amo, me gustan tanto que me suscribo a ellas, las encargo, las miro y las conservo como pequeñas joyas, pero en el momento que hay que trasladarlas y volver a darles un lugar en el nuevo hogar, me pesan literal y abstractamente. Pero desprenderme de ellas es aún más difícil.

Siempre pienso que en algún momento las voy a volver a necesitar, que las voy a querer ver más adelante, que después van a ser de culto (como mi preciada Vogue Septiembre 2009) o porque marcan una época. Otras razones para guardarlas son porque provienen de un lugar lejano y me costó mucho conseguirlas; porque la revista se terminó y no la editaron más; porque trabajaste o colaboraste en esa edición o porque aparece alguien cercano publicado.

También pienso que el día que ya no me interesen, le servirán a mis hijos para hacer collages bacanes. En fin, tengo una interminable lista de excusas.

¿Les pasa? ¿Sienten devoción por las revistas? ¿Cuáles conservan? ¿Les parece un objeto preciado, o las dejan pasar a mejor vida sin hacerse mayor problema?

NOTAS SIMILARES

14 2169

27 Comentarios

  1. no las botes!!!! Son recuerdos, es tu vida, tus gustos, y tus hijos de grandes agradecerán poder revisar esas revistas contigo y tú contándoles qué estaba de moda, quién es la de la portada, etc.
    Yo aún tengo guardada la revista en papel de la Tercera de los días viernes tipo 1993 o 1994, que era como la zona de contacto, no me acuerdo el nombre! pero no las pienso botar, algún día las hojearé de nuevo.

  2. Yo estoy igual, ocupan tanto espacio como mis libros y son igual de preciadas. Tengo suscripción a varias revistas gringas y chilenas y son pro, pero ya no tengo dónde dejarlas.

  3. Tengo muchas guardadas, pero otras las tuve que botar. Lo que hice antes es revisarlas página por página y sacar las que me interesaban. Esas las tengo guardadas en carpeta y reduje muchísimo el espacio

    • Hay algunas revistas de colección y merecen ser guardadas con cariño, como en un lindo baúl de recuerdos…pero, a veces acumulamos de todo y es importante darle aire a los espacios, reciclar…hay varias organizaciones que van incluso a tu casa a buscar diarios y revistas. Por mi parte, opte como Ale T, compre unas carpetas con fundas transparentes, revise mis revistas y me quede con las paginas de reportajes que más me gustaron…el resto, reciclaje.

  4. Estoy en las mismas!! estoy repleta de revistas maravillozas que se han transformado en mesas de centro, mesitas para maceteros y varios etceteras mas! Y siempre sirven para algo! Las referencias de revistas tienen esa “magia” que internet no tiene

  5. Tuve q regalar / botar hace un par de semanas mi colección de Vogue de los ultimos 3 años… El espacio es finito y mis zapatos lo necesitaban…

  6. Me paa lo mismo, a mi y a mi madre. Pero obvio que no hay que botarlas, las usamos como decoración, puedes hacer un cerro y ordenarlas de cierta forma, buscar una manera ingeniosa para que sean parte de tu casa. es lo máximo hacer eso!!!!! P

  7. Mmmm yo boto las revistas, pero las únicas que tenemos en la casa son la revista Mujer de La Tercera o las que vienen el sábado en el Mercurio (Sábado y VD). Si juntara revistas serían revistas de colección obvio, como la JOIA por ejemplo, ese estilo, de diseño, que casi parecen libros, pero las que acá tengo a la basura o a reciclaje no más, la VD la guardaría, sirve de guía y tienen muchas ideas, pero por lo general no se guardan.

    Paty si guardas revistas por algún trabajo o por alguien en especial porque no recortar esa parte y guardarla en un álbum?? de esos grandes de hojas negras? quedan lindos ahí archivados, se reduciría mucho espacio. Es que me carga acumular cosas, para mi lo justo y necesario. Al final en internet hay de todo, sorry por las nostálgicas.

  8. Siiii, mi vida ha sido siempre un cambio asi es que lamentablemente muchas de mis colecciones de revistad ya no van conmigo en este ascenso a la cumbre porque hay aue ir eliminando la carga. recuerdo el tremendo lote de revistas “tu” y ” miss 17″ de mi adolescencia o lad de decoracion de la tercera, las “paula” las conservo, pero he tenido que botar muchas, una lata!!!!!

  9. creo que mi gusto por tener revistas en la casa es culpa de mi papá y su coleccion de reader’s digest … era la unica revista que compraban!
    (igual aprendi a quererla con el tiempo)

  10. yo tenia muchas kerrang y metal hammer, al final las regalé y otras las dí para que las vendieran, una verdadera pena, si hubiera tenido harto espacio las habria guardado, era un sin fin de conocimiento, aprendí tanto.

    Las cosmopolitan las fui botando más rapido porque si uno las lee ve que hasta los artículos se repiten, cambian las fotos solamente.

    No les pasa que cuando toman una revista vieja como que recuerdan todo lo que decía y pierde algo de gracia? a mi me pasa eso con los libros también. Igual es entretenido ver las revistas y notar como han cambiado las cosas.

  11. A mi tbn me gusta guardarlas y pasa el tiempo y dígome…y esto no lo leíste o qué linda tal o cual cosa….es algo que les molesta a los hombres,pero como no me importa..me da lo mismo…!

  12. Para mi es terrible pensar en botarlas tengo muchisimas y deje unas muchisimas mas en el depto de un amigo las compraba mientras vivi con el y aumentaron mi coleccion, pero se que deberia pensar en verde, reciclarlas o algo por el estilo pero no puedo sencillamente me niego serviran para un collage que en un futuro cercano no hare ( un pequeño problema de iniciativa ).
    Ademas la moda siempre vuelve es necesario recordar que era lo que se llevaba

    Saludos niñas !

  13. Mi novio odia mis revistas y me dice que el día en que vivamos juntos probablemente me las botará!!!Obvio que son mías, las amo y nadie, pero nadie me las bota sin mi permiso, pero es un problemas buscarles lugar. Ahora estoy con mi familia en casa de unos familiares y me las traje igual, en una maleta las dejé… y ahora que leo este post no sé si guardé las Ragazza (revista española para adolescentes bien moderno para esos años terminando los 90).

  14. Si forever. Al igual que en las fotos, en mi pieza solía tener una pila de revistas de casi medio metro de altura. Hasta que la otra vez por obligación propia bote la mitad de las revistas, que ni siquiera fueron a dar a la basura sino que se repartieron por otros lugares de la casa, porque justo por esos días llegaron unas primas que se hicieron chupete las revistas. Es como un mal familiar. Y las que quedan siempre digo que son para hacer collages pero con suerte he llegado a la etapa de hacer unos pocos recortes y nada más ajjajajaa Puedo botar ropa, cuadernos, cachureos, pero las revistas y los libros uff se quedan por siempre.

  15. Veo que no soy la única…jaja!! me encantan las revistas, al menos a las que estoy suscrita.Pero el tema del espacio me complica.He optado entonces, igual que los post de más arriba, en sacar lo que más me gusta y archivarlo, en reciclar otras y también, he recorrido algunas peluquerías y oficinas de dentistas ofreciendo las que ya no me gustan tanto, pero que me niego a botar; así creo quedan en buenas manos y otros las disfrutaran..:)

  16. No las boten!! Yo agradecí las Eva que estaban en la casa de mi abuela, desde que era niña y hasta ahora. En esa casa había hasta un traje de baño antiguo, tipo años 20, que era lo más! Piensen en el futuro, los hijos, nietos y futuras generaciones lo agradecerán. Yo por lo menos lo hice.

  17. Durante más de diez años compré una revista de cine mensualmente. La pila de revistas era enorme, no podía botar ni un sólo número, porque sí las hojeaba de vez en cuando. AL final decidí que el desorden era demasiado y me estaba quedando sin espacio, así que recorté las fotos que me gustaron, hice un collage gigante que enmarqué y lo tuve en mi pieza por años.

    Ya no compro revistas. A veces me llega alguna Vogue o Paula de regalo y las atesoro, pero el primer paso fue dejar de comprar revistas. Difícil.

  18. me pasó lo mismo!!! cuando atesoraba mis cosmopolitan, sin embargo en en la última mudanza decidí donarselas a la hija adolescente de una amiga que seguro le servirán mas que a mi.

  19. A veces pienso que tengo el mal de Diógenes, porque hasta las revistas promocionales de multitiendas las guardo. De repente me da la tontera y boto todo, excepto mis Vogue, que están en un lugar destacado en la mesa de centro del living

Deja un comentario