Mi lugar favorito de Santiago

135

lugarfavorito
por Cristóbal Carrasco*

No sé cómo empezó, pero de un momento a otro comencé a decirle a la gente que mi lugar favorito de Santiago era el patio de la universidad donde estudié. Cuando lo dije tuve el temor de parecer nostálgico, pero por sobre todo, temí no ser correspondido. No por el patio, sino por quienes conocí allí, por quienes me hice amigos en ese patio y a quienes quise en ese patio.

Intentaré no arruinar ningún capítulo de ninguna serie, pero en una escena de House of Cards, Kevin Spacey busca en el medio de una tarima una palabra que le ayude a definir esa sensación medio vergonzosa, medio decidida, que produce el pasado que uno se atreve a admirar. Cuando Spacey encuentra la palabra y dice “armonía”, en medio del silencio y de la expectación, uno sabe que eso es justamente lo que hubo: por varios años, unas pocas personas mantuvieron un mismo tono y un mismo deseo y una misma intención.

No debería decirlo, pero yo intento mantener ese tono, aferrarme a él. Hace unos meses, mi primera amiga de la universidad empezó a trabajar en el barrio donde yo trabajo, y cuando nos juntábamos a caminar en esos intervalos propios del tiempo asalariado, tan distintos a la universidad, tuve la leve noción volver a ese tono. En esos mismos días me junté en el patio de la universidad con un amigo que trabaja ahí, y nos quedamos un rato, tontamente, sentados en las escaleras del patio del campus. Supongo que esos gestos son los que me hicieron concluir que ese patio era mi lugar favorito, y que prefiero pensar en él que en en otros lugares que quizás sean mejores, pero no son míos.

*zancudo invitado

24 COMENTARIOS

    • Saudade es una palabra tan linda. Describe ese sentimiento de nostalgia tan profundamente que emociona. Es mi palabra favorita del portugués.

  1. Me pasa eso con la calle Huérfanos, entre Santa Lucía y Mac Iver. Me gusta tanto todo ese tramo y han pasado cosas tan importantes en mi vida en la zona, que cada vez que camino por ahí siento que es un poquito mía.

  2. A mi me pasa con el sector Bandera-Estación Mapocho es un lugar tan feo, pero en el que he pasado etapas que han marcado mi vida, para bien y para mal, por eso me siento parte de ese paisaje

  3. Yo amo mi universidad, el patio central, las escaleras viejas de madera, las salas de doble altura, el eco y el silencio de la noche. En ese periodo me sentí comprendida, querida y en paz conmigo misma y con las personas que me rodeaban. Este año tengo la posibilidad de volver a hacer clases y estoy emocionada, porque a pesar de que no somos las mimas personas, recorrer esos pasillos me emociona y me siento en armonía.

    saludos

  4. Creo que el forestal…cuántos recuerdos, risas, lágrimas, gitanas, amigos, vendedores, espectáculos…cuanto de todo eso que hice mío…sin lugar a dudas mi lugar en Santiago!

  5. La entrada con las columnas de piedra, ese es mi favorito. Cada vez que pasaba por ese umbral sentia diferentes sensaciones, sueño, frio, nervios, alegría, en fin. Hasta que al final ese lugar ya pasó a formar parte de ti, aunque a veces no quieras entrar por el nunca más…
    Lindo, me gusto mucho el post.

  6. me gustó mucho tu post, yo congelé la universidad y este año vuelvo a terminar y cuando ingresé nuevamente a la U, sentí una sensación rara, recordar tantas cosas buena y malas, amigos que ya no están, comer del sexto piso mirando la capilla de lord cochrane, en fín, ahora estoy sola porque mis compañeros ya terminaron, pero son etapas que uno debe seguir y que siempre recordaré

  7. Me pasa algo parecido en el barrio universitario… Tanta protección, alegrías, tristezas; coqueteos que viví a lo largo y ancho de la calle ejercito… Siento que este año me llenare de nostalgia por no tener que pasar todos los días x ahí…
    Saludos!!

  8. A mi también me pasa eso con la calle ejército y república, aunque ahora están súper diferentes, siempre hay una nostalgia asociada al caminar por esas calles, la más recurrente es sentir que fue hace muy poco y ya han pasado más de 10 años en aquellos periplos! Ahhhh, que vieja estoy

  9. Mi lugar favorito de Santiago es el parque de las esculturas, pero en relación a las sensaciones producidas, me quedo con la salida del metro baquedano, subir esas escaleras me produce cada vez esa misma mezcla de sensaciones que hace tres años atrás cuando llegué a hacer mi internado y amé vivir en Santiago 🙂

  10. Te pasaste. Gracias por tu post.
    Y que esa armonía nunca te deje . un abrazo !
    yo tb volveré a ese lugar favorito, que solo tiene historias.

  11. Me encantó este post, nunca lo vi de esa forma, una vez caminando cerca de la estación Universidad de Chile le dije a un amigo que si no viviese en Stgo ese sería lejos el lugar que más extrañaría, me preguntó que cual era el encanto y yo solo pensé “no se, tantas cosas de mi vida han pasado aquí, es como parte de mi vida”…. ahora tu post me hizo pensar en eso, que no supe definir, ahora lo entiendo un poco más.

  12. Este post me llega en muchos niveles, este es mi penúltimo año de U y cuando estoy allá realmente se siente como en casa, la práctica me hizo darme cuenta que la libertad de los años universitarios es una etapa que debo disfrutar a concho!
    Lindo post!

  13. el parque bustamante, es donde iba todos los dias casi despues del coelgio y donde he empezado y terminado relaciones sentimentales muy importantes uff

  14. Sin duda, caminar por Merced entre Miraflores y Lastarria, luego cruzar y seguir por ésta última, recorriendo todos sus recovecos, pasajes, vitrinear, ojear las ferias de antiguedades y de libros. La ruta termina en el GAM, junto con mi pololo, que lo hemos bautizado como “nuestro rinconcito” de la ciudad.

  15. Te entiendo muchísimo, que loco esto.

    Soy egresada de la misma facultad y el semestre pasado me di cuenta que ese patio es un lugar muy especial para mí. No lo había visto de la misma manera que tú, pero luego de estudiar los 5 años de pregrado y pasar ventanas, fondas, almuerzos y un montón de cosas más ahí, me encontré escribiendo y pensando en muchos recuerdos que me generan sentimientos encontrados. A pesar de eso, siento que pertenezco ahí. Es extraño.

    Ahora leo la historia de alguien que quizá estuvo en el mismo momento que yo, pensando cosas inspiradas por el mismo lugar. El mundo es un pañuelo.

    Saludos!

Dejar una respuesta