La liberación de dejar de necesitar lo que no tienes

144

liberarse
por Sur en Cocavi Horizonte*

Me acuerdo clarito de cuando me contaron que vendría Pulp a Santiago. Me alegré, miré el calendario, mi cuenta corriente e inmediatamente supe que no iría. El día siguió tranquilo y sin novedad.

Pero vivir así la venida de un artista/grupo que me gusta es algo que no siempre fue de ese modo. Los más de mil kilómetros que por voluntad me separan de la capital me han hecho tomar distancia, obviando la física, de tantas cosas que antes eran cotidianas para mí. Ir a un concierto era parte de las posibilidades. Como tantas otras cosas: matrimonios, nacimientos, bienvenidas, despedidas, espectáculos…

Pero ya no. No es cotidiano y no es un tormento, como lo fue en un principio, cuando hacía hasta lo imposible por no perderme nada. Ahora no me importa. Y esa es una sensación que me encanta experimentar. No es ser insensible o desmotivada, es que ahora mi vida es más fácil y me siento feliz con ello.

De lo que hablo es de la liberación de algo que necesitabas y de pronto ya no. Y no solo ya no lo necesitas, sino que además te sientes en paz con eso. Es como cuando, finalmente, se supera genuinamente y en tranquilidad una relación que ya no sigue y que hace daño.

Esa sensación liberadora debe ser de las más preciadas para mí en este momento. No hay nada mejor que no ansiar cosas que no tengo y que, al final de cuentas, no tiene tanta importancia.

*Todos los viernes estamos en @cocavihorizonte con Ina Groovie y Virginia Demaría, de 1:30 a 2:30 pm en el 103.3, Radio Horizonte

23 COMENTARIOS

  1. me di cuenta que de lo único que necesito desprenderme es de mi obsesión por mi estado físico, la grasa acumulada y lo mal que me queda el bikini desde hace un par de años…si esto no fuera lo que me mueve sufriría menos es cierto, pero me ahorro enfermedades para cuando sea vieja…lo que necesito, es desprenderme de la sensación de frustración de no ser como era hace 5 años atrás.

  2. de verdad pensé que era la única persona a la que pasaba esto, haha que agradable saber que hay otro que le pasa lo mismo, es la raja!!! Como dices tu, es liberador!

    saludos

  3. No hay nada mejor en el mundo que liberarte de todo, no aferrarte a nada, abrazar la vida sin mirar por el escaparate de una tienda como los demás son felices en pareja, o su ropa, o vacaciones, hijos, autos, etc.

    No necesitamos nada de eso para ser felices, y cuando lo somos ya no hay ruido interior, hay paz, calma, equilibrio, ninguna necesidad de salir corriendo por la vida, solo las ganas de disfrutar, de respirar hondo y sentirte vivo, receptivo al mundo, sin necesitar nada, y solo con ganas de dar a los demás.

  4. me pasó que viviendo en otro país, de primera echaba todo de menos, después fue disminuyendo esa sensación, hasta que lo único que podía recordar que extrañaba era comerme una marraqueta con palta jaja

  5. Totalmente identificada, también me fui al sur y de a poco he dejado atrás no sólo eventos en lo que no era imprescindible, sino también, he dejado de necesitar cosas, comprar, eso de “necesito una cartera de otro color” suena tonto, pero también es liberador.

    Saludos!!

  6. Totalmente, uno es más libre mientras más se desprenda de las cosas. Soy del sur y cuando llegué a santiago la fiebre por comprar y tener cosas me atrapó. Ahora disfruto cada vez que voy a mi ciudad natal y vuelvo a disfrutar de las cosas simples, de ver una planta que floreció, de comer cosas ricas y sencillas, de que me dé lo mismo si me perdí el concierto, si no he visto tal película, si no tengo plata para hacerme la manicure, o si no tengo el último smartphone de moda… eso es liberación. Empiezas a preocuparte por lo esencial e importante y dejas de perder tiempo en webadas.

  7. justo en ese concierto de Pulp una amiga se encontró con una colega que trabaja en Punta Arenas y vino por el día. tuvo la fortuna que fuera fin de semana. estaba sola y eso me hacía pensar en que la necesidad muchas veces está disfrazada de compromiso, de costumbre y de diversión colectiva.
    en este momento me encuentro pasando por un estado similar de tranquilidad y se lo achaco a la edad. ya pasé por distintas ganas irrefrenables y los nervios que provocan satisfacerlas, ahora me mido naturalmente porque siento que nada por última vez y que hay otras cosas que me importan más.

  8. El año 2012 debo haber ganado la mitad , o menos, de la plata que gané el 2010 y el 2011. Ni hablar de comprarme todas las cosas que me compraba antes, de salir a cuanto restaurant nuevo habia, de gastarme la mitad del sueldo en ropa nueva. Pero me sigue alcanzando para vivir y me di cuenta de que puedo vivir tranquila con muchas menos cosas materiales, que no es necesario andar cambiando todo compulsivamente y que si la cortina del baño está media fea…A quien le importa? A mi ya no, total se cambiará cuando haya mas plata. Ni les digo que me siento mucho más tranquila, y aunque extraño los lujos tontos que antes me daba -arrasaba con cuanto groupon habia- vivir con lo justo es mejor y más tranquilo.

  9. Me encantó. Pasa eso cuando uno se da cuenta que hay otras cosas que están ahí mismo que uno quiere más. A mi me cuesta separarme de lo que quiero. Pero cuando la cuenta corriente te hace burlas, se siente una paz demasiado peculiar

  10. Es el mejor post k he leido… Aterrizar es lo k la edad nos va dando, las prioridades y abrir los ojos en k ya nadie nos dirige sino que somos dueños de nuestras acciones… Libertad!!!!

  11. Me identifica mucho tu post porque me paso exactamente lo mismo con Pulp… años, la adolescencia entera esperando que vinieran y cuando al fin se juntan y deciden llegar a Chile yo tenía que trabajar, al principio me compliqué entera “pido el día libre, me enfermo, etc” pero después realmente me dio lo mismo, yo los sigo escuchando en el ipod feliz y no siento que me haya perdido de nada, es más, no me endeudé (como para radiohead) así que de alguna forma, salí ganando (?)

  12. Estoy viviendo de dos maneras distintas esto mismo, por una parte me vine a vivir a una isla donde la variedad de panoramas tipo teatro, concierto, etc, es casi nulo, además de no poder asistir como tú dices a cumpleaños y eventos importantes de familia y amigos, aveces se echa de menos, pero igual rápidamente te olvidas de todas esas cosas porque encuentras otras. Estoy en lo mismo a nivel amoroso, pero eso es un poco más doloroso, pero somos animales de costumbre, así que la lejanía de la persona querida luego probablemente se vuelva un hábito, la vida sigue y quedarse estancado en un momento y en una persona es lo menos sano, eso es lo que no debemos olvidar

  13. Me encantó esta reflexión Sur y la comparto. A veces uno pasa problemas económicos y sucede lo mismo. Llegar a sentir esa liberación por necesitar cosas es una tremenda lección.

  14. Entiendo y comparto esta reflexión cuando es aplicada a lo material, pero creo que si llega el día en que me de lo mismo perderme alguno de mis pocos grupos favoritos, significaría que estoy media muerta por dentro. Pero son cosas de prioridades no más, feliz cambiaría el aire puro y tranquilidad penquista por poder ir más a conciertos.

  15. Que buen post!! Me hace muy feliz pensar que fue atrás una relación que me atormentaba y que no podía dejar ir, y en realidad está todo en nuestra mente y voluntad

  16. Es bueno llegar a ese estado de desapego. Detras de tu articulo se esconde un espiritu muy budista. Sin embargo, para lograr eso, hay que vivir el retiro, tal como te ocurre a ti.

    Yo, como vivo en la quinta region, Santiago me queda al lado, y la angustia de no ver a Pulp siempre iba a ser mas grande que todo. Despues de cantar Sorted for e’s & wizz bajo un cielo de estrellas y lasers verdes, puedo decir que valio la pena haber sido ‘consumusta’ para poder acceder a vivir una experiencia que habia imaginado desde hace mucho tiempo atras.

    La clave esta en no quererlo TODO, sino solo aquellas cosas realmente especiales (y no todas son comprables). Saludos!

  17. Me paso lo mismo ahora con The Cure…
    y efectivamente ya cambie el switch y creo que atine el año nuevo pasado cuando despues de patearme mi pololo el 31 de dic, el diario del 1 de enero tenia un articulo maravilloso sobre la felicidad, y decia en buenos terminos que ser conformista te hacia mas feliz, por que sinceramente, no estas siempre esperando mas de la vida y aprendes a valorar lo que hay.
    piensenlo objetivamente y no vean negativamente la palabra “conformismo”

Dejar una respuesta